Razas de gatos pequeños

Pequeño, pero matón: la popularidad de los gatos de razas pequeñas está creciendo bastante. Por ejemplo, el delicado abisinio y el elegante gato burmés están entre las 20 razas de gato más populares. Los felinos más pequeños son juguetones, tercos y convencen con su pequeño tamaño y un extra de ternura. Leer más

Encuentra tu gato

Características principales

Me gustaría que mi gato fuese

Apariencia

Tamaño
PequeñoMedianoGrande
Pelaje
Sin pelo / HipoalergénicoPelo cortoPelo largo
Color
NegroAzul / grisChinchillaCremaBlancoLilaMarrón / chocolate / gris
Patrón
TabbyTortie / Tricolor / CareyBicolor / Esmoquin / VanColorpoint

Abisinio

Los ojos grandes y las orejas en posición vertical del abisinio desvelan mucho sobre el carácter de esta raza de gatos. Los abisinios son curiosos y muy cariñosos con las personas.

Gato burmés

«Un carácter de buen agüero», el nombre originario de Tailandia describe a la perfección al gato burmés. Estos felinos amantes de los humanos son muy charlatanes y les encanta jugar y retozar.

Singapura

El bonito gato singapura es una rareza, pues el número de criadores serios en Europa es muy limitado. Por eso no es tan fácil conseguir un gato de esta raza exótica. No obstante, quien tenga la suerte de poder convivir con un gato singapura puede considerarse muy afortunado. Pues este minino tiene un carácter único, que es agradable y, a la vez, emocionante. Y así es como será la vida junto a un gato de esta raza.

Somalí

Si te gusta el abisinio pero también te atraen los gatos con el pelo semilargo o largo, entonces el gato somalí es la opción perfecta para ti.

El gato más pequeño del mundo, con una altura media de hombros de 20 centímetros, es el singapura, un verdadero enano entre los felinos domésticos. Pero, como sucede con todos los bigotudos, el amor hay que ganárselo. Sin embargo, a pesar de su creciente popularidad, los gatos pequeños aún siguen siendo poco frecuentes en los hogares europeos. Si te decides por un gato pequeño tendrás algo muy especial en casa.

Los gatos que permanecen pequeños son bolas de energía ágiles que quieren que se les entretenga. Por eso es recomendable que tu pequeño felino tenga uno o varios compañeros y muchas oportunidades para escalar, ejercitarse y desfogarse. Al igual que todas las razas de animales que se crían específicamente por su delicado tamaño, deberías tener cuidado para que tu minino no se quede demasiado pequeño, pues las crías de animales excesivamente pequeños pueden ocasionar graves problemas de salud.

Es importante que, al adquirir uno de estos bigotudos, acudas a un criador certificado, que esté más orientado al bienestar de sus animales que al beneficio económico. Además, los criadores serios procuran evitar la procreación en consanguinidad, para prevenir enfermedades genéticas como deficiencias inmunitarias. Sobre todo, en las razas de gatos extremadamente pequeñas como el singapura es importante prestar atención a la estructura ósea, a la musculatura y al peso. A un gato singapura adulto con un peso mínimo de 2,5 kilos le afectarán menos los riesgos para la salud del empequeñecimiento artificial de los gatos que permanecen pequeños.

Sin embargo, esta consideración especial para la salud del animal no solo se aplica a las razas de gatos pequeñas, es aconsejable consultar siempre a un veterinario antes de adquirir un nuevo animal. De esta forma podrás contrarrestar los posibles daños y tu gatito te alegrará durante mucho tiempo.

Además, deberías informarte sobre las características individuales de los gatos de razas pequeñas por adelantado. Por ejemplo, el bombay negro es muy pacífico y afectuoso, pero esto significa que puede pasarlo mal cuando su humano o compañero de juegos no está. En cambio, el devon rex tiene mucha vitalidad y necesita mucho entretenimiento. Gracias a su pelaje rizado es ideal para personas alérgicas. El pequeño gato ceilán es considerado muy sociable y tolerante frente a sus semejantes y otros animales domésticos. Eso sí, también tiene mucha vitalidad y necesita tener suficientes oportunidades para desfogarse.