Setter inglés

Setter inglés

El deportista setter inglés es guapo, listo y un cazador apasionado. Si estás pensando en compartir tu vida con un ejemplar de esta raza, deberás invertir mucho tiempo para vivir aventuras juntos en la naturaleza y contar con una base sólida de conocimientos y experiencia con los perros.

Belleza deportiva

El setter inglés es un perro deportista y activo, algo que se le nota: tiene un aspecto dinámico y elegante. Retozando en el campo le revolotean las orejas, y es que, cuando está en su salsa, rezuma alegría de vivir. Los machos miden 65-68 cm y las hembras pueden alcanzar una altura de cruz de 61-65 cm. Los ejemplares de líneas de trabajo suelen ser algo más pequeños. El perro setter inglés pesa entre 25 y 30 kg. Según el estándar, el pelaje largo, sedoso y ligeramente ondulado puede ser blanco con negro, naranja, amarillo limón o hígado. También hay perros de esta raza moteados, con manchas o tricolores, pero el color de base siempre es el blanco.

De perro de caza a perro de compañía

Sus antepasados son los perros pájaro de pelo largo, que ya se utilizaban en la Edad Media para cazar volatería. El pointer es otro antepasado de esta raza, que en el siglo XIX se caracterizó por la cría de Sir Edward Laverack. Durante décadas, Laverack eligió a los ejemplares más bellos y con un carácter más sólido para su cría de setter. Esto le valió una gran fama. En 1860 presentó los primeros cachorros con la denominación setter inglés. Según la tradición, los animales fundadores de la raza fueron el macho Ponto y la hembra Old Moll.

El setter inglés es un perro de muestra clásico que busca a su presa a toda velocidad. Si este excelente olfateador alcanza su objetivo y tiene la presa a la vista, lo indica poniéndose en la posición de muestra y se queda agazapado y quieto delante de la presa. Esta postura es el origen del nombre setter. A continuación, el cazador da la orden de caza para que el perro espante al pájaro y el humano lo pueda abatir.

Además del setter inglés, el gordon setter, el setter irlandés rojo y el setter irlandés rojo y blanco pertenecen a la familia de los setter. Gracias a su belleza y a su carácter apacible, el setter inglés se ha puesto muy de moda como perro de compañía en los últimos años. Hay que ir con cuidado con esta evolución, ya que el instinto de caza y el gran dinamismo son características que se han fomentado durante siglos en la raza y que no siempre se pueden conciliar con una vida como perro de compañía. Hoy en día, el setter inglés es particularmente popular en EE. UU., Francia y Escandinavia, siendo más frecuente encontrarlo en algunas regiones que en su Gran Bretaña de origen.

Carácter: cariñoso y social

El perro setter inglés es uno de los perros de caza más cariñosos que hay. Es amable, bondadoso y muy sociable con las personas y otros animales. Por eso, también es adecuado como perro de compañía, siempre que pueda satisfacer sus necesidades físicas. Este peludo amante de los niños es un compañero apacible y paciente. Muchos setter en sí son como niños, disfrutan jugando y corretean felices con las orejas al viento. Básicamente, en su casa puede haber acción. Al setter inglés le gustan tanto las visitas como la compañía de otros perros. Además, puede hacerse amigo de los gatos si los conoce como miembros de su manada. Fuera de casa, se convierte rápidamente en un cazador apasionado, lo que puede incluir al gato del vecino. Ten siempre en cuenta este fuerte instinto de caza de tu perro cuando salgas a la calle con él.

Setter inglés

Adiestramiento para seres sensibles e inteligentes

Los setter ingleses son inteligentes y se divierten aprendiendo, requisitos óptimos para un buen adiestramiento. Sin embargo, por muy pacíficos que sean, también pueden ser testarudos. Para que su testarudez no se imponga, necesitan estructuras y reglas claras que los orienten para que quieran adaptarse a ellas. Las excepciones pueden significar para ellos la puerta a nuevas reglas desde su punto de vista. Así pues, tú y tu familia debéis ser coherentes a la hora de adiestrar al perro. Nunca olvides que este perro solo es fácil de adiestrar si ha hecho suficiente ejercicio. Si no puede moverse y cazar suficiente, él mismo buscará la manera de hacerlo. El adiestramiento requiere mucha consecuencia y delicadeza, ya que este animal puede ser muy sensible y obstinado. Se recomienda tener experiencia con perros. Infórmate en las escuelas caninas de tu zona para averiguar si tienen ofertas y experiencia con perros de caza.

Salud y cuidados

El setter inglés es un perro muy robusto que puede vivir entre 11 y 13 años. También hay ejemplares que alcanzan los 15. Cuando compres este perro, asegúrate de que el criador sea serio y someta a sus animales a los exámenes pertinentes. Así, minimizarás el riesgo de ciertas enfermedades, como sordera y displasia de cadera, a las que es más propenso que otras razas. Además, es más probable que tenga intolerancia al gluten y que le salgan tumores cutáneos. Asegúrate de que mantenga la forma, ya que los ejemplares inactivos y castrados tienden al sobrepeso, que puede ser perjudicial para las articulaciones.

El pelo largo y sedoso de este perro requiere cuidados regulares. Cepíllalo todos los días para prevenir enredos y eliminar ramitas o suciedad acumulados durante sus excursiones. Báñalo solo en casos de emergencia con un champú para perros suave. En general, basta con peinarle el pelo para eliminar la suciedad. Examínale las orejas regularmente y, si es necesario, límpiaselas con productos especiales.

Alimentación del setter inglés: el fitness empieza en el comedero

Descubre nuestra selección de comida especial para el setter inglés.

Una comida de calidad es un elemento importante para la salud de tu perro. Independientemente de si le das comida húmeda o pienso, el alimento debe tener carne como componente principal. Solo así le darás a tu peludo una proporción equilibrada de proteínas de buena calidad. En cuanto a las cantidades, los datos de los fabricantes son solo orientativos. Al fin y al cabo, todo depende de la constitución y el consumo energético diario del perro. Por eso, contrólale el peso regularmente cuando sea adulto para contrarrestar los aumentos y pérdidas de peso. Los setter ingleses activos y deportistas no tienden al sobrepeso.

Los cachorros deben comer tres o cuatro veces al día y para los adultos basta con dos raciones diarias. Al setter inglés le pueden afectar mucho los cambios de comida. Por eso, es importante que procedas con mucho cuidado. Para hacerlo, mezcla cada día un poco más de la nueva comida con la antigua. Además, tu peludo siempre debe tener agua fresca a su disposición. Si quieres darle chucherías, que sean artículos secos para masticar o snacks de calidad ricos en carne y sin azúcar. Los snacks para el cuidado dental también son una buena opción para recompensarlo de manera saludable.

Ejercicio para amantes de la naturaleza

Este perro es un auténtico deportista y necesita moverse mucho cada día al aire libre. El setter inglés adulto es un buen acompañante para ir a correr, montar en bicicleta o dar paseos a caballo. Obviamente, lo mejor sería que pudiera cazar o, al menos, disfrutar de formación para perros de caza. Si no, puedes probar deportes caninos con él, como, p. ej., el mantrailing. A muchos ejemplares de la raza también les gustan los juegos de buscar y traer la pelota. Sin embargo, no hay que olvidar que tienen que hacer descansos cuando jueguen y practiquen deporte para no sobreexcitarse. Los momentos de mimos y relax juntos son tan importantes como el ejercicio físico. De lo contrario, el peludo podría estar en tensión constante con el tiempo.

Setter inglés

¿Encaja un setter inglés conmigo?

Hay muchos amigos de los perros que se enamoran del carácter bondadoso y la belleza de este animal sin pensar demasiado en sus necesidades. Esto es una pena para estos simpáticos peludos que tanto aman la naturaleza. Antes de traer este perro a casa, piensa en si eres cazador o si, al menos, te gusta el deporte. No hay que subestimar el dinamismo de este perro ni su pasión por la naturaleza. Su pelo también requiere algo de cuidado, por lo que esta raza solo es apta para aquellos que puedan pasar mucho tiempo con su peludo. No es muy recomendable para los que nunca han tenido perro. Un perro setter inglés no debe vivir en un piso pequeño ni de ciudad. Es mejor que viva en una casa con un jardín adosado, que puedes vallar. Así, le procurarás un espacio en el que pueda corretear a placer.

Cosas a tener en cuenta antes de comprarlo

Si vas a traer a un cachorro de setter inglés a casa, serás responsable de su vida durante muchos años. Por eso, lo mejor es informarte de las obligaciones que lo acompañan. No solo la compra del setter inglés cuesta dinero, y un ejemplar de un criador serio puede ser muy caro, aunque no haya ninguna otra alternativa. A largo plazo, deberás asumir gastos regulares por la comida de calidad, las visitas veterinarias y el seguro del perro. Piensa también en quién se ocupará de él si te pones enfermo o te vas de vacaciones. Lo ideal sería que lo cuidara un miembro de la familia que ya conozca. El simpático setter inglés es un buen acompañante de cuatro patas si estás pensando en unas vacaciones de senderismo. Hay muchos hoteles hoy en día que aceptan animales.

¿Dónde puedo encontrar un setter inglés?

Si buscas un cachorro, acude a un criador que críe a sus animales con documentación (certificado de ascendencia). Nunca recurras a un privado ni a vendedores de perros sin papeles, por tu interés y el de la protección de los animales y la raza. Solo los criadores serios afiliados a una asociación que se rigen por sus pautas te ofrecerán un auténtico setter inglés con pruebas. Los documentos debe haberlos emitido una asociación de cría canina. Habla con el criador sobre la atención sanitaria de los perros y pídele resultados de los padres por escrito. En el caso del setter inglés, los documentos incluyen pruebas de aptitud para la caza de los padres. Los que quieren ahorrarse un pico y compran un perro sin papeles acaban pagando más porque ni los cachorros están bien socializados ni los padres son adecuados para la cría en cuanto al carácter y la salud.

Si estás buscando un setter inglés adulto, ponte en contacto con asociaciones de perros de caza, que suelen tener setter o mezclas en sus registros. A menudo, el cuidador anterior ha subestimado la necesidad de ejercicio de este perro tan deportista. También puede que se haya dejado cautivar por su belleza y bondad sin poder ofrecerle una vida acorde a la especie. Estos perros de segunda mano pueden ser problemáticos, pero, al mismo tiempo, compañeros de piso muy enriquecedores. Infórmate bien antes del historial del perro y, a ser posible, conócelo dando un paseo juntos para que os podáis olisquear bien el uno al otro antes de que tomes una decisión.

Nuestros artículos más útiles
11 min

Golden retriever

El golden retriever es un perro familiar de tamaño mediano y al que le encantan los niños: muy cercano a las personas y dócil, pero también requiere de cuidados del pelaje y muchas salidas al exterior.
11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
11 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? ¡No nos engañemos! El pinscher miniatura ―también conocido como pinscher mini, pin min, pinscher enano o Zwergpinscher― es un «gran» perro. Quien desee un adorable y tierno perrito faldero se equivoca con el pinscher mini. A pesar de su tamaño, a este perro familiar tan despierto le encanta la actividad y el deporte y, en muchos sentidos, mantendrá a sus dueños muy ocupados.