Lebrel escocés

Lebrel escocés

El lebrel escocés, o deerhound, ya se utilizaba en la Edad Media para la caza de acoso de ciervos. Aunque la raza ha perdido su campo de trabajo original, conserva la misma velocidad, soltura e intrepidez. Gracias a su carácter bondadoso, este gran lebrel de pelo áspero es actualmente un perro familiar popular.

Carácter: duro por fuera, blando por dentro

Pese a su tamaño imponente, su pelaje áspero y su apariencia aristocrática, el lebrel escocés es cariñoso y mimoso. Como perro familiar, es dócil, obediente y flexible. Le encanta estar con su familia y es complaciente y sensible a su estado de ánimo. Quiere satisfacer a todo el mundo y no le haría daño ni a una mosca. Es un compañero de juegos paciente para los niños y un protector eficaz, fiel y sincero. Frente a las personas y perros desconocidos se muestra reservado, pero nunca agresivo ni excesivamente tímido.

Cazador implacable, perro familiar dócil

Parece mentira que este peludo tan tranquilo y mimoso sea un cazador temido e implacable. De hecho, en la Edad Media no se amedrentaba ante una pelea contra ciervos el doble de grandes. Ya en el siglo XV cazaba sus presas en las colinas y valles de las Tierras Altas escocesas. Las perseguía durante 60 km, las atrapaba, las tiraba al suelo y las sacudía hasta que el cazador lo relevaba. Actualmente conserva todas estas cualidades de caza: su rapidez, fuerza y resistencia siguen siendo igual de destacables que antes. Aunque pasee tranquila y pacíficamente con la correa como perro familiar educado, sus ojos y oídos siempre están atentos. De hecho, percibe el mínimo ruido y el movimiento más leve con sus excelentes sentidos.

Lebrel que necesita correr

Si quieres tener un lebrel escocés como perro de compañía, debes recordar que sus orígenes están en la caza rápida. Por tanto, su pasión sigue siendo correr libremente. Aunque en casa sea tranquilo y manso, solo puede disfrutar del descanso si se ha desfogado previamente como es debido. No solo necesita mucho amor y atenciones, sino también ejercicio físico y mental.

Aspecto

Externamente, el deerhound también presenta los rasgos típicos de los lebreles. Al igual que un greyhound, tiene la clásica grupa descendente, ancha y vigorosa. Además, presenta huesos densos y fuertes, y unas patas bien acolchadas. Se mueve con habilidad y agilidad, y rezuma fuerza y armonía. En una carrera de esprint libre, alcanza una velocidad impresionante. Su vista impecable, su dentadura fuerte y su excelente oído, cualidades que conserva hasta edades avanzadas, delatan su pasado como perro de caza.

Grande, hábil y garboso

También impresiona mucho el tamaño del lebrel escocés. La altura de cruz mínima es de 76 cm en los machos y de 71 cm en las hembras. Muchos ejemplares son aún más grandes, ya que el estándar no establece límites superiores. No menos destacable es el bajo peso de estos lebreles. Pese a su espectacular tamaño, se encuentra entre los 36,5 y los 45,5 kg. Nunca parecen pesados y, mientras otros perros devienen lentos y gordos con la edad, ellos conservan su garbo y destreza.

Pelaje y color

Pese a su aspecto elegante, casi aristocrático, el lebrel escocés da la impresión de ser robusto y primigenio. Esto se refleja particularmente en su pelaje áspero e hirsuto, no demasiado frondoso, pero denso y repelente del agua. A nivel cromático, el pelaje del lebrel escocés es muy variado. Puede ser gris oscuro o plateado, gris azulado oscuro, leonado, amarillo, rojo arena o rojo fuego.

Además, tiene las orejas pequeñas y en forma de rosa, que lleva dobladas hacia atrás cuando está en reposo. La cola, gruesa en la raíz, es muy larga y llega casi hasta el suelo.

Lebrel escocés © mfotohaus / stock.adobe.com

Historia

Hace milenios que se encuentran perros similares en representaciones de la época del nacimiento de Cristo y del siglo III. Aunque en la actualidad seguimos sin saber el origen del lebrel escocés con certeza, se sospecha que proviene de los grandes lebreles celtas. Si los celtas empleaban este tipo de perro para la caza o no es algo que se desconoce. Sin embargo, sí se sabe que la nobleza escocesa medieval los utilizaba para la caza de acoso de ciervos. Los clanes escoceses del siglo XV criaban estos perros para esta tarea. La rapidez, la fuerza, la soltura y la valentía eran cualidades deseadas.

Salvado de la extinción

Con la invención de armas de caza precisas, la creciente industrialización y el arrendamiento de antiguos cotos de caza, los famosos perros de caza se fueron quedando sin trabajo.

Además, la victoria de los ingleses sobre los escoceses puso fin a la cría en muchos lugares. Alrededor del año 1830, la raza escocesa estaba a punto de extinguirse. No obstante, tuvo la suerte de que los hermanos Archibald McNeill y Lord Colonsay se hicieran cargo de ella. Con los mejores ejemplares que quedaban, crearon la famosa línea Colonsay. La familia McNeill estuvo criando lebreles escoceses hasta 1914. En 1886 se fundó el club del deerhound británico, que redactó el estándar de la raza.

Cría y distribución en la actualidad

Gracias a sus numerosas cualidades de carácter positivas, este puede ser un compañero agradable y de confianza para no cazadores. Por eso, ha conservado su popularidad, incluso después de perder su cometido original. Hoy en día se tiene principalmente como perro familiar y de compañía, así como en las carreras de galgos. También se sigue utilizando en la caza de acoso de liebres en regiones donde sigue siendo legal y popular. Hay criadores en todo el mundo dedicados con pasión y cautela a la raza. Ellos son los que contribuyen a conservar las numerosas cualidades positivas de la raza.

Precio y compra de un cachorro

¿Has leído cosas sobre el lebrel escocés y crees que podría ser una buena opción para ti? En ese caso, lo siguiente que debes hacer es buscar a un criador. En las asociaciones de lebreles o federaciones cinológicas de algunos países podrás conseguir una lista de criadores registrados. De este modo, no caerás en la trampa de los criadores poco responsables que venden sus perros como gangas en internet o en anuncios clasificados. Los criadores serios suelen estar afiliados a una asociación o club superior que supervisa el cumplimiento del estándar de la raza y controla a los criadores y animales. Los certificados de ascendencia garantizan que recibes un cachorro sano y sociable procedente de una cría cuidadosa y cariñosa. Las predisposiciones genéticas se minimizan con un estricto proceso de exclusión de la cría.  El precio de un cachorro desparasitado y vacunado es actualmente de entre 1200 y 1500 euros.

Lee también nuestro artículo sobre la llegada de un cachorro: equipamiento básico y consejos.

Lebrel escocés © Kim / stock.adobe.com

La alimentación correcta

Si quieres comprarte un lebrel escocés, tarde o temprano te preguntarás qué come. Al fin y al cabo, los perros tienen un organismo diferente del nuestro y no toleran muchos de nuestros alimentos. Tienen una demanda energética y nutricional distinta y necesitan una comida especial que cubra sus necesidades. Sin embargo, esta demanda nutricional no es igual en todos los lebreles escoceses. Después de todo, no todos son iguales. Sus necesidades varían en función de la edad, el tamaño, el peso y el nivel de actividad. Un cachorro en edad de crecimiento necesita un alimento para cachorros que cubra su alta demanda energética. En los perros mayores, esta demanda es menor, pero puede aumentar por la sobrecarga deportiva, por ejemplo, en las carreras o el coursing.

¿Alimentación según fórmulas o instintos?

Los veterinarios y las calculadoras de internet emplean una fórmula sobre el peso corporal metabólico para calcular la demanda energética. Sin embargo, no se suele tener en cuenta la actividad real que realiza el perro. De hecho, es muy difícil incluir este factor en una fórmula matemática. Al fin y al cabo, el nivel de actividad del perro está sujeto a fluctuaciones enormes. ¿El perro vive con niños u otros perros? ¿Cuánto estrés tiene? ¿Va con frecuencia a exposiciones caninas o corre en carreras de galgos? ¿Suele ir con la correa o puede correr libremente? ¿Cómo reacciona a los estímulos? ¿Se queda tranquilo o se agita?

Todos estos factores influyen en la demanda energética diaria del perro. Aunque estos conocimientos dificultan inicialmente la cuestión de la demanda nutricional y la comida adecuada, en realidad contribuyen a que no te vuelvas loco/a con las numerosas fórmulas y legalidades que hay. Los cálculos son meras recomendaciones y no reflejan al cien por cien lo que tu perro realmente necesita. ¿Qué te dice tu instinto? Un perro sin sobrepeso, ágil, atento y fuerte con una buena musculatura, un pelaje reluciente y ojos brillantes y despiertos seguro que está comiendo bien.

El peligro de la torsión gástrica

Se conocen pocas enfermedades típicas de esta raza. No obstante, un problema de muchos lebreles grandes es la torsión gástrica. Esta enfermedad puede afectar incluso a perros completamente sanos y, en muchos casos, conducir a la muerte. Para reducir el riesgo, conviene dividir la ración diaria de comida en dos tomas. Además, el perro debe descansar por lo menos una hora después de comer. Las actividades de mucho esfuerzo, como correr o retozar salvajemente, deben esperar hasta después de las comidas.

Cuidados

Como ya decíamos, la alimentación correcta del lebrel escocés requiere conocimientos y experiencia. Por suerte, en el tema de los cuidados te podrás relajar un poco. Gracias a su pelaje áspero y desgreñado, este perro es fácil de cuidar en este sentido. Basta con cepillarlo de vez en cuando.

Tenencia acorde a la especie y adiestramiento perseverante

El tiempo que te ahorres con los cuidados deberás invertirlo en un entretenimiento acorde a la especie. Como todos los lebreles, este también necesita desfogarse de lo lindo. Los simples paseos con correa no le bastan en absoluto, por lo que deberás asegurarte de que pueda correr mucho. Por ejemplo, puede acompañarte a montar en bicicleta, correr en instalaciones para galgos, practicar coursing o salir a la naturaleza.

Sin embargo, en este último caso deberás tener en cuenta el instinto de caza del lebrel escocés. Como cazador a la vista que es, tiene una visión excelente y sale corriendo de repente tras una presa aunque no haya percibido ni un movimiento. En este caso, es esencial lo bien que responda a tu llamada. Por suerte, es un perro muy apegado a las personas y se somete a ellas de buena gana. Si tiene un contacto estrecho contigo y recibe mucho amor y atenciones, suficiente espacio y ejercicio, su tenencia y adiestramiento no te darán problemas, aunque seas principiante.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.