Whippet

Whippet

Si estás buscando un peludo fácil de cuidar, vivaracho y muy deportista que también disfrute con mimitos en el sofá, el whippet es el perro de tus sueños. No es de extrañar que este simpático lebrel tenga cada vez a más gente encandilada.

Aspecto grácil y deportista

Con una altura de cruz de hasta 51 cm, este elegante y grácil peludo solo pesa unos 12 kg. Solo con ver su cuerpo dinámico, es evidente que la raza se crio para el máximo rendimiento deportivo. El tórax ancho y el vientre retraído subrayan el aspecto de este velocista, que puede alcanzar los 60 km/h. El pelo es muy corto y está permitido en todos los colores y combinaciones de colores. Por su aspecto general, el whippet recuerda a una versión reducida del exclusivo greyhound. Por eso, lo apodaron el greyhound de los pobres. Con sus orejas en forma de rosa y sus ojazos separados, puede hacerle la competencia a cualquier mirada de cordero. Por cierto: la curva de la cola no es signo de miedo, sino que es una característica normal de la raza.

Británico de origen humilde

Aunque hace más de 300 años que hay lebreles parecidos al whippet, la raza no nació hasta el siglo XIX en el norte de Inglaterra. Los greyhounds más grandes estaban reservados como perros de caza para la nobleza. Así pues, las clases pobres encontraron vías propias para la cría de perros. El whippet es el resultado de la cría que practicaban los obreros de las fábricas y los mineros. Estos cruzaron greyhounds y lebreles pequeños con terriers de pelo corto. Como perro de cazadores furtivos de las clases bajas, lo utilizaban principalmente para la caza ilegal de liebres. La raza se registró oficialmente en 1891 en un libro genealógico. La atención del estándar se centraba entonces, como hoy, en una constitución funcional preparada para correr y un carácter sólido.

Con el tiempo, los whippets se fueron haciendo sitio en las carreras de galgos. Aunque nunca pudieron superar a los greyhounds, ambas razas están consideradas como dos de los animales terrestres más rápidos del mundo. En la cría del whippet, su país de origen, Gran Bretaña, siempre ha estado a la cabeza. El nombre whippet se compone de whip, que significa látigo, y pet, que quiere decir mascota. Así pues, una traducción aproximada sería perro látigo, una alusión a la cola larga del whippet cuando corre. Originalmente también había ejemplares de pelo áspero, pero los esfuerzos actuales por criar whippets de pelo largo con el nombre silken windsprite no se basan en ningún taxón reconstituido, por lo que constituyen una nueva raza. Actualmente, el whippet tiene un club de fans pequeño, pero fiel, repartido por todo el mundo.

halloween zooplus article banner

Torbellino simpático

Un acompañante deportista para cualquier ocasión: el whippet es un peludo sociable y simpático con un carácter sereno y mucha cordialidad. Las caricias y la compañía del cuidador son importantísimas para él, por lo que no conviene dejarlo solo mucho tiempo. Se adapta fácilmente a la vida en casa, pero fuera le encanta la acción y divertirse. Es un perro atento, pero no ladrador. Cuando está fuera de casa, suele ignorar a los desconocidos y en general se lleva bien con otros perros. El whippet es un perro social que se puede tener en grupo. Su curiosidad, capacidad de aprendizaje y el estrecho vínculo con su cuidador lo convierten en un acompañante perfecto para muchas actividades al aire libre. Sin embargo, debido a su pasión variable por la caza, no siempre se lo puede dejar correr libremente.

Adiestramiento con muchos elogios

A estos perros les encanta aprender y son fáciles de adiestrar. Les gusta complacer a su cuidador y son listos y atentos. Estas son condiciones óptimas para enseñarles las normas de obediencia más importantes y trucos rápidamente. Gracias a su carácter receptivo, conseguirás grandes cosas con refuerzo positivo y muchos elogios. No es conveniente tratar con severidad a estos peludos simpáticos y sensibles. Empieza pronto con el adiestramiento de la llamada para asegurarte de que este excazador vuelva siempre cuando lo llames. Solo así podrás dejarlo correr libremente, algo que le encanta. Deja claro desde el principio que tú controlas el momento de salir a corretear sin correa. Un refuerzo óptimo del adiestramiento es una socialización temprana, por ejemplo, en una escuela canina con sesiones lúdicas con cachorros. Aquí podrá conocer a otros perros de todos los tamaños. De este modo, se hará amigo de perros grandes y pequeños fácilmente.

Whippet

Perro robusto con complexión delicada

La complexión delicada, casi frágil del perro whippet engaña. Esta raza es muy robusta y apenas es propensa a enfermedades hereditarias. Sin embargo, hay ejemplares contados que pueden presentar una mayor formación de masa muscular por un defecto genético. Estos perros se conocen como bully whippets, cuya constitución fuerte hace que no cumplan el estándar. No obstante, los problemas de salud que esto acarrea no son graves. Algunos animales son más propensos a los calambres musculares y alrededor de la mitad presentan una marcada sobremordida. La mutación se detecta ya en las primeras semanas de vida de los cachorros. Así, los portadores asintomáticos pueden identificarse eficazmente con un test genético para excluirlos de la cría. Como los whippets tienen el pelo corto y están muy delgados, son sensibles al frío. Por eso, conviene protegerlos con un abrigo en invierno. La esperanza de vida de la raza es de 12-15 años.

La salud empieza en el comedero

Una alimentación equilibrada constituye la base de una vida larga y sana. Para los animales carnívoros, como nuestros peludos, equilibrada significa que el ingrediente principal de la dieta debe ser la carne. Por eso, asegúrate de que la carne sea el primer ingrediente de la lista en la comida que elijas, independientemente de si es comida húmeda o pienso. En comparación con los omnívoros y herbívoros, los carnívoros tienen un tubo digestivo más corto, diseñado para asimilar alimentos de calidad ricos en proteínas. Por eso, evita la comida con cereales. Especialmente si le das pienso seco, es importante que el whippet beba suficiente líquido.

Un cachorro puede comer hasta cuatro veces al día, pero los adultos deben hacerlo dos veces al día como máximo. Después de comer, el perro whippet siempre debe poder descansar. Un cambio de comida bienintencionado puede estresar el estómago de tu peludo. Si decides cambiarle la comida por otro tipo o marca, hazlo paulatinamente. Lo ideal sería ir mezclando la comida nueva con la antigua durante unos días, aumentando la proporción gradualmente.

Respecto a la cantidad de comida, puedes guiarte por las indicaciones del fabricante, pero ve controlando la cintura del whippet y ajusta la cantidad, sobre todo si se mueve mucho. La alimentación correcta no solo se refleja en la condición física del perro, sino también en el brillo del pelo.

Cuidado de la cabeza a las patas

El pelo corto del perro whippet no requiere cuidados especiales. Sin embargo, los masajes regulares con un cepillo estimulan la circulación y eliminan los pelos sueltos. Además, dado que estos perros no se desgastan las uñas lo suficiente, hay que cortárselas más a menudo. Córtaselas hasta un poco antes del tejido vivo que hay dentro de las uñas y que no se debe lesionar bajo ningún concepto. Lo mejor es hacerlo con un cortaúñas profesional y con las uñas ligeramente húmedas, p. ej., después de pasear con lluvia. Para cuidarle los dientes, acostúmbralo desde cachorro al cepillado regular con pasta y cepillo especiales para perros. Los snacks dentales y los artículos secos masticables, como las orejas de vacuno, también pueden prevenir la formación de sarro.

Ejercicio para este todoterreno versátil

Como a todos los lebreles, al whippet le encanta hacer ejercicio en la naturaleza. Si es obediente y tenéis un vínculo estrecho, podrás dejarlo corretear libremente si sabes que volverá cuando lo llames. Esto aumenta las opciones de ocio enormemente. Además, le encanta retozar con otros perros, aunque hay que ir con cuidado con que los perros más corpulentos no se sientan abrumados por la desenfrenada alegría y dinamismo del whippet. En algunos ejemplares, en instinto de caza está tan arraigado que no se los puede dejar correr libremente. Estos perros deben disponer de zonas valladas para corretear a sus anchas.

Con un perro whippet hay un gran repertorio de actividades de ocio conjuntas para elegir. Este deportista de élite puede practicar un montón de deportes caninos. Te acompañará encantado a montar en bicicleta, salir a correr o hacer amplias caminatas de senderismo. El agility también es una buena manera de retozar para este deportista tan versátil. Obviamente, con sus 60 km/h, este veloz perro de carreras es idóneo para correr en circuitos. No obstante, piensa que, si lo dejas correr en libertad, deberás prescindir de las carreras en pista. Además de todas las ganas de aventura, este grácil lebrel también disfruta con tardes acogedoras en el sofá.

¿Encaja conmigo un whippet?

El whippet es un perro muy flexible que, a diferencia de muchos otros lebreles, se puede tener en un piso. Eso sí, la condición es que pueda pasar mucho tiempo fuera para poder moverse. Lo ideal, claro está, sería un terreno grande vallado en el que pueda retozar a placer. Se lleva bien con los niños y también puede juntarse con gatos, siempre que haya recibido una socialización temprana. Debido a su carácter social y tolerante, es ideal como segundo perro. Es un perro sencillo que se siente bien tanto en familias como con solteros deportistas. Además, es apto para principiantes ambiciosos.

Antes de su llegada, todos los miembros de la familia deben estar de acuerdo con el recién llegado. Aclara de antemano cómo organizarás los cuidados del perro en caso de enfermedad o vacaciones. En general, podrás llevártelo de vacaciones sin problemas. Para ello, echa un vistazo a los posibles destinos antes de decidir nada.

Antes de comprar un whippet, recuerda que no solo deberás pagar el importe de compra y del equipamiento básico (comederos, arnés, correa, collar, mantas y camas, sistemas de transporte para el coche, juguetes y utensilios de cuidado, como cortaúñas, guantes de masaje, etc.), sino también el seguro de responsabilidad civil para perros y las visitas al veterinario, como mínimo una vez al año.

Whippet

¿Dónde puedo encontrar un whippet?

Lo mejor es buscar cachorros de whippet en un criador especializado. Este debe pertenecer a una asociación y vender a sus pequeños exclusivamente con el certificado de ascendencia. Así, sabrás que cumple las condiciones de las asociaciones de cría para el bienestar de los animales y la salud de la raza. Un criador serio te dejará conocer a los cachorros tranquilamente en su casa. Aquí podrás preguntarle sobre la raza y los objetivos de cría en materia de salud, carácter y arquetipo. Es buena señal que él también te pregunte por tu experiencia con perros o cómo pasas tu tiempo libre. Esto demuestra que se preocupa por el bienestar de sus cachorros. También podrás conocer a los padres, que deberán dar una impresión de viveza, serenidad y cordialidad.

El día que te lleves al cachorro, el criador te entregará el certificado de ascendencia y la cartilla de vacunación. En este momento, al perro ya lo habrán desparasitado y vacunado varias veces, y disfrutará de la mejor salud.

Cuidado con las supuestas ofertas

Evita a los supuestos criadores que ofrecen cachorros a precio de ganga. Estas ofertas suelen ir en detrimento de la salud y la socialización de los perros. Aparte de esto, estas ovejas negras de la cría no invierten tiempo en la tenencia acorde a la especie de los padres. Casi no les conceden pausas a las perras entre camadas y carecen de los conocimientos necesarios para hacer una selección correcta de los animales de cría. No compres estos cachorros por pena, ya que, como en muchas otras cosas, la demanda regula la oferta.

Si te interesa el whippet, también puede ser una buena opción adoptar un ejemplar adulto. Infórmate en asociaciones especializadas en lebreles sobre los animales que están buscando un nuevo hogar. Hablando con los profesionales que trabajan aquí, juntos averiguaréis si tú y el peludo en cuestión podéis formar un buen equipo. Las razones por las que se dan estos perros en adopción pueden ser muchas, pero hay algo que es seguro: estos perros sufren mucho en una protectora porque para ellos es muy importante tener a una persona de referencia. Decidirse por un perro de segunda mano puede ser una experiencia muy enriquecedora para ambos.

Nuestros artículos más útiles
11 min

Golden retriever

El golden retriever es un perro familiar de tamaño mediano y al que le encantan los niños: muy cercano a las personas y dócil, pero también requiere de cuidados del pelaje y muchas salidas al exterior.
11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
11 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? ¡No nos engañemos! El pinscher miniatura ―también conocido como pinscher mini, pin min, pinscher enano o Zwergpinscher― es un «gran» perro. Quien desee un adorable y tierno perrito faldero se equivoca con el pinscher mini. A pesar de su tamaño, a este perro familiar tan despierto le encanta la actividad y el deporte y, en muchos sentidos, mantendrá a sus dueños muy ocupados.