Norwich terrier

Norwich terrier

Si buscas un perro pícaro con un corazón de terrier bondadoso, el Norwich terrier podría ser ideal para ti.

Las orejas marcan la diferencia

El terrier de Norwich es uno de los terriers más pequeños que existen. Presenta una altura de hombro de hasta 26 cm y un peso de 7 kg como máximo. Es compacto, musculoso y relativamente fuerte, con el lomo y las patas cortos. Las orejas erguidas en punta, muy separadas en la parte superior de la cabeza, son típicas de la raza. Son una característica que lo diferencia del terrier de Norfolk. Además, tiene el pelo recto de tipo alambre con un subpelo denso. El color puede ser rojo, color trigo o negro con fuego.

Origen: motivo artístico y cazador de ratas

Si te interesa la historia del Norwich terrier, vale la pena que eches un vistazo a un cuadro del siglo XV. En el Retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa (1434) del pintor flamenco Jan van Eyck hay representado un perro casi idéntico al Norwich terrier actual. Sin embargo, la primera prueba de la existencia de la raza data del siglo XIX. En este momento, aún estaba unido al terrier de Norfolk actual. En aquella época, las dos razas estaban consideradas como variedades de una sola raza. Incluso sus nombres demuestran sus raíces comunes: Norwich es la capital del condado de Norfolk, al este de Inglaterra.

Los antepasados del terrier de Norfolk y del de Norwich eran rateros populares en el siglo XIX en esta región. Solían tenerlos estudiantes y granjeros. La separación del terrier de Norfolk como raza independiente no tuvo lugar hasta la década de 1960. Una característica distintiva importante son las orejas, aunque actualmente también se diferencian en el carácter. El Norwich terrier es más apegado y menos inclinado a la caza que el de Norfolk.

Terrier manso

Apegado a las personas, despierto y alegre: el Norwich terrier es un perro familiar ideal. Además, entabla un vínculo estrecho con su persona de referencia. Por lo tanto, un perro tan mimoso no debe quedarse solo mucho tiempo. Estos perros son vivarachos, juguetones y amantes de los niños. Además, son excelentes perros guardianes, ya que ladran con cualquier ruido sospechoso, aunque sin ser estridentes. En general, son sociables con otros perros y abiertos con personas desconocidas. Sin embargo, este antiguo ratero sigue al acecho de presas y no está garantizado que se vaya a detener con el gato del vecino. Si tienes un gato en casa, elige un Norwich terrier que ya haya conocido gatos en casa del criador.

Norwich terrier © Vincent / stock.adobe.com

Fácil de adiestrar

El Norwich terrier no suele poner en duda la jerarquía, por lo que es un perro agradable para primerizos. Obviamente, la perseverancia es la base para convertir un ejemplar joven desenfrenado en un adulto bien educado. Las escuelas para cachorros son muy útiles porque aquí conocerá muchos perros de diferentes razas. Esto influirá positivamente en sus habilidades sociales. Tras esta etapa, conviene llevarlo a una escuela para perros adultos para aprender con él las bases del adiestramiento canino. Aquí hay que prestar especial atención a que aprenda a responder a tu llamada. Lo mejor es que elijas una escuela canina con experiencia en terriers.

Salud y prevención

Aunque este perro goza de una salud de hierro, algunas líneas pueden presentar predisposición a la epilepsia. No obstante, la frecuencia ha disminuido en los últimos años gracias al trabajo intensivo de cría. Habla con el criador sobre esta enfermedad. Un criador serio que se preocupe por la salud de sus cachorros estará encantado de informarte sobre sus medidas de selección para minimizar el riesgo.

Además, el Norwich terrier puede ser propenso al síndrome de las vías respiratorias altas. Esto, a su vez, se debe a la tendencia poco saludable de criar el hocico lo más corto posible, obstaculizando el flujo de aire. Mientras las formas leves no presentan síntomas, las graves pueden ocasionar daños irreparables en la laringe y la tráquea. Muchos criadores realizan pruebas preventivas (laringoscopias) para clasificar a los padres como inofensivos antes de usarlos. Compra el cachorro solo a un criador que pueda presentar un informe escrito del veterinario sobre los padres. Esto no solo demuestra que el cachorro probablemente estará sano, sino también que el criador se preocupa por la salud de la raza. A buen seguro, este es uno de los criterios de calidad más importantes de una buena cría. Un Norwich terrier sano puede vivir entre doce y catorce años.

Alimentación: la mejor presa para cazadores pequeños

La carne no solo forma parte de una alimentación acorde a la especie, sino que debe ser su componente principal. Asegúrate de que esta sea el primer ingrediente de la lista. Una dieta equilibrada no requiere cereales, por lo que debes elegir una variedad sin cereales. La demanda calórica varía de un perro a otro y depende de su tamaño y nivel de actividad. Así pues, asegúrate de que el Norwich terrier no engorde y contrólale el peso. Es conveniente pesarlo una vez al mes cuando sea adulto para combatir fluctuaciones a tiempo. Los perros jóvenes deben comer tres o cuatro veces al día, mientras que los adultos tienen suficiente con dos. Lo mejor es que empieces dándole la comida que ya conoce. Si luego quieres cambiársela, hazlo gradualmente para que no reaccione con diarrea o vómitos. Además, es importante que tenga agua fresca a su disposición en todo momento.

Cuidados

El Norwich terrier tiene un subpelo denso con una lanilla suave. Encima hay una capa externa con pelo duro y liso, muy ceñido al cuerpo. Pese a esta frondosidad, el pelaje de este perro es fácil de cuidar. Solo tienes que arrancarle los pelos muertos regularmente con los dedos para evitar que acaben en casa. El ideal de la raza es un look natural poco peinado que se corresponda con el terrier de trabajo primigenio. Lo mejor es dedicarle un tiempo al cuidado intensivo del pelaje cada dos semanas. Péinalo primero a fondo y, a continuación, hazle el trimming. Para ello, debes arrancarle los pelos sueltos de la capa externa en el sentido del crecimiento mechón a mechón. Consejo: pídele al criador que te enseñe cómo hacerlo antes de intentarlo por primera vez. Una vez que lo tengas por la mano, se convertirá en una rutina.

Examínale las uñas periódicamente, ya que los perros pequeños, en particular, no suelen desgastárselas lo suficiente. Si están demasiado largas, córtaselas con un cortaúñas especial. Si es necesario, pídele al veterinario que te enseñe a hacerlo.

Pequeño, pero activo: entretenimiento

A este vivaracho terrier le encanta hacer ejercicio al aire libre y cualquier actividad con su persona de referencia. Sin embargo, no necesita pasear durante horas, sino que, debido a su pequeña estatura, se contenta con paseos cortos donde pueda olfatear. Lógicamente, cuando sea adulto también se divertirá con alguna que otra ruta de senderismo larga. Sin embargo, sus patas cortas hacen que no sea apto para acompañarte a correr ni a montar en bicicleta. En la naturaleza, especialmente cerca de bosques y campos, recuerda que es un cazador que podría salir corriendo detrás de ardillas y ratas. Por lo tanto, un buen adiestramiento es esencial para poder llevarlo sin correa. Otra opción son la obediencia y el agility para perros pequeños. Además, a muchos les divierte aprender truquitos. Prueba a ver con qué os divertís más.

Norwich terrier © lenkadan / stock.adobe.com

¿Encaja conmigo?

¿Quieres tener un perro pequeño, cariñoso y robusto? En ese caso, el terrier de Norwich podría ser ideal para ti. Encaja tanto en familias como en hogares de una sola persona. Lo importante para él es estar en compañía de las personas de su entorno. Además, puede ser ideal para personas mayores si estas hacen muchas cosas con él y les gusta la naturaleza. Puede vivir perfectamente en un piso de ciudad y no necesita un cuidador/a deportista. Después de todo, sus patitas no le permiten salir a correr con él/ella. Eso sí, deben gustarte los paseos largos. El Norwich terrier también es apto para principiantes. Sin embargo, estos deberán informarse ampliamente sobre adiestramiento canino y asistir a una escuela para cachorros. Si tienes jardín, le ofrecerás una buena manera de olfatear y retozar libremente. No obstante, este debe estar vallado para limitar posibles cazas de ratones a tu terreno.

Este peludo tan apegado a su persona de referencia debería estar a tu lado también en vacaciones. En efecto, lo que él quiere es tu compañía. Además, su tamaño manejable lo convierte en un acompañante sencillo y bienvenido en muchos hoteles que admiten perros. Además del coste del equipamiento básico y del precio de compra del cachorro, piensa en los gastos corrientes de un alimento de calidad y el seguro de responsabilidad civil. También debes contar con las visitas periódicas al veterinario. Siempre conviene tener un colchón financiero por si tu peludo se pone enfermo de repente.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Encontrarás al cachorro de tus sueños en un criador del Norwich terrier. Este deberá pertenecer a una asociación e invitarte a su casa para conocer a los cachorros y los padres. Te hablará sin tapujos de su prevención sanitaria y sus objetivos de cría en cuanto al tipo y al carácter. Además, un criador serio también te hará preguntas a ti. Esto es buena señal, ya que indica que le preocupa el futuro de sus pequeños. Aléjate de los supuestos criadores que trabajan sin certificados de procedencia y no pertenecen a ningún club. Estos suelen estar más preocupados por el beneficio personal, en detrimento de la socialización y salud de los cachorros. No les compres a ellos por pena, ya que la oferta regula la demanda. Por cierto: como el terrier de Norwich tiene camadas de dos cachorros como máximo y no está muy extendido, probablemente deberás esperar para conseguirlo.

¿Prefieres adoptar un ejemplar adulto? ¡Estupendo! Hay unos cuantos perros mayores que buscan familia. Busca primero en las protectoras, ya que a veces llegan perros de pura raza que han perdido su hogar. Otra opción es acudir a una asociación de terriers para que te ayude con la adopción de un perro adulto. Consejo: mantén la mente abierta. Puede que te enamores de un terrier de Norfolk o de un mestizo muy similar. Infórmate ampliamente sobre el origen del perro para averiguar si sus requisitos encajan con tu situación vital y tu experiencia. En efecto, los perros mayores pueden tener mucho carácter, lo que puede ser todo un desafío para algunos principiantes.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.