Bobtail o antiguo perro de pastor inglés

Bobtail

El impresionante antiguo perro de pastor inglés se ha convertido en un popular perro de familia conocido también como bobtail. Es un compañero ideal para los amantes de la naturaleza que tienen mucho espacio y disfrutan con los cuidados de su exuberante pelaje.

Aspecto

Lo más llamativo de los perros pastores británicos es, sin duda, su pelaje. Es abundante, denso y lo cubre por completo haciendo que parezca aún más grande de lo que en realidad es. La raza alcanza una altura a la cruz de hasta 61 cm y pesa unos 30 kilos. El duro pelaje no es ni liso ni tiene rizos, sino que cae como una gran maraña. El denso subpelo es resistente al agua. Mientras que el tronco y las patas traseras son monocromáticos, a excepción de los extremos de los miembros que pueden tener manchas blancas (calcetines), el resto del cuerpo puede tener un sombreado gris o azul.

Las orejas son pequeñas y están pegadas a los lados de la cabeza grande y cuadrada. Muchos de los que tienen un bobtail le facilitan la visión recogiendo o cortando el pelo sobre los ojos. Bobtail significa cola cortada en inglés, pero esto ya no es un requisito. Algunos perros nacen con esta cola corta. Afortunadamente, en la mayoría de los países está prohibido amputar las colas de los animales. Por lo tanto, la mayoría de los antiguos perros pastores ingleses tienen una cola larga. Otra característica típica de los bobtails son los movimientos que recuerdan a los osos, así como su ladrido particular.

Origen del perro bobtail

Lo más probable es que el aspecto no fuera importante para los pastores británicos que empleaban a los antepasados del actual bobtail. Lo decisivo era su salud robusta y su característica cualidad para el pastoreo. El origen exacto de esta raza sigue siendo un misterio. Algunos expertos caninos creen que se trata de un cruce entre perros pastores caucásicos, bergamascos y perros pastores británicos. Muchos cachorros nacían con la cola corta, pero es probable que algunos cuidadores amputaran la cola para que fueran reconocidos como perros de trabajo y librarse así de pagar impuestos.

A partir de 1873, estos peludos se pudieron admirar en exposiciones, dos años más tarde se registraron de manera oficial los primeros dos canes de esta raza bajo el nombre de perro pastor inglés de cola corta. En 1885, los amantes de la raza crearon el primer estándar, que fue reconocido por el Kennel Club en 1890. Desde finales del siglo XIX, esta raza se conoce bajo el nombre de antiguo perro de pastor inglés. Desde entonces, el anterior perro de trabajo tosco se ha convertido en la actual belleza canina. No obstante, el posible cambio a perro de moda conlleva algunos peligros para la salud y el carácter de estos extraordinarios cuadrúpedos.

Bobtail

Carácter

Los bobtails son compañeros amables y aventureros con el encanto típico de los independientes perros de pastoreo. Su alegre carácter hace sonreír a cualquier amante de los perros. Tienen un vínculo estrecho con su familia humana y se consideran muy cercanos a los niños. No conocen la agresividad, no obstante, son despiertos y protectores. Además, son muy territoriales. A la hora de comprar un bobtail, procura hacerlo a un criador responsable para adquirir un perro de buen carácter y no apoyar a los criadores que anteponen la apariencia al carácter y a la salud.

Educación

A pesar de su amabilidad, el bobtail tiene la esencia de un perro de pastoreo: el inteligente cuadrúpedo se siente responsable de la seguridad de la manada y, en caso de duda, asume esta responsabilidad. Pues cuando las personas no son consecuentes, el bobtail hace lo que le apetece, al fin y al cabo, ¡alguien tiene que tomar la iniciativa! Este tozudo can también es muy sensible, por eso debes ser paciente y no ser duro con él. Una educación consistente y empática, así como una socialización amplia son las claves para la educación del bobtail.

Alimentación y salud para el bobtail

Al igual que todos los perros, el bobtail también necesita una comida con un alto contenido de carne. Procura que esta sea el primer ingrediente de la lista. Cuando planifiques un cambio de alimentación, hazlo con cuidado para que el estómago de tu cuadrúpedo se acostumbre a la nueva comida. Lo mejor es que mezcles cada día un poco más del alimento nuevo con el pienso al que está acostumbrado. Deja que tu peludo esté tranquilo tanto durante la comida, así como después de ella, pues demasiada acción justo después de ingerir el alimento puede provocar torsiones gástricas.

Debido a la gran masa de pelo no resulta fácil controlar la cintura del can. Pesa a tu cuadrúpedo con regularidad para corregir cualquier subida o bajada de peso a tiempo. Las recomendaciones de alimentación de los fabricantes pueden servir como guía, pero la cantidad diaria de comida de tu perro depende de su constitución y su actividad. No te olvides de incluir los posibles snacks en la ración diaria.

El antiguo perro de pastor inglés suele ser una raza de perro robusta y con una salud buena. En ocasiones puede producirse una displasia de cadera o de codo, lo que afirma una vez más la necesidad de adquirirlo con un buen criador que realice los exámenes sanitarios preventivos a sus animales de cría. Estos también deberían incluir pruebas de visión, ya que la raza tiene una predisposición a las cataratas. Los antiguos perros de pastor ingleses pueden vivir hasta 15 años.

Bobtail

Cuidados

Si te planteas adquirir un bobtail debes disfrutar de los cuidados del pelaje: sin duda alguna, esta raza requiere unos cuidados intensos. Esto significa que necesitas trabajar el pelaje de tu cuadrúpedo semanalmente con peine y cepillo durante varias horas. Aquí se incluyen cepillados diarios y sesiones de cuidado semanales que pueden durar hasta tres horas. Lo más importante es que tu bobtail pueda ver bien. Por eso debes cortarle el pelo sobre los ojos con regularidad o hacerle una coleta.

Los controles de los oídos, los ojos, las zonas genitales y la limpieza del líquido lacrimal (esto evita que se destiña el pelaje de la zona ocular) también forman parte de la rutina de cuidados diarios. Después de cada paseo debes palpar a tu bobtail para asegurarte de que no se le haya pegado ninguna garrapata o que no se le hayan quedado atrapadas en el pelo ramas u hojas del camino. Si es necesario puedes lavar la barba del can con agua tibia y un champú para perros suave.

Tómate mucho tiempo para el cuidado semanal. El mejor momento para hacerlo es después de un largo paseo, para que tu peludo no esté inquieto. Acostumbra a tu can desde cachorro a estas sesiones de cuidados. Así se convierten en un ritual al que estará acostumbrado. Coloca todos los cepillos, peines y demás utensilios como pinzas o paños húmedos antes de comenzar.

Deporte para perros bobtail

Como perro de pastoreo, el bobtail es polifacético y le gustan los deportes para perros. Lo mejor es que pruebes cuál es el que más le divierte. Hacer lo mismo una y otra vez aburre a este inteligente cuadrúpedo, por lo que es mejor ofrecerle variedad. Trabajar como perro de rescate o de rastreo puede suponer una gran alegría para él. La rutina diaria incluye largos paseos, pues a esta raza le encanta estar fuera sin importar las condiciones climáticas.

¿Puedo tener un bobtail?

Esta raza es adecuada para personas que no son perezosas y que no le temen al tiempo que han de invertir en los intensos cuidados del pelaje. Estos no deben suponer una obligación, sino que también deben poder disfrutarse, para que puedan hacerse durante años sin resentimientos. Quien necesite tener una casa impoluta es mejor que se abstenga de tener un bobtail, pues a pesar de los cuidados del pelaje, de vez en cuando sueltan pelo y, después de un paseo bajo la lluvia, traen un poco de suciedad a la casa. Por lo tanto, el antiguo perro de pastoreo inglés no es adecuado para un piso en la ciudad. Lo ideal es una casa con un jardín vallado, para que pueda estar al aire libre el mayor tiempo posible. Las familias activas con niños pueden pasarlo muy bien conviviendo con un bobtail.

Antes de la llegada de tu cuadrúpedo debes decidir quién cuidará del perro durante las vacaciones o si te lo llevarás cuando viajas. Unas vacaciones rurales de caminatas en climas no muy calurosos y en un hotel que permita tener animales pueden ser geniales para tu antiguo perro de pastoreo inglés, siempre y cuando esté bien socializado y no sea muy territorial. Además, antes de comprar un bobtail debes considerar el coste de adquisición, así como los gastos para el equipamiento básico y los costes corrientes incluidos los alimentos y el veterinario.

Encontrar un antiguo perro de pastor inglés

Cuando te hayas decidido por adquirir un antiguo perro de pastoreo inglés puedes empezar a buscar un criador serio. Busca con cuidado y déjate aconsejar sobre los perros de pastoreo por asociaciones caninas, pues debido a la creciente popularidad del bobtail hay cada vez más criadores que ponen mayor énfasis en el aspecto que en la salud y el carácter del animal. Por supuesto que el criador debe ser miembro de un club de la raza y sus crías, tener pedigrí. Un bobtail de un criador responsable está bien socializado, es equilibrado y muy simpático. Visita al criador en su casa para que podáis conoceros. Además, seguro que tiene algunas preguntas que hacerte, pues le importa el bienestar de sus cachorros.

Si te interesa tener un bobtail adulto puedes buscar en internet asociaciones que se encargan de ayudar a aquellos bobtails en apuros que pueden haber perdido su hogar por múltiples razones. Aclara en una conversación con la organización mediadora si el respectivo cuadrúpedo y tú podríais ser un buen equipo.

Nuestros artículos más útiles
El inteligente y sofisticado border collie con su brillante pelaje es un perro de pastoreo...
La raza de perros más pequeña del mundo tiene una de las esperanzas de vida más largas y es adorada por muchos. El chihuahua es un perro de excesos, habita en los bolsos de Madonna, Britney Spears o Paris Hilton. Sin embargo, este perro de raza mexicano es mucho más que un perro faldero de lujo.