Jack russell terrier

Jack russell terrier

Pequeño, inteligente y animado... Esta raza bastante reciente tiene un gran número de adeptos entre los amantes de los perros. El jack russell terrier fue reconocido como raza independiente de raíces británicas por la FCI en el año 2000. Se diferencia de sus parientes los parson russell terrier por la diferencia de tamaño.

Origen

Esta raza recibe el nombre de su primer criador: John (su nombre de pila era Jack) Russell (1795-1883). En 1819, la hembra fox terrier, Trump, llegó a su casa en Oxford y es considerada la madre de la raza jack russell terrier y también de la raza parson russell terrier de la actualidad. Sin embargo, la raza, tal cual se conoce hoy, a pesar de sus raíces británicas, proviene de Australia, pues es aquí donde se cría en su mayoría. El motivo de esto se debe a su utilidad: el jack russell terrier es un perro de caza cuyos antepasados se empleaban sobre todo en la caza de zorros en Australia.

Esto era necesario, pues en 1850 unos inmigrantes ingleses importaron una pareja de zorros en el quinto continente, pues los nativos dingos no les suponían presas muy interesantes. Pero los zorros, al no tener enemigos naturales, se multiplicaron de forma explosiva y su control se hizo necesario. Se buscaba una raza de perros que, gracias a su pequeño tamaño, pudiera introducirse en las madrigueras de conejos o wombats en las que habitaban los zorros, y que además pudiera recorrer largas distancias. En comparación con el parson russell terrier, de piernas largas, el pequeño jack russell terrier, gracias a sus cortas patas, tenía una gran ventaja.

La historia oficial de la raza jack russell terrier no comenzó hasta 1972, cuando se fundó el Jack Russell Terrier Club of Australia. Aún en la actualidad, Australia es el país con más influencia en lo que respecta el desarrollo de la raza. Gracias a la serie de televisión americana Frasier, en la que el perro Moose aparece en 192 episodios, la raza ganó mucha popularidad y el can se convirtió en una estrella de Hollywood. Aún hoy en día, los jack russell terrier se emplean para la caza de zorros, tejones y marmotas. Sin embargo, ahora estos amigables cuadrúpedos también son muy populares como perros de familia y de compañía.

Aspecto

Complexión: pequeño y ágil

El perro jack russell terrier se pasa todas sus excursiones descubriendo y olfateando cerca del suelo. La altura a la cruz del animado can está entre los 25 y los 30 centímetros. El peso ideal es de 5-6 kilos. Debido a sus cortas piernas, es más largo que ancho. El contorno de su pecho está entre 40 y 43 centímetros, lo que es importante en esta raza sobre todo por su empleo como perro cazador en madrigueras, pues un pecho más ancho no le permitiría correr entre las madrigueras de los zorros. Las orejas en forma de V están caídas hacia delante. Cuando el peludo corretea, algo que le gusta hacer con bastante frecuencia, la cola está erguida y cuando está tranquilo, señala hacia abajo.

Pelaje y color

Otra característica de la raza es la combinación de los colores del pelaje, donde predomina el blanco con marcas o manchas de diferentes tonalidades como negros, marrones o leonados. Las manchas pueden estar repartidas de forma similar a la de las vacas (se considera bastante conciso y audaz cuando tienen una mancha que rodea por completo un ojo), pero el blanco siempre tiene que primar. El pelo puede ser liso, duro o semiduro.

Carácter

El perro jack russell terrier será pequeño y adorable, pero tiene el corazón de un cazador muy trabajador. A menudo esta combinación provoca que se subestime la necesidad de ejercicio de esta raza. Este cuadrúpedo es vivaz, muy activo y de todo menos perezoso. El temperamental perro se caracteriza también por tener una voluntad de hierro. Aunque se considera una raza amante de los niños, hay que tener cuidado sobre todo con los más pequeños. Aparte de una educación consecuente, lo que necesita este perrito es ¡ejercicio, ejercicio y más ejercicio! Si está bien socializado, se lleva bastante bien con otros canes, pero con animales pequeños o con gatos, sobre todo cuando no son parte de la familia, le puede llegar a superar el instinto cazador. Un jack russell terrier equilibrado es una alegría para cualquiera: es amable, abierto, aventurero y muy trabajador.

Educación

Es importante que la educación sea consecuente pero amorosa y que tenga en cuenta el gran instinto de caza del animado jack russell terrier. «No» debe significar siempre «no», pues la educación inconsecuente la aprovecha el perro para hacer lo que le viene en gana. Lo mejor es acostumbrar al can desde cachorro a otros animales domésticos, pues cuando es adulto se convierte en un cazador apasionado y resulta difícil que se lleve bien con posibles presas como pueden ser los gatos. Al igual que los perros adultos, los cachorros necesitan una reacción inmediata para aprender qué comportamientos son adecuados y cuáles no. Ser consecuente es necesario. Es importante que desde cachorro aclares con el resto de la familia cuáles son los comportamientos deseados y cuáles son inaceptables: si el can puede subirse a la cama cuando es pequeño, seguirá haciéndolo de mayor; si reaccionas a los ladridos de tu cachorro dándole atención, corres el riesgo de criar a un perro que ladra mucho.

Visitar una escuela para perros es muy recomendable. Aquí el cuadrúpedo no solo conocerá perros de otras razas y estará más cómodo en el trato con otros peludos, sino que además aprenderá los comandos básicos como «sit» o «quieto» y también que vuelva, lo que facilitará la rutina. Además, reforzará el vínculo entre ambos. Lo ideal es que busques una escuela para perros competente antes de que el cachorro llegue a casa, en la cual el entrenador responda a todas tus dudas y te dé la impresión de que la diversión y el aprendizaje son la prioridad del centro de educación canina.

Entretenimiento

¡Las pequeñas bolas de energía necesitan mucha acción! Si no la reciben tienden a problemas de comportamiento o sobrepeso. Para que tu peludo agote su energía, aparte de los largos paseos, es necesario que tenga suficiente espacio y tiempo para poder escarbar y rastrear, los deportes para perros como el agility o el dog dancing son también recomendables, pues hacen que trabaje su inteligente cerebro. ¡Acompañarte en tus salidas a correr es algo con lo que disfruta mucho! Como buen perro de búsqueda, los juegos de rastreo, en los que tiene que encontrar un objeto escondido o una golosina, le fascinan.

Con toda esta energía es importante que también le proporciones tranquilidad a tu cuadrúpedo. Esto significa, por ejemplo: jugar a la pelota, ¡por supuesto!, pero siempre con control, es decir, que la pelota la puede recoger una vez tú le des la orden. Un juego controlado evita que el can se emocione demasiado. El ejercicio mental también es importante para que el peludo descargue su energía, pero además para que os unáis como equipo. Por supuesto que puedes enseñarle muchos trucos para perros, ¡incluso los entrenamientos con clicker le divierten mucho! Un jack russell terrier que puede quemar toda su energía y está bien educado es un compañero genial para cualquier situación vital.

Tener un jack russell terrier

¿Eres activo y te gusta pasar tiempo fuera? ¡Entonces un jack russell terrier es ideal para ti! Un ejemplar de esta activa raza, bien educado, es también un buen perro de familia al que le encantan los largos paseos, salir a correr, jugar con los niños… El pequeño can se apunta a cualquier actividad de la familia. Si eres de los que prefieren dar paseos cortos es mejor que elijas un perro de otra raza más tranquila, pues los jack russell necesitan desfogarse. ¿Ya tienes otras mascotas? Los terrier que han crecido con gatos pueden hacerse buenos amigos de los felinos. En general solo hay que tener cuidado cuando este peludo cazador vive bajo el mismo techo que una potencial presa. Este cuadrúpedo solo es adecuado para aquellos primerizos que se informan bien sobre la raza, sus necesidades y la educación que necesitan antes de adquirirlo. Una buena fuente de información son las asociaciones de cría, los criadores de la zona y, por supuesto, otros amantes de jack russell con experiencia.

Alimentación y salud del jack russell terrier

En la alimentación influyen varios aspectos como el estado de salud, la edad y el nivel de actividad física. Sobre todo, esto último, pues las pequeñas bolas de energía hacen mucho ejercicio, por lo que suelen necesitar un aporte energético alto. Pero está claro que cada perro es diferente, por lo que no es una ley universal. En general, la alimentación debe contener más o menos un 70 % de carne. La elección de alimentar a tu peludo con pienso o comida húmeda depende de ti y de tu fiel amigo canino, pero siempre debe ser de buena calidad. Otra forma de alimentación adecuada para el jack russell terrier es la dieta BARF (alimentación cruda biológicamente apropiada). En nuestra tienda para perros encontrarás comida especial para jack russell terrier.

Los perros de esta raza tienden a padecer enfermedades alérgicas cutáneas, que en algunos casos están causadas por determinados ingredientes. Si aparecen síntomas de una intolerancia alimentaria, como reacciones cutáneas o trastornos gastrointestinales, hay buscar el detonante. Esto se realiza mediante una dieta de exclusión. A continuación, han de evitarse por completo todos aquellos ingredientes que provocan la alergia. Si se trata de una intolerancia al trigo es posible cambiar el alimento a una comida para perros sin cereales. Deben realizar suficiente ejercicio y recibir una alimentación adaptada al reducido peso, de lo contrario pueden subir muy rápido de peso.

¿Cuántos años vive un jack russell terrier?

En general, el jack russell terrier es un perro de naturaleza robusta, con los cuidados y la alimentación adecuada pueden cumplir más de 15 años.

Enfermedades típicas de la raza

Lamentablemente esta raza tiene varias enfermedades típicas. El riesgo de estas se reduce al adquirir los cachorros de un criador responsable. Así como otras razas terrier, el jack russell también tiende a padecer ataxia y mielopatía. Los síntomas de estas enfermedades neurológicas pueden ser trastornos del movimiento o temblores musculares. También pueden presentar enfermedades alérgicas de la piel (atopia). En la luxación de la rótula se desplaza la rótula y el perro suele caminar solo sobre tres piernas. Mediante una intervención quirúrgica tu peludo puede volver a la normalidad.

Higiene y cuidados

El pelaje del perro está compuesto por pelo superior y subpelo y requiere cuidados periódicos. Estos son muy fáciles en las especies de pelo liso y semiduro, pues suele ser suficiente con cepillarlos, sin embargo, pierden mucho más pelo que los de pelo duro. Cuanto más uses el peine y el cepillo, menos pelos te encontrarás por la casa. Además del peinado semanal de tu jack russell terrier de pelo duro, es importante cortarlo con frecuencia, a poder ser por un profesional, que además pueda guiarte con el programa de cuidados. Los pelos viejos y sueltos se eliminan para que el pelaje pueda renovarse. Los ojos, las orejas y las uñas deben controlarse a diario para poder reconocer cualquier cambio, como por ejemplo un ataque de ácaros.

Tener un jack russell terrier

¿Eres activo y te gusta pasar tiempo fuera? ¡Entonces un jack russell terrier es ideal para ti! Un ejemplar de esta activa raza, bien educado, es también un buen perro de familia al que le encantan los largos paseos, salir a correr, jugar con los niños… El pequeño can se apunta a cualquier actividad de la familia. Si eres de los que prefieren dar paseos cortos es mejor que elijas un perro de otra raza más tranquila, pues los jack russell necesitan desfogarse. ¿Ya tienes otras mascotas? Los terrier que han crecido con gatos pueden hacerse buenos amigos de los felinos. En general solo hay que tener cuidado cuando este peludo cazador vive bajo el mismo techo que una potencial presa. Este cuadrúpedo solo es adecuado para aquellos primerizos que se informan bien sobre la raza, sus necesidades y la educación que necesitan antes de adquirirlo. Una buena fuente de información son las asociaciones de cría, los criadores de la zona y, por supuesto, otros amantes de jack russell con experiencia.

¿Qué necesita un jack russel?

Dado que la esperanza de vida del jack russell terrier es de quince años, es conveniente planear la llegada de antemano. Aclara quién se ocupará del perro en caso de enfermedad o cuando te quieras ir de vacaciones. Si tienes hijos debes poner unas reglas estrictas sobre el trato responsable con el nuevo habitante de la casa. Si tus niños lo tratan con respeto, no hay nada que se interponga a una amistad de por vida, ¡harán un buen equipo! ¿Te gustaría llevarte a tu cuadrúpedo de vacaciones? En la actualidad existen numerosos hoteles que hospedan a toda la familia, ¡incluidos perros!

Al desembolso económico para el equipamiento básico (correas, peines y cepillos, cortaúñas, mantas, transportines para el coche, etc.) se suman los gastos para la comida adecuada y las revisiones veterinarias. Estas últimas pueden aumentar bastante en caso de enfermedades inesperadas. Asegúrate antes de que ningún miembro de la familia sea alérgico a los canes y, si es tu caso, consulta con tu casero si puedes tener un perro en tu vivienda de alquiler. Por supuesto, también debes ser realista y pensar bien si tienes el tiempo para ocuparte de las necesidades de esta raza, a diario y durante muchos años.

Adquirir un jack russell terrier

Si quieres que un jack russell terrier forme parte de tu familia, busca un criador serio. Puesto que esta raza es muy popular, hay una gran variedad de criadores que solo están interesados en el dinero rápido. El precio que terminas pagando no es solo por un perro de raza cuestionable (los criadores serios respetan el estándar de la raza en cuanto al aspecto y al carácter), sino también por el dudoso estado de salud de los cachorros y de los progenitores. Con frecuencia, los criadores poco responsables tienen a los animales en malas condiciones y sin tener en cuenta sus necesidades de entretenimiento. Las madres no tienen casi tiempo para recuperarse entre las camadas. Otra señal es que las crías se separan demasiado rápido de su madre, lo que no solo conlleva riesgos de salud, sino también problemas de comportamiento social. Los criadores serios son socios de una asociación o un club de la raza y se comprometen a seguir sus reglas por el bienestar de los animales y de la raza.

Con un criador que prioriza la salud del animal tienes la oportunidad de conocer los cachorros a la vez que sus progenitores y hermanos. Responde a todas tus preguntas sobre los cuidados de salud o la alimentación de sus crías y no es solo un vendedor, sino también una persona con la que puedes contactar sobre cualquier asunto referente a tu nuevo amigo canino. Además, querrá saber cómo vives, tu situación y tus actividades de tiempo libre, pues quiere asegurarse de que puedes proporcionarle un hogar, el tiempo y los cuidados adecuados a sus cachorros. Las asociaciones de la raza nacionales pueden ayudarte a encontrar un criador serio cerca.

Si no tiene por qué ser un cachorro, entonces puedes buscar también en protectoras especiales de jack russell terrier, que se encargan de buscar hogares para animales mayores, a veces incluso mestizos. De vez en cuando también se encuentran perros de esta raza en las protectoras locales. Según lo que les haya pasado puede que tengan alguna peculiaridad en el carácter, pero se alegran de tener un nuevo hogar, los cuidadores pueden aconsejarte sobre si el cuadrúpedo y tú haréis un buen equipo.

Nuestros artículos más útiles

Border collie

El inteligente y sofisticado border collie con su brillante pelaje es un perro de pastoreo, por lo que puede no ser del todo adecuado como perro de familia.

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? ¡No nos engañemos! El pinscher miniatura ―también conocido como pinscher mini, pin min, pinscher enano o Zwergpinscher― es un «gran» perro. Quien desee un adorable y tierno perrito faldero se equivoca con el pinscher mini. A pesar de su tamaño, a este perro familiar tan despierto le encanta la actividad y el deporte y, en muchos sentidos, mantendrá a sus dueños muy ocupados.

Chihuahua

La raza de perros más pequeña del mundo tiene una de las esperanzas de vida más largas y es adorada por muchos. El chihuahua es un perro de excesos, habita en los bolsos de Madonna, Britney Spears o Paris Hilton. Sin embargo, este perro de raza mexicano es mucho más que un perro faldero de lujo.