Münsterländer pequeño

Münsterländer pequeño

Este peludo tiene muchas características positivas y, además, es toda una belleza. Esto hace que cada vez más gente quiera tenerlo como perro de compañía. No obstante, el münsterländer pequeño es, principalmente, una raza de cazadores para cazadores. Te presentamos a este versátil perro de trabajo.

Aspecto

Perro de caza pequeño y armonioso

El münsterländer pequeño es uno de los perros de muestra más pequeños. Los machos alcanzan una altura de cruz de hasta 54 cm y las hembras, de hasta 52 cm. Estos perros pesan 24 kg como máximo y presentan una constitución armoniosa. A nivel estético, recuerda a otros perros cazadores, como el münsterländer grande y el spaniel francés. Tiene un manto de pelo de longitud media, que puede ser ligeramente ondulado o liso. Las patas delanteras y traseras tienen zonas de pelo largo. Además, el pelo de la cola también es más frondoso, lo que los expertos llaman bandera. En general, el estándar prescribe que el pelo no debe ocultar los contornos del perro. El münsterländer pequeño es blanco o roano con marcas marrones o fuego en forma de puntos, placas o abrigo.

Historia: perdiguero de Münsterland

Su nombre lo dice todo: el münsterländer pequeño proviene de la región de Münsterland, alrededor de la ciudad de Münster (Renania del Norte-Westfalia). Aquí viven perdigueros desde hace siglos, caracterizados por sus buenas aptitudes de muestra y cobro. El guardabosques e investigador canino Edmund Löns basó la cría del münsterländer pequeño en estos perros en 1902. La raza que surgió la bautizó con el nombre heidewachtel, que remite al principal ámbito de uso del perro: la caza de codornices en los brezales (Wachtel = codorniz, Heide = brezal). Löns cruzó estos perros con ejemplares de la línea de caza Dorstener Stamm de Coesfeld. A la hora de elegir el nombre hubo divergencias porque a Löns no le gustaban los nombres vogelhund ni wachtelhund (perdiguero, cazador de aves). Finalmente se impuso el nombre Kleiner Münsterländer Vorstehhund (perro de muestra pequeño de Münsterland). El primer estándar de la raza data de 1921.

Por cierto: la cría del münsterländer pequeño no tiene características comunes con la del münsterländer grande. Este también proviene de Münsterland y es muy ducho en la caza. No obstante, se trata de una variante cromática del perro de muestra alemán de pelo largo que evolucionó hasta convertirse en raza independiente. En realidad, el münsterländer pequeño está más emparentado con el spaniel francés. Hoy día, este ayudante de caza no solo está extendido en Alemania, sino también en Francia, Bélgica y Escandinavia. En el Reino Unido es más difícil de encontrar. Sin embargo, este aumento de la popularidad en algunos países tiene sus inconvenientes. Muchos criadores irresponsables ven la oportunidad enriquecerse y se preocupan poco por la salud y por encontrar interesados adecuados. Como mero perro familiar, el münsterländer pequeño no está suficientemente estimulado.

Münsterländer pequeño © sebgsh / stock.adobe.com

Carácter: cazador sociable con encanto

Con un ejercicio acorde a la especie, el münsterländer pequeño está tranquilo en casa y se lleva bien con las personas y sus congéneres. Se apega mucho a su persona de referencia y se muestra muy sociable con otros perros. Si puede trabajar, en su tiempo libre se siente de fábula con la familia y se muestra tranquilo y manso. Al aire libre, el münsterländer pequeño es un perro muy despierto y aventurero. Sus ansias de trabajar innatas incluyen una agudeza constante para la caza. Es un cazador altamente concentrado, resistente y con unos nervios de acero. Además, es buen nadador.

Adiestramiento para cazadores en ciernes

El münsterländer pequeño es un alumno con talento que aprende rápido. No obstante, esto no significa que su adiestramiento sea fácil. De hecho, detecta la más mínima inseguridad de su persona de referencia y la usa para su beneficio. Así pues, requiere una mano firme y segura. En este caso, su inteligencia y ganas de aprender lo convierten en un alumno aplicado y motivado. Este perro debe superar una formación para perros de caza con los correspondientes exámenes. Esta formación es muy intensiva los dos primeros años, pero te beneficiará a la larga. Además, una escuela para cachorros también puede ser adecuada para perros de caza en ciernes. Paralelamente a la formación básica, puedes empezar a dar los primeros pasos en la caza con el perro. El cobro, los ejercicios en el agua, el arrastre y el rastreo son otras primeras asignaturas en la carrera de un perro de caza.

Salud y alimentación

Si compras el münsterländer pequeño a un criador serio, seguramente te darán un perro sano. Si está en forma y lo alimentas de forma acorde a la especie, puede vivir quince años. Aunque goza de una salud de hierro, pueden darse casos aislados de predisposición a ciertas enfermedades. Esto puede pasar si el criador no ha hecho hincapié en una buena prevención sanitaria y selección de los padres. Uno de los problemas de salud que puede padecer es la dermatitis atópica, una reacción alérgica de la piel. Los problemas articulares, como la displasia de cadera, son menos frecuentes.

Tanto los problemas de piel como los articulares pueden prevenirse con una alimentación equilibrada y un control del peso. Como cualquier perro, el kleiner münsterländer necesita una dieta de calidad que le aporte proteínas. Recuerda que los snacks, incluso los premios durante el entrenamiento, deben incluirse en el cálculo de la ración diaria.

La panza y los huesos masticables son un placer delicioso para entre horas, que puedes darle de vez en cuando. Consejo: puedes practicar que se quede solo con estas golosinas. Dale al perro un aromático trozo de panza y desaparece unos minutos sin avisar. Así, los snacks masticables serán una distracción bienvenida y acortarán el tiempo que estará sin ti. Recuerda que tu perro siempre debe tener suficiente agua fresca a su disposición.

Descubre nuestra selección de comida para perros.

Cuidados

El pelo sencillo del münsterländer pequeño es fácil de cuidar porque basta con cepillárselo cada equis días. Este pelaje lo protege de las espigas y la maleza, pero algo de esto se queda enganchado. Después de hacer una excursión por el bosque, deberás inspeccionárselo en busca de garrapatas, bichos y hojas. Durante el periodo de muda deberás recurrir al cepillo con mayor frecuencia. De este modo, ayudarás a tu peludo y reducirás al mínimo los pelos que acaban en casa. Las orejas caídas requieren especial atención porque aquí se producen inflamaciones fácilmente. Límpiaselas periódicamente con un producto especial para perros y llévalo al veterinario al primero signo de inflamación. Además, los perros que caminan sobre suelos blandos tienden a tener las uñas demasiado largas, pudiéndose hacer mucho daño. Pídele al veterinario que te enseñe a cortárselas con un cortaúñas para perros.

Deporte

Este perro de muestra es un cazador versátil en formato manejable. Le encanta levantar, rastrear y cobrar. El münsterländer pequeño debe asistir a una formación para perros de caza y, después, trabajar en el bosque. Además, puede convertirse en un cazador excelente en jauría si se acostumbra desde pequeño. Como le gusta el agua, también es apto para cobrar en el agua y para cazar patos. Un ejemplar que pueda cazar periódicamente está satisfecho y se porta bien. Como complemento o alternativa a la caza, algunos aprenden agility con entusiasmo. También hay muchos que disfrutan con el mantrailing. De hecho, este perro tan listo y dinámico puede practicar un montón de deportes caninos cuando sea adulto.

Münsterländer pequeño © motivjaegerin1 / stock.adobe.com

¿Encaja conmigo?

Lo ideal es que este perro viva con cazadores profesionales o aficionados que busquen un perro apto para familias. De hecho, en casa convive pacíficamente con la familia. Lo mejor es que la casa en la que viva esté en el campo. En una ciudad solo estará a gusto si puede salir a la naturaleza con frecuencia. Así pues, si vives en un tercero en plena ciudad, es mejor que elijas otra raza que pueda adaptarse mejor. No es recomendable tener a este perro tan sociable en una perrera.

El münsterländer pequeño necesita una gran implicación. Sin un ejercicio suficiente ni la caza o un deporte canino alternativo, se buscará el entretenimiento por su cuenta, por ejemplo, persiguiendo a los ciclistas que pasan. Solo aquellos que tengan mucho tiempo para su entretenimiento y formación deberían plantearse adoptarlo. Además, no deben vivir animales pequeños en el hogar. En efecto, los conejos y Cía. son presas interesantes para él. La convivencia con gatos también es recomendable solo con condiciones, por ejemplo, que conociera gatos siendo cachorro. En ese caso, pueden hacerse muy amigos. Sin embargo, que acepte al gato en su familia no significa que no vaya a perseguir al gato del vecino. Así pues, si tienes un jardín, tendrás que vallarlo.

Además, este perro se lleva de fábula con los niños. No obstante, no debes dejarlo solo con ellos sin supervisión. Asimismo, el perro debe tener la oportunidad de refugiarse si está muy agobiado.

Piensa que un perro no solo requiere mucho tiempo, sino que también origina gastos corrientes. El precio de un münsterländer pequeño de cría seria es de cuatro cifras. A esto se añade el equipamiento básico y los gastos corrientes. Estos incluyen un alimento de calidad, el seguro de responsabilidad civil y el veterinario. Piensa en quién se ocupará de él cuando te vayas de vacaciones o te pongas enfermo/a. Un kleiner münsterländer educado se puede llevar a muchos hoteles y, desde ahí, hacer caminatas maravillosas.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Como el münsterländer pequeño es muy popular, no te costará encontrar uno. En cualquier caso, elige a un criador responsable. Aquí te darán a un perro con una buena impronta y unos padres con una buena salud demostrable. El criador debe pertenecer a una asociación y estar dispuesto a ofrecerte información sin reservas sobre su prevención sanitaria. Un punto de partida para buscar criadores en Europa y EE. UU. es la Verband für Kleine Münsterländer International (KlM-I). Esta asociación está presente en doce países. Por ejemplo, si buscas un münsterländer pequeño en Alemania, puedes ponerte en contacto con el servicio de cachorros de la sucursal alemana. Además, a veces se dan en adopción ejemplares mayores que han perdido su hogar a través de la asociación.

La mayoría de criadores solo entregan cachorros a cazadores, y con razón. Un buen criador te invitará a visitar a los cachorros en casa. Así, no solo podrás llevarte valiosas impresiones, sino que el criador tendrá la oportunidad de conocerte mejor. Al fin y al cabo, lo que quiere es entregar a sus cachorros a gente responsable. Si no eres cazador/a, pero te has enamorado de la raza, echa un vistazo a los mestizos de la protectora. Estos perros han perdido su hogar, por el motivo que sea, pero son igual de encantadores. Infórmate bien de antemano sobre el carácter del perro que elijas para averiguar si encaja contigo.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.