Border terrier

Border terrier

Estéticamente poco llamativo, el border terrier es un perro ideal para quienes quieran un compañero robusto y dinámico.

Aspecto

Belleza natural

Los inexpertos lo confunden a menudo con un mestizo. Este peludo británico tan discreto llama la atención al segundo vistazo, normalmente por su expresión curiosa y atenta. Pesa solo siete kilos como máximo y tiene un pelo áspero y duro que lo protege de los fenómenos climáticos. Puede ser de color rojo, fuego, parduzco y trigo. Tiene las orejas pequeñas y caídas, así como un cráneo plano y moderadamente ancho con un hocico corto. La forma de la cabeza recuerda a la de una nutria. Las patas, largas y esbeltas, apuntan a la resistencia de este perro.

Origen

Trabajador fronterizo a la caza

Su nombre lo dice todo: el border terrier proviene de la frontera (border en inglés) entre Inglaterra y Escocia. El objetivo de cría inicial iba exclusivamente dirigido a la caza. Debía ser suficientemente rápido y resistente para poder correr junto al caballo. Simultáneamente, debía ser lo bastante pequeño como para caber en las zorreras y sacar a los zorros de su escondite. Al principio, la belleza o el aspecto típico de la raza eran indiferentes y solo importaba el rendimiento.

Aunque en pinturas del siglo XVIII se ven perros similares, la cría no se estableció hasta principios del siglo XX. En 1920, el Kennel Club reconoció la raza oficialmente. El perro border terrier presenta una distribución desigual en los países de Europa. Por ejemplo, hasta hoy sigue siendo muy frecuente y utilizándose para la caza en Gran Bretaña. Además, es un perro de compañía para familias muy popular. En otros países es menos común, pero ha ganado fama en las últimas décadas. Por ejemplo, el border terrier del excanciller alemán Gerhard Schröder, llamado Holly, disparó el nivel de popularidad de la raza.

Border terrier © Vincent / stock.adobe.com

Carácter

Alegre y aventurero

Con un border terrier nunca te aburrirás. Siempre está dispuesto a vivir aventuras y es vivaracho e intrépido. Además, es alegre, juguetón e inteligente, sin tender a la testarudez ni a la agresividad. Aunque ladra para mostrar que algo le interesa, no lo hace con estridencia. Como sus antepasados cazadores se utilizaban en jaurías grandes donde no se deseaban las peleas, estos perros siguen llevándose bien con otros perros y son sociables. El border terrier es curioso y le gusta explorar los setos, los matorrales e incluso el estanque del jardín. En efecto, a este antiguo cazador de nutrias le encanta el agua. Esto, en combinación con su instinto de caza, hace que un adiestramiento básico sea indispensable para que no se escape.

Adiestramiento

También para principiantes perseverantes

En general, esta raza es fácil de adiestrar si se sigue una de las normas de adiestramiento más importantes: la perseverancia. En este caso, el border terrier te aceptará como líder de la manada de buena gana. No obstante, de vez en cuando te pondrá a prueba. En efecto, como perro de caza que es, está acostumbrado a tomar decisiones por cuenta propia y es relativamente cabezota. Si quieres llevarlo sin correa, deberás asegurarte de que responda a tu llamada en cualquier situación. Esto deberás practicarlo desde cachorro. Un border terrier bien educado es capaz de responder a tu llamada cuando vea una ardilla. No obstante, para ello se necesita trabajar en el adiestramiento. Llévalo a una escuela canina cuando sea cachorro para que tenga contacto con otros perros y para fomentar su socialización.

Lee también nuestro artículo sobre los fundamentos del adiestramiento de cachorros.

Cuidados sin complicaciones

Si se asea el pelaje del border terrier periódicamente, compuesto por una capa externa y otra de subpelo, no es nada difícil de cuidar. Los ejemplares con poca barba son más fáciles de cuidar porque su pelo es menos denso y más suave. Cepíllale el pelo a fondo una vez por semana y examínalo en busca de parásitos o alteraciones cutáneas. Dos veces al año deberás esquilarlo a mano o llevarlo a una peluquería canina. Para ello, no uses nunca tijeras, ya que estas dañan la estructura áspera del pelaje. Para cuidar los dientes del perro, puedes acostumbrarlo al cepillo y la pasta caninos desde cachorro. Este ritual previene el sarro. Asimismo, una buena profilaxis son juguetes en forma de cuerdas de algodón con nudos y zanahorias o panza para masticar. Además, debes controlarle la longitud de las uñas y cortárselas cuando sea necesario, sin olvidar los espolones.

Border terrier © Nikol / stock.adobe.com

Alimentación

Descubre nuestra selección de comida para perros.

Como todos los perros, el border terrier es carnívoro y necesita una alimentación compuesta principalmente por carne. Por eso, al elegir una comida húmeda o pienso, asegúrate de que este sea el primer ingrediente de la lista. Un contenido proteico del veinte por ciento es suficiente para un ejemplar adulto. Para las cantidades, guíate por los datos del fabricante y no pierdas de vista la cintura del peludo. Si pierde definición por los michelines, ajusta la cantidad como corresponda. Cuando le des snacks entre horas, recuerda restarlos de la ración diaria. Si tienes que cambiarle la comida, hazlo paulatinamente mezclando la nueva con la antigua.  Ve aumentando la cantidad de comida nueva poco a poco. Un perro adulto tiene suficiente con dos comidas al día, mientras que los cachorros deben comer hasta cuatro veces. Para el cuidado dental puedes darle artículos secos para masticar, como orejas y pezuñas de vacuno.

Perro desconocido sano

Su aspecto tan poco llamativo ha hecho que el border terrier se libre de la cría de perros de moda. Desde el inicio de su cría selectiva, la calidad es el aspecto prioritario, no las características estéticas. Por suerte, esto ha hecho que sea menos propenso a enfermedades típicas que otras razas. Sin embargo, existen ejemplares con displasia de cadera, atrofia progresiva de retina y enfermedades cardíacas. Por eso es tan importante elegir a un criador serio. Con una preselección minuciosa, estos criadores pueden minimizar el riesgo de estas patologías.

Además, el border terrier puede verse afectado por el síndrome epileptoide canino. Esta es una enfermedad caracterizada por convulsiones cuya causa se desconoce. Es hereditaria recesivamente y suele aparecer a la edad de entre dos y cinco años. Habla con el criador sobre la enfermedad y las medidas de prevención. Además, este perro puede desarrollar sobrepeso. Por lo tanto, atente a las raciones diarias y pésalas si es necesario. Con una buena salud, el perro border terrier puede vivir hasta diecisiete años.

El entretenimiento, mejor en el campo

Que no te engañen sus patitas pequeñas: el border terrier necesita mucho ejercicio. Lo mejor es que lo haga al aire libre. Como perro de trabajo que es, necesita mucho entretenimiento, tanto físico como mental. Los deportes caninos como el agility y el dog dancing, que combina ejercicio con truquitos, son ideales para él. También le gustan los juegos de rastreo.

Por otro lado, cabe destacar la afinidad de la raza con los caballos. Por eso, el border terrier es un excelente compañero para hacer equitación. Además, también puede acompañarte cuando salgas a correr o a hacer senderismo. Cuando salgas a montar o a correr con el perro, procura aumentar la duración del entrenamiento paulatinamente para no sobrecargarlo. En cualquier caso, debe ser adulto para practicar deportes de resistencia. Por mucho que le guste hacer ejercicio a la raza, recuerda darle también momentos de descanso. De lo contrario, podría tender a exigir más y más ejercicio, convirtiéndose así en un torbellino hiperactivo. Un complemento interesante a los deportes caninos podría ser una formación como perro de terapia.

Border terrier © mfotohaus / stock.adobe.com

¿Encaja conmigo?

Pese a su aspecto adorable, que lo hace atractivo para los que buscan un perro sencillo y manejable, el border terrier solo es apto para principiantes y gente mayor hasta cierto punto. Los principiantes deberán informarse a fondo sobre adiestramiento y pedir consejo profesional para educarlo con éxito. Las personas mayores deben poder ofrecerle al perro mucho ejercicio. La raza es apta para personas deportistas a las que les guste salir con el perro.

Hay que asegurarse de que se desfogue como es debido, haga el tiempo que haga. Solo así se puede tener en un piso. Cuanto más grande sea su manada, más a gusto se sentirá. Por eso, es un perro ideal para familias o para hogares con otro perro, ya que aquí está más acompañado. Además, se lleva bien con los niños. No obstante, puede ser un poco salvaje a la hora de jugar, sobre todo de cachorro. Por eso, no deberás perderlo de vista en presencia de niños pequeños. Si enseñas a tus hijos a tratar al perro con respeto, tendrán un amigo de por vida.

Antes de adoptar

Antes de adoptarlo, todos los miembros de la familia deben estar expresamente de acuerdo y, además, no ser alérgicos. En caso de duda, consulta a un médico. Si vives en un piso de alquiler, pregunta al arrendador si te permite tenerlo y pídele que lo ponga por escrito si el contrato de alquiler no lo especifica. También deberás pensar en qué harás cuando te vayas de vacaciones: ¿dejar al perro al cuidado de amigos, familiares o una residencia canina? ¿Llevarte al perro de viaje contigo? Hoy en día, muchos hoteles y pensiones admiten perros. Gracias a su tamaño manejable y su afinidad con la gente, el border terrier es apto para viajes de senderismo o similares.

Antes de asumir la responsabilidad de adoptar un perro que te acompañará muchos años, analiza los gastos que ello acarrea. Al precio de compra de un perro de criador se añade el equipamiento básico, que incluye comederos, correa, arnés o collar, camas y mantas, protección para el coche y utensilios de cuidado, como cepillos y un champú suave para perros. También debes tener en cuenta los gastos de un alimento de calidad, el seguro de responsabilidad civil y el veterinario. Recuerda que estos últimos pueden dispararse en caso de enfermedad.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Si has decidido adoptar un perro border terrier, es el momento de ponerte a buscar. Si quieres un cachorro, deberás encontrar un criador serio. Lo reconocerás porque pertenece a una asociación canina y se atiene a sus normas, que ofrecen cierta seguridad. Los padres deben haber superado algunos exámenes de cría en materia de salud y carácter antes de poderse usar en la cría. Por otra parte, las perras deben disfrutar de suficientes descansos entre camadas.

Un buen criador te dejará que conozcas al cachorro en su casa con calma. Además, responderá a todas tus preguntas sobre la raza y su cría. Los cachorros y los padres deben tener un aspecto alegre, sano y equilibrado. De hecho, incluso después de comprar al cachorro, el criador seguirá a tu disposición para responder preguntas. Al fin y al cabo, lo que más le importa es el futuro de sus animales. Por eso, probablemente te haga preguntas sobre tu experiencia con perros, tus expectativas y tu casa. Alégrate de que lo haga, ya que esto significa que es un criador responsable.

No compres cachorros sin pedigrí, ya que, en muchos casos, estarás favoreciendo la propagación de enfermedades. Además, la mayoría de cachorros de estos vendedores no están socializados y los padres viven en condiciones descuidadas. Aunque parezcan baratos a primera vista, estos vendedores ganan más que los criadores serios. Estos suelen invertir mucho dinero, tiempo y dedicación en conseguir animales sanos y con buen pedigrí.

Pedigrí

Si quieres adoptar un border terrier mayor, puedes acudir a una asociación. En ocasiones, los criadores deben separarse de animales mayores o conocen otros que han perdido su hogar. Otro punto de partida son las organizaciones consagradas a los terriers, que a veces tienen border terriers en adopción. También tienes la opción de acudir a la protectora de tu ciudad a ver si tienen perros de esta raza, aunque es poco probable. Aquí es más fácil que encuentres mezclas, que, aunque se parezcan física y mentalmente, son cajitas de sorpresas. Claro está, esto no tiene por qué ser algo malo. En cualquier caso, con estos perros debes informarte bien sobre sus características de antemano. La protectora te asesorará ampliamente para determinar si tú y el perro encajáis.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.