Pastor australiano

Pastor australiano

El precioso pastor australiano, un perro mediano criado antiguamente para el pastoreo, requiere un entretenimiento exigente y variado que lo estimule física y mentalmente.

Carácter

El pastor australiano destaca por su temperamento indomable, su resistencia envidiable y su instinto protector marcado. Es un perro de trabajo empedernido que no abandona su instinto de pastor y guardián ni siquiera como perro de compañía. Para este perro activo y ávido de aprender, el trabajo significa pasión, por lo que siempre da el 100 % en todas las tareas que se le encomiendan. Es muy inteligente y dócil, y le encantan los retos.

Perro de trabajo cariñoso con las ideas claras

El aussie, como se lo conoce cariñosamente, es muy cercano a las personas y tiene una marcada tendencia a complacerlas. Quiere gustarles y trabaja con ellas de buena gana. Su elevada capacidad de aprendizaje y su disposición a someterse a los humanos y obedecerlos hacen que sea un perro de compañía cada vez más popular. Sin embargo, su deseo de agradar al líder de la manada no significa que siga sus órdenes ciegamente. Como antiguo perro pastor, ha mantenido sus propias ideas y, por tanto, cierta autonomía.

Alta disposición a aprender y capacidad de observación

Su tendencia a complacer y su elevada capacidad de aprendizaje no se deben confundir con un adiestramiento fácil. Aprende rápido, sí, pero también las cosas equivocadas. Por eso, su adiestramiento requiere mucha cautela, paciencia, comprensión, consecuencia y rectitud. Este inteligente y atento perro detecta los puntos débiles enseguida y los aprovecha. Algún que otro pastor ovejero australiano conoce a su cuidador mejor que él mismo. Con autoconfianza, consecuencia y, lógicamente, mucho amor y cariño, la convivencia con este perro puede ser muy armoniosa y fluida.

Pastor australiano

Perro sociable con un instinto pastor marcado

Al principio se muestra reservado ante los desconocidos, pero se acaba soltando rápidamente gracias a su carácter simpático y bondadoso. También es paciente y sociable con los niños y otros animales domésticos. No obstante, es posible que otros animales, niños, runners o incluso coches despierten su instinto de pastoreo. Por eso, es importante marcar los límites claramente y ofrecerle muchas actividades a este perro tan aplicado y versátil.

Aspecto

Su origen como perro pastor y boyero no solo se reconoce por su marcada voluntad para trabajar y dinamismo, sino también por su cuerpo fuerte y musculoso, pero muy ágil y flexible. Los machos presentan una altura de cruz de 51-58 cm y las hembras, de 46-53 cm. Esto, junto con un peso máximo de 22 kg, convierte al pastor australiano en un perro mediano, pero muy ligero. Se mueve con libertad y ligereza, y presenta un gran talento para muchos deportes caninos.

Cuerpo perfectamente proporcionado con cola naturalmente corta

Cuenta con una constitución robusta que, sin embargo, nunca tiene aspecto tosco. La cabeza, ligeramente convexa o aplanada, presenta un stop bien definido y un hocico de la misma longitud que el cráneo, bien proporcionado con su armonioso cuerpo. Tiene una mordida de tijera fuerte y orejas triangulares, asentadas altas en la cabeza. En actitud de concentración y alta atención, se doblan ligeramente hacia delante o hacia el lado. Una característica típica de algunos perros de esta raza es la cola naturalmente corta (natural bobtail [NBT]). La cola larga se puede amputar hasta los 10 cm en los países en los que esta práctica no está prohibida.

Pelo resistente a la intemperie con muchas variaciones cromáticas

El pelo del perro pastor australiano, liso o ligeramente ondulado, es muy resistente a la intemperie gracias al fuerte subpelo. En los machos, la melena y el collar están algo más poblados que en las hembras. En la cabeza, la parte exterior de las orejas, detrás de las patas delanteras y debajo de los corvejones, el pelo es corto y liso en ambos sexos. La particularidad de la raza que la hace tan popular es la gran variedad cromática de su pelaje. Básicamente, existen cuatro colores básicos que, combinados y con las diferentes marcas, ofrecen 16 variantes posibles.

Los cuatro colores básicos son:

  • Negro
  • Rojo
  • Azul mirlo (negro jaspeado con base gris)
  • Rojo mirlo (rojo/marrón jaspeado con base rojo hígado o beis)

De estos se desprenden 16 variantes cromáticas posibles:

  • Negro liso: negro monocolor, sin marcas
  • Rojo liso: rojo monocolor, sin marcas
  • Azul mirlo: negro jaspeado con base gris/azul, sin marcas
  • Rojo mirlo: rojo/marrón jaspeado con base rojo hígado/beis, sin marcas
  • Negro bi (cobre): negro con marcas cobrizas
  • Negro bi (blanco): negro con marcas blancas
  • Rojo bi (cobre): rojo con marcas cobrizas
  • Rojo bi (blanco): rojo con marcas blancas
  • Azul mirlo (blanco): colores mirlo (gris/azul) con marcas blancas
  • Azul mirlo (cobre): colores mirlo (gris/azul) con marcas cobrizas
  • Rojo mirlo (blanco): colores mirlo (rojo/marrón) con marcas blancas
  • Rojo mirlo (cobre): colores mirlo (rojo/marrón) con marcas cobrizas
  • Negro tri: negro con marcas blancas y cobrizas
  • Rojo tri: rojo con marcas blancas y cobrizas
  • Azul mirlo (blanco/cobre): colores mirlo azul/gris con marcas cobrizas y blancas
  • Rojo mirlo (blanco/cobre): colores mirlo rojo/marrón con marcas cobrizas y blancas

Ojos de colores poco habituales

En todos los colores, en los ojos y las orejas predominan principalmente colores diferentes del blanco. Aunque se admiten marcas blancas, el blanco no debe ser el color predominante. El estándar de la raza no acepta puntos blancos en el cuerpo ni una nariz completamente sin pigmentar (dudley nose). Igual de variado que el pelo es el color de los ojos de esta raza tan poco habitual. Se admiten ojos de color azul, marrón, ámbar y cualquier otra variación o combinación de estos, incluidas las manchas y el jaspeado.

Pastor australiano

Historia

A diferencia de lo que su nombre sugiere, este perro tan versátil no es originario de Australia, sino de Norteamérica. Sin embargo, aún no se ha descubierto el origen real de la raza y solo existen teorías sobre sus antepasados. La más aceptada es que los pastores vascos llevaron a los perros de Australia a EE. UU. en el siglo XIX, especialmente durante la fiebre del oro, allá por el 1840. Los inmigrantes vascos los trajeron como perros de pastoreo para sus ovejas merinas, que en Norteamérica se denominaban ovejas australianas.

Estrella de espectáculos

Este perro de trabajo diligente alcanzó la fama rápidamente en las granjas y ranchos de Estados Unidos. Los granjeros, entusiasmados con su versatilidad como pastor, boyero y guardián, empezaron a dedicarse a la cría de la raza. Su fama también se disparó en los espectáculos y rodeos del oeste del país. En 1957, el Australian Shepherd Club of America (ASCA) inició el primer libro genealógico. Sin embargo, no fue hasta 20 años después que se creó un estándar unificado de la raza. En 1993 entró en vigor el estándar de la raza del American Kennel Club (AKC). En 1996, la FCI (Federación Cinológica Internacional) reconoció finalmente al pastor australiano como raza independiente. Está clasificado en la FCI con el número 342 en el grupo 1 de perros de pastor y boyeros, en la sección 1 de perros de pastor.

Cría y salud

Aunque algunos ejemplares se siguen utilizando para el pastoreo y el cuidado del ganado, la mayoría se tienen como perros de compañía. Por eso, la cría se ha dividido en dos clases: una línea de trabajo en la que se conservan y favorecen las características de pastoreo y el gregarismo originales, y otra línea algo más tranquila, en la que se valora más la serenidad y un temperamento moderado, más adecuada para la vida como perro de compañía. Aun así, la línea más equilibrada sigue aportando más energía que algunos equipos de fútbol. Esto suele olvidarse al comprar un precioso cachorrito y no es infrecuente que el nuevo cuidador se sienta desbordado enseguida.

Ni caso a las gangas

Si te interesa este perro, piensa detenidamente en si puedes adaptar tu vida a un ser con tanto temperamento. Solo si has respondido afirmativamente a esto deberías ponerte a buscar a un criador adecuado. En ningún caso te dejes seducir por los precios bajos de algunos criadores. Estas gangas suelen ser animales de criaderos masivos que quieren enriquecerse con el boom del nuevo perro de moda y que no se preocupan por el carácter ni la salud de sus animales. Estos perros indocumentados no se someten a suficientes controles médicos y, por eso, suelen enfermar.

Enfermedades típicas de la raza

Así pues, el hecho de que en los últimos años hayan aparecido cada vez más enfermedades hereditarias específicas de la raza también se puede atribuir a la creciente popularidad de estos perros y la consiguiente cría incontrolada. Algunas enfermedades típicas del pastor australiano incluyen problemas articulares, como displasia de cadera y codo; enfermedades oculares, como cataratas y PRA (atrofia progresiva de retina); epilepsia; y malformaciones de los dientes. Como ocurre con los collies, muchos ejemplares también padecen un defecto del gen MDR1, que provoca hipersensibilidad a varios fármacos. Al aparear a dos tipos de mirlo, las crías suelen contraer sordera o ceguera. Por eso, en algunos países está prohibido aparear mirlos con mirlos.

Solo criadores serios

Conociendo estas enfermedades típicas de la raza, quien quiera comprar un cachorro debe acudir a un criador profesional y serio. Solo así podrá asegurarse de que el animal procede de una cría controlada e impecable a nivel sanitario. Esto no solo garantiza una vida larga y sana para el perro, sino que también contribuye a la salud de toda la raza.

Alimentación del pastor australiano

La alimentación del pastor ovejero australiano es igualmente indispensable para su bienestar físico. Como con la mayoría de razas de perro, se recomienda un alimento compuesto por mucha carne (70 % como mínimo) y verduras y frutas (aprox. 20-30 %). El perro necesita pocos cereales y el azúcar está totalmente prohibido. Si le das pienso o comida húmeda, asegúrate de que sean de buena calidad. La lista de ingredientes del envase ofrece información sobre si la composición es adecuada y contiene todos los nutrientes esenciales. Los ingredientes de relleno, endulzantes, potenciadores del sabor artificiales y conservantes químicos no pintan nada en la comida. Además, una cantidad de cereales excesiva indica que la comida es de mala calidad. La dieta BARF/ACBA (alimentación cruda biológicamente apropiada) ha ido ganando popularidad últimamente. Al igual que cuando cocinas la comida tú mismo, aquí tienes casi todo el control sobre la calidad del alimento.

¿Qué es lo mejor para el perro pastor australiano?

Alimentar a estos perros de manera sana y equilibrada dándole todos los nutrientes que necesita es verdaderamente fácil. No son propensos al sobrepeso ni a las alergias. Sin embargo, hay que adaptar la comida a las necesidades individuales de cada animal. Los cachorros en edad de crecimiento necesitan una comida diferente que los adultos. Los perros mayores, más tranquilos, requieren componentes distintos a los de un adulto, que se mueve más horas al día. La elección de la comida no solo depende de la edad. También influyen el peso, el sexo, el nivel de actividad y el estado de salud. Además de los componentes, hay que adaptar la cantidad y la frecuencia de las comidas. Por ejemplo, se recomienda alimentar a los cachorros cuatro veces al día y a los adultos, dos veces. Todos los perros, independientemente de la edad, necesitan horarios de comidas fijos y descansar después de comer.

Cuidados

Además de la alimentación adecuada y las visitas rutinarias anuales al veterinario, puedes hacer muchas más cosas para tener a tu perro sano y cuidado. Para tener a un pastor ovejero australiano bien cuidado es necesario cepillarle el pelo a diario. Así, eliminas los pelos sueltos y la suciedad, y evitas los enredos. Conviene examinarle y limpiarle las orejas, los dientes y las patas, así como inspeccionarle y cortarle las uñas semanalmente. Con este plan de cuidados regular, no solo tendrás a tu perro guapo y sano, sino que reforzarás el vínculo entre vosotros.

Pastor australiano

Tenencia

Sin duda, la tenencia del pastor australiano es mucho más exigente que su alimentación y cuidado. Incluso los animales de cría familiar, cuyo temperamento se ha moderado un poco, requieren un montón de ejercicio y acción.

No es perro para amantes del sofá

El pastor australiano no es un perro para gente casera y dominguera. Un mero entrenamiento dando largos paseos, corriendo junto a la bicicleta o recogiendo pelotitas no basta para este exigente perro. El perro pastor australiano es muy inteligente y le encanta aprender. Por eso, necesita un ejercicio que lo ponga a prueba física y mentalmente. Es recomendable que practique diferentes deportes caninos o apuntarlo a un curso para perros de rescate, terapia o asistencia.

Un poquito de relax

Los perros agotados física y mentalmente siempre se integrarán mejor en la familia que los que están aburridos, que tienden a desarrollar malas costumbres rápidamente. Si estimulas a tu perro según sus talentos, te seguirá de buena gana y permanecerá fiel a tu lado. Los perros bien socializados, adiestrados y cansados también toleran no hacer nada de vez en cuando. Y es que los ratos de descanso son tan importantes para una convivencia armoniosa como el ejercicio físico y mental.

Nuestros artículos más útiles
11 min

Golden retriever

El golden retriever es un perro familiar de tamaño mediano y al que le encantan los niños: muy cercano a las personas y dócil, pero también requiere de cuidados del pelaje y muchas salidas al exterior.
11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
11 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? ¡No nos engañemos! El pinscher miniatura ―también conocido como pinscher mini, pin min, pinscher enano o Zwergpinscher― es un «gran» perro. Quien desee un adorable y tierno perrito faldero se equivoca con el pinscher mini. A pesar de su tamaño, a este perro familiar tan despierto le encanta la actividad y el deporte y, en muchos sentidos, mantendrá a sus dueños muy ocupados.