Shikoku

Shikoku

El shikoku, poco conocido fuera de Japón, es menos testarudo que otras razas de spitz, pero tiene carácter. Te presentamos al peludo del país del sol naciente.

Spitz de color sésamo

El perro shikoku está caracterizado por la típica silueta de spitz: orejas erguidas relativamente pequeñas y un cuerpo compacto. Además, lleva la cola alta curvada sobre el lomo. Con una altura de cruz de unos 53 cm, se encuentra entre el akita inu y el shiba inu dentro de la familia de los spitz japoneses. A muchos desconocedores de la raza europeos les recuerda al husky siberiano, mucho más común aquí. El pelaje del shikoku puede ser de color negro y sésamo o blanco y sésamo. Otra característica que comparte con los spitz es que el tupido manto de pelo se compone de una capa externa áspera y larga, y un subpelo denso y suave.

Perro de caza con tradición

Las figuras de cerámica japonesas de la antigüedad ya muestran representaciones de perros similares a este tipo. La raza actual surge de cruces con el nippon inu, ya extinguido. Su ámbito de uso original era la caza en la prefectura de Kōchi, en la isla de Shikoku. Por eso, a veces se denomina a la raza perro kochi. En cambio, el nombre tosa inu, usado a veces en Japón, es engañoso porque ya existe otra raza japonesa con ese nombre. Además, se conocen tres variantes que reciben su nombre en función de la región donde viven: awa, hongawa y hata. Como antiguamente la región de Hongawa era prácticamente inaccesible, esta variante es la que menos ha cambiado por influencias externas. Por lo tanto, es la que más se acerca al shikoku ideal. Hoy en día, el shikoku está considerado, junto con el akita inu, como perro nacional de Japón.

Carácter: spitz cariñoso con asperezas

Lealtad, inteligencia y cierta obstinación describen el carácter de este perro ágil y amante de la naturaleza. Se muestra vigilante y entre neutro y distante ante los desconocidos. Con otros perros, especialmente entre machos, pueden producirse conflictos porque el shikoku tiende a ser dominante. Como perro de caza, muestra agresividad. Su comportamiento primigenio también se hace patente en su trato con las personas. Les da lametones a sus personas de referencia y busca el contacto físico. A veces muestra predilección por olores que nosotros consideramos desagradables. El shikoku es muy ágil y le encanta salir. No obstante, por muy impetuoso que se muestre fuera, en interiores es tranquilo y agradable. Si se ha desfogado de lo lindo, disfruta de horas de calma y mimitos. Aunque es testarudo, lo es menos que las demás razas de spitz japonesas. Sin embargo, el carácter especial de los spitz no es apto para cualquiera.

Shikoku © anahtiris / stock.adobe.com

Adiestramiento con comprensión

Si el perro shikoku respeta a su cuidador como líder inteligente y justo, seguirá sus órdenes de buena gana. Sin embargo, primero hay que ganarse su respeto. Sé consecuente y muestra algo de tolerancia a la cabezonería de este peludo, que nunca se someterá del todo. Los gritos y la dureza no conducen a nada y destruyen la relación. Se requieren conocimientos fundados sobre adiestramiento para llevar su dominancia e instinto de caza por buen camino. Además, recuerda que solo un perro debidamente desfogado puede estar bien educado. De lo contrario, se buscará el entretenimiento por su cuenta.

Asistir a una escuela cachorros y a una escuela para perros adultos puede ser muy conveniente. Aquí se reforzarán sus cualidades sociales y aprenderá a llevarse bien con otros perros. Los machos, en particular, pueden ponerte en apuros, por lo que debes combatir esto desde el principio. No subestimes la importancia de la fase de socialización, ya que cualquier negligencia será difícil de corregir en el futuro.

Actividad en el exterior

Para adoptar un shikoku inu, es obligatorio que pueda salir a explorar todos los días. Este perro es tan enérgico fuera como tranquilo en casa después de desfogarse. De hecho, el perro de caza se convierte en un auténtico minino. Planifica tiempo para pasar con tu perro en el exterior. Hablando de cazadores: debido al marcado instinto de caza del shikoku, no es posible dejarlo ir sin correa, ya que no es seguro que vuelva cuando lo llames. Hazte a la idea de que deberás mantenerlo controlado con la correa, incluso cuando salgas a correr con él. Busca un deporte canino con el que os divirtáis los dos. Los juegos de traer la pelota lo aburrirán enseguida. En cambio, el rastreo o el agility pueden despertar su interés a largo plazo. Además, como es muy juguetón, seguramente le encantarán los juguetes para perros.

Alimentación ideal para mantenerse en forma

La alimentación contribuye de manera decisiva a una vida acorde a la especie de los perros. Asegúrate de que la comida del shikoku inu sea rica en carne. Un indicador de calidad de un alimento para perros es que la carne sea el primer ingrediente de la lista. Además, la comida no debe contener cereales, tanto si es pienso como comida húmeda. Recuerda que, si le das pienso, deberá beber más agua que con una alimentación mixta o húmeda.

La cantidad de comida depende del estado físico y del consumo energético diario. Así pues, las recomendaciones del fabricante son meros datos orientativos. Reduce la cantidad si ves que a tu peludo le están saliendo michelines. Además, no olvides descontar las golosinas de la ración diaria. Es mejor que te decantes por snacks saludables, como trozos de carne liofilizados para perros o snacks dentales. El pienso también puede ser una buena recompensa si no está en el comedero y el peludo tiene que ganárselo. Por otro lado, los artículos secos para masticar, como las orejas de cerdo, satisfacen su necesidad masticatoria. Recuerda que tu perro siempre debe tener suficiente agua para beber a su disposición.

Sano y cuidado

Este perro es robusto, resistente y duro de roer. Si proviene de una cría responsable, apenas le afectan enfermedades genéticas. Es evidente que debes comprar el cachorro a un criador serio que pertenezca a una asociación. Este te ofrecerá información importante sobre la prevención sanitaria que practica y te mostrará los certificados. Con una buena salud, el perro shikoku vive unos trece años.

Tiene un pelaje robusto y fácil de cuidar, pero deberás cepillárselo periódicamente, especialmente en la época de muda bianual. Consejo: cepillándolo diariamente durante este periodo, reducirás los pelos en casa enormemente y acortarás la fase de pelecho unos días. Fuera de estas semanas de muda, basta con cepillarle el pelo cada equis días. Aprovecha para examinarle los oídos y límpiaselos con un producto auricular para perros cuando estén sucios. Solo tendrás que bañarlo muy de vez en cuando, como mucho cada equis meses. Para hacerlo, elige un champú suave para perros. Sin embargo, es conveniente acostumbrarlo a los baños desde cachorro. Por lo demás, normalmente basta con eliminar la suciedad seca con el cepillo. Examínale las uñas, especialmente cuando sea mayor, y córtaselas con un cortaúñas especial cuando estén demasiado largas. Así, evitarás que se haga heridas.

¿Con quién encaja?

Los amantes de la naturaleza con tiempo para hacer excursiones largas y un jardín protegido son buenos candidatos para adoptarlo. Aunque puede vivir con una familia, es el típico perro de una sola persona. Esto significa que suele mostrar una gran fidelidad a una única persona de referencia. En general, se lleva muy bien con los niños, pero es necesario que tenga la opción de refugiarse. Asegúrate de que nadie en la familia tenga alergia al pelo de perro. Como buen spitz que es, este perro puede llegar a molestar a los vecinos con los ladridos. Aunque estos puede controlarse con un buen adiestramiento, no conviene que vivas pared con pared con vecinos sensibles al ruido.

De todos modos, un perro como este debe vivir en un entorno amplio que le ofrezca espacio para desarrollarse. Aquí también puede prestar un valioso servicio como perro guardián. Por lo tanto, un piso de ciudad no es el más adecuado para él. A los gatos y otros animales pequeños los considera presas, por lo que no deben vivir en el mismo hogar. Es posible hacer excepciones con los gatos, pero, para ello, debe haber conocido alguno en casa del criador.

Shikoku © Erik Lam / stock.adobe.com

Recuerda que la decisión de vivir con un shikoku inu implica una gran responsabilidad. Estará a tu lado durante los próximos entre diez y catorce años, y necesitará atenciones. Si no te gusta salir de casa cuando hace mal tiempo, es mejor que no adoptes un shikoku. Además, debes tener en cuenta los gastos en los que incurrirás. Al precio de compra de un perro de un criador serio se añaden gastos de desplazamiento nada desdeñables debido a la exclusividad en Europa. Comprueba si ya tienes todo el equipamiento básico o si te falta algo por comprar. También conviene que pienses en los gastos corrientes antes de la llegada del perro: comida de calidad, seguro de responsabilidad civil y visitas al veterinario, incluidas las vacunas. Es importante que cuentes con un buen colchón financiero por si las facturas del veterinario se disparan.

Para las vacaciones, decide quién se ocupará del shikoku en tu ausencia o si te acompañará. Recuerda que hay muchos hoteles que admiten perros hoy en día. Si se ocupa alguien de él, lo mejor es que sea un familiar o alguien que el perro ya conozca. Por ejemplo, puede ser alguien que tiene perro y con quien salgáis de excursión juntos.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Fuera de Japón, esta raza es muy poco frecuente. Por eso, puede ser difícil encontrar un cachorro de shikoku si has decidido adoptar uno. Sin embargo, no te desanimes, ya que hay un puñado de criadores serios consagrados a esta raza en Europa. La primera camada oficial fuera de Japón nació en el año 2000 en los Países Bajos. En este país sigue habiendo criadores responsables en la actualidad que tienen camadas regularmente. Puede que debas recorrer muchos kilómetros para poder abrazar a tu cachorro. Independientemente de lo rara que sea la raza, no transijas en los requisitos que puedes y debes exigir al criador. Infórmate sobre su prevención sanitaria y pídele los documentos pertinentes, como las pruebas de displasia de cadera. Además, el criador debe pertenecer a una asociación. Te asesorará de buena gana, pero también te hará preguntas para averiguar si puedes ofrecerle un buen hogar al cachorro.

Si buscas un shikoku adulto en Europa, necesitarás un golpe de suerte. Es más prometedor buscar mestizos de tipo spitz en la protectora de animales. Aquí podrás hacerte una idea de las razas de spitz nórdicas. Puede que un peludo adulto de estas razas esté buscando familia y te robe el corazón con sus encantos.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.