Alaskan Husky

Alaskan husky

A primera vista, el alaskan husky no parece el típico husky.

A diferencia de sus parientes de pura raza, el alaskan husky estaba mal visto entre los musher. Sin embargo, la imagen de este cruce mejoró, y con razón. Te explicamos por qué el alaskan husky no merece reconocimiento de raza de perro oficial.

Aspecto: variado y único a la vez

La mayoría de gente relaciona el nombre husky con ojos azules, un pelo abundante y un dibujo blanco y negro. No obstante, el alaskan husky no suele cumplir todas estas expectativas tan extendidas. Debido a su origen a partir de varios cruces, es un perro muy camaleónico.

Aunque la mayoría tienen los ojos azules, también los hay con ojos marrones. También se distingue entre perros con orejas erguidas y caídas.

Alaskan husky
Hay distintas variantes del alaskan husky, que es lo que hace que la línea de cría sea tan interesante.

¿Qué tamaño tiene?

El alaskan husky presenta una altura de cruz de entre 50 y 60 centímetros. Hay ejemplares con una constitución atlética que pesan menos de 20 kilos. Otros, en cambio, se corresponden más con la imagen típica del husky y alcanzan hasta 50 kilos de peso.

El sexo también determina el tamaño del animal, por lo que los machos suelen ser más grandes que las hembras.

¿Qué colores del pelaje existen?

En lo que al color se refiere, el alaskan husky también presenta una gran variedad. Puede haber ejemplares marrones, blancos, negros o con manchas.

A diferencia del husky siberiano, el husky de Alaska no suele tener la típica máscara blanca. Además, tiene el pelo algo más fino, pero suficiente para los fríos días de nieve.

Carácter: perro familiar y de carreras en uno

Gracias a su tolerancia y modestia con las personas, no solo es apto para solteros deportistas, sino también para familias con hijos. Lógicamente, estos deben ser lo suficientemente mayores como para poder tratar a los animales con respeto.

Perro cariñoso con instinto de caza marcado

Sin embargo, tú como adulto/a eres quien debe llevar el mando en los paseos. Esto es así porque, si pasa un animalito, su marcado instinto de caza lo puede llevar a salir detrás disparado. Como la caza furtiva de perros sin correa constituye un delito y aterroriza a los animales salvajes, debes tener suficiente fuerza como para retener a este pesado perro con la correa.

Para evitar estas situaciones, sobra decir que necesitas recurrir a un buen adiestramiento canino. Lo bueno es que el alaskan husky, a pesar de que puede ser cabezota, es un perro inteligente. Quiere mucho a su manada y acepta las visitas con alegría. Así pues, no es demasiado apto como perro guardián.

Tenencia: ¿qué hay que tener en cuenta?

La regla número uno es que los huskies son perros activos y curiosos. Quieren tener algo que hacer y no están hechos para esperar mucho tiempo en casa a que vuelvas del trabajo. Además, no les bastan los paseos cortos y se aburren enseguida.

Por eso, que un cuidador desbordado devuelva o incluso abandone a un husky poco después de adoptarlo, por desgracia, no es ninguna rareza. Por lo tanto, es imprescindible que le dediques suficiente tiempo y que tengas ganas de moverte.

¿Cómo se entretiene a un alaskan husky como es debido?

El alaskan husky tiene una gran resistencia, una característica que su cuidador debe compartir con él. Sin deporte, el alaskan husky lo pasa mal, como todos los huskies.

Naturalmente, las carreras de trineos son ideales para él, pero este deporte no es para todo el mundo.

Deportes para gente con husky

Puedes probar estos deportes caninos como alternativa:

Otras actividades estupendas que puedes practicar con tu peludo son el ciclismo, salir a correr o el senderismo. Lo más importante es que la afición conjunta sea divertida tanto para tu resistente perro como para ti.

Alaskan husky
En los meses cálidos del año también se puede practicar el tiro con trineo.

Cuidados: fácil de cuidar y modesto

El pelaje de los huskies se cuida prácticamente solo. Solo hay que ayudarlos con el cuidado del pelo si tienen suciedad persistente, en días de lluvia y barro o en la época de muda.

En general, basta con un cepillo o peine. Báñalo solo en casos aislados y únicamente con un champú especial para perros.

Salud: ¿tiene buena salud?

El alaskan husky goza de una salud de hierro. Para él, se aplican las mismas normas que para otros animales domésticos: una tenencia y una alimentación acordes a la especie son la base de una buena salud.

Aunque la condición física desempeña un papel importante en este perro, tampoco exageres. De hecho, una sobrecarga de las articulaciones podría provocarle artrosis, un desgaste articular doloroso para el perro. Para que esto no pase, empieza con el entrenamiento gradualmente y adáptalo siempre al estado del animal.

Encefalopatía del husky de Alaska

El alaskan husky puede padecer una enfermedad hereditaria que provoca alteraciones del sistema nervioso central ya en edad de cachorro: la encefalopatía del husky de Alaska.

Esta patología causa convulsiones, ceguera y problemas de coordinación. También puede ocasionar cojera y trastornos del comportamiento. Además, no es infrecuente que la enfermedad provoque la muerte del perro.

El causante de este defecto genético es una mutación monogénica de herencia autosómica recesiva. Por lo tanto, puede que los padres no presenten síntomas externos, pero que transmitan la enfermedad a sus crías. Por eso, los exámenes para la cría y la elaboración de árboles genealógicos son tan importantes.

¿Cuántos años vive?

El alaskan husky vive unos catorce años, una esperanza de vida bastante alta para un perro de su tamaño.

Alimentación: ¿qué come?

Quien se mueve mucho tiene mucha hambre. Por tanto, el alaskan husky merece una comida de calidad que cubra su alta demanda después de un día agotador.

Que sea comida húmeda o pienso es algo que decide la preferencia del perro. Al elegir la comida, también debes fijarte en el estado general y la edad de tu perro.

Un método popular entre los que tienen husky es el BARF/ACBA (alimentación cruda biológicamente apropiada). Sin embargo, esta metodología especial requiere conocimientos especializados, tiempo y normas de higiene. Antes de cambiarle la comida a tu perro, háblalo con el veterinario para que te dé su visto bueno.

En cualquier caso, tu perro siempre debe tener acceso a agua fresca.

En la tienda para perros de zooplus encontrarás comida para todas las edades y accesorios.

Historia: perro polar del norte

Hace 4000 años, los pueblos que habitaban América del Norte y Siberia utilizaban razas como el samoyedo o el husky siberiano para tirar de los trineos. Ayudaban a las personas con la caza como animales de tiro y carga

Cuando los criadores norteamericanos cruzaron los huskies originales con lebreles y perros de caza, surgió el alaskan husky. Este no se debe confundir con el malamute de Alaska.

A diferencia de sus antepasados, el alaskan husky no es una raza estandarizada. Más bien, representa un arquetipo evolucionado a partir de otros perros.

Compra: ¿dónde puedo encontrar un alaskan husky?

Por su belleza, los huskies son perros muy populares, lo que, por desgracia, no los beneficia a todos. En efecto, podrías ser víctima de vendedores dudosos que venden cachorros enfermos en la calle o en un coche.

Para poner fin a esta práctica, es importante que te informes sobre criadores serios antes de comprar un perro. También hay protectoras y organizaciones de protección de los animales que dan en adopción huskies que han perdido su hogar.

¿Cuánto cuesta?

Un cachorro de alaskan husky cuesta al menos 1000 euros, si se lo compras a un criador serio. El precio de un perro adulto depende de varios factores, como la edad o el color del pelaje. En cambio, puedes adoptar un perro mayor de la protectora por una pequeña tasa.

Sin embargo, no olvides los costes adicionales que acompañan a la compra de un perro. Estos incluyen el equipamiento básico (p. ej., comedero) y gastos corrientes, como para comida, vacunas y el veterinario.

Conclusión: ¿encaja conmigo un alaskan husky?

Aunque el alaskan husky es un excelente perro familiar, requiere muchas atenciones y tiempo, sobre todo en comparación con perros menos activos, como el bulldog inglés. Si eres consciente de ello y te apetece vivir aventuras con tu peludo, el alaskan husky está hecho para ti.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.
12 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.