Perro papillón

Perro papillón

El perro papillón tiene unos ojos redondos negros y unas grandes orejas que derriten. Sin embargo, esta bonita apariencia de perro de compañía esconde un auténtico cazador (de ratones).

Aspecto

Las orejas marcan la diferencia

El perro papillón es muy pequeño. Con una altura de cruz de hasta 28 centímetros y un peso máximo de cinco kilos, pesa menos que algunos gatos. Tiene el cuerpo algo más largo que alto. Además, los ejemplares pequeños tienen un stop muy marcado.

Existen dos versiones de la raza papillón, ambas derivadas de animales alados: el phalène tiene las orejas caídas con una forma que recuerda a una polilla. En el caso del papillón, los amantes de la raza comparan la forma de las orejas con una mariposa. Las tiene grandes y erguidas. En ambas versiones, las orejas y la cola son muy peludas, lo que subraya aún más su aspecto elegante.

El pelaje largo y sedoso puede ser de distintos colores, aunque siempre debe ser colorido sobre un fondo blanco. Es deseable, aunque no obligatorio, el lucero blanco que hace destacar todavía más las orejas.

Historia

Perro de compañía de la nobleza

Se cree que el origen del perro papillón y el phalène está en Europa. Sin embargo, no se descarta que entre sus antepasados hubiera perros asiáticos llegados a Europa en el siglo XIII con viajeros.

Los primeros testimonios de estos perritos falderos se encuentran en óleos de los siglos XIII y XIV. En ellos están representados como accesorios de la nobleza, a menudo con niños. Es posible que se tratara de una mutación casual del spaniel de caza, ampliamente extendido entre los nobles.

Mientras los parientes grandes se usaban en la caza, los enanos vivían en los domicilios de la nobleza y hacían compañía a las mujeres y los niños. Si bien los primeros ejemplares vivían principalmente en Italia, la evolución de la raza continuó en Francia y Bélgica. No es hasta el siglo XVII que se encuentran representaciones del perro papillón de orejas erguidas.

Estos spaniels enanos también eran populares entre la nobleza británica. Sin embargo, estos preferían una cabeza más ancha y orejas caídas más marcadas, de lo que surgió el cavalier king charles spaniel. La raza papillón evolucionó a partir del siglo XVIII independientemente de sus parientes británicos.

Tras la Revolución francesa, la raza afrontó un momento difícil, ya que, sin nobleza, tampoco había perritos de lujo. No obstante, hubo quienes asumieron su cría a finales del siglo XIX y en 1905 se redactó el primer estándar. Hoy en día, la población de estos perros es estable.

kilos gratis

Carácter y adiestramiento

Este perrito no nació ayer: es muy atento y se esfuerza constantemente en hacer compañía a su cuidador. Pese a su tamaño, al perro papillón y al phalène les gusta explorar el mundo con él. Además, son valientes y seguros de sí mismos.

Requieren algo de atención, pero son lo suficientemente sensibles como para adaptarse al ambiente de su entorno. El perro papillón es muy apegado a su cuidador y entabla una relación estrecha con él. Hay ejemplares que tienden a ladrar mucho. La mayoría reciben a las visitas a gritos, pero esto se puede encauzar con un buen adiestramiento.

Estos perros llevan la caza en la sangre y son excelentes cazadores de ratones. Esto es algo que hay que tener en cuenta en el adiestramiento. Practica la capacidad de responder a la llamada desde el principio. Cuanto mejor adiestrado esté el perro, más libertades podrás darle en el futuro. Pese a su tamaño manejable, necesita un adiestramiento exhaustivo.

Como es listo y le gusta aprender, incluso los principiantes pueden adiestrarlo fácilmente. Importante: Sé perseverante e infórmate ampliamente de antemano. Llévalo a una escuela para cachorros y, más tarde, a una escuela canina para conocer a otros cuidadores y peludos. Esto reforzará la faceta social del perro papillón.

Perro papillón

Salud y alimentación

En forma gracias a una alimentación saludable

Aunque parezca delicado, el epagneul papillón es un depredador en miniatura que necesita muchas proteínas animales. Su cuerpo está perfectamente preparado para asimilar los nutrientes de estas proteínas.

Puedes alimentarlo estupendamente con comida húmeda, que gusta a muchos perros y les proporciona suficientes líquidos. Asegúrate de que el alimento sea rico en carne y no compres comida con azúcar ni cereales.

Si quieres darle pienso, elige uno cuyas croquetas estén adaptadas a su tamaño para que pueda masticarlas bien. Existen piensos adaptados a las necesidades de los perros pequeños, pero recuerda que el contenido de carne debe ser alto.

Los minirrollos masticables de piel de vacuno o los snacks de carne deshidratados son estupendos para masticar. No olvides que el perro papillón debe tener agua fresca a su disposición en todo momento.

Descubre nuestra selección de comida para perros pequeños.

Prevención sanitaria óptima

Comprar un cachorro a un criador responsable que elija a los animales de cría basándose en aspectos sanitarios es el primer paso para que el perro disfrute de una vida larga y sana.

Como muchos perros pequeños, el perro papillón puede sufrir luxación de rótula. Esta desalineación consiste en que la rótula se sale fácilmente de su posición. También puede padecer maloclusiones dentales. Además, el perro papillón y el phalène pueden ser más propensos a problemas cutáneos o alergias. Un ejemplar sano de la raza puede mantenerse activo hasta los quince años o más.

Cuidados

Aunque el pelaje de este perro es largo, es fácil de cuidar porque no tiene subpelo. Acostúmbralo desde pequeño a los cepillados periódicos. Asocia los cepillados con algo positivo para que el cachorro disfrute del rato juntos.

Cepíllalo brevemente cada dos días y aprovecha para echarles un vistazo a las orejas. En este entorno húmedo y cálido es fácil que se asienten parásitos, como ácaros, que favorecen las infecciones. Sin inspeccionar las orejas, estas infecciones pueden pasar desapercibidas mucho tiempo. Puedes usar un limpiador auricular para perros de manera preventiva.

En invierno debes cortarle los pelos de las patas para evitar que se acumule nieve o hielo. Además, inspecciónale las uñas a tu peludo regularmente. Si las tiene muy largas, podría quedarse enganchado con ellas y hacerse mucho daño. Puedes cortárselas cuando sea necesario con unas tijeras especiales.

Consejo: cada vez más gente recurre a los cepillos y pastas de dientes para perros para prevenir el sarro. Estos productos mantienen los dientes limpios y previenen el mal aliento. Y lo que es más importante: evitan las dolorosas gingivitis, contribuyendo así a la salud de tu perro papillón.

En la tienda de perros de zooplus encontrarás todo lo necesario para el cuidado canino.

Actividades variadas

Tanto el perro papillón como el phalène son auténticos torbellinos. Lógicamente, hay que tener en cuenta su reducido tamaño al elegir las actividades conjuntas. Desde luego, no podrá acompañarte en rutas largas de footing o ciclismo. Sin embargo, cuando sea adulto y esté bien adiestrado, disfrutará de paseos en tu compañía.

Si bien le basta con un paseo cortito cuando llueve, deberás jugar mucho con él. Conviene pasar más tiempo fuera con él algunas veces por semana. Además, el perro papillón disfruta practicando deportes caninos adecuados para él.

Busca centros de agility para perros pequeños en tu zona y juega a juegos de pelota con él. El dog dancing también es una manera de que haga ejercicio y se divierta a tope. Como es tan listo y curioso, le gustará practicar trucos contigo. Prueba a ver qué es lo que más os divierte juntos.

Perro papillón

¿Encaja conmigo?

Si te gustan los perros pequeños con mucho carácter, te enamorarás del perro papillón. Este peludo se adapta a su cuidador de buena gana. Además, es tan apto para familias como para personas solas que hagan muchas cosas con él.

Si tienes hijos, podrá ser un compañero estupendo para ellos. Sin embargo, es importante que le ofrezcas refugios para cuando los niños se alboroten demasiado. Los niños pequeños nunca deben quedarse solos sin supervisión con el perro papillón porque podrían hacerle daño sin querer.

El perro papillón se lleva bien con los gatos si ya tuvo contacto con ellos de cachorro. No obstante, para los animales pequeños, como las ratas o los ratones, puede ser agobiante vivir con este perro. Ni siquiera una jaula ofrece la seguridad necesaria cuando el cazador y la presa viven en un espacio reducido.

Este peludo es ideal para un piso de ciudad, pero no es ningún holgazán. Si eliges esta raza, te darás cuenta de que es un auténtico torbellino que requiere algo de tiempo.

Los cuidados del pelaje forman parte de las actividades diarias con el peludo. Si puedes ofrecerle una casa o un piso con jardín, ¡mejor que mejor! Eso sí, recuerda que es un cazador de ratones empedernido y no lo puedes dejar solo en el jardín. Esto puede ser complicado, ya que puede colarse fácilmente por rejas pequeñas y ser muy ingenioso cuando se trata de explorar el entorno.

Estos perros se adaptan fácilmente y te pueden acompañar a la oficina si se permite llevar perros. Cómprale juegos de inteligencia para perros y estimúlalo en los descansos para que no se aburra.

Un perro de este tamaño suele poderse llevar de vacaciones sin problema. Muchos hoteles y apartamentos admiten perros actualmente. Además, al ser tan pequeño, el epagneul papillón incluso se puede llevar en el equipaje de mano en el avión. No obstante, un viaje en avión supone mucho estrés para algunos perros. Otra alternativa es buscar a un amigo que cuide de él en tu ausencia. Además, mucha gente cuida de sus animales mutuamente en vacaciones. Puede que esta sea una opción viable para ti.

A la hora de decidir si adoptar un perro papillón, también hay que tener en cuenta los costes. Este perro necesita, sobre todo si es tu primer perro, un equipamiento básico compuesto por comederos, camas y correas. Aparte de esto, hay que calcular los costes regulares de un alimento de calidad, el seguro de responsabilidad civil y los chequeos en el veterinario.

¿Dónde puedo encontrar uno?

Si buscas un perro papillón, en la mayoría de países europeos encontrarás un amplio abanico de criadores. Recuerda que el criador debe pertenecer a una asociación reconocida por la FCI y entregar sus cachorros con la documentación.

Las variantes papillón suelen ser más frecuentes que las de orejas caídas. Más importante que la forma de las orejas es que el criador te dedique el tiempo necesario y se interese por encontrar un hogar adecuado para el cachorro.

Te entregará al cachorro como muy pronto con ocho semanas de vida. Para entonces, estará varias veces desparasitado y vacunado. Además, no solo tendrá la documentación, sino el pasaporte europeo para animales de compañía y el chip.

Si buscas un peludo más mayor, puedes acudir a asociaciones especializadas en spaniels enanos. Estos perros se acostumbran rápidamente al nuevo entorno. Por eso, una mudanza con ellos suele ser más fácil que con otros perros.

No es raro encontrar perros papillón que buscan familia porque la situación vital de su cuidador ha cambiado. Consejo: echa un vistazo en las protectoras de tu zona. Aquí podrías encontrar un perrito encantador que nada tiene que envidiar a los de raza y que estará encantado de irse contigo.

Artículos relacionados
Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.
12 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.