Foxhound inglés

Foxhound inglés

Una jauría alrededor de cazadores a caballo finamente vestidos: esta es la imagen que muchos asocian con el foxhound inglés. Estos elegantes perros son los sabuesos clásicos para la caza de acoso, por lo que siguen estando reservados a cazadores profesionales, y con razón.

Aspecto

Con una altura de cruz de 58-64 cm, el foxhound inglés pesa unos 35 kg. Estos kilos los tiene repartidos atléticamente, como se aprecia a primera vista. Su aspecto refleja la resistencia de este apasionado perro de caza. El pecho profundo ofrece espacio para los pulmones de un corredor de fondo. Además, los músculos están tonificados uniformemente, sin ser voluminosos. Las patas largas le permiten alcanzar una gran velocidad al correr. En la cría, el talento para cazar siempre ha sido más importante que el aspecto, aun siendo un perro elegante. Según el estándar, el pelo áspero puede ser de estos colores: blanco, blanco-negro y blanco-naranja.

Historia

El foxhound inglés puede definirse como el perro de caza clásico. Esta venerable raza probablemente fuera el cruce entre bracos medievales y lebreles, que proporcionarían más soltura a los corpulentos sabuesos de entonces. Su ámbito de uso era y es la caza, concretamente, la caza de zorros a caballo y en jauría. A este tipo de caza se la conoce como par force. En esta caza de acoso, la jauría persigue las presas, como corzos o zorros, hasta agotarlas. Estos tenaces perros pueden permanecer pisándoles los talones hasta cinco horas. Aunque no son más rápidos que ellas, hacen que se cansen para que el cazador pueda abatirlas.

La caza par force tuvo su apogeo en los siglos XVIII y XIX, practicada por los aristócratas alemanes, británicos y franceses. De hecho, solo la nobleza podía permitirse esta variante de caza tan costosa. Además, no era raro que destruyeran numerosos campos bajo los cascos de los caballos trotando por los imprevisibles tramos kilométricos.

Actualmente, esta forma de caza está prohibida en el Reino Unido y en la mayoría de países de Europa. Por ejemplo, en Alemania, esta prohibición no estaba basada al principio en la cuestionable práctica de caza desde el punto de vista animalista. En realidad, su objetivo en la época de su entrada en vigor, en la década de 1930, era limitar los privilegios de la nobleza. Por consiguiente, se prohibió la caza de acoso. No obstante, pocas décadas después, las leyes de caza reafirmaron esta prohibición. Sin embargo, esto no significó el fin del english foxhound. Hoy día, la caza de arrastre es una alternativa respetuosa con los animales salvajes. Aquí, el objetivo no es matar presas, sino disfrutar de cabalgadas rápidas en compañía de la jauría. La FCI reconoció la raza en 1964. Además del foxhound inglés, también existe el americano, estrechamente emparentado y de constitución algo más ligera.

Carácter

A este simpático perro le gusta vivir en una jauría donde pueda estar con sus congéneres. Fiel a su uso original y la vida de sus antepasados, que vivían en manadas grandes casi sin excepción, el foxhound inglés es obediente, pero no entabla un vínculo estrecho con personas concretas. Hoy día, estos perros siguen creciendo en manada y permanecen en ella. Si quieres un mayor apego a las personas, deberías sacarlo de la manada en edad de cachorro. Sin embargo, esto no se hace porque estos perros son cazadores profesionales, no animales de compañía. Además, conserva cierto grado de cabezonería y casi ninguna complacencia. Pese a esto, también tiene un lado tierno, porque a muchos les gusta que los acaricien y son muy juguetones.

Adiestramiento

La mayoría de foxhound ingleses se tienen para la caza, por lo que reciben una formación especial y muy necesaria. Tenerlo como perro de compañía podría traerte problemas porque es un cazador apasionado que no establece vínculos con personas concretas. Si ha vivido en una jauría durante mucho tiempo, es difícil entablar una relación íntima con él. Deberás fomentar este vínculo con rituales conjuntos y mucha motivación positiva. Esta no siempre debe basarse en chucherías. De hecho, las caricias y los jueguecitos pueden servir perfectamente de recompensa. Esta raza es muy sociable y se lleva estupendamente con otros perros. Sin embargo, hay que tener muy claro que este peludo tiene un enorme instinto de caza. Por lo tanto, adapta su ejercicio y asegúrate de que no moleste al gato del vecino.

Lee más cosas sobre cómo adiestrar un cachorro.

Alimentación

El foxhound inglés necesita un alimento acorde a la especie, es decir, con un alto contenido de carne. Por tanto, ofrécele un pienso o comida húmeda sin cereales cuyo ingrediente principal sea la carne. La demanda energética se basa en las calorías quemadas, especialmente en los ejemplares de caza. En días de carreras largas de hasta 15 km, el peludo necesitará más energía. Cuando las exigencias deportivas son altas, es recomendable recurrir a un alimento con un alto porcentaje de grasas. Dale la última ración unas tres horas antes de hacer deporte para que tenga tiempo de hacer la digestión. No suele ser necesario darle comidas entre horas, aunque la sesión de deporte sea larga. Lo importante es que el peludo reciba una comida nutritiva y suficientes descansos después de trabajar.

El foxhound inglés asimila muy bien la comida. Para prevenir el sobrepeso, contrólale la cintura y reduce las raciones si engorda. Los artículos masticables secos aportan variedad a la dieta del perro. Sin embargo, no le des panza porque se sospecha que favorece la ataxia en los foxhounds. Además, no te olvides de los líquidos. Tu perro debe beber agua al menos cada hora, incluso cuando esté cazando. Si vive en una perrera con otros perros, todos deben tener agua fresca a su disposición en todo momento.

Salud

Un foxhound sano goza de una salud de hierro. No obstante, si quieres tenerlo, deberás informarte antes sobre la ataxia en perros. Se trata de un trastorno neurológico que afecta principalmente al foxhound inglés y al beagle. Suele aparecer entre los dos y los siete años de vida, y se manifiesta con descoordinación y espasmos. Lo causa una degeneración de la sustancia blanca de la médula espinal y de la sustancia gris del tronco encefálico. Si la alimentación con panza favorece o no su aparición es algo que aún no está claro. Sin embargo, conviene prescindir de ella por precaución. La enfermedad suele avanzar sin opción de tratamiento eficaz. Además, un ejemplar de english foxhound debe someterse a pruebas de displasia de cadera antes de usarlo en la cría. También debe evitarse el sobrepeso porque los foxhounds que no hacen mucho ejercicio engordan fácilmente. Este perro puede vivir trece años.

Actividad

Muchos kilómetros al galope: esta es la tarea que el foxhound inglés no solo domina, sino que le encanta. Las cacerías de arrastre son una buena alternativa a las antiguas cacerías de acoso y se celebran en toda Europa. Por ejemplo, las organizan asociaciones de caza de arrastre. Los animales persiguen una cola de zorro o un rastro de salmuera de panza que gotea de recipientes que los jinetes que van por delante van dejando por el camino. Aunque no es lo ideal, si no eres cazador/a, puedes montar en bicicleta con el perro o practicar deportes como el canicross. Además, debe tener suficiente espacio para retozar, a ser posible en un terreno grande vallado con otros perros. Si tu perro ya no puede cazar por problemas físicos, ofrécele estímulos mentales. Prueba a ver si le gustan las actividades de olfateo, como el mantrailing guiado.

Cuidados

El pelo corto y liso del foxhound inglés no presenta ninguna dificultad en términos de cuidados. Los cepillados o masajes con una manopla eliminan los pelos sueltos y son todo un placer para muchos perros. Si tienes un foxhound inglés como perro de compañía, y no en jauría, deberás practicar este ritual desde pequeño. A los perros mayores conviene examinarles las uñas regularmente para evitar que se hagan daño si las tienen muy largas. Busca posibles parásitos en el pelaje del perro de vez en cuando y habla con el veterinario sobre profilaxis antiparasitaria.

¿Cuál es el cuidador ideal?

Este peludo es claramente un perro para expertos que lo usen para la caza. Apenas es apto como perro de compañía porque hay muy poca gente que pueda estimularlo como es debido. La mayoría viven juntos en perreras de grandes dimensiones y solo los no aptos para la caza abandonan la jauría. Así pues, no solo es un perro para expertos, sino para especialistas consagrados a este tipo de deporte para perros de caza que cuenten con las condiciones espaciales correspondientes.

Si te interesa tenerlo como perro de compañía, por ejemplo, un ejemplar no apto para la caza, deberás proporcionarle el ejercicio que necesita y disponer de experiencia con perros de caza. Además, un foxhound inglés que ya no es apto para la caza debe tener otro perro como compañero. La única excepción sería que se haya excluido al perro de la caza por incompatibilidades sociales. En cualquier caso, antes hay que aclarar sus requisitos respecto a su nuevo hogar con el cuidador de la jauría.

Un jardín vallado debe estar totalmente protegido contra fugas. Además, este perro se lleva estupendamente con los niños. En cambio, los gatos o conejos no son buenos compañeros para él. Puede que haya algún foxhound que haya crecido con gatos y los acepte como miembros de la manada. Sin embargo, más vale prevenir que curar. Introducir a un cazador apasionado como este en un hogar con gatos es una mala idea.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Esta raza la suelen criar cazadores para cazadores, y con razón. Si te interesa este perro y tienes tiempo, dinero y espacio para crear una jauría, infórmate en asociaciones de caza de arrastre. Probablemente ya las conozcas porque, sin esta forma de caza organizada, crear una jauría tiene poco sentido. En cualquier caso, aléjate de los perros criados sin documentación cuyos padres no se utilizaran para la caza. Estos suelen venir de vendedores irresponsables que quieren ganar dinero con el clásico perro de caza. Estos cachorros no suelen ser foxhounds de pura raza, sino mestizos. Es más inteligente buscar mestizos con un porcentaje de foxhound inglés en la protectora que favorecer prácticas de cría dudosas.

Si buscas un english foxhound adulto, puede que encuentres uno en una jauría profesional de caza de arrastre. Estas a veces entregan perros mayores en adopción que no son aptos para las exigencias de esta actividad. No obstante, sé autocrítico/a y habla con el encargado de la jauría para averiguar si eres capaz de ofrecerle a este perro tan especial un hogar acorde a la especie.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.