Boerboel

Boerboel

El boerboel es un perro de granja sudafricano de tipo mastín. Su carácter tranquilo y cumplidor combinado con un fuerte instinto protector lo convierte en un perro guardián extraordinario. Con su gran tamaño y su cabeza maciza, defiende con valor a su familia contra animales salvajes e intrusos. Como perro familiar es apto solo hasta cierto punto.

Carácter

El nombre boerboel (pronunciado burbull) es afrikáans y significa perro de granjero o dogo de granjero. Ya en el siglo XVII, el boerboel era un perro popular entre los granjeros sudafricanos. Su tarea principal consistía en proteger las casas, fincas, familias y ganado de los ladrones, intrusos y animales salvajes. Este perro sigue caracterizándose por la intrepidez, valentía, autoconfianza e instinto de protección necesarios para esta tarea.

No se le escapa ni una

Una vez entablada la confianza con su cuidador y su familia, el boerboel asume la tarea de protección con pasión. Nada pasa desapercibido a su mirada atenta y su olfato extraordinario. Ninguna persona ni animal pueden acercarse a su familia sin que él se dé cuenta. Al mismo tiempo, crea un vínculo estrecho con su cuidador, que le permite evaluar las situaciones rápida y correctamente. Si el cuidador percibe una visita como amiga, el boerboel se muestra tranquilo y sereno. No obstante, si detecta inseguridad o miedo en su cuidador, asumirá el papel de protector instintivamente. Se acercará al intruso con valentía y le demostrará que haría cualquier cosa por proteger a su familia.

¿Perro guardián servicial?

El comportamiento agresivo es totalmente ajeno al boerboel. No ve necesario enseñar los dientes sin motivo y sin que la persona que tiene enfrente presente un peligro. Gracias a su fidelidad y su fuerte vínculo con su familia, es un perro fácil de controlar y adiestrar. Si su cuidador lo trata como es debido, hará lo que sea por contentarlo a él y a su familia. Pese a su gran seguridad en sí mismo e independencia, muestra cierto deseo de gustar a sus humanos. Eso sí, el requisito para que sea obediente es un adiestramiento coherente, cariñoso y experto. Debe ser un adiestramiento basado en la confianza y en las recompensas, no en los castigos.

Una buena relación persona-perro requiere confianza

Pese a su buena disposición para aprender y su carácter cooperativo, el boerboel necesita a alguien que sea tan seguro de sí mismo como él. Ya solo por su fuerza y tamaño, debe estar en manos de alguien con experiencia. No se trata tanto de autoridad, sino de confianza y respeto mutuos. El boerboel debe poder confiar en la franqueza y el juicio de su cuidador. Requiere que este se tome muy en serio su necesidad y deseo de trabajar y vigilar. Si se sienta esta base de sinceridad, confianza y respeto mutuo, el perro desplegará sus rasgos positivos. Además, se mostrará obediente, estable e increíblemente fiel.

¿Es apto como perro familiar?

El boerboel es un perro fiel, tranquilo, apegado y dispuesto a aprender. No es nervioso ni agresivo y desarrolla un vínculo intenso con toda la familia, especialmente con los niños. Por eso, a primera vista parece reunir todos los requisitos de un buen perro familiar. Sin embargo, piensa que, como perro guardián que es, tiene un marcado instinto protector y un fuerte comportamiento territorial. Estas son cualidades que los vecinos y transeúntes no aprecian demasiado, especialmente en zonas urbanas. Una vida en la ciudad o como mero perro familiar que sale a pasear, pero sin un terreno que vigilar, no satisface sus necesidades. El boerboel es y será un perro de granjeros. Como tal, no solo necesita personas cariñosas, sino la posibilidad de vigilar su territorio y proteger a su manada. Las familias con una finca grande en el campo, alejada del vecino más próximo, valorarán estas cualidades de seguro.

Boerboel © Canadeez / stock.adobe.com

Aspecto

Es improbable que se produzca una situación en que un boerboel tenga que defender a su familia de un intruso. La mayoría de ladrones salen escopeteados al ver a este enorme perro, con su gran cabeza y su potente ladrido.

El perro guardián perfecto, también por fuera

El boerboel es, sin duda, un perro impresionante. Presenta una altura de cruz de 61-72 cm, un peso de 45-70 kg y un cuerpo musculoso y simétrico con huesos fuertes. Sus movimientos, cuerpo y postura rezuman fuerza, autoconfianza y resistencia. Esto lo convierte en el perro guardián por antonomasia, también físicamente.

Diversidad de género marcada

Los machos deben ser lo más grandes posible y presentar una musculatura bien marcada. En cambio, las perras pueden ser más femeninas, lo que significa que pueden ser más pequeñas y débiles que ellos. No obstante, las hembras de boerboel alcanzan una altura mínima de 55 cm, por lo que siguen siendo impresionantes. Ambos sexos presentan un pelo corto, liso, muy denso y brillante. En cuanto al color, se aceptan todos los matices de rojo, marrón y amarillo (fawn). El estándar también admite ejemplares atigrados (brindle), pero no otros colores, dibujos ni manchas marrones. Sí que se admite una máscara oscura en todas las variantes.

Historia

La historia del perro boerboel se remonta al año 1652. Aquel año, el primer administrador neerlandés de la Colonia del Cabo, Jan van Riebeecks, llevó un bullenbjiter al país africano. En busca de un perro que vigilara las tierras y el ganado, y protegiera a la familia de ataques y animales salvajes, en los años siguientes hubo muchos colonos holandeses y británicos que trajeron perros de su patria a la región y los cruzaron con perros autóctonos. Recurrieron principalmente al mastín inglés y otras razas tipo dogo europeas. Así, desarrollaron un perro criado específicamente para vigilar, proteger e imponerse a los grandes depredadores africanos.

Cría y distribución

Pese a las excelentes cualidades de perro guardián y de trabajo, la raza no se definió como independiente hasta 1983. La responsable fue la South African Boerboel Breeders’ Association (SABT, actualmente SABBS). La raza está reconocida actualmente por el Kennel Union of South Africa (KUSA) y pertenece al grupo working dogs. No obstante, la Federación Cinológica Internacional (FCI) aún no la ha reconocido como independiente. Pese a ello, cada vez hay más criadores también en América y Australia consagrados a esta imponente raza. En Europa y Asia, especialmente en Rusia, la presencia del boerboel ha crecido en los últimos años. Con la creciente distribución de estos perros, la cría se centra principalmente en un aspecto homogéneo y un carácter agradable, aparte de la salud y la aptitud para el trabajo.

Cosas a tener en cuenta antes de comprar un boerboel

Pese a su creciente popularidad en los últimos años, el perro boerboel sigue siendo una raza poco común. Si estás pensando en comprarte uno, te aseguramos que no lo encontrarás a la vuelta de la esquina. De hecho, probablemente deberás recorrer un largo camino hasta el criador. Como la raza no está reconocida por la FCI, no se puede confirmar la seriedad del criador por el logotipo de la federación en los papeles.

A la hora de elegir al criador, deberás prestar atención a otros signos de seriedad: ¿está afiliado a una asociación? ¿Cuánto sabe de la raza y de sus características particulares? ¿Los padres no tienen displasia de codo ni de cadera y esto figura en algún certificado? Por tanto, ¿no presentan ningún antecedente genético de enfermedades de las articulaciones? Además, la impresión personal también debe ser la correcta: ¿el criadero tiene un aspecto limpio y ordenado? ¿Los perros crecen junto a la familia del criador y se socializan allí desde el principio? ¿Qué impresión dan los perros? ¿Confían en el criador y se muestran afables y tranquilos contigo, aunque distantes? ¿El criador te pregunta por tus circunstancias vitales y le interesa saber cómo estará el perro contigo? Solo si estos criterios se cumplen deberás proseguir con la negociación de la compra con el criador.

El precio de un cachorro de boerboel es de entre 1500 y 2000 euros. El cachorro se irá contigo con ocho o diez semanas de vida. Para entonces habrá recibido las vacunas básicas contra las enfermedades caninas conocidas.

Salud y enfermedades típicas de la raza

Como todas las razas grandes, el boerboel suele padecer enfermedades articulares, como displasia de cadera o codo. Como esto suele deberse a una predisposición genética, los compradores deben asegurarse de que los padres se hayan sometido a pruebas de displasia. Además, en época de cachorro hay que evitar sobreesfuerzos, como subir escaleras. Por otra parte, el cachorro deberá comer un alimento especial para cachorros para prevenir un crecimiento prematuro. Aparte de las enfermedades articulares mencionadas, el boerboel es un perro robusto que puede vivir entre diez y doce años.

Boerboel © Mary Swift / stock.adobe.com

Alimentación

Un requisito para que el perro viva sano muchos años es una alimentación equilibrada acorde a la especie. Pero ¿qué comida es la mejor para esta raza?

¿Barf o pienso?

Mucha gente que tiene un boerboel lo alimenta con el método barf, que es una alimentación cruda biológicamente apropiada. Consiste en darle al perro carne fresca cruda, vísceras, huesos, verduras trituradas y fruta. El método barf se basa en la alimentación natural de los antepasados del perro: los lobos. Por eso, muchos consideran que esta es la manera más natural y sana de alimentar a los perros. Sin embargo, requiere buenos conocimientos sobre los componentes de los alimentos y la demanda nutricional del perro. Una alimentación cruda parcial que no tenga en cuenta la demanda de vitaminas, oligoelementos y energía del perro puede provocar déficits y, por consiguiente, enfermedades graves.

En este caso, es preferible recurrir a un pienso preparado que contenga todos los nutrientes importantes en la proporción correcta. Como la demanda nutricional depende de la edad, el peso, el tamaño y la actividad del perro, el alimento deberá ajustarse a sus requisitos individuales. En edad de cachorro conviene comprar comida especial para cachorros. Esta presenta un bajo contenido proteico, de menos del 24 por ciento, para no acelerar el crecimiento. Cuando sea adulto, hay que tener su peso bajo control, ya que el sobrepeso puede provocar graves problemas de salud. No sobrestimes la demanda de comida del boerboel. En relación con su tamaño, estos perros se las apañan con una cantidad sorprendentemente baja. Eso sí, el alimento debe contener todas las vitaminas y nutrientes importantes, incluso en bajas cantidades. Evita los ingredientes de relleno, como los cereales, que aumentan la concentración del alimento sin beneficiar al perro.

Cuidados

Gracias al pelo corto y liso del boerboel, el cuidado de este perro es muy sencillo. Para mantener su brillo y estructura, basta con cepillarlo de vez en cuando. Para eliminar la suciedad persistente después de un largo paseo por el bosque en días húmedos, también puedes bañarlo. No obstante, es mejor que no abuses del champú para perros. Aparte de cuidarle el pelaje, también deberás controlarle oídos, ojos, dientes y patas y, si es necesario, limpiárselos. Además, deberás cortarle las uñas regularmente para evitar heridas.

¿Te estás planteando tener un boerboel?

El boerboel no es solo un perro muy grande, sino también bastante exigente, algo que sus sencillos cuidados no cambian. Los principiantes que estén buscando un perro fiel, pero que solo tengan un jardín y no puedan ofrecerle nada más que paseos diarios se verán sobrepasados rápidamente por esta raza. Aunque es muy apegado y quiere estar cerca de su familia, no deja de ser un perro guardián innato. Además, tiene un instinto de caza nada deleznable. Como tal, necesita un terreno extenso protegido con una valla alta donde pueda satisfacer su necesidad de vigilar. En una urbanización de casas adosadas se marchitaría.

¿Es un perro de pelea?

Un boerboel cuyas necesidades básicas no estén satisfechas y que no disfrute del cariño de su cuidador puede convertirse en un problema grave por su tamaño y su instinto protector innato. En el pasado se han producido varias situaciones peligrosas relacionadas con un boerboel en distintos países. Por eso, en algunos países europeos, como Dinamarca, Francia y Suiza, su tenencia está prohibida o estrictamente condicionada. Si te interesa comprar un boerboel, infórmate bien sobre los requisitos de tenencia de esta raza en tu país.

Un compañero de por vida

En general, ningún perro ha nacido como perro de pelea, sino que los han hecho así las personas. El boerboel es un peludo muy pacífico y sereno que nunca sería agresivo de por sí, como un golden retriever. Con un adiestramiento perseverante, paciencia, amor, confianza y ejercicio físico y mental, se convierte en un perro fiel y apegado. Un auténtico boerboel percibe el estado de ánimo de su cuidador como casi ningún otro perro y hace lo que sea para que se sienta bien.

Artículos relacionados
Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.