Harzer fuchs

Harzer fuchs

El harzer fuchs es uno de los perros pastores alemanes antiguos, muy codiciados entre los pastores. Si no tiene ganado que pastorear, es difícil desfogar a este perro tan diligente como es debido.

Aspecto

Rojo pasión

Aunque el harzer fuchs no es una raza reconocida, presenta un aspecto típico, aunque este puede tener muchas variaciones. La altura de cruz puede oscilar entre 50 y 60 cm. Es musculoso y, a primera vista, recuerda a los inexpertos a la versión de pelo largo del pastor alemán. Las orejas pueden estar erguidas o caídas. Una característica típica es su pelaje zorruno, que puede variar entre un rojo crema claro hasta rojo hollín intenso. El manto de pelo doble largo con subpelo denso protege al harzer fuchs de las inclemencias meteorológicas. Por cierto: cuando se habla de perros pastores alemanes antiguos, a veces se habla de fuchs (zorro). Con este nombre se designa a un perro pastor alemán antiguo que normalmente proviene de otras regiones alemanas. En algunos casos, estos perros se parecen mucho al harzer fuchs.

Origen

Nacido para pastorear

Como su nombre indica, este perro proviene de la región alemana del Harz, alrededor de Baja Sajonia, Sajonia-Anhalt y Turingia. Su tarea era pastorear el ganado, concretamente ganado vacuno harzer rotvieh. Esta es una de las razas de animales de granja más antiguas de Alemania que apenas se encuentran actualmente. Otra de sus tareas era pastorear ovejas. El harzer fuchs pertenece al grupo de los antiguos perros pastores alemanes. Este grupo incluye distintas variedades de pastores primigenios de Alemania. Todos tienen en común que se tenían como perros de trabajo para pastorear el ganado. El aspecto era secundario. Por eso, no se desarrolló ningún estándar unitario, aunque algunas variantes regionales presentan características típicas. Otros ejemplares de este grupo son, por ejemplo, el gelbbacke y el schafpudel. Muchos de estos tipos antiguos estuvieron a punto de extinguirse en el pasado. El motivo es que la agricultura moderna apenas les ofrecía trabajo.

Los perros pastores alemanes antiguos no son razas reconocidas por la FCI. No obstante, existe una raza muy conocida con un pasado similar que ha alcanzado la fama internacional: el pastor alemán. Antiguamente, ayudaba con el pastoreo del ganado y evolucionó a finales del siglo XIX a partir de variantes del sur de Alemania en Wurtemberg y Turingia. En cuanto al harzer fuchs, la clasificación es un poco confusa. Dentro de los altdeutscher fuchs —o, simplemente, fuchs— se engloban todos los pastores alemanes antiguos de pelo rojo. Aparte del harzer fuchs, estos incluirían, por ejemplo, al westerwälder kuhhund, el menos frecuente de todos. Por el contrario, el harzer fuchs ha ganado popularidad recientemente, lo que está relacionado con que sea un perro de compañía cada vez más frecuente. Para conservar las variantes de estos perros pastores antiguos, sus seguidores han creado el colectivo Arbeitsgemeinschaft zur Zucht Altdeutscher Hütehunde.

Harzer fuchs © Fotoliesl / stock.adobe.com

Carácter

Perro pastor de corazón

Como perro pastor, el harzer fuchs trabaja solo y tiene sus propias ideas y un montón de energía. Es muy listo y juguetón, y siempre está dispuesto a vivir aventuras. No obstante, nunca se somete. La mayoría tienen instinto de caza, que, sin embargo, se puede controlar con un adiestramiento firme y ejercicio. Un harzer fuchs equilibrado disfruta de la compañía de su manada humana y de las caricias. Además, es fiel y se lleva bien con los niños. No obstante, esto es verdad hasta cierto punto. Por muy familiares que sean algunos, no se puede generalizar. En general, para poder integrar un perro pastor como el harzer fuchs en la familia, deben cumplirse muchos requisitos.

Adiestramiento

Conocimientos necesarios

El harzer fuchs no es muy complaciente y siempre conservará sus ideas propias. Al fin y al cabo, lleva siglos decidiendo cómo pastorear su rebaño y asumiendo muchas responsabilidades. Refuerza tu vínculo con él ya en edad de cachorro, ya que esto es esencial para lograr una obediencia básica. Integra momentos de descanso en los que se pueda relajar. En efecto, cuantas más cosas hagas y trabajes con el cachorro, más te exigirá de adulto. Y al revés, un ejemplar no estimulado puede presentar numerosos problemas de conducta porque se aburre.

Sé consecuente desde el principio, ya que, de lo contrario, él decidirá lo que quiere hacer. Así y todo, pondrá tu paciencia a prueba constantemente porque obedecer órdenes no es su fuerte. Sin embargo, con normas claras que le proporcionen estructura, experiencia y un toque de humor, podrás enseñarle obediencia básica. En una escuela canina podrá conocer otros perros, lo que resultará positivo para su socialización. Lo mejor es que busques una escuela con experiencia en perros pastores.

Salud y cuidados

Estos robustos perros apenas son propensos a enfermedades. Cuando compres un cachorro, hazlo solo a un criador que someta a sus animales a pruebas de displasia de cadera. Además, debe poder enseñarte los certificados médicos que demuestren que las caderas están sanas. Esto es necesario con cualquier perro grande. Por otra parte, puedes prevenir enfermedades articulares con una alimentación y ejercicio adaptados a la edad durante el crecimiento.

Se requieren tareas de pastoreo o mucho tiempo para desfogar a un perro pastor. Si no está estimulado, desarrollará problemas conductuales, como lamerse las heridas, ladrar y otras manías. Con unos buenos cuidados, el harzer fuchs puede vivir hasta los quince años. El denso subpelo lo protege del frío y el calor. Aun así, es mejor que en días calurosos dejes las actividades deportivas para primera hora de la mañana o última de la tarde. Cepíllalo periódicamente y a diario en época de muda, en primavera y otoño. Si tu harzer fuchs tiene las orejas caídas, deberás prestarles más atención. Si es necesario, límpiaselas con un producto especial para prevenir inflamaciones.

Alimentación

La importancia de la carne

El harzer fuchs, como todos los perros, necesita un alimento principal rico en carne. Esto es así independientemente de si le das pienso o comida húmeda. También puedes darle una combinación de ambos para disfrutar de las ventajas que ofrece cada método. En cualquier caso, la carne debe ser el componente principal y el azúcar y el trigo no deben estar presentes. Si quieres recurrir al método barf (carne cruda), debes informarte ampliamente de antemano porque comer solo carne le provocará déficits. Actualmente existen prácticas ofertas completas para el barf.

Para masticar puedes ofrecerle huesos de piel de vacuno o snacks de carne deshidratada, como orejas de vacuno. Por el contrario, los huesos auténticos pueden ser peligrosos. Los huesos de animales pequeños, como pollos o conejos, se astillan. Además, los perros que arrancan trozos de huesos grandes pueden sufrir una peligrosa obstrucción. Asegúrate de que el perro descanse después de comer. Recuerda que un ejercicio intenso puede provocarle una torsión gástrica. Por otro lado, el peludo siempre debe tener agua fresca a su disposición.

Descubre nuestra selección de comida y accesorios para perros.

Tenencia

Un auténtico perro de trabajo

Lo que más le gusta al harzer fuchs es dedicarse a su actividad preferida: pastorear el ganado. Ya sean ovejas o vacas, las mantendrá unidas eficazmente. Si no tienes un rebaño de vacas para él, deberás ofrecerle alternativas. Cuando sea adulto, disfrutará con excursiones largas por la naturaleza. Además, podrá acompañarte a correr o a montar en bici, pero deberás entrenarlo paulatinamente. Una norma importante para su entretenimiento es no exagerar. Ya sea jugando con pelotas o a juegos de cobro, este torbellino debe aprender a descansar. De lo contrario, los paseos normales podrían convertirse en carreras de obstáculos porque lo único que quiere es jugar. ¡Ya!

Además, a muchos perros pastores alemanes antiguos les gustan los juegos de olfateo. También puedes apuntarlo a una formación para perros de salvamento, por ejemplo, para buscar víctimas entre los escombros. En cuanto al agility, es difícil prever si un harzer fuchs será apto o no. Algunos muestran interés, mientras que otros no se concentran en las secuencias.

Harzer fuchs © Thomas Müller / stock.adobe.com

¿Encaja conmigo?

Con quien mejor encaja un harzer fuchs es con un pastor o alguien que tenga un rebaño de vacas. Sin embargo, cada vez se entregan más ejemplares a particulares sin trasfondo agrícola. Esto también puede funcionar, aunque no siempre. Los siglos de pastoreo los lleva en la sangre y, sea como sea, necesita un hogar con mucha actividad. En muchas fuentes se dice que el harzer fuchs se lleva muy bien con los niños. Básicamente, esto es verdad, ya que a este perro le encanta jugar con ellos. Sin embargo, esto requiere adiestramiento para que no los vea demasiado como compañeros de juegos y peleas ni como un rebaño que pastorear. Aquí, la convivencia encierra un potencial crítico, especialmente con niños pequeños.

En cualquier caso, se requiere algo de experiencia con perros para adiestrarlo y evitar posibles escollos (hiperactividad frente a aburrimiento). En la mayoría de casos, el harzer fuchs es un perro solitario. Una socialización temprana es importante, pero no esperes que se haga muy amigo de otros perros. Además, su cuidado en vacaciones es algo que también debes tener en cuenta antes de adoptarlo. Un harzer fuchs no necesariamente encajará bien en una residencia canina, salvo que esta tenga experiencia con perros pastores. Es mejor dejarlo con alguien conocido que quiera y pueda pasar mucho tiempo con él. También puedes llevártelo a unas vacaciones de senderismo. Infórmate sobre hoteles o apartamentos que admitan perros bien educados.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Para ir sobre seguro, adopta un perro de la Arbeitsgemeinschaft zur Zucht Altdeutscher Hütehunde (AAH). Esta asociación la fundó un grupo de pastores en 1989. Su objetivo es garantizar la supervivencia de los perros pastores alemanes antiguos, incluido el harzer fuchs. Si buscas uno de estos perros, ya sea cachorro o adulto, acude a la AAH, que dispone de un foro de adopción de cachorros.

Puede que los encuentres en anuncios clasificados y parezca tentador, especialmente porque no es una raza reconocida por la FCI. Sin embargo, no debes comprar cachorros sin documentación. Hay muchos perros rojos de este tipo, pero detrás de la cría específica se esconde mucho más: una buena profilaxis sanitaria, un objetivo de cría coherente y, sobre todo, la certeza de que el perro proviene de una variedad de líneas antiguas. Todos los perros de cría con una aprobación de la AAH deben superar una prueba de aptitud. Aquí no solo se trata del carácter, sino también de la salud y la constitución. Además, los perros pastores alemanes antiguos deben aprobar una prueba práctica de pastoreo. Solo con un cachorro de cría seria fomentarás la conservación de estos perros.

También puedes buscar un perro mayor, pero recuerda: no te fíes de los anuncios sospechosos de vendedores que pretenden aumentar el precio con el nombre harzer fuchs. Es mejor que visites la protectora de tu zona para ver si hay algún peludo similar que esté buscando familia.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.