Pudelpointer

Pudelpointer

El pudelpointer, medio caniche y medio pointer, aúna el instinto de caza del caniche con el olfato del pointer. Es un excelente perro de caza, versátil, inteligente y fácil de adiestrar. Este perro con barba y rizos en la frente solo debe estar en manos de cazadores.

Carácter tranquilo con buen olfato

El barón de Zedlitz y Neukirch, cazador y cinólogo, más conocido por el seudónimo de Hegewald, habría cruzado siete caniches y cien pointers antes de quedar satisfecho con el resultado y presentar al primer pudelpointer, al menos el primero que crio a conciencia. Este resultado es el que vemos en la actualidad. El pudelpointer es un perro de servicio extremadamente versátil. Trabaja eficazmente como hábil perro de caza y muestra tanto en el bosque como en el agua. Su fino olfato, sus habilidades de cobro y su afinidad con el agua le han valido buena fama entre cazadores. Y no solo eso, sino que también su serenidad, capacidad de aprendizaje y docilidad lo convierten en un ayudante ideal.

Perro familiar cariñoso en su tiempo libre

Después de trabajar, el pudelpointer asume su papel de perro familiar de buena gana. En casa, este cazador temperamental y apasionado se convierte en un compañero de juegos cariñoso para los niños y un amigo tranquilo y fiel para la familia. Es sociable, busca la compañía de su gente y no se muestra reservado ni agresivo con los desconocidos. También se lleva bien con otros perros y disfruta retozando con ellos.

Por qué solo es apto para cazadores

Para que pueda desplegar plenamente su cara tranquila y serena, hay que saciar su instinto de caza y enorme dinamismo. Si no puede dar rienda suelta a su pasión, puede volverse problemático, pese a su carácter sencillo. Por eso, los criadores serios solo lo entregan a personas que quieran utilizarlo principalmente para la caza.

Aspecto robusto

El pudelpointer tiene un pelaje robusto, denso y áspero que lo protege eficazmente del viento, la lluvia y las heridas. Destaca por su manto de pelo semilargo y desgreñado, la barba, las cejas pobladas y los rizos de la frente.

Con un tamaño de 60-68 cm en los machos y 55-53 cm en las hembras, es una raza grande. Su cuerpo fuerte, musculoso y casi cuadrado pesa entre 25 y 30 kg. No obstante, el estándar de la raza no estipula el peso. El pelo doble, cerrado y duro puede ser de tres colores:

  • Marrón
  • Negro
  • Color de hojas secas/trigo

No obstante, en la cría se prefiere el color marrón oscuro, por lo que es el más frecuente. Los ejemplares de color trigo son difíciles de encontrar. Además, se admiten pequeñas marcas blancas.

Historia

El nacimiento de esta raza alemana se debe, estrictamente hablando, a un encuentro casual. Un macho de caniche grande que acompañaba a su cuidador, un oficial que estaba participando en una maniobra en un viaje de servicio, se topó con una atractiva pointer marrón en el pueblo de al lado. Las crías de estas razas, más bien contrarias y que reunían todas las características positivas de la caza, impresionaron a la comunidad cinegética.

Convencido del resultado, el barón de Zedlitz, cazador y cinólogo que escribía tratados de caza con el seudónimo Hegewald, empezó la cría selectiva del pudelpointer en 1881. El nombre de la raza fue fácil de encontrar, uniendo los nombres de ambas razas (pudel es caniche en alemán). Hegewald se tomaba muy en serio su objetivo. Pretendía criar perros de servicio versátiles de pelo áspero, capaces de cazar en el bosque y en el agua. Esto se demuestra por el hecho de que cruzó siete caniches con cien pointers hasta lograr el resultado que buscaba. Este trabajo también convenció al investigador y cinólogo Carl Rehfus (conocido como Oberländer). De hecho, pronto se empezó a dedicar él mismo a la cría del pudelpointer.

Cría y distribución

El éxito del trabajo de cría no se hizo esperar. Así pues, pronto se vieron los primeros ejemplares que aprobaban los exámenes de caza con nota. En 1897, Oberländer fundó la primera asociación de pudelpointer en Alemania. No obstante, el reconocimiento oficial de la FCI no llegaría hasta 62 años después. Más o menos en la misma época llegaron los primeros ejemplares de la raza a América del Norte. Allí, el Kennel Club canadiense reconoció la raza como independiente.

A partir de 1924, ya no se inscribían perros nacidos de apareamientos directos entre caniches y pointers. Aun así, algunos cinólogos criticaron la falta de homogeneidad de la raza durante mucho tiempo. Para proteger la raza de problemas de endogamia, después de la Segunda Guerra Mundial se volvieron a cruzar pointers brevemente. Así, se pretendía impulsar la cría del pudelpointer, que se había quedado estancada. Hoy en día, esta sigue siendo una raza rara que está reservada principalmente a los círculos de cazadores. Aunque puede medirse perfectamente con otros perros de caza, está poco extendido en comparación con otros perros de muestra. De hecho, solo nacen entre 100 y 120 camadas al año.

¿Dónde encuentro a un criador serio?

La mayor probabilidad de encontrar a un criador cerca la tienen los que viven en Alemania. No obstante, también hay criadores en EE. UU., Canadá, Francia, Austria, los Países Bajos, Luxemburgo y otros países europeos. Si buscas un pudelpointer para cazar, primero deberías acudir a una asociación especializada en esta u otras razas de caza. Los criadores serios que trabajan según el estándar de la FCI y se someten a criterios de cría estrictos suelen estar organizados en asociaciones.

Pudelpointer © Michael Ireland / stock.adobe.com

Cría y salud

La cría del pudelpointer estuvo sujeta a normas estrictas desde el principio. Hoy día siguen pudiéndose utilizar para la cría solo aquellos ejemplares que hayan aprobado un examen de rendimiento. Además, debe haberlos declarado como aptos un juez independiente en una exposición de cría. Además del aspecto y el carácter, se valora mucho el estado de salud del perro de cría. Si se detectan predisposiciones genéticas a la displasia de cadera o la epilepsia, el perro se descarta de la cría. Este estricto procedimiento ha conducido a que el número de perros con displasia sea muy bajo en esta raza. Pese a su tamaño y peso imponente, las enfermedades esqueléticas son muy raras en él.

Cuidados

Así pues, si tienes un pudelpointer de pura raza, probablemente no deberás llevarlo constantemente al veterinario ni pagar facturas desorbitadas. No obstante, para mantener su salud y bienestar, toma nota de las recomendaciones siguientes:

  • Pelaje: en realidad, su pelaje duro y desgreñado se limpia prácticamente solo. Para suavizarlo un poco, puedes cepillárselo de vez en cuando con un cepillo (almohaza). Péinale ocasionalmente la barba con un peine metálico para eliminar la suciedad.
  • Orejas: las orejas caídas medianas se deben inspeccionar y limpiar al menos una vez al mes.
  • Uñas: como muchos ejemplares caminan principalmente por el blando suelo del bosque, se desgastan poco las uñas. Córtaselas periódicamente para evitar que se haga heridas.
  • Garrapatas: las excursiones al bosque y al campo aumentan la probabilidad de que sufra una picadura de garrapata. Después de estar con él fuera, especialmente entre mayo y octubre, examínale el pelo a fondo en busca de garrapatas. Si vives en una región con riesgo de garrapatas, una vacuna u otras medidas preventivas pueden ser una buena idea.
  • Baños: no es necesario bañar al pudelpointer. Al fin y al cabo, se mete lo suficiente en el agua cuando las excursiones lo permiten. Bañarlo con demasiada frecuencia con champú canino puede atacar la barrera protectora de la piel.

Alimentación

Una alimentación correcta también forma parte del programa de salud del pudelpointer. Como descendientes del lobo que son, los perros son carnívoros. La carne es su principal fuente proteica, por lo que debe constituir al menos el sesenta por ciento del alimento. La cantidad y composición exactas dependen de factores individuales, como el peso, la edad y el nivel de actividad. Por ejemplo, un pudelpointer que trabaje cazando tiene una demanda energética mayor que uno que solo lo haga ocasionalmente. Para calcular la demanda exacta y elaborar una dieta adecuada, pide un análisis exacto al veterinario o un nutricionista canino.

Composición de la comida

Como valores orientativos, un pudelpointer de 30 kg que cace regularmente necesita al día: 450 g de carne fresca, 220 g de verduras (p. ej., zanahorias o judías verdes) y 220 g de arroz (hervido), cereales o copos. Si quieres prepararle la comida personalmente, añade una cucharada de copos de levadura nutricional y aceite de maíz o girasol. Otra opción es darle comida preparada (pienso o comida húmeda). Sin embargo, lee la composición y evita productos con demasiados cereales, soja, azúcar, potenciadores del sabor artificiales o conservantes químicos.

Tenencia

El aspecto encantador del pudelpointer, con sus rizos en la frente y su barba, así como su serenidad y su alta capacidad para aprender podrían hacer parecer que es un perro familiar simpático y sencillo. Sin embargo, no es casualidad que muchos criadores entreguen sus cachorros solo a cazadores. A diferencia del caniche, que ha ido abandonando su instinto de caza para convertirse en perro familiar, el pudelpointer sigue siendo un perro de caza en toda regla. Lleva la caza en la sangre, por lo que necesita mucho ejercicio y entretenimiento para ser feliz. Lo tranquilo y sereno que sea dependerá principalmente de si puede cazar y cuánto.

Versatilidad

Gracias a su versatilidad, el pudelpointer se puede utilizar tanto como perro de caza como de muestra. Se siente igual de bien en el campo y el bosque que levantando y cazando patos en el agua. Además de pasión por la caza, su cuidador/a también debe contar con un terreno grande vallado en el campo. Es importante que desde aquí se puedan dar paseos dilatados por la naturaleza. Este perro se marchita en la ciudad o con alguien que prefiera estar en el sofá o pase muchas horas trabajando.

Alternativas a la caza

Ni siquiera el cazador más ambicioso sale a cazar todos los días. Para que las pausas entre cacerías sean lo más agradables posible para el pudelpointer, debes proporcionarle alternativas. Aprovecha su pasión por el agua y por el cobro. Planifica excursiones que pasen por un lago o un arroyo y llévate una pelota o un palo. Así, podréis jugar a juegos de cobro para variar. Además, los deportes caninos de rastreo son perfectos para él. Gracias a su carácter juguetón y apegado, sus ganas de aprender y su facilidad de aprendizaje, no te costará encontrar alternativas adecuadas para disfrutar del tiempo juntos.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.