Pastor lapón

Pastor lapón

El pastor lapón es un perro versátil difícil de encontrar fuera de Escandinavia. Es ideal para personas activas que disfruten haciendo excursiones con su peludo.

Aspecto nórdico típico

«Es como una mezcla de border collie y pastor alemán». Así es como describiría un inexperto al pastor lapón. Sin embargo, un entendido detecta la similitud con otros perros nórdicos, como el alaskan malamute. Además, el pelaje frondoso del perro finlandés de Laponia hace olvidar que el pastor lapón pelicorto es pariente cercano suyo.

Pero ¿cómo es exactamente? El pastor lapón es un perro delgado y atlético de tipo spitz. Presenta una altura de cruz de 51 cm en los machos y 46 cm en las hembras. Pesa unos 25 kg, aunque el estándar no estipula el peso. Este perro es más largo que alto, es decir, la longitud supera la altura en un diez por ciento. Lleva las orejas erguidas y la cola larga y peluda colgando en estado de reposo y ligeramente encorvada en movimiento. El color de pelo varía entre negro y distintas tonalidades de gris y marrón. Además, se admiten marcas blancas en el cuello, el pecho y las patas. El pelaje se compone de dos capas: un subpelo denso y fino, y una capa externa más larga y rígida.

Perro pastor de Finlandia

Los rasgos en común con el perro finlandés de Laponia son muchos. Los antepasados de ambas razas servían a los samis —antiguamente conocidos como lapones por su patria, Laponia— como perros de caza y guardianes. Para muchos samis era muy importante tener renos. Conviviendo con este pueblo y debido a la creciente domesticación de los renos, estos perros acabaron convirtiéndose en pastores. Los ágiles e inteligentes antepasados del pastor lapón dominaban esta tarea con nota. La cría, que aún no estaba coordinada, no se centraba tanto en el aspecto como en el carácter y las habilidades de pastoreo. Esto hizo que no hubiera un aspecto unificado durante mucho tiempo.

A mediados del siglo XX surgieron los primeros estándares. No obstante, en aquella época se consideraba al pastor lapón y al perro finlandés de Laponia como la misma raza. No fue hasta diciembre de 1966 que se reconoció al pastor lapón como raza independiente. Sin embargo, su relevancia como pastor de renos fue decreciendo con el paso del tiempo y con la llegada de las motos de nieve. Hoy en día, esta raza es prácticamente desconocida fuera de Escandinavia. No obstante, en su patria sigue habiendo gente que lo tiene como perro familiar. Aunque suele tenerse como perro de compañía, algunos siguen prestando sus servicios como pastores.

Raza sana

Esta raza tan primigenia es muy robusta y resistente, y apenas se le atribuyen enfermedades hereditarias. Si buscas un perro como este, deberás fomentar el trabajo de los criadores serios y comprárselo a uno de ellos. Los criadores responsables valoran la prevención sanitaria de los padres, el arquetipo y el carácter. Debido al pelaje adaptado al clima nórdico, nunca debes pedirle a tu perro que haga esfuerzos físicos a más de quince grados. En verano es recomendable dejar el ejercicio prolongado para primera hora de la mañana y última de la tarde. Este perro tiene una esperanza de vida de entre doce y catorce años.

Alimentación para estar en forma

El pastor lapón es un perro musculoso al que le gusta hacer ejercicio. Así pues, debes adaptar la cantidad de comida a su constitución y al esfuerzo físico que haga. Por lo tanto, los datos del envase son meramente orientativos. Contrólale el peso para poder actuar a tiempo si engorda. Dale hasta cuatro raciones al día cuando sea cachorro y redúcelas a dos cuando sea adulto. Importante: El perro tiene que descansar después de comer, por lo que deberás alimentarlo después de los paseos.

Además, la cantidad no es lo único que importa. Asegúrate de darle un alimento de calidad cuyo ingrediente principal sea la carne. En un producto bueno, la carne es el ingrediente fundamental y no se usan ingredientes de relleno baratos, como cereales. Esto es así tanto para pienso como para comida húmeda. Para satisfacer su necesidad masticatoria, puedes darle artículos masticables secos para perros, como orejas de vacuno. Recuerda que debes incluirlos en el cálculo de la ración diaria, como cualquier otra golosina, para prevenir el sobrepeso. Elige snacks sin azúcar, como trozos de carne deshidratada o recompensas con valor añadido, como snacks dentales. Además, tu peludo debe tener acceso ilimitado a agua fresca. Cuando salgáis, no te olvides de llevar agua contigo para que pueda saciar su sed en las excursiones largas.

Cuidados: ¿un asunto peliagudo?

El pastor lapón tiene un pelo abundante y denso que se le cae mucho. Cuanto más lo cepilles, menos pelos acabarán en casa. Durante el periodo de muda bianual se le cae todavía más, pero los cepillados acortan estos periodos bastante. Para eliminar la suciedad, es mejor que se la cepilles cuando esté seca. Solo tendrás que bañarlo cuando no haya más remedio, pero no más de cada equis meses. Para hacerlo, elige un champú suave para perros. Inspecciónale los ojos y las orejas, y límpiaselos cuando sea necesario con un producto especial. Además, deberás cortarle las uñas con unas tijeras para perros cuando estén muy largas. Los peludos que caminan mucho sobre suelos blandos no se las desgastan lo suficiente y pueden quedarse enganchados con ellas.

Diversión al aire libre

Está claro que a todos los perros les gusta estar en la naturaleza. No obstante, el pastor lapón es un auténtico todoterreno en este sentido. Cuando sea adulto y lo hayas entrenado para ello, podrá acompañarte a correr y montar en bici o a caballo. Además, disfrutará a tope con excursiones largas. También puede divertirse mucho practicando deportes caninos, como agility, dog dancing, obediencia, rastreo y trabajos de salvamento. Prueba a ver qué es lo que más os divierte juntos. Lógicamente, la tarea que mejor se le da es la de pastoreo. También es importante acostumbrarlo a descansar regularmente para que no se pase de rosca y mantenga la serenidad.

¿Encaja conmigo?

¿Eres deportista, te gusta salir aunque haga mal tiempo y tienes tiempo para actividades al aire libre a diario? Además, ¿tienes algo de experiencia en perros y una casa o un bajo espacioso en el campo? En ese caso, el pastor lapón podría ser el perro que buscas. Es apto para familias, incluso con hijos y gatos, y le encanta estar con su manada. Puede dormir al aire libre, algo que le viene muy bien especialmente en verano, pero necesita un vínculo familiar estrecho. Asimismo, puede ser un buen perro guardián porque ladra a los desconocidos. Antes de elegir a este perro, piensa en lo mucho que ladra.

También debes ser previsor/a en la planificación de las vacaciones. Infórmate con tiempo sobre posibles cuidadores o residencias caninas y familiarízate ampliamente con ellos antes de confiarles a tu perro. Sin embargo, un pastor lapón bien educado es un compañero ideal para vacaciones de senderismo en zonas no muy cálidas. Puede que sea una buena opción pasar unos días de relax con tu peludo. Como prefiere las temperaturas frescas, no conviene que viajes con él a regiones muy cálidas. Del mismo modo, no deberías elegir un perro nórdico si vives en una región calurosa.

Por otra parte, piensa en los gastos que tendrás con tu perro. Además del precio de compra del cachorro, también incurrirás en otros gastos. Estos incluyen el equipamiento básico, compuesto por comederos, correa y collar o arnés, mantas, transportines y utensilios de higiene, como cepillos, champú para perros y cortaúñas. A estos hay que añadir los gastos corrientes de comida con un alto contenido de carne, snacks, facturas veterinarias —chequeos anuales y vacunas— y el seguro de responsabilidad civil. Infórmate sobre si vale la pena contratar un seguro médico para perros.

Pastor lapón © valeriyap / stock.adobe.com

¿Dónde puedo encontrarlo?

¿Tienes claro que quieres adoptar un pastor lapón y puedes ofrecerle todo lo que necesita para ser feliz? ¡Enhorabuena! Sin embargo, puede que no sea tan fácil porque este perro es muy poco común fuera de Finlandia o Escandinavia. Acude a una asociación de perros nórdicos para informarte sobre criadores y establecer el primer contacto. Si la única posibilidad es adoptar un cachorro del extranjero, infórmate sobre el procedimiento y las condiciones de entrada. Aunque el camino sea muy largo, es importante que elijas a un criador serio para fomentar la cría sana y responsable de la raza. Si la búsqueda de un cachorro resulta ser demasiado complicada, puedes considerar otras razas o un perro de la protectora. El perro finlandés de Laponia es muy similar. Aunque también es difícil de encontrar fuera de Escandinavia, lo es menos que su pariente cercano.

Si buscas un pastor lapón adulto fuera de Escandinavia, deberás tener un golpe de suerte. En las asociaciones de perros nórdicos podrán ayudarte u ofrecerte información sobre mestizos con características similares. Lo mejor es abrir la mente y echar un vistazo a los mestizos de la protectora u otros perros nórdicos. Infórmate sobre los antecedentes del perro en cuestión. Sería interesante que, aunque lo adoptes en el extranjero, puedas conocerlo bien antes. Esto te permitirá averiguar si hay química entre vosotros antes de tomar una decisión.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.