Suomenpystykorva (spitz finlandés)

Suomenpystykorva (spitz finlandés)

Este peludo finlandés de color zorro, con el típico carácter duro de los spitz, es un perro de caza nórdico. Tiene un club de fans internacional pequeño, pero fiel, aunque en Finlandia es muy popular. Sigue leyendo para descubrir todo lo que hay que saber sobre el spitz finlandés.

Look de color zorro

Cuerpo compacto, orejas erguidas y una cola peluda enrollada sobre el lomo: el spitz finlandés es un perro mediano con el look típico que destaca por su color rojo o marrón dorado. Este está compuesto por dos capas: el subpelo suave y denso, y la capa externa áspera. El subpelo siempre es un poco más claro.

Perro nacional de Finlandia

El spitz finlandés, o suomenpystykorva, lleva siglos utilizándose en el norte y este de Finlandia para la caza. Ayudaba, sobre todo, en la caza de depredadores pequeños, alces y aves acuáticas. Más tarde, se especializó cada vez más en los urogallos y gallos lira. Espanta estos grandes pájaros para que se coloquen en las cimas de los árboles, con aparente seguridad. Ahora, ladra constantemente hasta que el cazador está suficientemente cerca como para disparar al animal.

Se sabe poco sobre la evolución exacta de esta raza. Sin embargo, pudo surgir de perros spitz que llevaban más de mil años ayudando a las personas en Rusia. Hacia finales del siglo XIX, el finés Hugo Roos observó a este spitz primigenio cazando en el norte de Finlandia. Reconoció sus extraordinarias habilidades y emprendió la cría selectiva para crear al spitz finlandés moderno. No obstante, el estándar ha cambiado varias veces desde entonces. En Rusia se conoce a este perro con el nombre karelo-finskaja laika. Sin embargo, las asociaciones de cría finlandesa y rusa acordaron en 2006 que ambas denominaciones aludían a la misma raza. Con ello, Finlandia obtuvo el reconocimiento como país de origen y es responsable del estándar. El spitz finlandés es el perro nacional de Finlandia desde 1979.

Carácter con sus cosillas

Si quieres un perro mimoso y siempre en busca del reconocimiento de su cuidador/a, no adoptes este perro. A este peludo tan independiente y soberano le gusta saber por dónde van los tiros y nunca se somete totalmente. Es muy listo y le gusta aprender, siempre que puedas enseñarle algo nuevo. Las repeticiones frecuentes lo aburren enseguida, por lo que la disposición a colaborar puede caer en picado. Además, es valiente y muy ladrador. Una de sus cualidades es una voz penetrante (luego te contamos más al respecto). El spitz finlandés puede ser un buen perro guardián, pero necesita obligatoriamente un vínculo con su manada humana. Es cariñoso con su persona de referencia o familia y le gusta estar con niños.

Ojo: rey de los ladridos

Nos gustaría recalcar una característica especial de este perro, que es la tendencia a ladrar. Piensa que Finlandia tiene una densidad de población de unos dieciséis habitantes por kilómetro cuadrado. Por lo tanto, el vecino de al lado suele estar bastante lejos. Aquí, este perro no solo se conoce por su voz aguda, sino que esta se suele alentar en forma de competiciones de ladridos. Esta cualidad es extremadamente importante en la caza. El motivo es que el perro ofrece una buena orientación al cazador, que no puede caminar con tanta ligereza por la nieve en el bosque.

El spitz finlandés no solo ladra, sino que domina múltiples variaciones, desde sonidos breves hasta una especie de canto tirolés. Muchos pueden ladrar hasta ciento sesenta veces por minuto. Así pues, si estás pensando en adoptarlo, infórmate bien sobre esta fuerte inclinación a los ladridos. Aunque puedas controlarlos o reducirlos, siempre ladrará más que la mayoría de perros. A fin de cuentas, lo lleva en los genes. Si vives en el campo, el spitz finlandés puede ser un excelente perro guardián de tu casa.

Suomenpystykorva (spitz finlandés) © drobotova / stock.adobe.com

Adiestramiento

Si estás pensando en adoptar un spitz finlandés, deberás tener algo de experiencia para enseñarle obediencia básica. Eso sí, no esperes que se someta al cien por cien, ya que es demasiado independiente. Sé consecuente con todo lo que sea importante para ti, pero permítele que despliegue su testarudez en lo demás. Con una mano firme, cariño y refuerzo positivo, podrás educarlo como es debido. De todos modos, es muy inteligente y le gusta aprender cosas nuevas, para lo que se muestra cooperativo. Aprovecha esto para su educación. Es conveniente que lo lleves a una escuela para cachorros cuando sea pequeño para que conozca cachorros de otras razas. De este modo, desarrollará mejor sus habilidades sociales. La práctica de órdenes básicas en una escuela canina también puede ser muy útil. Lo mejor es que encuentres una con experiencia con el fuerte carácter de los spitz.

Salud de hierro

El spitz finlandés típico es un perro robusto y resistente a las inclemencias climatológicas. Apenas le afectan enfermedades hereditarias específicas. Si estás pensando en comprarlo, es importante hacerlo a un criador serio. Estos criadores reducen el riesgo de enfermedades genéticas con una cría responsable. Por ejemplo, se podría mencionar la predisposición de algunos perros a la displasia de cadera o problemas en las articulaciones de la rodilla y el codo. Habla con el criador sobre la prevención sanitaria de los padres. Además, tú también puedes contribuir a la salud de tu perro con una alimentación saludable y un ejercicio adaptado a su edad y condición física. Debido a su procedencia del lejano norte, es bastante sensible al calor. Ten esto en cuenta en los meses calurosos del año. En cambio, los paseos en invierno son más agradables para él. Su esperanza de vida media es de doce o trece años.

Alimentación saludable

Otro pilar importante para la salud de este perro es una alimentación saludable adaptada a sus necesidades. Como todos los perros, el spitz finlandés necesita una dieta con abundante carne. Cuando elijas la comida, asegúrate de que este sea el primer ingrediente de la lista. Además, fíjate en que no contenga cereales, independientemente de si eliges pienso o comida húmeda. Con una alimentación exclusiva con pienso, deberás asegurarte de que tu peludo ingiera suficientes líquidos. El agua siempre debe estar a su disposición.

Después de las comidas, el spitz finlandés debe poder descansar para hacer la digestión. Así pues, lo mejor es que le des de comer después de las excursiones. Recuerda incluir las golosinas en la ración diaria, ya que, de lo contrario, podría ganar peso. También puedes usar pienso como premio. Por otra parte, los artículos masticables secos, como orejas de vacuno, satisfacen sus necesidades masticatorias. Los snacks dentales y los trozos de carne liofilizados para perros también son chucherías adecuadas. Además, al perro le encantarán.

Cuidados sencillos

Aunque los cuidados del pelaje de este perro son muy sencillos, no deben descuidarse, sobre todo en época de muda. En primavera y en otoño, el suomenpystykorva pelecha bastante. Ayúdalo a deshacerse de los pelos muertos cepillándolo regularmente, si es posible, a diario. Así, prevendrás irritaciones cutáneas, que pueden aparecer fácilmente si se quedan demasiados pelos en el denso subpelo. Fuera de la época de muda, basta con cepillarlo una vez por semana. Durante este ritual, que deberás introducir ya en edad de cachorro, aprovecha para inspeccionarle los oídos. Si están sucios, límpiaselos con un producto especial para perros. También debes examinarle las uñas a intervalos regulares. Normalmente, solo los perros mayores o los que solo caminan por suelos blandos necesitan ayuda con la pedicura. Para ello, puedes utilizar un cortaúñas especial para perros.

Amor por la naturaleza

Al spitz finlandés le encanta pasar tiempo con su persona de referencia y salir al exterior. Lo ideal sería combinar ambas cosas con tanta frecuencia como sea posible y dar paseos largos con él. Es un compañero estupendo en rutas de senderismo si lo llevas con correa o tienes su instinto de caza controlado. Esto último puede ser todo un desafío si no practicas su capacidad de responder a tu llamada desde el principio. Las repeticiones constantes lo aburren, por lo que deberás buscar una actividad conjunta que estimule su mente. Por ejemplo, los juegos de rastreo le encantan. En todas las actividades deportivas debes asegurarte de que no haga sobresfuerzos para que permanezca motivado y no se lesione.

Suomenpystykorva (spitz finlandés) © Juha Saastamoinen / stock.adobe.com

¿Encaja conmigo?

El hogar ideal para el spitz finlandés es un terreno extenso en el campo que pueda vigilar y un vínculo familiar estrecho. La raza es apta para aquellos que entiendan a los perros independientes y quieran hacer ejercicio con su peludo en la naturaleza. Además, deben poder enseñarle una obediencia básica gracias a sus conocimientos, perseverancia y serenidad. No es apto para vivir en la ciudad y, ya solo por sus ladridos, aún menos en un piso. No obstante, es cierto que el ejercicio y un adiestramiento paciente pueden convertirlo en un animal tranquilo.

Si hace suficiente ejercicio y está bien educado, puede ser un buen perro familiar. Además, es paciente y confiado con los niños, y entabla una amistad íntima con ellos. Eso sí, asegúrate de que pueda refugiarse cuando lo necesite. El spitz finlandés no es apto para regiones cálidas ni para unas vacaciones en la playa. Le gusta el clima frío, que le sienta mucho mejor.

Hablando de vacaciones: antes de adoptar este perro, piensa en quién se ocupará de él cuando estés enfermo/a o te vayas de vacaciones. Lo mejor es que lo cuide alguien que ya lo conozca y esté familiarizado con las particularidades de un spitz. También puedes llevártelo contigo de vacaciones. No obstante, debes estar seguro/a de que no querrá embelesar a todos los huéspedes del hotel con sus ladridos. Este tipo de viajes solo son posibles con un spitz finlandés muy bien educado.

Además, piensa en los gastos únicos y corrientes en los que incurrirás. Aparte del equipamiento básico y el precio de compra, calcula los gastos de desplazamiento para adoptar un cachorro del extranjero. Cuando tengas al suomenpystykorva en casa, deberás pagar un alimento de calidad, el seguro de responsabilidad y el veterinario, incluidas las vacunas y desparasitaciones.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Como muchas otras razas del lejano norte, el spitz finlandés es toda una rareza al sur de Escandinavia. En muchos países no nace ni una sola camada en un año. Así pues, deberás recorrer muchos kilómetros para adoptar este perro. Acude a asociaciones de razas nórdicas que puedan ayudarte a buscarlo y ponerte en contacto con criadores escandinavos. Para adoptar un cachorro en el extranjero hay varias cosas a tener en cuenta. Por eso, infórmate de todo de antemano. Piensa que siempre conviene visitar al cachorro en casa del criador para conocer a los padres y la situación vital. Si es posible, también deberías hacerlo antes de decidirte en caso de que lo compres en el extranjero. Además, tendrás la oportunidad de ver la química que hay entre vosotros y hacer preguntas sin presión. Al fin y al cabo, la compra de un cachorro es una cuestión de confianza.

Si quieres adoptar un spitz finlandés adulto, en la mayoría de países de Europa central tendrás pocas opciones. Quizá deberías plantearte un viaje a Finlandia para probar suerte. También existen asociaciones de perros de razas nórdicas que te pueden ayudar. ¿Te has planteado la posibilidad de adoptar un mestizo nórdico u otra raza de spitz? Consejo: mantén la mente abierta al buscar a tu nuevo amigo, ya que muchos mestizos tiene características similares. Hablando con la protectora podrás averiguar si alguno de ellos encaja contigo.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.