Pastor islandés

Pastor islandés

El pastor islandés es un compañero fiel para personas activas.

La única raza de perro originaria de Islandia se encuentra actualmente en todo el mundo. No a montones, pero, si prestas atención, aquí y allá puedes encontrarte uno de estos robustos perros. Sigue leyendo para conocer al simpático pastor islandés.

Aspecto: típico spitz nórdico

El aspecto clásico de un perro nórdico de tipo spitz también caracteriza al pastor islandés. Son típicas las orejas medianas y erguidas, la cola tupida sobre el lomo y la constitución compacta y atlética.

Los machos alcanzan una altura de cruz de unos 46 centímetros y las hembras, de hasta 42 centímetros. Estos perros compactos amantes de la naturaleza pesan entre nueve y dieciocho kilos.

Variante de pelo corto y de pelo largo

El denso pelaje de este perro puede ser de muchos colores, pero el estándar dicta que haya un color dominante. Eso sí, se admiten marcas blancas.

Existen dos variantes de pelaje: el pastor islandés con pelo de longitud media y el de pelo largo. Ambas variantes tienen en común la aspereza de la capa exterior de pelo. Además, las dos presentan un subpelo denso y suave. La característica especial de estos perros es el segundo espolón de las patas traseras.

Dato interesante: el pastor islandés también se conoce como spitz islandés.

Pastor islandés
El pastor islandés también se conoce como spitz islandés.

Carácter: vivaracho y simpático

El pastor islandés es un espíritu alegre que saluda a los extraños ladrando, pero sin atacar. Además, es abierto con otras personas y perros.

En consonancia con su uso original como perro pastor, es muy activo y vivaracho. Este torbellino es extremadamente alegre y siempre se interesa por lo que pasa en el entorno. Asimismo, puede entablar una amistad preciosa con los niños y con su persona de referencia. Con esta última entabla un vínculo estrecho y la acompaña a todas partes de buena gana.

Instinto de caza

El pastor islandés presenta una ligera inclinación a la caza. Sin embargo, esta se puede controlar con un adiestramiento perseverante.

Al pastor islandés le gusta tanto estar al aire libre como pasar un rato acogedor con su familia. Conviene fomentar esto desde el principio para favorecer su serenidad de mayor.

Sales August 1

Adiestramiento con cariño y perseverancia

Este listo y simpático perro aprende rápido y de buena gana. Por eso, el adiestramiento no suele dar problemas, siempre que el cuidador tenga los conocimientos y la perseverancia necesarios. Tener experiencia con perros es un punto a favor.

Es importante controlar los ladridos desde cachorro para que no se acostumbre a ladrar con cualquier estímulo. También hay que concentrarse en su capacidad de responder a tu llamada. Esto es importante porque algunos ejemplares se escapan, por ejemplo, cuando avistan un conejo.

Escuela canina

Tanto los ladridos como el instinto de caza, presente en solo unos pocos ejemplares, se pueden controlar bien. En caso de duda, busca una escuela canina que te pueda ayudar a conseguirlo.

En cualquier caso, una escuela canina, incluida la escuela para cachorros, es un buen sitio para consolidar la sociabilidad con otros perros. Además, es una excelente oportunidad para hacer amigos humanos y caninos. La regla número uno es la perseverancia combinada con el cariño, que es la clave para un adiestramiento satisfactorio.

Apto para muchos deportes caninos

Como perro pastor que es, este peludo se caracteriza por su agilidad, estabilidad y rápido entendimiento. Estos son requisitos ideales para practicar deporte con él.

Los ejercicios de pastoreo, el agility o la obediencia son actividades con las que el pastor islandés disfruta a tope. Busca un deporte que os divierta a los dos y ve probando cosas nuevas. Con el dog dancing, el dog frisbee o el flyball, tienes mucho donde elegir.

Compañero deportista

Es importante que empieces con el entrenamiento exigente cuando el pastor islandés sea adulto. Con el adiestramiento pertinente, esta raza también es apta para salir a correr o montar a caballo.

Sin embargo, no olvides que el peludo también necesita descansar. Debes acostumbrarlo desde cachorro a valorar los momentos de relax para que no se acelere demasiado.

Alimentación acorde a la especie

Una alimentación a base de carne adaptada a las necesidades del pastor islandés es la base de una vida larga y sana. Por lo tanto, elige un alimento cuyo ingrediente principal sea la carne.

Las chucherías también deben ser de buena calidad. Los snacks secos para masticar, como las orejas de vacuno, satisfacen su instinto masticatorio.

Cuidado de la cabeza a las patas

El pelaje resistente al clima del pastor islandés requiere el uso frecuente de un cepillo, especialmente durante la muda bianual. Durante estas semanas, lo mejor es que lo cepilles a diario.

De esta manera, también reducirás la cantidad de pelos que aterrizan en tu casa y el tiempo de muda. Fuera de este periodo, basta con cepillarlo una vez por semana para prevenir enredos.

Lectura recomendada: Todo sobre los cuidados del pelaje en perros

Acostumbrarlo al cuidado del pelaje desde el principio

Si el pastor islandés se ha ensuciado, suele bastar con cepillarle el pelo para eliminar la mugre. Si la suciedad es persistente, puedes bañarlo con un champú suave para perros.

Consejo: acostumbra a tu perro desde cachorro a los cepillados regulares y a los baños. Al fin y al cabo, estas sesiones de bienestar también sirven para reforzar el vínculo entre vosotros.

Además, deberás inspeccionarle las orejas y los ojos periódicamente y limpiárselos con productos especiales cuando sea necesario.

Con unas tijeras especiales podrás cortarle las uñas para evitar que se quede enganchado y se haga daño. Sin embargo, esto solo suele ser necesario en perros mayores o en los que solo caminan por suelos muy blandos. Si no sabes cómo usar el cortaúñas, pídele al veterinario que te enseñe.

Descubre nuestros productos de higiene para perros en la tienda online de zooplus.

Origen: a Islandia con los vikingos

Los antepasados de este perro llegaron a Islandia con los barcos de los vikingos. Las primeras fuentes atestiguan su presencia en la isla ya en el año 880.

Hay escritos del siglo XVII que testifican las propiedades de pastoreo extraordinarias de estos perros, muy apreciados por los pastores británicos. En 1898, el pastor islandés se describió por primera vez en un estándar, pero este no pudo imponerse aún.

La cría actual del pastor islandés se rige por el estándar de 1972. Estos perros llevan siglos siendo ayudantes polifacéticos. Pastorean caballos y ovejas, sobre todo arreándolos y no tanto defendiéndolos. También son guardianes de casas y granjas.

Rescate del pastor islandés

El pastor islandés se mantuvo puro durante mucho tiempo a causa de una prohibición de importación en Islandia. Sin embargo, la población se vio diezmada por las epidemias. De hecho, tres cuartas partes de los perros fueron víctimas de una epidemia de moquillo en el siglo XIX.

Gracias a algunos amantes de la raza, el pastor islandés se pudo salvar. No obstante, en la isla se encuentran hoy día cada vez más border collies y otros perros pastores. Estas razas están empezando a desbancar al pastor islandés.

Aun así, la población se mantiene estable gracias al trabajo de criadores de todo el mundo. En Islandia viven unos cuantos cientos de ejemplares.

¿Lo sabías? El perro islandés está estrechamente emparentado con el buhund noruego y presenta numerosas similitudes con otros perros nórdicos tipo spitz.

¿Encaja conmigo un pastor islandés?

Si eres un amante del sofá y vives en la ciudad, no deberías considerar adoptar este perro. Al pastor islandés le encanta hacer ejercicio en la naturaleza. También disfruta con la compañía de su manada humana y no le gusta estar solo.

Espacio y tiempo

El pastor islandés es un compañero estupendo para deportistas amantes de la naturaleza que dispongan de tiempo. No basta con sacarlo brevemente dos veces al día a pasear. En realidad, el pastor islandés necesita desfogarse física y mentalmente.

Es un perro que adora el aire fresco, por lo que no encaja en la ciudad. Es mucho mejor tenerlo en una casita en el campo con un jardín vallado. Aquí, el peludo puede retozar entre salidas a la montaña. También hay que tener en cuenta su tendencia a ladrar, que puede molestar a los vecinos. No obstante, esta se puede controlar con el adiestramiento adecuado.

Sociable con niños y gatos

El pastor islandés encaja muy bien con familias y puede hacerse amigo de los niños. La condición es que les enseñes desde pequeños a tratarlo con respeto y le ofrezcas a él la posibilidad de refugiarse cuando lo necesite.

Importante: Antes de adoptar un perro, asegúrate de que ningún miembro de la familia sea alérgico.

Además, este perro pastor se suele llevar muy bien con los gatos. Eso sí, para ir sobre seguro, es mejor elegir un cachorro que ya haya socializado con ellos.

¿Cuánto cuesta?

Antes de adoptar un perro, piensa en los gastos en los que incurrirás. Para empezar, deberás pagar un precio de compra de entre 1500 y 2500 euros. A este se añaden los costes del equipamiento básico del perro.

Además, debes contar con los gastos corrientes de una comida de calidad, el seguro de responsabilidad civil y las visitas al veterinario, como mínimo anuales.

Por otra parte, piensa en quién se ocupará de tu perro cuando te vayas de vacaciones.

Consejo: hoy día se puede viajar a muchos destinos con un pastor islandés bien educado. ¿Qué te parecerían unas bonitas vacaciones de senderismo?

Compra: ¿dónde puedo encontrar un pastor islandés?

El pastor islandés no es un perro de moda —por suerte— y no se puede encontrar en cualquier ciudad. Sin embargo, hay criadores de la raza repartidos por toda Europa.

Si quieres este perro, busca en internet para averiguar si hay criadores en tu zona y si están esperando camadas. También puedes contactar con asociaciones de la raza para que te pongan en contacto con criadores del pastor islandés.

El criador te entregará al cachorro como mínimo con ocho semanas de vida. En este momento, estará vacunado y varias veces desparasitado, y contará con un pasaporte. No te olvides de las vacunas de recuerdo. Si tienes que desplazarte a otro país para comprar al perro, infórmate sobre la adopción de cachorros en el extranjero.

Cuidado con los criadores poco serios

No adoptes cachorros de criadores que no pertenezcan a ninguna asociación. Estos suelen querer hacer dinero rápido y no tienen suficientes conocimientos para criar esta raza. Solo con un criador serio tendrás la certeza de que tu perro es de pura cepa, tiene un carácter sólido y se ha sometido a los exámenes médicos necesarios.

Otra opción es echar un vistazo en las protectoras de animales. Aquí suele haber perros de raza como el pastor islandés. Por lo tanto, puede valer la pena buscar a tu nuevo amigo en una de ellas.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.
12 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.