Bichón frisé

Bichón frisé

El bichón frisé franco-belga (también conocido como bichón de pelo rizado) es un peludo encantador adorado por muchos amantes de los perros por su naturaleza amistosa. Aprende más sobre esta popular raza aquí.

Origen

Ya en la antigüedad había perros pequeños, parecidos a los caniches, que más tarde fueron muy populares entre la nobleza francesa y española. Desde tiempos inmemoriales, estos «perritos falderos» tenían una tarea principal: eran perros para mimar. Tan solo con su presencia deleitaban a las personas sin tener que servir para otro propósito. Por eso pertenecen al grupo de los perros de compañía. Se supone que los orígenes de la raza se encuentran en las Islas Canarias, por lo que se le conocía también como el «Tenerife».

No está claro qué razas tuvieron un papel en el desarrollo de este can. Las opiniones van desde los spaniels de agua hasta los caniches enanos. Estos perritos llegaron en el siglo XIV desde Tenerife a la península europea. Los antecesores del bichón frisé se adentraron en las casas de gobernantes francesas a principios del siglo XVI. Allí, a menudo, se convertían en petimetres de la alta sociedad, perfumados y decorados por damas nobles.

Adorables perros desde hace siglos

A partir de los años 30 del siglo XX experimentaron un gran auge, sobre todo en Francia y Bélgica, pero en 1928 aún se exhibían como «caniches de seda rizada» en la ciudad alemana de Duisburgo. En 1933, el bichón frisé recibió su estándar y su denominación oficial. La FCI (Federación Cinológica Internacional) reconoció a la raza de forma oficial en 1959.

El primer representante de esta raza llegó a Estados Unidos en 1956, año en el cual nació la primera camada de bichones frisé en Alemania. A través de Estados Unidos el bichón frisé finalmente llegó a Gran Bretaña con inmigrantes americanos. En 1974 nacieron allí los primeros cachorros de la raza belga-francesa. Desde entonces la raza ha se ha hecho muy popular, sobre todo, en Estados Unidos. En total, además del bichón frisé, son cinco las razas que pertenecen a los bichones: el maltés, el bolognese, el habanero y el pequeño perro león.

Aspecto del bichón frisé

A primera vista, el bichón frisé, que en francés es Bichon à poil Frisé, se parece a una esponjosa bola de algodón con cuatro patas. Esta raza tiene una altura a la cruz de unos 30 centímetros y pesa como máximo 6 kilos. El pelaje es totalmente blanco y puede llegar a crecer hasta 10 cm de largo y, según el estándar de la raza, debe ser similar al de las cabras de Mongolia. Es sedoso y fino y parece muy suave debido a los rizos. No obstante, el subpelo es algo más áspero. Los ricitos son también el epónimo de la raza: bichón frisé significa «perrito faldero de pelo rizado». El bichón frisé observa el mundo con ojos oscuros llenos de curiosidad. Las orejas colgantes también están cubiertas de rizos. Lleva la cola doblada sobre la espalda, pero no debe estar enroscada.

Carácter

El bichón frisé te enamora gracias a su carisma: es un perro alegre y abierto que quiere participar en todo. Su naturaleza animada irradia buen humor y contagia su entorno con él. Así el cuadrúpedo puede conseguir que la mayoría de la gente haga lo que él quiere. También le gusta que le acaricien, sobre todo estando en el regazo de su cuidador. Es un compañero sencillo y tranquilo que se lleva bien con otros perros. Suele ser amable con los desconocidos. Aunque el temperamental bichón frisé suele ser bastante atento, ni es  agresivo ni suele ladrar mucho.

No protejas en exceso a tu bichón frisé cuando conozca cosas nuevas ni cuando se cruce con desconocidos, pues algunos cuidadores cometen el error de calmar a su peludo de inmediato, lo que hace que el can se vuelva inseguro. Esto se debe a que el cuadrúpedo clasifica la situación como algo extraordinario. Por otro lado, si tú te mantienes calmado, tu can también lo hará.

Bichón frisé

Salud y cuidados para el bichón de pelo rizado

Los alegres peludos blancos apenas tienen enfermedades típicas de la raza. Pueden padecer con más frecuencia de ojos llorosos, lo que puede dejar rastros marrones por las lágrimas en el pelaje blanco como la nieve. Asegúrate siempre de que la zona alrededor de los ojos esté libre de pelos largos para evitar una irritación. A veces el bichón frisé puede tender a inflamaciones de los órganos respiratorios.

Cuidados del pelaje para bichones

La capa superior con subpelo es relativamente fácil de cuidar y protege al bichón frisé en invierno de manera óptima contra la humedad y el frío. En verano, sin embargo, le mantiene fresco. Una gran ventaja para quienes tengan un bichón frisé es que la raza no pierde pelo. Para evitar que se enrede el pelaje y para limpiar la suciedad en los cachorros es conveniente usar un cepillo cada dos días.

Los bichones adultos necesitan una sesión de cuidados intensivos una vez a la semana. Sobre todo, cuando se alimentan con comida húmeda, pues la barba necesita una limpieza regular. El pelaje rizado del bichón se debe cortar y dar forma con regularidad. Para los perros de compañía que no van a las exposiciones se puede recortar algo más, lo que hace que sea más fácil de cuidar. Sobre todo, alrededor de los ojos, los pelos no deben ser demasiado largos para permitir una visión libre y prevenir la irritación de los ojos.

Longevidad del bichón frisé

Esta raza se considera robusta y longeva. El bichón frisé puede llegar a tener hasta 15 años con unos cuidados regulares y una alimentación adecuada a la especie.

Alimentación adecuada a la especie

Como cualquier perro, un bichón frisé también necesita una comida adecuada a sus necesidades. Dado que la mayoría de estos carismáticos peludos no son muy exigentes puedes elegir entre numerosas variedades. Procura que la comida tenga un alto contenido de carne, tanto si se trata de pienso como de comida húmeda. La carne debe ser el primer ingrediente de la lista. La alimentación debe consistir en un máximo de un 30 % de proteínas. Para los perros normalmente activos que no practican deportes caninos y no corren distancias muy largas todos los días, el 25 % de proteína cruda también es suficiente. Al azúcar no se le ha perdido nada en la comida para bichones frisé, pero ten cuidado, porque a veces está disfrazada como melaza. También es mejor evitar los productos que contienen subproductos vegetales.

En caso de que alimentes a tu cuadrúpedo solo con pienso debes asegurarte de que beba suficiente agua. Para ello debes procurar que siempre tenga agua fresca en su bebedero. También hay piensos especiales para perros pequeños que consisten en croquetas adaptadas y son más adecuados para dientes más pequeños como los del bichón frisé. Además, puedes comprar snacks para la higiene dental y juguetes para prevenir el sarro. Un buen consejo para mantener unos dientes sanos es la administración regular de trozos de carne cruda. La masticación intensiva también limpia los dientes.

Educar un bichón frisé

Si no cedes continuamente a los encantos del francés seductor, la educación del bichón frisé es fácil. Es un perro con ganas de aprender, inteligente y adecuado para principiantes. No obstante, sus cuidadores deben informarse sobre las bases del adiestramiento canino. Sé siempre amable pero consistente en su educación, así es como tendrás éxito con este inteligente can con pelo rizado. Por supuesto, también es recomendable visitar una escuela para perros. Allí el bichón frisé estará en contacto con otros perros desde cachorro. Es un perro brillante al que incluso puedes enseñarle algunos trucos.

Entretenimiento para bichones de pelo rizado

Lo que más le importa al alegre bichón frisé es pertenecer a una manada. No exige que se le entretenga durante todo el día. Sin embargo, le gustan los paseos largos y con gusto te acompañará en tus caminatas. Si te gusta montar en bici también puedes llevar a tu peludo. Lo mejor es que lo metas en una cesta para bicicletas. De vez en cuando, tu bichón adulto puede correr distancias cortas junto a la bicicleta a una velocidad adecuada. Así él también puede desfogarse en la salida conjunta. Como no tiende a la caza, siempre que esté bien entrenado, hará caso cuando lo llames. Por lo tanto, dejar que corra sin correa en las zonas adecuadas no supondrá un problema.

Además, un bichón frisé puede realizar deportes caninos como el agility para perros pequeños. Recuerda: después de unas aventuras juntos, el adorable can aprecia las extensas horas de mimos.

Bichón frisé

¿Puedo tener un bichón frisé?

Un bichón frisé se adapta a todo. Por lo tanto, también puedes tenerlo en un piso en la ciudad. Le encantan los niños y es un compañero de juegos ideal. No obstante, es necesario que estos los traten con cuidado, sobre todo cuando aún son cachorros. Esta raza de perros suele ser adecuada para tenerla con otros animales domésticos como perros o gatos. Con animales más pequeños siempre debes asegurarte de no los vea como juguetes animados. Sin embargo, si se acostumbran cuando aún son cachorros, esto también puede funcionar muy bien.

Tener un bichón

Los bichones frisé se adaptan a casi cualquier rutina y es posible dejarlos solos durante cortos periodos de tiempo. En pocas palabras: es un perro ideal tanto para familias como para solteros. Esto también incluye a las personas mayores que quieren pasar tiempo en la naturaleza con su cuadrúpedo. Antes de la llegada de tu bichón frisé debes asegurarte bien de que puedes dedicarle tiempo. Tener un can en la familia supone una responsabilidad a largo plazo. Si vives en un piso de alquiler debes aclarar si está permitido tener un perro. En cualquier caso, pídelo por escrito, a menos que esté indicado en el contrato de alquiler.

A pesar de que esta raza no suelta pelo, es conveniente que todos los miembros de la familia comprueben que no tienen alergia a los perros antes de la llegada del can. Organiza de antemano quién se quedará con el can en caso de enfermedad o cuando te vayas de vacaciones. Muchos hoteles ya permiten la tenencia de cuadrúpedos, por lo que esto también podría ser una opción para ti. Además de la responsabilidad debes tener en cuenta el desembolso financiero que supone el equipamiento básico (cepillo, correas, camas y mantas, comederos) y los gastos regulares (comida de buena calidad, así como snacks, controles veterinarios, etc.) durante muchos años. Además, en caso de enfermedad los gastos se pueden disparar.

Dónde comprar un bichón frisé

Si quieres tener un bichón frisé deberías buscarte un criador serio. Estos destacan porque están afiliados a un club o asociación de criadores de perros y solo entregan sus animales con pedigrí, cartilla de vacunación, certificado de salud y chip. Tómate tu tiempo para encontrar el criador adecuado y de fiar. Es importante que la madre tenga tiempo para recuperarse entre camadas. Además, el criador responde con paciencia y ganas a todas tus preguntas y se interesa por el hogar que le puedes ofrecer a sus crías. Durante una visita no solo puedes conocer a los cachorros, sino también a los progenitores. En general, un criador serio será una persona de contacto para todas las preguntas sobre tu cuadrúpedo.

No les compres a los supuestos criadores que venden animales sin pedigrí. En general, a estos solo les interesa hacer ganancias rápidas. A menudo, la salud, el tipo y el comportamiento social de los cachorros y sus progenitores se pierden por el camino. La oferta puede parecer más atractiva a primera vista, pero con frecuencia esto desemboca en elevadas facturas del veterinario. Asimismo, no tienes certeza del pedigrí de tu peludo. También deberías evitar adquirir un perro de camadas privadas casuales.

Bichones de una protectora de animales

Si no te importa hacerte con un perro adulto o mayor puedes buscar un bichón frisé en la protectora local. Además, existen organizaciones de protectoras de animales especializadas en la mediación de bichones. Una de las ventajas de adoptar un perro adulto es que lo más probable es que ya esté educado. No obstante, también hay perros que fueron entregados por sus cuidadores porque estos no consiguieron lidiar con la educación. Las protectoras o los hogares de acogida de animales pueden determinar fácilmente en una conversación si el respectivo bichón frisé y tú haréis un buen equipo. En una mediación privada puedes conocer mejor al perro y, por ejemplo, acompañarlo a dar un paseo. Sin duda, darle un nuevo hogar a un bichón frisé mayor puede ser una experiencia muy enriquecedora.

Nuestros artículos más útiles

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? ¡No nos engañemos! El pinscher miniatura ―también conocido como pinscher mini, pin min, pinscher enano o Zwergpinscher― es un «gran» perro. Quien desee un adorable y tierno perrito faldero se equivoca con el pinscher mini. A pesar de su tamaño, a este perro familiar tan despierto le encanta la actividad y el deporte y, en muchos sentidos, mantendrá a sus dueños muy ocupados.

Chihuahua

La raza de perros más pequeña del mundo tiene una de las esperanzas de vida más largas y es adorada por muchos. El chihuahua es un perro de excesos, habita en los bolsos de Madonna, Britney Spears o Paris Hilton. Sin embargo, este perro de raza mexicano es mucho más que un perro faldero de lujo.

Border collie

El inteligente y sofisticado border collie con su brillante pelaje es un perro de pastoreo, por lo que puede no ser del todo adecuado como perro de familia.