Cocker spaniel inglés

Cocker spaniel inglés

Al cocker spaniel inglés le encantan los largos paseos en la naturaleza.

Gracioso, marchoso y pícaro cabezota: estas son las cualidades que convierten al cocker spaniel inglés en una de las razas de perro más populares. Sigue leyendo para descubrir los aspectos más importantes de este inglés de orejas largas.

Aspecto: constitución fuerte y robusta

El cocker inglés es un perro mediano y robusto. Presenta una altura de cruz de 40 centímetros y pesa entre 12,5 y 14,5 kilos. Una característica típica de la raza son las largas orejas colgantes de inserción baja. Además, tiene el pelo liso y sedoso.

El pelaje de este perro puede ser de muchos colores. Los ejemplares monocolores son negros, marrones o blancos. Los bicolores son negro-blanco, naranja-blanco, hígado-blanco o limón-blanco. En todos los colores se admite un ligero moteado. Además, también existen ejemplares tricolores.

kilos gratis

Carácter: alegre, cariñoso y glotón

El aspecto no engaña: el cocker spaniel inglés es un perro alegre y abierto que necesita el calor de una familia. Se lleva bien con personas y animales, siempre y cuando no vea a estos últimos como presas en la naturaleza.

También es apegado, fiel y mimoso, y siempre dispuesto a jugar y divertirse. Aunque ladra cuando ve desconocidos, se hace amigo de ellos enseguida. Por eso, el cocker spaniel inglés no es un buen perro guardián.

A pesar de su simpatía, en el fondo sigue siendo un cazador. Si percibe un rastro, suele poner su instinto de caza por delante de la obediencia.

Además de su familia, el cocker spaniel inglés tiene otra pasión: la comida, sea cual sea. A este amante de la naturaleza le encantan los manjares, lo que a menudo se traduce en sobrepeso.

Adiestramiento: la perseverancia es la base

Este cazador apasionado requiere un adiestramiento perseverante, pero sin dureza. Antes de adoptarlo, establece normas claras de adiestramiento y atente a ellas. De lo contrario, el spaniel inglés entenderá las excepciones como nuevas reglas para imponerse. Si se tiene en cuenta esto, el adiestramiento puede ser fácil, incluso para principiantes.

Su glotonería característica hace que las recompensas sean fáciles durante el adiestramiento, pero ojo: no te dejes engatusar. Al cocker inglés le encanta poner cara de pena para conseguir lo que quiere. No se lo consientas.

Cuidados: un asunto peliagudo

Los cuidados del cocker spaniel inglés son relativamente laboriosos. El pelo sedoso se debe cepillar al menos cada dos días, pero es mejor hacerlo a diario. El pelo de debajo de las axilas y las orejas es particularmente propenso a enredarse.

Lo mejor es que lo acostumbres a este ritual con un cepillo blando desde cachorro. Practica en las zonas delicadas, como el vientre.

Según tus preferencias, también puedes esquilarlo cada dos meses. Habitualmente, se corta el pelo del lomo, los labios, bajo las orejas y debajo del vientre. Con un poco de paciencia y el utensilio adecuado (escarpidor, cepillo, peinetijeras y cortanudos), puedes hacerlo tú mismo. Sin embargo, primero pídele a un experto que te enseñe cómo.

También conviene que le cortes regularmente los pelos que sobresalen de las almohadillas para prevenir suciedad e infecciones.

El clima cálido y húmedo de las orejas favorece los hongos cutáneos y las irritaciones, provocando inflamaciones. Por eso, examínale las orejas regularmente y límpiaselas si es necesario. También conviene que le limpies los labios con un paño húmedo para prevenir inflamaciones.

Tenencia: torbellino y amante del sofá

El cocker spaniel inglés es cariñoso, apegado, fiel y juguetón, las cualidades perfectas de un perro familiar. Es ideal para familias deportistas a las que les guste hacer cosas y excursiones con su perro.

Normalmente, este perro entabla amistad con otros animales domésticos enseguida. Sin embargo, su instinto de caza puede imponerse en la naturaleza.

Suficiente ejercicio

Un cocker inglés se puede tener en un piso, pero necesita hacer ejercicio para compensar. Y es que, en el fondo, sigue siendo un cazador y esto implica ejercicio y salidas al exterior, al menos una o dos horas diarias.

Además de los paseos convencionales, también hay que estimular su mente, p. ej., con juegos de buscar y cobrar o con señuelos. El mantrailing y los ejercicios de rastreo son otros deportes estupendos. A muchos ejemplares les encanta el agua y nunca dicen que no a darse un baño.

Los runners pueden salir a correr con él, siempre que los acostumbren al entrenamiento gradualmente. El cocker spaniel inglés también disfruta acurrucándose con su persona de referencia. Estos perros tan apegados quieren participar en todo y no les gusta quedarse solos.

Cocker spaniel inglés
Un ejercicio físico y mental previene el sobrepeso.

Enfermedades hereditarias

Esta raza tiene una predisposición genética al síndrome vestibular congénito, una enfermedad del oído interno con trastornos del equilibrio y, a veces, sordera de uno o ambos oídos. Además, son más propensos a los problemas oculares (cataratas) que otras razas.

También cabe mencionar el síndrome de furia, una enfermedad hereditaria. Los perros afectados presentan auténticos ataques de agresividad comparables con los epilépticos, seguidos de agotamiento. Estas fases nada tienen que ver con los cinco minutos salvajes de un cachorro y requieren una visita veterinaria urgente. Las teorías que sostienen que los perros monocolores (especialmente los rojos) son más propensos no se han podido corroborar.

Además, este perro también puede sufrir enfermedades renales y problemas cardíacos (cardiomiopatía dilatada) más a menudo que otros.

A pesar de estas predisposiciones, estos perros suelen tener una salud de hierro. De hecho, estas enfermedades hereditarias siempre afectan solo a una pequeña parte de la raza. Con una tenencia acorde a la especie y una alimentación equilibrada, un spaniel inglés sano puede vivir unos 15 años.

¿Buscas un cocker spaniel inglés?

Dado que esta raza es tan popular, hay muchísimos criadores dedicados a ella. Busca un criador responsable con calma. Estos se preocupan por la salud de los padres y sus antepasados, así como por la socialización de los cachorros. Además, dejan a las perras suficiente tiempo para recuperarse entre camadas y se interesan por el nuevo hogar de sus pequeños. Por otra parte, un buen criador seguirá estando disponible después de la compra por si tienes preguntas sobre el perro.

En el momento de entregarlos, los cachorros están vacunados y desparasitados, y tienen el chip.

Buena alternativa: adopción en la protectora de animales

Si no te importa que el perro sea adulto, echa un vistazo en las protectoras de tu ciudad. Estos perros son muy populares, pero siempre hay alguno que otro que acaba en la protectora.

En muchos países existen organizaciones de spaniels necesitados que buscan casa para perros de raza y mezclas con una alta proporción de cocker. Da igual dónde lo encuentres: darle otra oportunidad a un animal ya adulto puede ser una experiencia muy enriquecedora.

Cocker spaniel inglés
Asegúrate de que los padres estén sanos antes de comprar un cachorro.

Origen: descendiente de la abigarrada familia spaniel

El origen exacto del cocker spaniel inglés se desconoce. Hay una leyenda que afirma que estos perros llegaron a Gran Bretaña desde España con los soldados romanos de Julio César hace más de 2000 años. Por eso, su nombre vendría de la denominación latina de perro español.

Lo que está claro es que los antepasados de las razas spaniel actuales ya eran muy populares hace siglos. El escritor británico Geoffrey Chaucer ya mencionaba perros spaniel en el siglo XIV. Doscientos años después, William Shakespeare inmortalizó al spaniel en sus obras. En 1570, el naturalista John Caius clasificó las razas británicas contemporáneas. Entre ellas también se encontraban los spaniels, que dividió en spaniels de tierra y de agua.

En 1892, el Kennel Club británico reconoció al cocker spaniel inglés como raza independiente. Enseguida se crearon numerosos clubes de spaniels en Europa, que se dedicaron a la cría pura de la raza.

Uso como cazador de becadas

El cocker spaniel se crio específicamente para la caza de becadas (woodcock en inglés). Si bien estas aves pueden camuflarse muy bien en el suelo, el fino olfato del cocker las detecta.

El cocker spaniel inglés pertenece a los perros levantadores. Caza principalmente haciendo zigzag o círculos ante el cazador para descubrir posibles presas. Ni la maleza y ni los cañaverales impenetrables lo detienen. A continuación, espanta a los pájaros para que el cazador pueda matarlos.

Esta raza sigue utilizándose para la caza en Inglaterra y Escocia, pero la mayoría son hoy día perros familiares.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.
12 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.