Cocker spaniel inglés

Cocker spaniel inglés

Encantador, aventurero, pícaro y terco… No es de extrañar que la raza cocker spaniel inglés sea una de las favoritas. Descubre lo más importante sobre estos británicos de orejas largas.

Origen

Descendientes de los coloridos spaniel

El origen exacto del perro cocker spaniel inglés es desconocido. Existe una teoría, o más bien una leyenda, que indica que estos canes llegaron desde España a Gran Bretaña hace más de 2000 años con los soldados romanos de Julio César y que su nombre deriva del término que en latín viene a decir perros españoles. Lo que está claro es que los antepasados de la raza spaniel actual ya eran populares hace cientos de años. Por ejemplo, en el siglo XIV, el escritor británico, Geoffrey Chaucer los mencionaba en sus obras y William Shakespeare haría lo mismo unos doscientos años después.

En 1570, el científico John Caius clasificó las razas de perros de compañía británicas, y entre ellas los spaniel springer, cuya función era osear los conejos y las aves durante la caza y recobrarlos una vez hayan sido disparados. De los spaniel springer se desarrollaron varias razas, entre ellas el cocker spaniel inglés. En 1892 el English Kennel Club lo reconoció como una raza individual, lo que llevó a que se formaran varios clubes de spaniels que se dedican a la cría de la raza. Como sucedió con otras razas de perros de trabajo, la cría según unos criterios ópticos particulares causaría también en el cocker spaniel unas características exageradas, como por ejemplo las extralargas orejas colgantes.

Cazadores de perdices

El cocker se crió para la caza de perdices, en inglés wood cock. Las perdices se camuflan muy bien en el suelo de los bosques y casi no se dejan ver, pero el sensible olfato de los perros las puede detectar. Los cocker spaniel inglés son perros levantadores de presa que cazan correteando en zigzag o en círculos por delante del cazador intentando descubrir potenciales presas. No se detienen ni ante arbustos o cañaverales, para así espantar a las aves y que el cazador pueda dispararlas. Aunque la mayoría de los cocker spaniel en la actualidad son perros de familia, aún hoy en día se emplea esta raza para la caza en lugares como Escocia e Inglaterra. Además, debido a su desarrollado sentido del olfato, tiene excelentes capacidades para el trabajo policial y de aduanas.

Aspecto y carácter

Colores del cocker spaniel inglés

El perro cocker spaniel inglés es robusto y de tamaño mediano, con una altura a la cruz de unos 40 cm y un peso de hasta 14,5 kilos. El pelaje es liso y muy sedoso. El color es muy variado, pero los perros de una sola tonalidad deben tener pelo blanco solo en la zona del pecho. Una de las características de esta raza son las largas y colgantes orejas de inserción baja.

El pelaje es liso y muy sedoso. Esta raza puede verse en multitud de colores diferentes: se dan los monocromáticos como el negro, el rojo, el chocolate, así como negro y fuego y chocolate y fuego. Los canes de una sola tonalidad solo pueden tener una mancha blanca en el pecho. Los peludos bicolores pueden ser negro y blanco, naranja y blanco, chocolate y blanco, limón y blanco, todos estos pueden, o no, tener moteado. Los cuadrúpedos tricolores se dan en azul ruano, azul ruano y fuego, naranja ruano, limón ruano, chocolate ruano y chocolate ruano y fuego.

Alegre, amable y devorador

Las apariencias no siempre engañan: el cocker spaniel inglés es un perro alegre y abierto que necesita de contacto familiar. Es amable tanto con las personas como con los animales, siempre que estos últimos no se le crucen en el exterior, pues es posible que los vea como una posible presa. Es apegado, leal y cariñoso, siempre listo para jugar y divertirse. Aunque anuncia a los desconocidos mediante ladridos, se hace amigo de ellos con rapidez, por lo que no es adecuado como perro guardián. Pero a pesar de toda esta amabilidad, su corazón sigue siendo el de un cazador: una vez sigue una pista, antepone su instinto de caza a los comandos de su cuidador. Además de la familia y la caza, este can tiene otra pasión: la comida en todas sus formas. A esta pequeña bola de alegría le encantan los snacks, lo que con frecuencia puede acabar en sobrepeso.

Cocker spaniel inglés

Salud

Esta raza tiene una predisposición hereditaria al síndrome vestibular, una enfermedad del oído interno que conlleva trastornos del equilibrio y una sordera parcial de uno o ambos lados. Además, en comparación con otras razas, se han dado casos de apariciones frecuentes de problemas oculares (cataratas). También es importante mencionar el supuesto hereditario síndrome de la furia o de los cocker rojos, que son ataques agresivos similares a los ataques de epilepsia, seguidos de agotamiento. Estas fases no tienen nada que ver con los «cinco minutos de locura» de un cachorro o de perros maleducados y requieren de atención veterinaria. Las teorías que dicen que los canes de un solo color suelen padecer esta enfermedad con más frecuencia que los que tienen una mancha blanca ya han quedado obsoletas. Gracias a la cría responsable ya se ha reducido bastante este síndrome. Las enfermedades renales también son genéticas y pueden aparecer en los cocker spaniel.

A pesar de estas predisposiciones, la mayoría de los perros cocker spaniel ingleses son robustos y gran parte de estas tendencias solo afectan a una pequeña parte de la raza. Eso sí, ¡prevenir es mejor que curar! Antes de adquirir un cachorro cocker spaniel inglés infórmate bien sobre los cuidados de salud de sus progenitores y antepasados. Muchas contingencias se pueden descartar con un examen genético, así se reducen los riesgos a las enfermedades hereditarias. También hay cosas que dependen de ti: si tu can tiene poco entretenimiento y demasiada comida, tenderá al sobrepeso.

¿Cuántos años vive un cocker spaniel inglés?

Con una tenencia adecuada y una alimentación equilibrada, un cocker spaniel sano puede llegar a cumplir alrededor de 15 años.

Alimentación para el cocker spaniel inglés

Es importante mantener el peso de este can siempre bajo supervisión pues tienden al sobrepeso. Lo mejor es pesarle con frecuencia. Para evitar los kilos de más debes procurar que realice suficiente ejercicio y que su alimentación sea equilibrada. A la hora de darle snacks y golosinas menos, es más. Además del peso hay otros factores importantes que influyen en la nutrición, como el estado de salud, la edad y la actividad física. Estos criterios varían de perro en perro, por lo que la alimentación debe adaptarse de manera específica al cuadrúpedo. Aparte del pienso especial para cocker spaniel, la dieta BARF (alimentación cruda biológicamente adaptada) es un tipo de alimentación alternativo en el que se alimenta al peludo con abundante carne cruda, de acuerdo con su alimentación original. Para que reciba todos los nutrientes necesarios, también se le administra vísceras, verdura, fruta y complementos vitamínicos y minerales. Consulta a tu veterinario para averiguar las necesidades nutricionales de tu cocker spaniel inglés. Presta atención también a la higiene: los comederos y bebederos deben limpiarse con regularidad.

Cuidados

Aunque parezca lo contrario, los cuidados del cocker spaniel inglés son bastante complicados. El sedoso pelo debe cepillarse en profundidad como mínimo cada dos días, aunque lo ideal es a diario. Sobre todo, el pelaje debajo de las axilas y las orejas suele enmarañarse. Es importante acostumbrar al can desde cachorro a los cuidados en las zonas más sensibles, como en la barriga, con un cepillo blando, pues así aprende a disfrutar de esta rutina necesaria. Después de cada paseo debes controlar que no haya arrastrado trocitos de madera, bardanas o bichos y parásitos con su largo pelaje. Los labios se han de limpiar a diario con un paño húmedo, acostumbra a tu perro a esto también desde pequeño, para evitar una inflamación labial. El amor por el agua de los cocker puede complicar los cuidados del pelaje, pues muchos ejemplares de esta raza se sienten atraídos por los charcos de barro, como consecuencia, tendrás que bañarlo después del paseo.

El pelaje debe cortarse cada dos meses. El pelo de la espalda, los labios, debajo de las orejas y la barriga se recortan. Con algo de paciencia y el material necesario (tijeras de recorte, tijeras, cepillo, peine, cuchilla) puedes cortarle el pelo tú mismo a tu can. Corta también el exceso de pelo de las patas, para evitar la suciedad y las infecciones. El clima húmedo en las colgantes orejas favorece la aparición de hongos en la piel, irritaciones e infecciones. Observa las orejas de tu peludo a diario. Lo ideal para los cuidados dentales son snacks específicos o juguetes para perros.

Educación

El perro cocker es un cazador innato que necesita una educación consecuente, pero amorosa. Antes de la llegada del nuevo miembro de la familia es conveniente poner unas reglas claras y cumplirlas. De lo contrario, cualquier excepción será la nueva regla para este testarudo can. Si las reglas se cumplen, entonces la educación será fácil incluso para primerizos. La característica glotonería del cocker spaniel inglés facilita las recompensas durante la educación, pero ten cuidado: no te dejes llevar por la suplicante mirada que tu adorable can te echa para conseguir lo que quiere. Mantén los horarios de comida y de tentempiés a raja tabla. Otra forma de recompensar a tu peludo es mediante pequeños juegos de lanzar y buscar la pelota u otros objetos para satisfacer su instinto cobrador. Procura mantener su pasión por el rastreo bajo control desde cachorro, para que puedas sacarlo a pasear sin correa.

Cocker spaniel inglés

Entretenimiento

A pesar de su aspecto pequeño y alegre, el perro cocker spaniel inglés tiene alma de perro cazador, por lo que necesita bastante ejercicio y entretenimiento, al menos de una a dos horas diarias. Además de los paseos es importante mantener su cabeza ocupada con juegos de búsqueda o de atrapar objetos o entrenamientos con dummy. Algunos cocker spaniel se atreven incluso a saltar al agua. Los corredores los consideran ideales como acompañantes, siempre y cuando sean guiados paso a paso al entrenamiento. Asumen tareas de rastreo con alegría y son ideales para actividades de mantrailing o de búsqueda. Les encanta el ejercicio y el entretenimiento, pero también los mimos con su persona vinculante. Un cocker spaniel inglés activo y en forma es un compañero fiel que te contagiará con su buen humor.

Tener un cocker spaniel inglés

El cocker spaniel inglés tiene las cualidades óptimas de un perro de familia: es amable, afectuoso, leal y juguetón. Es ideal para familias deportistas a las que les encanta pasar el rato al aire libre. También suele llevarse bien con otros animales domésticos, mientras que en el exterior le puede superar su instinto cazador. Antes de adquirir uno de estos activos canes, asegúrate de que vas a tener suficiente tiempo durante los próximos quince años para entretenerlo y cuidarlo. Baraja diferentes opciones en caso de enfermedad o vacaciones, y si quieres que el peludo se vaya contigo de viaje, infórmate de antemano sobre hoteles y alojamientos que acepten animales. Comprueba también que ningún miembro de la familia sea alérgico a los perros.

En general esta raza se lleva muy bien con los niños, pero es importante que les pongas unas reglas claras a tus hijos sobre cómo tratar al peludo, para que no haya ningún impedimento para una bonita amistad. Por último, además del alto coste de este perro de raza y el equipamiento básico (correas, comederos, mantas, juguetes, transportín, cestas) debes contar con los gastos del alimento equilibrado y las revisiones veterinarias. Las enfermedades graves pueden provocar gastos inesperados.

Antes de la llegada del can ya podrías ir buscando una agradable escuela para perros, para socializar a tu can y recibir consejos sobre la educación y el entretenimiento de tu nuevo amigo canino. Si se trata de tu primera experiencia con un peludo infórmate bien sobre la alimentación adecuada para perros, pues el cocker spaniel inglés tiende al sobrepeso. Lo mejor es alimentarlo con pienso, que debe pesarse para que no se exceda la cantidad de calorías y controlar el peso.

Cría

Dado que es una raza tan popular existe un gran número de criadores de cocker spaniel inglés. Elegir un cachorro debe ser una decisión tomada no solo con el corazón, sino también con la cabeza. Tómate tiempo para elegir un criador responsable que, con unos animales de cría sanos anteponga la calidad a la cantidad. Evita todos aquellos que no formen parte de un club de cría o que no puedan mostrarte las pruebas de reproducción. Un buen criador pone especial atención a la salud de los progenitores y sus antepasados, a una amplia socialización, le deja suficiente tiempo a la madre para recuperarse entre camadas y muestra interés por el nuevo hogar de sus crías. En general, son personas con las que puedes contactar en caso de cualquier duda referente a tu cachorro, incluso después de habértelo llevado a casa. El cachorro está vacunado, desparasitado y te lo entrega con pedigrí, cartilla de vacunación y chip.

Si no te importa adquirir un perro adulto, seguro que en internet encuentras un cuadrúpedo en busca de un nuevo hogar porque sus anteriores cuidadores tienen que separarse de él. En muchos países hay asociaciones de spaniels en apuros que buscan hogares para perros cocker spaniels, pero también para mestizos con gran parte de cocker. Échale un vistazo a la protectora de animales de tu localidad, pues al ser una raza tan popular, de vez en cuando también terminan aquí. La ventaja aquí es, sobre todo, para los novatos, pues adquieren un cocker spaniel inglés ya educado. Aunque también están aquellos perros que terminan en la protectora porque sus anteriores cuidadores estaban abrumados con la educación de estos, por lo que se requiere un poco de conocimiento y paciencia.

En general, conversando con los cuidadores puedes averiguar si el can y tú seréis un buen equipo. Darle una segunda oportunidad a un animal mayor es sin duda una experiencia muy enriquecedora.

Nuestros artículos más útiles
El inteligente y sofisticado border collie con su brillante pelaje es un perro de pastoreo...
La raza de perros más pequeña del mundo tiene una de las esperanzas de vida más largas y es adorada por muchos. El chihuahua es un perro de excesos, habita en los bolsos de Madonna, Britney Spears o Paris Hilton. Sin embargo, este perro de raza mexicano es mucho más que un perro faldero de lujo.