Labradoodle

Labradoodle

El labradoodle es el pionero de los perros de diseño. En Australia se trabaja mucho por establecer esta mezcla de caniche y labrador retriever como raza independiente. Sin embargo, la mayoría de ejemplares que se encuentran en Europa no se crían según ningún estándar.

Aspecto

Look de peluche ideal

Como los labradoodles europeos no tienen un estándar unitario, la mayoría son auténticas sorpresas a nivel de aspecto y carácter. Son perros entre medianos y grandes, ya que son fruto de la unión de caniches grandes y labradores. En generaciones posteriores también han nacido ejemplares más ligeros del cruce con caniches pequeños. Estos son aún menos uniformes que la primera generación. Las variantes cromáticas son variadas: desde crema hasta negro, (casi) todo es posible. Lo mismo pasa con la estructura del pelo: el perro labradoodle puede tenerlo largo o corto, suave o áspero y rizado o liso. El aspecto ideal del labradoodle recuerda a un osito de peluche.

Historia

De Australia al mundo

La historia del labradoodle constituye simultáneamente el inicio de otras razas híbridas, como el golden doodle o el maltipoo. El origen de todas estas crías de perros híbridos no reconocidos por las grandes asociaciones fue la idea de fusionar la esencia del caniche con propiedades de otras razas. El inicio lo marcó el labradoodle en 1988. Wally Conron quería un perro lazarillo que no soltara pelo para la Royal Guide Dog Association of Australia. El cruce entre el labrador, establecido como perro de terapia, con el caniche, que no soltaba pelo, podía conceder a los ciegos alérgicos la fortuna de tener un acompañante de cuatro patas.

El propio Conron ha sido muy crítico recientemente con las consecuencias de su idea inicial, subrayando que había originado muchos problemas a raíz de ella. Uno de ellos es que muchos pretenden ganar dinero con esta raza de diseño sin tener los conocimientos necesarios. Hoy día, esto se traduce en muchos perros enfermos y sin un carácter consolidado. No obstante, actualmente se están tomando medidas para profesionalizar la cría del labradoodle. El Continental Kennel Club estadounidense ha reconocido el labradoodle australiano como raza independiente. En Europa aún estamos lejos de eso y, por este motivo, no se puede comprar un labradoodle con documentación. Al final del artículo te ofrecemos consejos sobre criadores del perro labradoodle.

Labradoodle vs. labradoodle australiano

La cría canina consiste en seleccionar perros para alcanzar determinados objetivos. Los intentos australianos de crear una raza propia con el labradoodle se diferencian enormemente de los de los pocos criadores que hay en Europa. ¿Dónde reside esta diferencia? Si se cruzan dos razas, solo se pueden predecir las características de la generación F1 hasta cierto punto. A partir de la siguiente, los genes interactúan sin orden ni concierto, según afirman las leyes de Mendel. Por eso, normalmente solo se encuentran criadores que cruzan labradores con caniches, pero no su descendencia (generación F1).

Para alcanzar un determinado objetivo de cría hacen falta muchos conocimientos. Los criadores australianos han asumido este desafío y han creado el labradoodle australiano. Actualmente también se permite introducir otros retriever y cocker spaniel en esta nueva raza para conseguir las características deseadas y una salud reforzada. Así, el labradoodle australiano tiene la oportunidad de establecerse como raza dentro de unos años. Este trabajo de cría controlada no es comparable con los métodos de la mayoría de presuntos criadores europeos. Sin embargo, aquí también hay criadores que recurren al estándar de cría del labradoodle australiano como base de su metodología.

Labradoodle

Carácter

Espíritu alegre

En general, el perro labradoodle no solo parece alegre, sino que también lo es. Sin embargo, su comportamiento solo se puede predecir hasta cierto punto, ya que hay dos razas implicadas. Con frecuencia, los labradoodles son mimosos, sociales y buenos perros familiares, siempre que hagan suficiente ejercicio. Al fin y al cabo, tanto el caniche como el labrador retriever provienen de razas de perros de caza. Un labradoodle con un carácter consolidado solo se consigue de un criador serio. Muchos que solo están por el dinero, pero que se ahorran los gastos y esfuerzos que conllevan los animales de cría acreditados, así como los conocimientos de la cría canina, compran cachorros de dudoso comportamiento. Estos déficits pueden proceder de los padres, que no se han sometido a pruebas de conducta, o de una impronta insuficiente. Estos perros pueden presentar un carácter miedoso o agresivo.

Resumen del carácter del labradoodle:

  • En general, mimoso y sociable
  • Con frecuencia, apto para familias
  • Requiere suficiente ejercicio y entretenimiento.
  • Se suele llevar bien con congéneres sociables.
  • Decántate por un criador serio.
labradoodle

Wolf of Wilderness Wild Hills con pato

  • Pienso sin cereales con tierna carne de pato y pollo
  • Proteínas y grasas de fácil digestión
  • Apto para perros sensibles

Adiestramiento

El caniche suele tener un mayor instinto de caza que el labrador. Si el caniche está más presente en el labradoodle, deberás adiestrarlo desde el principio para que responda a tu llamada. Sé perseverante con el adiestramiento. Lo que le permitas al cachorro, el adulto lo entenderá como algo obvio. Como con cualquier otra raza, solo un perro equilibrado puede mostrar su lado bien educado. Esto es así especialmente con los perros de trabajo, a menudo subestimados, como el caniche y el labrador. Lleva a tu labradoodle a una escuela de cachorros y, más tarde, a una escuela canina. Aquí aprenderéis juntos y puede que él haga nuevos amigos.

Labradoodle

¿Las mezclas tienen mejor salud?

¿Un cruce tiene automáticamente mejor salud que un perro de raza? Esta es una conclusión totalmente errónea. De hecho, con presuntos padres de raza sin pedigrí ni atención sanitaria es muy peligroso. Y es que tanto el caniche como el labrador retriever pueden heredar problemas genéticos. Antes de usarlos para criar, los padres deben superar pruebas de displasia de cadera y codo, y de atrofia progresiva de retina. El examen de las articulaciones se hace con radiografías y las enfermedades oculares se comprueban genéticamente. Habla con el criador de esto y pídele los resultados por escrito.

La diferente estructura del pelo del caniche y el labrador puede provocar problemas cutáneos, desde prurito hasta caída del pelo. Mientras que el labrador muda el pelo regularmente, esto no le pasa al caniche. Otro problema de compatibilidad viene dado por la forma diferente del hocico: el del labrador es mucho más ancho que el del caniche. Esto puede ocasionar malformaciones en los dientes y problemas maxilares.

Alimentación para el labradoodle

Comida con moderación

Dado que los labradores son bastante tragones y tienden al sobrepeso, debes controlar las raciones diarias de tu peludo desde cachorro. Procura reforzar positivamente a tu labradoodle no solo con golosinas, sino con caricias o jueguecitos. Dale una comida de calidad rica en carne y sin cereales. Atente a las indicaciones del fabricante. Es conveniente pesar la comida hasta que tengas controladas las cantidades. No obstante, los datos del fabricante son solo orientativos. Los perros que se mueven mucho o que adelgazan, a pesar de ingerir las cantidades recomendadas, necesitan más. Incluye también los snacks de recompensa en la ración total. Si quieres darle artículos para masticar, elige snacks deshidratados, como oreja de vacuno baja en grasa o huesos de piel de vacuno. Ni la comida ni las golosinas deben contener azúcar. Tu peludo siempre debe tener agua fresca a su disposición.

Descubre nuestra selección de comida para perros.

Cuidados del pelo exigentes

Aunque el pelo de este perro híbrido puede ser muy variado, la mayoría de ejemplares tienen una cosa en común: necesitan muchos cuidados. El pelaje suele ser tan exuberante que se debe cepillar a fondo cada dos días para que no se enrede. Aunque al caniche no se le cae el pelo, el labrador puede soltar mucho. Qué pasará con el perro labradoodle es impredecible. Muchos cuidadores de labradoodle lo llevan a la peluquería canina regularmente para que los esquilen. Esto no es beneficioso para todas las estructuras capilares.

En general, la suciedad del pelo se puede dejar secar y, después, eliminar con el cepillo. Si tienes que bañarlo, usa un champú canino suave. Si tiene mucho pelo en el pabellón de la oreja, tendrás que limpiarle las orejas regularmente con un producto especial. De lo contrario, podría sufrir inflamaciones rápidamente que requerirían una visita al veterinario. Acostúmbrate a echarle un vistazo a las orejas de tu peludo después de cada cepillado.

Ejercicio

Tanto el labrador retriever como el caniche eran perros de caza en su origen. Los dos se utilizaban en el agua, por lo que al labradoodle le gusta nadar. Es un compañero perfecto para largas caminatas. Además, de adulto y con un entrenamiento adecuado, puede acompañarte en rutas de ciclismo o equitación. Antes de probar un deporte canino con muchos saltos, como el agility, pídele consejo al veterinario. Algunos labradoodles son lentos y no se divierten nada con este deporte. Los juegos de buscar y traer la pelota o los truquitos aportan variedad a su día a día. El mantrailing u otras actividades olfativas también pueden ser una buena opción. Por último, pero no por ello menos importante, muchos labradoodles son ideales como perros de terapia o lazarillos. Lo ideal es que estos peludos provengan de una cría selectiva, ya que deben presentar las características correspondientes.

¿Encaja conmigo el labradoodle?

El labradoodle puede ser feliz tanto en la ciudad como en el campo, siempre que haga suficiente ejercicio. Lo ideal sería un jardín vallado en el que pueda retozar. Si tu peludo proviene de una cría ética, tendrá un carácter consolidado y se llevará bien con otros perros sociables. Puede ser un compañero estupendo para los niños, siempre que estos sepan tratar a los perros como es debido. Sin embargo, nunca hay que dejar a los niños pequeños solos con un perro. Si el labradoodle ya ha socializado con gatos desde cachorro, se llevará bien con ellos (siempre que el gato colabore, claro). No obstante, los roedores, como las cobayas o los hámsteres, podrían despertar su instinto de caza. Tanto para familias como para personas mayores solas, principiantes o cuidadores experimentados: el labradoodle es apto para mucha gente que quiera pasar mucho tiempo con él en la naturaleza.

¿También ofrece la posibilidad a los alérgicos de compartir la vida con un perro? Por desgracia, no hay ninguna garantía de que esto pueda ser así. Es totalmente posible que el labradoodle suelte pelo. Solo por eso, el caniche ya sería una opción mejor, ya que estos perros apenas pierden pelo. De todos modos, los alérgenos no están en el pelo, sino en la saliva de los animales. Por eso, si eres alérgico, habla con el médico antes de decidirte por un perro concreto.

¿Dónde puedo encontrar un labradoodle?

Si quieres un labradoodle, pregúntate primero si un labrador retriever o un caniche no serían una alternativa mejor. Estas razas se crían de forma controlada. Por eso, tienes más posibilidades de encontrar criadores serios que te puedan entregar la tabla genealógica del animal. Esta es más que un mero trozo de papel: representa las pruebas de aptitud para la cría de los padres, una línea genealógica segura y un mínimo de control. Esto es así porque los criadores éticos pertenecen a una asociación.

Este no es el caso del labradoodle. A menudo, los padres no han pasado ninguna prueba de aptitud para la cría y no son aptos para ella. Además, es probable que los mejores caniches y labradores para la cría también se utilicen para la cría de sus razas correspondientes. Si, a pesar de todo, quieres un labradoodle, asegúrate de que todas las pruebas médicas de los padres estén por escrito y de que estos tengan un árbol genealógico. Sería absurdo pagar un precio elevado (en esto sí que les gusta a los vendedores de labradoodles parecerse a los criadores serios) por un perro de origen desconocido.

El labradoodle australiano ofrece más seguridad. En Europa, el Australian Labradoodle Association Europe (ALAEU) y la Australian Labradoodle Founders Alliance (ALFA) son buenos puntos de partida. En este contexto, es interesante, aunque también dudoso, el establecimiento de una nueva raza llamada cobberdog. Este perro se parece al labradoodle australiano, pero también tiene al irish soft coated wheaten terrier entre sus antepasados. Consejo: si buscas un perro adulto, echa un vistazo a las protectoras de animales. Aquí encontrarás un montón de peluditos encantadores que buscan un nuevo hogar.

Nuestros artículos más útiles
11 min

Golden retriever

El golden retriever es un perro familiar de tamaño mediano y al que le encantan los niños: muy cercano a las personas y dócil, pero también requiere de cuidados del pelaje y muchas salidas al exterior.
11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
11 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? ¡No nos engañemos! El pinscher miniatura ―también conocido como pinscher mini, pin min, pinscher enano o Zwergpinscher― es un «gran» perro. Quien desee un adorable y tierno perrito faldero se equivoca con el pinscher mini. A pesar de su tamaño, a este perro familiar tan despierto le encanta la actividad y el deporte y, en muchos sentidos, mantendrá a sus dueños muy ocupados.