Basenji

Basenji

El basenji es oriundo de África Central y su nombre significa animal de arbusto pequeño y salvaje.

El basenji no solo llama la atención por su aspecto noble, sino también por su carácter alegre. Es un perro para gente con experiencia a quien le gusten los peludos con mucha personalidad.

Aspecto

Su delicada constitución, combinada con las grandes orejas erguidas y la mirada orgullosa, confieren al basenji un aspecto precioso. Las marcadas arrugas de la frente acentúan su look poco corriente. Tiene el cuello ligeramente curvado y lleva la cola enroscada sobre el lomo. Presenta una constitución cuadrada elegante, una altura de cruz máxima de 43 centímetros y un peso de entre nueve y doce kilos. El basenji luce un pelaje fino, denso y brillante. La raza puede ser de varios colores: blanco-negro, blanco-rojo, negro, fuego, blanco con marcas de fuego y atigrado, con rayas negras sobre fondo rojo.

Historia

Raíces africanas, patronato británico

Hay imágenes de la Edad de Piedra y tumbas del antiguo Egipto que ya revelan la existencia de este tipo de perro milenario. En efecto, el basenji es una raza muy antigua y primigenia. Se cree que es descendiente directo del tesem egipcio. Este es el nombre que los expertos dan al perro que se observa en los murales egipcios del siglo IV a. C.

El basenji proviene de África Central, donde vivía con los habitantes de los pueblos sin que lo criaran específicamente ni hubiera vínculos estrechos con ellos. Estos perros más bien actuaban de cazadores de ratas. A menudo, acompañaban a los cazadores para beneficiarse de las presas. En épocas de hambruna, la gente los sacrificaba para comérselos. Basenji significa algo así como animal de arbusto pequeño y salvaje. A finales del siglo XIX llegaron algunos ejemplares a Europa con los exploradores de África. No obstante, la cría específica no daría comienzo hasta 1935 en el Reino Unido. Aunque el perro es originario de África, el Reino Unido ostenta actualmente el patronato del basenji. Desde aquí, la raza se extendió poco a poco hacia el resto de Europa. Por ejemplo, en Alemania disfrutó de una gran popularidad en la década de 1970.

Carácter

Duendecillo con carácter felino

Por los milenios de coexistencia con las personas, el basenji sigue siendo en el fondo un perro primigenio e independiente. Es cariñoso con la gente de confianza, listo y dinámico, pero no está dispuesto a someterse. Se le pueden enseñar cosas básicas con un poco de paciencia, pero no muestra un gran afán por gustar. Esto se debe a que su vínculo con las personas a lo largo de los milenios fue más bien laxo. Su ladrido es seco, nada melodioso, pero, aparte de ladrar, también emite ruidos típicos que recuerdan a los cantos tiroleses. En la naturaleza es muy atento, a veces con cierta tendencia al miedo. Además, tiene un marcado instinto de caza. Si se encuentra con otros basenjis o perros dominantes, la cosa se puede poner fea. Por lo demás, le gusta jugar con otros perros y se hace amigo suyo rápidamente, siempre que esté bien socializado.

Basenji © PaulShlykov / stock.adobe.com
La constitución fina y elegante del basenji le confiere un aspecto noble.

Adiestramiento con cabeza

Se requieren conocimientos, mucha paciencia y sentido del humor para adiestrar a un basenji. Este perro hace lo que quiere, pero, con un vínculo sólido, mucho tiempo y refuerzo positivo, puedes enseñarle obediencia básica. No te marques objetivos demasiado ambiciosos y valora la solidez de vuestra relación, ya que esta es la base de adiestramiento de este perro tan testarudo. Necesita estructuras claras en forma de reglas coherentes y un puesto fijo en la jerarquía. Nunca trabajes con presión, ya que, en ese caso, el basenji se hermetizaría y el adiestramiento se estancaría.

Si lo tienes como perro familiar, es importante que todos se atengan a las normas y no hagan excepciones. Integra fases de descanso generosas durante el adiestramiento. La capacidad de que responda a tu llamada al aire libre puede ser problemática. Una vez que el basenji echa a correr, es muy difícil pararlo, especialmente si ha visto una presa. Asistir a una escuela canina es muy útil. No obstante, debes encontrar a un adiestrador con experiencia con perros cabezotas, que acepte la independencia de la raza y lo guíe con refuerzo positivo. Una socialización y una impronta intensivas desde una edad temprana son muy importantes para que basenji se lleve bien con otros perros y personas.

Salud

Aunque la raza basenji es bastante robusta, ciertas predisposiciones genéticas pueden provocar enfermedades en algunas líneas. Así pues, la base de un perro sano es elegir un cachorro de un criador que trabaje con corazón y buen juicio. El basenji puede presentar predisposición a enfermedades renales (síndrome de Fanconi), problemas oculares (atrofia de retina) y hernias inguinales. Además, no soporta bien las temperaturas bajas, por lo que hay que asegurarse de que no coja frío en invierno. Un abrigo para perros puede ser un accesorio práctico. Las hembras solo tienen un celo al año. Estos perros siguen siendo juguetones y dinámicos hasta edades avanzadas si hacen suficiente ejercicio y reciben una alimentación adecuada. Pueden vivir quince años o más.

Alimentación

La importancia de mantener la línea

Una alimentación correcta es la prevención sanitaria ideal. Dale un alimento de calidad con un alto contenido de carne y sin cereales. Esto es así tanto para pienso como para comida húmeda. Estos perros engordan fácilmente con un aporte calórico excesivo, por lo que asimilan bien los alimentos. Contrólale la cintura o pésalo una vez al mes para poder combatir el sobrepeso a tiempo. Para ello, reduce las raciones y no le des chucherías, a menos que las incluyas en la ración diaria. Por ejemplo, puedes utilizar un pienso de calidad como recompensa que el basenji tenga que conseguir. No obstante, lo ideal sería acostumbrarlo a otras alternativas desde cachorro, como juegos o caricias. Ambos son divertidos y no engordan. Los artículos secos para masticar, como orejas de vacuno o huesos para perros, satisfacen su necesidad masticatoria. Recuerda que tu perro siempre debe tener agua fresca a su disposición.

Basenji © zanna_ / stock.adobe.com
Pequeño cabezota: por muy mono que sea, el perro basenji necesita un adiestramiento perseverante y cariñoso.

Cuidados

No solo el carácter de este perro recuerda a un gato, sino también lo limpio que es. Dicen que estos perros son muy aseados, se lavan regularmente y no se revuelcan en el barro. No desprenden el típico olor a perro y requieren pocos cuidados. Sin embargo, deberás peinarlo cada equis días o pasarle una manopla. Esto refuerza el vínculo entre vosotros y elimina los pelos sueltos. De todas formas, este perro pelecha poco. Aprovecha este momento para examinarle los oídos y, si es necesario, límpiaselos con un producto especial. Además, inspecciónale las uñas y córtaselas si están muy largas con un cortaúñas para perros. Hay quienes acostumbran a su perro desde cachorro a la higiene dental con pasta y cepillo. Aunque no es muy común, es una manera eficaz de prevenir el sarro. Si quieres hacerlo, infórmate de antemano sobre el procedimiento y empieza ya desde cachorro con paciencia.

Deporte

A esta raza le encanta moverse, pero debe ir con correa casi siempre porque la mayoría de basenjis no responden a la llamada del cuidador. Sin embargo, hay excepciones, particularmente si los padres respondían a la llamada y el cuidador lo practica desde cachorro. En cualquier caso, con correa, a ser posible extensible o de rastreo, también se pueden explorar muchas cosas.

Recuerda que sacar al perro diez minutos no basta para satisfacerlo; deberás invertir unas dos horas al día. Los días lluviosos necesitarás un plan de interior alternativo porque a muchos ejemplares no les gusta nada la lluvia y prefieren quedarse en casa. Esto es así incluso para aquellos a los que les gusta nadar. Si el agua viene de arriba, la diversión se acaba. Además, un basenji adulto es un compañero estupendo para correr o patinar, siempre que lo hayas entrenado para ello. También se divierte con trucos y juegos de esconder y de tirar la pelota. En particular, disfruta un montón con simulacros de caza, como el coursing o las carreras en el canódromo. Aquí, por ejemplo, los perros corren detrás de una liebre artificial que hace las veces de presa. En cambio, las pruebas de obediencia no son lo suyo por lo independiente que es.

¿Encaja conmigo?

El basenji es un perro que no encaja con cualquiera, ya que es muy exigente respecto a su entorno. Si buscas un perro alegre con un espíritu libre, puede que sea una buena opción para ti. Sin embargo, necesita a alguien con experiencia y sentido del humor. Debe ser alguien que pueda enseñarle obediencia básica, pero que sepa hacer la vista gorda cuando toque. Esta es la única manera de que el basenji pueda conservar su cabezonería tan característica. Se puede tener en un piso de ciudad, con la condición de que pueda hacer mucho ejercicio físico y mental. Esto requiere mucho tiempo. Si tiene un jardín vallado a su disposición, se divertirá mucho explorándolo y vigilándolo. No obstante, asegúrate de que no pueda saltar la valla y comprueba el jardín de vez en cuando en busca de agujeros excavados por los que pueda escapar.

El basenji puede vivir en grupo y, de hecho, no le gusta estar solo. Suele llevarse bien con niños en edad escolar que ya hayan aprendido a tratar bien a los animales y se muevan con más coordinación que los niños pequeños. Si bien pueden convivir con el basenji, nunca hay que dejarlos solos con él sin supervisión. Además, debes asegurarte de que nadie tenga alergias en la familia.

Antes de adoptarlo, piensa en quién se ocupará de él cuando estés enfermo/a o te vayas de vacaciones. Algunos destinos son adecuados para llevarse al basenji, por ejemplo, a unas vacaciones de senderismo. Hoy en día hay hoteles que admiten perros bien educados. Si no te lo llevas, conviene que el perro se familiarice con quien vaya a cuidarlo en tu ausencia. Lo ideal sería que cuidara de él un miembro de la familia en un entorno de confianza. La adopción de un basenji implica una gran responsabilidad durante unos quince años. Por lo tanto, es conveniente calcular los gastos corrientes de antemano.

Basenji © Sally Wallis / stock.adobe.com
¿Dónde puedo encontrarlo?

¿Dónde puedo encontrarlo?

Está claro que la raza basenji es muy poco frecuente. Sin embargo, en Europa hay algunos criadores dedicados a él. Por ejemplo, en España nacen varias decenas al año. Con un poco de suerte, encontrarás uno en tu región. Infórmate en internet sobre criadores y camadas actuales. Es importante que solo compres un basenji a un criador que sea miembro de una asociación. Este es el requisito mínimo de una cría seria, que también se caracteriza por amplios conocimientos y los exámenes de salud prescritos. Visita al cachorro en casa del criador y aprovecha para observar a los padres y ver si tienen buen aspecto. El criador te informará sobre sus objetivos en relación con el carácter, el tipo y la salud. En efecto, la cría responsable significa mucho más que aparear dos perros de la misma raza. Te darán al cachorro como muy pronto con ocho semanas de vida.

Si prefieres adoptar a un basenji adulto, puede que tengas suerte en la búsqueda y encuentres uno. No te rindas si el refugio de tu zona no tiene ninguno y echa un vistazo en las protectoras. Al fin y al cabo, puede que encuentres otro peludo similar que esté buscando familia y te robe el corazón. También puedes buscar en internet, pero es mejor que solo te fíes de las asociaciones de protección de animales. Infórmate de antemano sobre los antecedentes del perro. Según lo que haya vivido en el pasado, su adiestramiento puede resultar complicado.

Lee también nuestro artículo sobre la llegada de un cachorro: equipamiento básico y consejos.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.