Cane Corso

Cane corso

Soberano y sereno: así se muestra el cane corso. De forma no oficial, esta raza del sur de Italia también se conoce como mastín italiano. Fuera de Italia es cada vez más conocido y es ideal especialmente para gente deportista con mucho espacio y experiencia.

Aspecto

El cane corso es un perro grande y fuerte. Los machos pueden alcanzar una altura de cruz de 68 cm y las hembras, de 64 cm. Puede llegar a pesar 50 kg y, según el estándar, debe ser algo más largo que alto. Debido al surco de la frente y los arcos marcados de las cejas, el cane corso siempre parece estar pensativo. La cabeza es ancha y está enmarcada por orejas triangulares. En su patria Italia todavía se amputan, al igual que la cola. Sin embargo, esta práctica está prohibida en la mayoría de países. El pelo, corto y brillante, tiene poco subpelo y es muy tupido. Puede ser negro, gris, leonado y rojo, con todas las variantes atigradas permitidas en todos los tonos.

Origen y uso

Como su pariente cercano, el mastín napolitano, el cane corso también pertenece a los descendientes del antiguo Canis pugnacis. Los antiguos romanos ya utilizaban a estos poderosos perros para la guerra y el pastoreo. Como descendiente de estos molosos romanos, el robusto cane corso pudo sobrevivir principalmente en granjas del sur de Italia. Se empleaba como perro guardián, boyero y pastor, por lo que hoy día sigue considerándose un perro de trabajo independiente. El origen exacto del nombre cane corso se desconoce. Cane significa perro en italiano y corso podría venir de la palabra celta corso, que significa poderoso. Pero también puede que esté relacionada con el término latino cohors, que significa guardián. La FCI lo reconoció como raza independiente en 1996. Hoy día se usa como perro protector, policía, de rastreo y para la caza mayor. Le gusta trabajar en manada y fuera de Italia sigue siendo poco frecuente.

Carácter

Con un buen adiestramiento, el cane corso puede desarrollar un excelente carácter. Se considera inteligente, juguetón, amante de los niños y fiel. Es un buen perro guardián que no admite desconocidos en su territorio, ya sean humanos o animales. Aparte de eso, es más bien reservado ante los extraños, a los que ignora o rechaza. La familia lo es todo para él y la defenderá si es necesario. Aunque el cane corso nunca es agresivo sin motivo, está dispuesto a defender su territorio y a sus seres queridos. Su marcado instinto protector puede haber contribuido a que, si bien la raza no figura en la lista de perros potencialmente peligrosos en España, se considera como tal. Esto implica que hay que cumplir ciertas condiciones. Sin embargo, con un adiestramiento consecuente y una subordinación clara, el cane corso puede ser un acompañante soberano y fiel.

Cane corso

Salud

Como muchas razas grandes, el mastín italiano tiene predisposición a la displasia de cadera y codo. Los criadores serios procuran descartarla en la medida de lo posible. Antes de comprar un cachorro, pregunta al criador por las medidas de prevención que implementa. Los perros grandes no deben subir escaleras a menudo. Una alimentación equilibrada y un ejercicio adecuado (sin demasiados saltos ni compresión) contribuyen a la salud de las articulaciones.

Algunos ejemplares son propensos a las enfermedades cardíacas. En este sentido, el criador también puede reducir el riesgo con una selección adecuada. Los signos de una enfermedad cardíaca pueden ser cansancio, disnea o tos. En estos casos, habla con el veterinario. Aplicando una terapia medicamentosa a tiempo se puede descargar el corazón y ralentizar el curso de la enfermedad. Incluso se puede detener durante un tiempo. El cane corso suele tener los ojos sensibles, por lo que debes protegerlo de las corrientes, los ventiladores y el aire acondicionado. Actualmente se ofrecen algunos ejemplares de color blanco puro, pero cuidado: estos perros pueden tener una predisposición genética a la sordera. No es de extrañar que este color, salvo en pequeñas marcas, no esté contemplado en el estándar. Un cane corso sano puede vivir hasta 12 años.

Alimentación

Ya desde cachorro, la alimentación desempeña un papel esencial en la salud y el bienestar del perro. Si el criador te ha dado un poco de la comida que suele comer el cachorro, pero no se la quieres dar a la larga, acostúmbralo a la nueva comida paulatinamente. Lo mejor es que le sigas dando la antigua cuando llegue a casa para no estresarlo más innecesariamente. Cuando se sienta bien en su nuevo hogar, puedes ir mezclando cada vez un poco más de la nueva comida con la antigua.

A los cachorros les va muy bien el pienso especial para perros jóvenes de razas grandes. Y es que estos perros corren peligro de crecer demasiado rápido por un contenido de proteínas mal ajustado. Como consecuencia, podrían sufrir problemas esqueléticos. Una alimentación adaptada a la fase de crecimiento es muy beneficiosa.

Asegúrate de que la comida sea rica en carne, independientemente de si te decides por pienso, comida húmeda o el método BARF/ACBA. Evita los alimentos con cereales. Las golosinas se deben incluir en la ración diaria para prevenir el sobrepeso. Y, como es lógico, no te olvides de darle siempre agua.

Cuidados

Basta con cepillar al cane corso cada equis días para eliminar los pelos sueltos. Durante la época de muda, también puedes usar un escarpidor. Los perros no suelen necesitar que los bañemos. Si tu perro tiene suciedad persistente que no se puede quitar cepillando, puedes lavarlo con un champú canino suave. A diferencia de otros dogos, el mastín italiano tiene la piel firme en la zona del morro y la mandíbula. Por eso, apenas babea. Para el cuidado de los dientes puedes darle snacks especiales para la higiene dental o artículos secos para masticar.

Adiestramiento

El adiestramiento de este imponente perro requiere muchos conocimientos y algo de tacto. Hay que ofrecerle una orientación en la manada comprensiva, coherente y clara. Su instinto protector y su tamaño hacen que, con un adiestramiento incorrecto, sea prácticamente incontrolable. Por eso, no es apto para principiantes. Un adiestramiento claro del cane corso requiere mucha consciencia de responsabilidad y consecuencia. Esto solo se puede dominar con una combinación de lectura especializada y experiencia con perros. La socialización temprana de cachorros y perros jóvenes es muy importante. Por eso, el cane corso debe asistir a una escuela canina obligatoriamente.

Actividad

Solo un cane corso que haga ejercicio será un perro sereno. Después de todo, sigue siendo un perro de trabajo. A pesar de su aspecto macizo, es un perro deportista que acompaña encantado a su cuidador a todas partes. Con un adiestramiento adecuado, puede correr a tu lado mientras montas en bicicleta o a caballo. También es un excelente perro sanitario y es ideal para la obediencia y el rastreo. No obstante, no conviene fomentar aún más el marcado instinto protector del cane corso. Debido a su peso, no es apto para el agility.

Cane corso

¿Encaja conmigo un cane corso?

Antes de que decidas adoptar un cane corso, reflexiona sobre si puedes estar a la altura de un perro tan obstinado. Esta raza no es apta para vivir en la ciudad ni en un piso. Estos perros necesitan mucho espacio y un territorio propio que puedan vigilar. Sin embargo, no se los debe dejar solos demasiado tiempo. Son perros muy cercanos a su manada que necesitan contacto familiar y mucho ejercicio físico y tareas. Quien quiera tener uno debe ser deportista y querer pasar mucho tiempo con él, a ser posible en la naturaleza. El mastín italiano es muy cariñoso con los niños. Particularmente, entabla una intensa amistad con los más grandes, siempre que hayan aprendido a tratar a los animales con respeto. Si el perro ha socializado con gatos y otros animales de cachorro, podrá convivir con ellos pacíficamente.

Recuerda que el perro requerirá gran parte de tu tiempo diario durante más de una década. Por eso, debes planificar su cuidado durante las vacaciones o en caso de enfermedad. Antes de la llegada del perro, compra el equipamiento básico, formado por collar, correa, arnés, mantas, camas, juguetes, transportín para el coche, comederos, cepillos y utensilios prácticos, como quitapelusas y pinzas quitagarrapatas. Lógicamente, este perro de hasta 50 kg conlleva gastos regulares. Necesita una comida de calidad con una alta proporción de carne y al menos una visita anual al veterinario. El seguro de responsabilidad civil para perros también es un gasto recurrente.

Experiencia y responsabilidad

Por desgracia, el aspecto imponente de esta raza llevó a alguna gente en el pasado a tener a este perro más como símbolo de estatus que como amigo. En combinación con la pereza y la falta de conocimientos, surge un contexto en que el instinto protector y la obstinación del cane corso pueden desarrollar una peligrosa dinámica propia. Con una tenencia experta y responsable, se puede convertir en un miembro de la familia fiable, soberano y no agresivo. Sin embargo, dado que reúne algunas características de las razas potencialmente peligrosas, la tenencia de este perro está sujeta a condiciones en España.

Dónde encontrar un cane corso

Si has decidido adoptar un mastín italiano, puedes empezar a buscar criadores adecuados. La raza es más común en su patria, Italia. En los demás países, estos imponentes perros son más bien una rareza, aunque el número de criadores va en aumento. Por ejemplo, en Alemania no se registró oficialmente ningún cachorro en 2002, mientras que 15 años después nacieron más de 150. Sin embargo, es posible que no encuentres ningún criador en tu zona y tengas que desplazarte bastantes kilómetros.

En cualquier caso, debes mirar al criador con ojo crítico: ¿te invita a su casa para conocer el entorno de los cachorros y los padres? ¿Responde pacientemente y con fundamento a tus preguntas sobre la cría y la atención sanitaria? ¿Los cachorros están ampliamente socializados? ¿Los padres tienen un aspecto saludable y equilibrado? Y, por último: ¿se interesa el criador por tu capacidad de ofrecer al cachorro un buen hogar? Solo si respondes a todas estas preguntas afirmativamente deberías considerar la compra. Al entregarte al cachorro, este contará con varias desparasitaciones certificadas. Además de la cartilla de vacunación y el certificado de ascendencia, también recibirás una ración de su comida habitual, si no la has comprado ya antes. Un buen criador sigue a tu disposición después de llevarte al cachorro por si tienes preguntas sobre la raza. Además, se alegrará de que le envíes fotos sobre la evolución del cachorro.

Solo criadores serios

Importante: aléjate de los criadores que no pertenezcan a una asociación y que ofrezcan supuestos canes corsos de pura raza a precios de ganga. La cría requiere muchos conocimientos sobre la raza y una selección minuciosa de animales adecuados en cuanto al carácter, el arquetipo y la salud para evitar sorpresas desagradables. Esta es una inversión de tiempo y dinero que los criadores no éticos no quieren hacer porque lo que buscan es ganar dinero rápido. Aquí la víctima no solo eres tú y los cachorros, que a menudo contraen problemas de salud y no están socializados, un gran problema para una raza tan terca. Los padres también se llevan su parte, ya que la tenencia no suele ser adecuada.

Si quieres adoptar a un cane corso mayor, la búsqueda puede ser muy larga, especialmente fuera de Italia. Debido a su baja distribución, la raza apenas se encuentra en las protectoras de animales. En internet puedes tener más suerte porque muchas asociaciones ofrecen canes corsos o mezclas en adopción fuera de las fronteras. Con frecuencia son asociaciones especializadas en dogos y otros molosos. Las organizaciones pueden valorar el carácter de un perro mayor y hablar contigo para averiguar si es apto para tu situación vital y experiencia. Si bien hay muchos ejemplares bien adiestrados que se dan en adopción porque han perdido su hogar por una mudanza, hay otros que han llegado a la protectora porque su antiguo cuidador se sintió sobrepasado. Estos animales solo deben llegar a manos expertas.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.
12 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.