Pequeño perro león

Pequeño perro león

Te presentamos al pequeño perro león: antiguamente, perro de lujo, y actualmente, perro de compañía popular para familias y singles de todas las edades. Este es un perro para todo aquel que quiera un compañero alegre, juguetón y sencillo.

Aspecto

León en formato mini

El pequeño perro león, o löwchen, no impresiona con una estatura imponente de depredador. De hecho, debe su nombre al típico esquileo del pelaje. Con un peso de 5-8 kg y una altura de cruz de 26-32 cm, es un peso pluma. Pese a este tamaño tan manejable, rezuma elegancia y dignidad, especialmente cuando lleva el pelo esquilado como un león. Esto significa que se deja el pelo de la mitad anterior largo y se esquila a partir de la cintura. En las patas solo se dejan penachos de pelo alrededor de los pies. También presenta un penacho de pelo largo en la punta de la cola. La graciosa cola la lleva doblada sobre el lomo, pero sin tocarlo. El pelo semilargo, ligeramente ondulado, puede ser de cualquier color y está compuesto por una capa externa sedosa sin subpelo.

Historia

Antiguo perro de la nobleza casi caído en el olvido

Los antepasados del pequeño perro león ya llevaban este look típico, que se puede rastrear hasta la Edad Media. La catedral gótica de Amiens, construida en el siglo XIII, alberga dos perros esculpidos en piedra. Estos se corresponden con el estándar actual de la raza, incluido, claro está, el esquileo de león. La raza está estrechamente emparentada con los demás bichones. Fue un perro faldero muy popular entre la nobleza y está representado en muchas pinturas del siglo XVII. Sin embargo, durante la Revolución francesa y con la extinción de la nobleza, la raza pasó por un mal momento. De hecho, para mediados del siglo XX había caído en el olvido casi por completo. Por suerte, los amantes de la raza se pusieron manos a la obra para recuperarla. Actualmente, el petit chien lion, como se llama en Francia, su patria, es una raza popular en todo el mundo.

Carácter

Encanto de león

El pequeño perro león es una criatura encantadora. Siempre está de buen humor y se lleva estupendamente con personas, perros y otros animales domésticos. Ama a su manada de personas, aunque suele concentrarse en una en concreto. Ante los desconocidos se muestra más bien distante, pero no agresivo. Quien solo lo vea como un perrito faldero estará siendo injusto/a con él, ya que es muy despabilado y temperamental. Sin embargo, no solo es vivaracho, sino también inteligente. Le gusta jugar y necesita actividades mentales con regularidad. Además, es valiente y curioso, y siempre está dispuesto a salir a explorar con su cuidador/a.

Fácil de adiestrar

Si no te dejas embelesar por los encantos del pequeño perro león, podrás adiestrarlo fácilmente. Lo más importante es que te mantengas firme. Por ejemplo, si quieres enseñarle que no debe subirse a la cama, no lo dejes subirse. Ni siquiera se lo permitas cuando sea un cachorrito diminuto con unos ojazos que sabe utilizar para su beneficio. Toda la familia debe ir a una, ya que las excepciones lo confundirán, como es lógico. Aunque es muy sociable, se beneficiará de asistir a una escuela para cachorros. Aquí podrá conocer perros de varias razas y tamaños, así como ampliar su repertorio de conducta social. Si bien este peludo es un peso pluma, debe conocer las bases del adiestramiento canino. Busca una escuela canina que te guste donde te den consejos prácticos.

Pequeño perro león © Dogs / stock.adobe.com

Salud de hierro

Este antiguo perrito faldero goza de una salud de hierro y se mantiene activo y dinámico hasta una edad avanzada. Apenas se le conocen enfermedades típicas, siempre que lo compres a un criador serio que valore la prevención sanitaria. A la hora de elegirlo, asegúrate de que te deje conocer a los padres y de que estos tengan un aspecto simpático y equilibrado. Si está esquilado, el pequeño perro león necesita un abrigo para perros en invierno. En cambio, en verano hay que procurar que no se queme las zonas rasuradas.

Cuidados

León cuidado, con o sin esquileo

El típico corte de pelo a lo león es una cuestión de gusto. Si no quieres participar en exposiciones caninas con tu peludo, puedes dejarle crecer el pelo. El pelaje sedoso no tiene subpelo y pelecha muy poco. Cepíllalo o péinalo cada dos días para prevenir enredos. Detrás de las orejas, en las axilas y en el trasero, si no está esquilado, pueden formarse nudos. Si el pelo le tapa los ojos, córtale el pelo del puente nasal y, si es necesario, el flequillo. También es recomendable cortarle los pelos de las almohadillas de las patas. Esto se debe a que aquí se acumula mucha suciedad y grumos de nieve en invierno. Además, puedes quitarle los pelos de los oídos para prevenir irritaciones e infecciones cutáneas. Pídele al criador o al veterinario que te enseñen a hacerlo.

Examínale las uñas cada dos meses porque, si las tiene muy largas, podría quedarse enganchado y hacerse daño. Esto suele pasarles a los perros mayores, que son menos activos, o a los perros que caminan por suelos blandos. Córtaselas con un cortaúñas especial para perros pequeños. Consejo: si acostumbras al cachorro a la higiene dental y le lavas los dientes con pasta y cepillo para perros una o dos veces por semana, contribuirás a prevenir eficazmente el sarro.

Alimentación

Dieta para saciar al león

El pequeño perro león no necesita mucha comida, pero esta debe ser de calidad, como para todos los perros. Elige una sin cereales ni azúcar, pero con un alto contenido de carne. Incluso el mimoso löwchen es un depredador con un organismo diseñado para las proteínas animales. Como no necesita muchas calorías, es muy importante fijarse en la composición del alimento. Si eliges darle pienso, asegúrate de que las croquetas no sean demasiado grandes. Puede ser conveniente recurrir a pienso especial para perros pequeños. La comida húmeda es una buena alternativa para perros pequeños. Tiene una muy buena aceptación y les proporciona líquidos. Para los snacks dentales o los huesos de piel de vacuno, elige las variantes pequeñas para que pueda morderlos bien. Resta los snacks de la ración total diaria para que el perro no engorde. Y, como es lógico, no te olvides de darle siempre agua fresca.

Juegos y diversión

¿El pequeño perro león es un perrito faldero comodón? Ya verás lo rápido que te demuestra lo contrario. Aunque le encantan las horas de mimitos en el sofá, también necesita salir a corretear, aunque llueva. Debido a su reducido tamaño, no puede hacer caminatas agotadoras, pero, si está entrenado, te acompañará en excursiones largas. Lo mismo se puede decir del footing, siempre que no seas maratonista. Un pequeño perro león adulto bien entrenado disfrutará corriendo a tu lado. También le gusta aprender truquitos que estimulen su cabecita. Además, le encanta jugar con otros perros. Por eso, es ideal tenerlo con otro perro, para que siempre tenga un compañero de juegos. Cuando sea joven, asegúrate de que no se haga daño haciendo sobreesfuerzos. Con un cachorro se deben dar paseos cortos y evitar que dé saltos arriesgados. Este perro puede desplegar su valor de león y acabar con un hueso fracturado.

Pequeño perro león © volofin / stock.adobe.com

¿Encaja contigo?

Esta alegre raza encaja con alguien que quiera un amigo fiel con el que pasar mucho tiempo. Al pequeño perro león le encanta participar en todo. Además, no le gusta estar solo. Puede vivir con gente mayor a la que le guste salir a la naturaleza. Sin embargo, también encaja perfectamente en una familia con hijos. No obstante, asegúrate de que tenga refugios a su disposición y de que los niños lo traten siempre con respeto. También es ideal para la gente que puede llevarse al perro a la oficina, algo cada vez más común actualmente. En este caso, puedes llevártelo a dar un paseo en la pausa de mediodía y entretenerlo con juguetes y truquitos.

El pequeño perro león se adapta de buena gana si le dan suficientes atenciones. Puede ser feliz tanto en la ciudad como en el campo. Si vives en una planta alta sin ascensor, puedes llevarlo en brazos por la escalera porque pesa muy poco.

Pese a todas estas facilidades, no subestimes la responsabilidad por la vida de un perro. Por muy pequeño y adorable que sea, implica una obligación durante años, mucho tiempo y tareas regulares. Sé consciente de esto antes de tomar la decisión de adoptarlo. Si es tu primer perro, necesitarás el equipamiento básico, que incluye comederos y bebederos, correa y arnés o collar, camitas, transportines, juguetes y utensilios de cuidado, como cepillo o peine, un champú suave para perros para emergencias, limpiadores auriculares, una pinza guitagarrapatas y un cortaúñas. A esto se añade el precio del perro de un criador responsable. Además de estos gastos únicos, también incurrirás en gastos corrientes de veterinario, comida y seguro de responsabilidad civil.

¿Dónde puedo encontrarlo?

La mayoría de perros de esta raza viven en Francia, pero también encontrarás criadores serios en otros países. En España no ha nacido un solo cachorro en los últimos años, por lo que te costará mucho encontrar uno. Lo compres donde lo compres, busca a un criador responsable que venda sus cachorros con documentación de una asociación reconocida. Nunca compres a supuestos criadores que venden los cachorros sin papeles o que crían mestizos. Una cría responsable implica experiencia y mucho tiempo para la socialización e impronta de los cachorros.

Te darán al cachorro como muy pronto con ocho semanas de vida. Además de los papeles, recibirás una cartilla de vacunación y un pasaporte para animales de compañía de la UE. Llévalo lo antes posible al veterinario para pedir cita para las vacunas y desparasitaciones siguientes.

Si buscas un pequeño perro león adulto, echa un vistazo en internet. Aquí, a veces se encuentran ejemplares adultos que buscan hogar porque su situación vital ha cambiado. Consejo: el löwchen está estrechamente emparentado con las demás razas de bichón, muy similares en cuanto al carácter. Si quieres adoptar un perro mayor, busca un bichón maltés, bichón habanero, bichón frisé, cotón de Tuléar o boloñés que estén buscando hogar. También hay muchas mezclas de bichón en las protectoras que se han quedado sin familia. Procura informarte todo lo que puedas sobre sus antecedentes para averiguar si encaja en tu situación vital. Lo ideal sería que pudieras conocerlo tranquilamente y dar un paseo con él antes de tomar la decisión.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.