Broholmer

Broholmer

El broholmer es un antiguo perro danés de tipo dogo. Estuvo prácticamente extinguido, pero un grupo de admiradores tomó las riendas en 1975 y volvió a criarlo según criterios estrictos. Y menos mal, porque este peludo rezuma grandeza con su bondad y seguridad en sí mismo.

Aspecto imponente

El broholmer pertenece a las razas molosoides, algo que se nota. Ya solo su aspecto imponente impresiona, ya que puede llegar a medir 75 cm y pesar 70 kg. Por su parte, las hembras pesan entre 40 y 60 kg. Estos perros presentan un cuerpo rectangular y movimientos fuertes y apacibles. La cabeza, con orejas caídas, es sólida y ancha, y el cuello fuerte está cubierto de una piel algo suelta sobre el pecho macizo. El pelo corto de este perro es amarillo, rojo con máscara negra o negro.

Historia: salvado de la extinción

Ya en la Edad Media había dogos similares que se utilizaban para la caza de ciervos. Más tarde, también se usaron como vigilantes de mansiones o fincas grandes. Sin embargo, el inicio de la cría selectiva no tuvo lugar hasta 1850. A partir de entonces, el epónimo de la raza, el conde Sehested de Broholm, se comprometió con ella en la isla danesa de Fionia. Sin embargo, unos cien años después, la raza estuvo a punto de extinguirse. Uno de los motivos fue la competencia con el gran danés, creada artificialmente. No obstante, un grupo pequeño, pero comprometido de personas fundó la Sociedad para la Recuperación de la Raza Broholmer. Con ella, tomó medidas para recuperar la raza con la ayuda del Kennel Club danés.

La FCI reconoció la raza en 1982. La mayoría de ejemplares se encuentran actualmente en su patria, Dinamarca. De hecho, durante mucho tiempo no se quería que se exportaran al extranjero por el estricto programa de recuperación. Aunque este programa aún no ha finalizado del todo, hoy día se puede comprar un broholmer fuera de Dinamarca. Para los amantes de las razas grandes, este es un perro de compañía estupendo con una salud de hierro.

Aspecto

Los hasta 70 kg de potencia canina implican una enorme responsabilidad para cuidadores y criadores. Hace décadas que se valora mucho la benignidad en la selección de ejemplares aptos. Esto ha tenido como consecuencia que la raza irradie una gran calma y compostura. Este perro tan seguro de sí mismo es simpático con las personas y los animales, aunque también vigilante. En presencia de otros perros no suele haber problemas porque no se deja provocar y mantiene la calma. Además, es muy sensible con sus personas de referencia y le encanta pasar tiempo con ellas. No solo disfruta con los juegos y los paseos, sino también con los mimos.

Adiestramiento con perseverancia y motivación

El broholmer está acostumbrado a trabajar por su cuenta, por lo que su adiestramiento requiere paciencia. Además, piensa por sí mismo y necesita a alguien competente que lo acepte tal y como es. Adiéstralo con perseverancia y disciplina, y muéstrate siempre atento/a y cariñoso/a. Con dureza solo conseguirás lo contrario porque confundirías a este perro al que tanto le gusta trabajar contigo. En cualquier caso, vale la pena llevarlo a una escuela para cachorros y, después, a una para perros adultos. Aquí conocerá otros perros, lo que será muy positivo para sus habilidades sociales. Además, no es raro que surjan buenas amistades entre perros y personas. Hablando de personas: piensa que, ya solo por su tamaño, este perro puede resultar intimidatorio para personas miedosas. Recuérdalo en el día a día con tu perro.

Salud y cuidados

El programa de recuperación de la raza ha hecho que el broholmer goce de una salud de hierro porque las normas son estrictas. Por ejemplo, todos los perros que se admitan para la cría deben dejar una huella dactilar genética. A la edad de unos dieciocho meses se hacen radiografías de las caderas y codos en un veterinario certificado. Con condiciones como estas, se ha conseguido que este perro se libre de enfermedades genéticas. La esperanza de vida del broholmer es de diez años o más. No obstante, el riesgo de una torsión gástrica es mayor para él, como para todas las razas grandes. Además, hay que evitar el sobrepeso a toda costa.

Aunque su pelo corto es fácil de cuidar, pelecha bastante. Por lo tanto, deberás pasar el rodillo quitapelusas por los muebles y la ropa con frecuencia. Normalmente, la suciedad se puede eliminar del pelo con el cepillo una vez seca. Solo deberás bañarlo en caso de emergencia y, en tal caso, deberás usar un champú suave para perros.

Broholmer © Magnus Pomm / stock.adobe.com

Alimentación equilibrada

El broholmer gana mucho peso el primer año de vida. En este momento hay que ofrecerle un aporte nutricional equilibrado para que no crezca más rápido que su aparato locomotor. Lo ideal es una comida para cachorros sin cereales para perros de razas grandes. Esta debe presentar un contenido proteico adaptado y una relación de calcio-fósforo saludable. El cachorro debe comer tres veces al día y, después de cambiar los dientes, dos veces. Contrólale el peso y las cantidades periódicamente, y no le des la comida a su libre disposición. Un cachorro que coma demasiado puede crecer más rápido de lo que debería.

También es importante que el perro descanse después de las comidas. De este modo, prevendrás eficazmente la temida torsión gástrica que tanto afecta a las razas grandes. Las cantidades recomendadas del envase son solo valores orientativos. La cantidad que realmente debe comer el perro depende de su estado, metabolismo y nivel de actividad. Contrólale el peso a tu peludo y combate el sobrepeso a tiempo. Para los premios puedes recurrir a snacks masticables secos que también sean buenos para los dientes. Además, asegúrate de que siempre tenga agua fresca a su disposición.

Actividades variadas

Las repeticiones interminables aburren al broholmer. Si se las pides, que no te extrañe quedarte solo/a porque el perro se ha cansado de jueguecitos. Los ejemplares adultos son buenos compañeros para salir a correr, montar a caballo o montar en bicicleta a ritmo moderado. Les gusta poner a prueba su buen sentido del olfato en tareas complicadas. Además, puedes apuntar a tu peludo a una formación para perros de salvamento para fomentar sus talentos. Este perro no necesita una acción excesiva y también disfruta de tardes tranquilas en el jardín o en el salón. Lo importante es que su persona de referencia le haga compañía. Tampoco deben faltarle paseos diarios largos. Un ejercicio moderado regular contribuye en gran medida a la salud del broholmer.

¿Encaja conmigo?

El broholmer encaja contigo si tienes experiencia con perros y puedes ofrecerle espacio y un vínculo familiar estrecho. No es apto para vivir en la ciudad y la mayoría de pisos son demasiado pequeños para un perro de este tamaño e inclinaciones. Tampoco debe subir escaleras, especialmente de cachorro, por lo que es mejor que vivas en un bajo. Aunque necesita un vínculo estrecho y no le gusta estar solo, no hace falta entretenerlo constantemente. Se lleva bien con los niños, pero puede costarle controlar su fuerza como es debido. Por eso, tenlo vigilado cuando esté con los niños. También puede llevarse bien con otros animales domésticos, aunque lo ideal es que ya conociera otras especies de cachorro.

Antes de tomar la decisión, piensa en los gastos en los que incurrirás. Estos incluyen el seguro de responsabilidad civil, los gastos veterinarios, que se disparan en caso de enfermedad, y la comida. Piensa que un alimento de calidad para un perro de 60 kg puede salir bastante caro. En general, tener un perro grande suele ser más caro que uno pequeño. También deberás pensar en quién se ocupará de él cuando te vayas de vacaciones o te pongas enfermo/a.

Antes de la llegada

Antes de que llegue el perro a casa, debes prepararlo todo para su llegada, incluido el equipamiento básico. Compra un arnés o collar para su tamaño actual y una correa. Puede que también quieras comprar una correa de rastreo para el adiestramiento. Asimismo, deberás comprar comederos y bebederos de un tamaño adecuado. Para perros de razas grandes van muy bien los de altura regulable, que se adaptan al tamaño del perro. Así, puede comer en ellos tanto un broholmer cachorro como uno adulto.

Tu peludo también necesitará un lugar de descanso cómodo, ya sea un cojín o una cesta. Además, los viajes en coche deben ser seguros a la par que cómodos. Elige un transportín en forma de caja grande o una rejilla para el maletero. El coche en sí debe ofrecer suficiente espacio para el viaje. Piensa en esto si tienes un coche deportivo pequeño. También es recomendable comprar una manta para proteger el coche. Cómprale juguetes para que se divierta. Poco a poco descubrirás qué es lo que más le gusta, ¡la selección es infinita! Por último, un cepillo, un champú suave para perros, una pinza quitagarrapatas y un cortaúñas son utensilios de cuidado prácticos.

Broholmer © Magnus Pomm / stock.adobe.com

¿Dónde puedo encontrarlo?

¿Te has decidido por el broholmer y puedes ofrecerle todo lo que necesita para ser feliz? ¡Estupendo! Sin embargo, quien quiera tener este perro debe tener paciencia, sobre todo si vive fuera de Dinamarca. La demanda suele ser mayor que la oferta y es normal que haya listas de espera para conseguir un cachorro. Hoy en día también hay algunos criadores en otros países, sobre todo en Alemania. El requisito para comprar un cachorro es que el criador pertenezca a una asociación de broholmer. Por desgracia, hay vendedores irresponsables que se benefician de la alta demanda y ofrecen supuestos cachorros de broholmer criados fuera del amparo de asociaciones y sin el pedigrí correspondiente. Aquí no hay ni rastro de las estrictas condiciones fijadas para la cría de esta raza.

Por ejemplo, para criar estos perros como es debido, aparte de las pruebas médicas, también se realizan ejercicios en el contexto de una descripción mental. Aquí se trata de examinar el comportamiento del perro en situaciones cotidianas. Un ejemplo podría ser un ciclista que se acerca tocando el timbre por detrás. Los amantes de la raza deberían preferir la espera que caer en alternativas poco serias. Estos vendedores están más pendientes del beneficio económico que del bienestar del perro y la salud de la raza. Ojo: no te confundas con el gran danés. ¡Solo un broholmer es un broholmer! Acude a una asociación de broholmer en Dinamarca o a los clubes correspondientes en tu país.

Debido a la baja distribución de la raza, la probabilidad de encontrar un perro adulto en la protectora es bajísima. También puedes acudir a una asociación especializada y ver si tienes suerte. Sin embargo, en las protectoras también hay muchos dogos mestizos que, por el motivo que sea, han perdido su hogar. Estos perros son difíciles de dar en adopción debido a su tamaño. ¡Quién sabe! Igual te enamoras de uno de estos peludos sin pedigrí, pero con mucho encanto.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.