Schnauzer

Schnauzer

El schnauzer, también conocido como schnauzer mediano o estándar, es un perro mediano con un bigote característico y cejas pobladas. Su temperamento activo y su notable calma interior lo convierten en un compañero polifacético y seguro de sí mismo.

Carácter

En la familia de los schnauzer, que también engloba al gigante y al miniatura, el mediano representa el arquetipo. A pesar de la larga historia de la raza y de su gran popularidad, sobre todo en su patria Alemania, ha conservado su aspecto rústico y carácter auténtico hasta hoy.

Un perro polifacético

El perro schnauzer tiene una fuerte personalidad con muchas características aparentemente contradictorias. Es extremadamente dinámico, pero sereno por dentro; es apegado, pero también obstinado; y es valiente y atento, pero también juguetón. Esta versatilidad lo convierte en un perro todoterreno capaz de adaptarse a cualquier situación. Se siente bien ejerciendo el papel de perro familiar fiel, pero también de guardián intrépido o perro de trabajo incansable. El requisito es que tenga un cuidador superior a su lado que sepa abordar correctamente sus diferentes características.

Deportista, compañero de juegos y cabezota

Los cuidadores de schnauzer deben ser conscientes de que su perro, por naturaleza, es muy dinámico y resistente. Por eso, no deben faltarle amplios paseos o cursos en una escuela de deportes caninos. Los perros que no se desfogan lo suficiente suelen desarrollar comportamientos indeseados. Debido a su marcada seguridad en sí mismo e inteligencia, algunos schnauzer tienden a ser dominantes y asumir el mando si tienen la sensación de que su cuidador no tiene la situación bajo control. Si el cuidador sabe entretenerlo tanto física como mentalmente y lo guía con cariño, pero también con perseverancia, el perro lo seguirá de buena gana. Con una tenencia y un adiestramiento correctos, los schnauzer son muy apegados, obedientes y fieles a su familia.

Perro de compañía atento

Los schnauzer aman a sus humanos y les gusta mucho estar con ellos. Con los niños, estos perros bondadosos y juguetones se entienden muy bien. Por lo tanto, sobra decir que estos sociales peludos no pueden quedarse mucho tiempo solos ni vivir en una perrera. Gracias a su gran capacidad de vigilancia y a su desconfianza sana ante personas y situaciones desconocidas, no solo son perros de compañía ideales, sino también excelentes guardianes. Defenderían a sus humanos con valentía en caso de peligro, pero nunca muestran una agresividad ni un nerviosismo exagerados.

Schnauzer

Aspecto

Las características más notables del schnauzer son, sin lugar a dudas, sus cejas pobladas y su gran bigote. Particularmente el pelo áspero lo diferencia del pinscher alemán, a cuya raza pertenecía el schnauzer originalmente. Según el estándar, la capa externa de pelo duro y nervudo, con un subpelo tupido, debe ser de color negro puro o sal y pimienta. Se admiten matices de gris acerado oscuro hasta gris plata. Todas las variantes deben presentar una máscara oscura en armonía con el color del pelo que subraye la expresión del schnauzer.

Diferencias respecto al schnauzer enano y gigante

Como su nombre indica, la raza de perro schnauzer mediano pertenece a las razas medianas. Alcanza una altura de cruz de 40-50 cm y pesa entre 14 y 20 kg. El tamaño es el criterio de distinción principal entre los schnauzer enano, mediano y gigante, que son muy similares en cuanto al carácter. El schnauzer mediano o estándar es el que más se ajusta a la forma original y no ha cambiado mucho a lo largo de la historia de la raza. Aunque se modificaron ligeramente el peinado, el color y la forma de la cabeza y el lomo, conservó su aspecto rústico auténtico.

Ser rústico y despreocupado de constitución robusta

El exterior rústico del pinscher de pelo áspero, como se denominó al principio, se lo debe sobre todo a su pelo duro, áspero y moderadamente largo, que no debe ser hirsuto ni ondulado. Cuenta con una constitución compacta, cuadrada y musculosa y un cráneo fuerte y alargado. Las orejas, dobladas y en forma de V, son altas y caídas. Hoy día es típico su lomo descendente con una cola de altura media en forma de sable o de hoz.

Historia

El schnauzer, originalmente la variante de pelo áspero del pinscher, surgió en el sur de Alemania hace al menos 500 años. Lo llamaban ratonero porque mantenía a las ratas, ratones y otras alimañas alejados de los establos y graneros. Pero este perro robusto y valiente no solo hacía huir a los roedores con sus fuertes ladridos, sino también a los ladrones que se acercaban a la granja. Así, este pinscher de establo eficaz y polifacético se encontraba en casi cualquier lugar del sur de Alemania en el siglo XIX.  Su gran resistencia, su vigilancia y su estrecho vínculo con los caballos, con los que el pinscher se siente a gusto, le valieron otro cometido: custodiar a los viajeros. Acompañaba a los carruajes durante días en sus largos caminos por praderas y bosques y los protegía de los asaltos. A menudo le bastaba con ladrar para ahuyentar a los atacantes.

Schnauzer

De pinscher de establo a perro de raza

El salto de pinscher de establo a raza de perro reconocida se lo debe principalmente al criador Max Hartenstein de Wurtemberg, quien empezó a criar el schnauzer en 1882.  En 1895 se fundó el primer club de la raza en Nordhausen, dedicado a todas las variantes de pinscher. Los denominaba pinscher de pelo liso (pinscher alemán actual) o de pelo áspero (schnauzer actual), según la naturaleza del pelo. A petición del club del schnauzer de Baviera, fundado en Múnich en 1907, se separaron ambas razas y se dio al perro de pelo áspero su nombre actual schnauzer. Para diferenciarlo de su hermano mayor, el schnauzer gigante, y pequeño, el schnauzer enano, también lo llamaban schnauzer mediano.

A pesar de su reconocimiento como raza independiente, los schnauzer y pinscher se siguen presentando juntos en la asociación alemana Pinscher-Schnauzer-Klub 1895 e.V., que también es responsable del estándar de la FCI. En la Federación Cinológica Internacional (FCI) existen estándares de raza diferentes para las tres variantes (schnauzer enano, mediano y gigante). El schnauzer mediano lleva el número de estándar 182 y pertenece al grupo 2, sección 1 (perros tipo pinscher y schnauzer). Este perro gozaba de gran popularidad al principio, pero en los años 30 se vio destronado por el schnauzer gigante. Después de la Segunda Guerra Mundial, fue el schnauzer enano el que adquirió gran fama.

Cría y salud

Hay algunos criadores de dudosa reputación, especialmente en EE. UU., que dotaron al schnauzer enano de peinados arriesgados, degradándolo a la categoría de perro de exhibición. El schnauzer mediano, en cambio, se ha librado mayoritariamente de estas tendencias de cría. Para la mayoría de criadores de schnauzer, el carácter sólido y la buena salud del perro son lo principal. Así, se ha conservado el arquetipo de schnauzer, caracterizado por su exterior rústico, su resistencia y su serenidad interior.

Huye de los lindos cachorros y las gangas

A pesar de todo, siempre hay ovejas negras entre los criadores de schnauzer cuyo único propósito es conseguir un aspecto extravagante e ingresos rápidos, en vez de salud y un carácter sólido. Si estás pensando en comprarte un schnauzer, examina la lista de criadores detenidamente. Tacha de la lista a los que ofrecen sus cachorros sin documentación, seducen con fotos de bonitos cachorros por internet o los venden a precio de ganga sin preocuparse de en qué manos caen. Estos criadores no son una buena elección si quieres acoger en tu familia a un perro sano y sociable.

¿Cómo encuentro al criador de schnauzer correcto?

Un buen comienzo es acudir a una asociación oficial de la raza de tu zona. Aquí obtendrás información sobre criadores registrados, el estado de los cachorros y aspectos generales sobre la raza. Como los schnauzer tienen un gran repertorio de características, el énfasis de la cría puede variar de criador a criador. Mientras que uno prefiere conservar un perro de trabajo perseverante y robusto, otros se concentran más en las características sociales y familiares de la raza, como la bondad y la disposición para aprender. Antes de comprar un cachorro, debes estar seguro de qué expectativas tienes y si estas se corresponden con las del criador.

Otros indicios de que un criador es serio:

  • Te recibe en casa y te muestra de buena gana su criadero y a la madre de los cachorros. Los cachorros ya nacidos no se suelen enseñar en la primera visita. Esto es así para evitar compras precipitadas al ver a los lindos animalitos.
  • Cumple las prescripciones de cría oficiales y posee toda la documentación necesaria con el logotipo oficial de la FCI. Además, ha emprendido todas las medidas sanitarias con sus perros y, en caso necesario, les ha realizado otras pruebas voluntariamente. Todos los perros están vacunados y tienen chip.
  • Te pregunta ampliamente sobre tu situación y comprueba si eres un buen candidato para cuidar de un perro schnauzer. Esto incluye, p. ej., preguntas sobre tu familia, tu trabajo, tu salud y tu lugar de residencia. Además, querrá saber si estás familiarizado con la raza y sus requisitos de tenencia.
  • Nunca intentará endosarte a sus cachorros. Los criadores responsables, que crían por amor a la raza, quieren que sus cachorros estén en buenas manos.
Schnauzer

¿Por qué un perro de raza?

Una clara ventaja de los perros de raza de criadores serios es la salud. Las pruebas médicas exhaustivas antes de utilizar a los animales de cría reducen el riesgo de enfermedades hereditarias. Así pues, la raza de perro schnauzer sigue siendo una raza sana y robusta sin problemas de salud graves.

Salud del schnauzer

¿Qué enfermedades son típicas de la raza?

Como todas las razas medianas y grandes, el schnauzer mediano también puede sufrir la temida displasia de cadera. Por eso, un examen de las caderas es obligatorio para todos los animales de cría. Asimismo, los schnauzer parecen ser propensos a tumores, p. ej., en los dedos de las patas traseras o la mucosa bucal. También se conocen casos de atrofia progresiva de retina (PRA) y enfermedades cardíacas. Además, la castración no se debe hacer en esta raza si no es necesario por motivos de salud. Después de la intervención, un promedio alto de perros sufre sobrepeso e incontinencia.

Alimentación del schnauzer

Descubre nuestra selección de comida especial para schnauzer.

Obviamente, la salud de un schnauzer no solo depende de si procede de una cría seria. Como cuidador, también tú puedes influir en gran medida en la salud del animal. Además de una tenencia acorde a la especie, esto también incluye una alimentación sana y equilibrada que le aporte todos los nutrientes importantes y refuerce su vitalidad. Qué nutrientes necesita es algo que depende menos de la raza que de la edad, la actividad y el peso.  Los cachorros o perros en edad de crecimiento necesitan un pienso diferente al de los perros adultos y mayores. Estos últimos son más tranquilos y se mueven menos. Por eso, necesitan una composición distinta a la de los perros adultos, que se pasan varias horas jugando.

¿Cuánta comida necesita el perro schnauzer?

Como valor orientativo, se pueden calcular unos 15 g de carne, 7,5 g de verduras y 7,5 g de arroz por kilo de peso corporal. Por lo tanto, un schnauzer de 15 kg necesitaría unos 230 g de carne al día. Aunque el perro te pida más comida con insistencia, cíñete a las cantidades recomendadas por el criador o el veterinario. Con una alimentación incorrecta, algunos schnauzer con un apetito sano pueden desarrollar sobrepeso y los consiguientes problemas de salud graves. Sobre la pregunta de si darle pienso, comida húmeda, alimentos cocinados en casa o comida cruda, básicamente no hay restricciones. Todos los métodos de alimentación tienen ventajas e inconvenientes y, a fin de cuentas, dependen de tus creencias y posibilidades. En el caso de la comida húmeda, ten en cuenta que gran parte se quedará en el bigote del schnauzer.

Cuidados

El pelo duro y nervudo del schnauzer requiere los correspondientes cuidados. Hay que peinarle los gruesos pelos del bigote y el flequillo regularmente para eliminar suciedad y enredos. Si no, basta con esquilarlo dos o tres veces al año. Puedes aprender a hacerlo tú mismo con cursillos especiales o ir a una peluquería canina con experiencia.

¿El schnauzer es un perro adecuado para mí?

Los rasgos positivos, la buena salud y los mínimos cuidados del schnauzer lo convierten en un perro familiar muy popular. No obstante, antes de acoger a uno en tu familia, hay algunas cosas que debes tener claras. Los schnauzer son perros muy dinámicos y seguros de sí mismos, que pueden ser muy testarudos y pelearse fácilmente. Por eso, necesitan una socialización temprana y un adiestramiento perseverante, así como mucho ejercicio y entretenimiento para agotarse.

Tenencia y adiestramiento

Para tener un schnauzer hay que compartir sus ganas de hacer cosas. Hace falta ser deportista y disponer de suficiente tiempo para ofrecerle bastante actividad física. El agility, la obediencia y el mantrailing son estupendos para ejercitar física y mentalmente a este perro activo e inteligente. Si el schnauzer se mueve lo suficiente y hace bastante ejercicio, puedes tenerlo incluso en un piso de ciudad. Sin embargo, ten claro que es un perro muy atento que dará la alarma a voz en grito cada vez que perciba un ruido extraño. Con un adiestramiento específico puedes conseguir controlar esto y evitarte problemas con los vecinos.

Con una perseverancia cariñosa y paciencia se puede adiestrar bien a un schnauzer. Incluso sus ganas de pelea ocasionales se pueden prevenir con las directrices correctas. Los schnauzer siguen de buena gana a un líder con autoridad y son perros obedientes y fieles. Además, dan mucha alegría a la familia, ya sea en el sofá o en la naturaleza, haciendo deporte o actividades en común.

Nuestros artículos más útiles
11 min

Golden retriever

El golden retriever es un perro familiar de tamaño mediano y al que le encantan los niños: muy cercano a las personas y dócil, pero también requiere de cuidados del pelaje y muchas salidas al exterior.
11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
11 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? ¡No nos engañemos! El pinscher miniatura ―también conocido como pinscher mini, pin min, pinscher enano o Zwergpinscher― es un «gran» perro. Quien desee un adorable y tierno perrito faldero se equivoca con el pinscher mini. A pesar de su tamaño, a este perro familiar tan despierto le encanta la actividad y el deporte y, en muchos sentidos, mantendrá a sus dueños muy ocupados.