Manchester terrier

Manchester terrier

Typical Manchester Terrier in the spring garden

Este peludo de aspecto elegante es un perro de compañía maravilloso. Apenas pelecha, se lleva bien con los niños y es siempre fiel a su familia. Bueno, mientras ningún roedor despierte su instinto de caza innato.

Carácter

¿Ratas, ardillas, ratones o conejos? Si pudiera, el Manchester terrier los cazaría todos a la vez. Sin embargo, más que cazar, lo que ama este inglés es a su familia. Así pues, si está en buenas manos, está dispuesto a abandonar su pasión y sustituirla por otras actividades. No obstante, el requisito es un adiestramiento estricto, pero cariñoso, y una motivación positiva.

Perro listo y temperamental

Además de mucho afecto, este perro necesita tener la oportunidad de desfogarse de lo lindo. Para satisfacer su dinamismo y temperamento, lo ideal son los deportes caninos como el agility, la obediencia, el discdogging y el dog dancing. Estas actividades se le dan de maravilla no solo por su habilidad y rapidez, sino también por su inteligencia y ganas de aprender. Las actividades en común no solo le proporcionan suficiente ejercicio y entretenimiento, sino que también refuerzan vuestro vínculo.

¿Un terrier faldero?

Una vez ganada la confianza de este terrier, este se convierte en un amigo fiel de por vida. De hecho, puede convertirse en un auténtico perrito faldero pese a su origen de perro de trabajo y caza. Disfruta a tope de la cercanía física de la gente de su entorno. Mientras este contacto exista, se adaptará de buena gana a cualquier entorno. No importa si es un piso pequeño o grande o una casa en la ciudad o en el campo. Lo importante es que pueda salir mucho a correr y reciba amor a raudales.

¿Es apto para principiantes?

Su docilidad y apego a las personas convierten al Manchester terrier en un alumno estupendo que sigue las instrucciones de buena gana. Sin embargo, no hay que olvidar que es un perro muy orgulloso y, a veces, testarudo con ideas propias. No llegarás muy lejos con un no rotundo o una reprimenda física. No obstante, si conoces las normas básicas del adiestramiento canino y empleas el refuerzo positivo, no tendrás muchos problemas. Incluso podrás controlar su instinto de caza y su desconfianza a los desconocidos, a los que echa a ladridos. Solo necesitarás algo de habilidad y conocimientos. Para los principiantes, es muy recomendable acudir a una buena escuela canina.

Aspecto elegante

Pese a su constitución atlética, compacta y musculosa, el Manchester terrier rezuma elegancia. Esto se debe, en parte, al pelaje negro brillante con las claras marcas caoba en las patas y el morro. El pelo corto y liso resalta su cuerpo aerodinámico y sus músculos proporcionados. El Manchester terrier no parece ni demasiado fuerte ni demasiado delicado. Aunque posee una gran fuerza muscular y agilidad, tiene una constitución grácil. Esto lo diferencia del pinscher alemán, con el que comparte muchos rasgos físicos.

Manchester terrier © melounix / stock.adobe.com

Disociación del toy terrier inglés

Con una altura de cruz de 38-39 cm en las hembras y 40-41 cm en los machos, el Manchester terrier es una raza más bien pequeña. Según el sexo y el tamaño, puede pesar entre cinco y diez kilos. En EE. UU. y Canadá, el Manchester terrier se divide en las variedades toy y standard según su tamaño. El diminuto black and tan toy terrier, como también se llama a la raza, pesa solo entre 3 y 5 kg. En Inglaterra, su patria, también se clasifican en distintas razas por tamaños: el english toy terrier (de 2,7 a 3,2 kg) y el Manchester terrier (de 6,8 a 10 kg).

Ratero de Mánchester

El centro neurálgico de la cría estaba en la ciudad de Mánchester, a la que el perro debe su nombre. En las zonas portuarias de Liverpool y Mánchester se utilizaba principalmente como perro de trabajo. Gracias a su valor e instinto de caza, era un excelente ratero que mantenía las casas libres de ratas y otros roedores. De esta tarea surgieron los llamados rat pits, que se convirtieron en una especie de entretenimiento popular. Se trataba de hacer importantes apuestas por los perros que consiguieran matar el máximo de ratas en un tiempo definido.

Historia con altibajos

El Manchester terrier se convirtió en un perro de exhibición y compañía principalmente cuando se reforzaron sus rasgos distinguidos al cruzarlo con el antiguo terrier inglés blanco, el whippet y el galgo italiano. Pese a su elegante aspecto y sus fabulosas cualidades de perro fiel y cazador intrépido, estuvo mucho tiempo a la cola de otros terriers en cuanto a popularidad. La discusión sobre la amputación de las orejas y la Segunda Guerra Mundial hicieron que casi cayera en el olvido. La raza sobrevivió y recuperó su popularidad rápidamente gracias al British Manchester Terrier Club, fundado en 1937.

Salud y enfermedades típicas de la raza

Pese a su larga historia, el Manchester terrier conservó su buena constitución física. Hoy en día, esta raza goza de una salud de hierro. Con unas pocas excepciones, no se le conocen enfermedades típicas. Una de estas excepciones es la enfermedad de von Willebrand tipo 1, que también afecta a las personas. Esta patología viene provocada por un defecto genético que causa problemas de coagulación en la sangre. Las consecuencias de esta enfermedad incurable pueden ser hemorragias nasales y gingivales, hemorragias más largas tras una herida u operación o sangre en las heces. Sin embargo, existen medicamentos y tratamientos que pueden reducir los riesgos asociados antes de una operación. Además, el Manchester terrier es muy propenso a problemas renales y al entropión.

Compra

La mejor protección contra las enfermedades, como con todos los perros de raza, es una cría seria y responsable. Esta excluye estrictamente a los animales enfermos o con taras hereditarias de la cría. Si te interesa el Manchester terrier, debes pedirle al criador los resultados de las pruebas de salud. El análisis de sangre de ADN debe mostrar que los padres y los cachorros no están afectados por el tipo 1 del defecto de von Willebrand. Si el criador no puede presentarte estos resultados, es mejor que no le compres un cachorro. Además, ve con cuidado si el criador intenta venderte el cachorro sin documentación por un precio ridículo (menos de 800 euros). Los criadores serios no pueden permitirse estos precios irrisorios en vista de los altos costes de las pruebas y vacunas.

Alimentación

Lógicamente, la salud de tu peludo no solo depende del criador al que se lo compres. Como cuidador/a, tú también puedes contribuir en gran medida a que tu Manchester terrier esté sano y vital. En primerísimo lugar se encuentra la alimentación del perro. Aunque los terriers son omnívoros, necesitan un alimento sano y equilibrado que les proporcione todos los nutrientes importantes. Su demanda varía en función de la edad, el peso, el nivel de actividad y el estado de salud. El veterinario puede calcular esta demanda con precisión. Un perro adulto sano necesita alrededor de 100 g de carne y 100 g de verduras. No excedas la ración diaria recomendada por el veterinario o el criador. Aunque el perro te implore con ojos tristes, limítate a darle dos raciones al día.

Manchester terrier © Ricant Images / stock.adobe.com

Problemas de salud por una alimentación incorrecta

El buen apetito de algunos ejemplares se traduce en sobrepeso, que, a su vez, puede provocar numerosos problemas de salud. Modérate con el arroz y la patata, que pueden causar problemas de piel y pelaje, así como desórdenes gastrointestinales. Además, muchos problemas renales se deben a la ingesta excesiva de cereales. Si le das pienso, asegúrate de que sea de buena calidad y de que la composición esté clara. En esta no deben figurar cereales, azúcar, conservantes químicos ni potenciadores del sabor artificiales. La alimentación cruda (barf), que tan de moda está, también es posible con el Manchester terrier. Eso sí, debes prestar atención a la buena calidad y a la composición adecuada del alimento.

Cuidados

Los cuidados del Manchester terrier son bastante sencillos. Su pelo corto y liso apenas pelecha y no requiere ni corte ni trimming. En general, basta con pasarle un paño húmedo para limpiarlo después de un paseo con lluvia y barro. Eso sí, conviene cepillarlo una o dos veces por semana para eliminar los pelos muertos y mantener el brillo. También conviene quitarle de vez en cuando los pelos que crecen entre las almohadillas. Como con todos los perros, hay que examinarle las uñas, dientes y oídos regularmente, aparte del cuidado del pelaje. Si es necesario, límpiale estas zonas o córtale las uñas.

Tenencia

Gracias a su pelo fácil de cuidar que apenas pelecha, este perro es ideal incluso para alérgicos. Además, se adapta a casi cualquier situación vital. Así pues, el Manchester terrier puede vivir en un piso pequeño de ciudad, siempre que lo saques regularmente a desfogarse. Lógicamente, una casa con jardín vallado es perfecta para un perro tan dinámico. Sin embargo, el jardín no puede sustituir los paseos por la naturaleza. Quien quiera tener un Manchester terrier deberá compartir con él las ganas de moverse y hacer deporte.

¿Cuánto tiempo hay que dedicarle?

Para que tu perro se desfogue como es debido y esté estimulado física y mentalmente, necesita bastante tiempo. Las personas que trabajan a tiempo completo no son buenas candidatas para tener un perro tan temperamental. Aunque sea muy fácil de cuidar, el Manchester terrier requiere muchas atenciones. Así pues, no pueden faltarle las excursiones por la naturaleza, los paseos variados ni los deportes caninos.

¿Es recomendable llevarlo a una escuela canina?

Para los principiantes, en particular, asistir a una escuela canina es obligatorio. Al fin y al cabo, no hay que subestimar la testarudez ni el instinto de caza de este inteligente perro. Cuando elijas la escuela, fíjate en la experiencia del adiestrador y en que el grupo de perros sea razonable. Tú y tu perro debéis estar a gusto en la escuela y disfrutar de las sesiones.

Compañero de juegos y deporte

Si le regalas muchas atenciones, le ofreces ejercicio y entretenimiento, entiendes sus particularidades y lo adiestras desde el principio con disciplina, el Manchester terrier se convertirá en un compañero fiel y ameno. No solo es un compañero de juegos cariñoso para los niños y un deportista resistente. También es un perro guardián intrépido que siempre estará alerta para que no les pase nada a sus seres queridos.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.