Perro hokkaido

Perro hokkaido

El perro hokkaido es una de las razas más famosas y codiciadas en Japón.

El perro hokkaido, también llamado ainu inu, se tiene en Japón tradicionalmente como perro de caza. Sin embargo, su valentía, agudeza e instinto protector también lo convierten en un perro guardián excelente. En cambio, como perro familiar solo es apto hasta cierto punto.

Carácter

El perro hokkaido es el típico perro de una sola persona que solo sirve al líder de su manada. Aunque acepta y protege a los demás miembros de la familia, tiende a ignorar sus órdenes. Es responsabilidad del cuidador/a fijar las normas de convivencia y transmitirle sus deseos con cariño y aplomo, como con cualquier perro. No obstante, debido a su testarudez y tendencia a la dominancia, este perro es todo un desafío, incluso para expertos. Por lo tanto, solo debe estar en manos de gente con experiencia.

Sensiblero fiel con sentido de justicia

Sin embargo, la experiencia no es lo único que requiere el adiestramiento y la educación del perro hokkaido. También se necesita una buena dosis de tacto. Este es un perro extremadamente sensible que se encabezona enseguida si siente que lo están tratando injustamente. Aunque suele ser muy tranquilo, en ciertas situaciones podría enfurecerse y plantarle cara al cuidador/a. Esto puede pasar, por ejemplo, si los niños de la familia no le muestran el respeto que merece. El perro hokkaido no quiere que lo maltraten como un peluche ni como un juguete. Si estas normas quedan claras desde el principio, congeniará estupendamente con los niños y los protegerá fielmente, aunque con seriedad.

Reserva distinguida ante los desconocidos

Los ladridos de excitación y los meneos de cola exaltados no se corresponden con su naturaleza seria. Por eso, ante los desconocidos muestra una gran reserva, dando una impresión casi noble y aristocrática. Sin embargo, tiene un excelente sentido de la observación y valor suficiente para intervenir rápidamente en caso de peligro. El perro hokkaido es de todo menos miedoso. Por tanto, para evitar la agresividad, el cuidador/a debe hacerle entender desde el principio que lo tiene todo bajo control. Los perros necesitan confianza en la soberanía del líder de la manada para someterse a él. En el caso de un perro tan dominante como este, aún más.

De todo, menos blandengue

Pese a su naturaleza distinguida, el perro hokkaido es un amante de la naturaleza al que no afectan ni el frío gélido ni las nevadas intensas. Le encanta la naturaleza y disfruta trabajando con cualquier condición meteorológica. En general, es muy resistente y ágil. Ni siquiera las largas distancias lo cansan. Si un día se aleja mucho, por ejemplo, cazando, encuentra el camino de vuelta gracias a su buen sentido de la orientación.

Aspecto

La marcha vivaracha y ligera del perro hokkaido revela lo ágil y rápido que es. Su musculatura desarrollada, cuyos contornos son bien visibles, hace gala de una enorme fuerza y resistencia. Además, tiene una estructura ósea robusta y un cuerpo mediano bien proporcionado. Su pelaje también es resistente y está compuesto por una capa externa de pelos rectos y un subpelo denso.

A nivel estético, se parece al akita inu, también japonés. El hokkaido tiene una cabeza ancha con ojos pequeños y oscuros, y orejas erguidas, triangulares e inclinadas hacia delante. La cola peluda la lleva enroscada o doblada sobre el lomo.

Tamaño y peso

El perro hokkaido es de tamaño mediano, con una altura de entre 45,5 y 51,5 cm. Con ello, es algo más pequeño que el akita. El estándar no estipula el peso, pero este siempre debe ser proporcionado respecto al tamaño.

El pelaje puede ser de los colores siguientes:

  • Atigrado
  • Rojo
  • Negro
  • Blanco
  • Sésamo (rojo-leonado con puntas negras)
  • Negro-fuego

La trufa suele ser negra, pero los ejemplares blancos la tienen de color carne. Además, hay algunos que tienen la lengua negra azulada, una característica que podría sugerir un parentesco lejano con el chow chow.

Perro hokkaido © Happy monkey / stock.adobe.com
El perro hokkaido es una raza exigente que necesita mucho ejercicio y entretenimiento.

Historia

Este perro debe su nombre a la isla japonesa de Hokkaido, al norte de la isla principal Honshu. Además, el nombre ainu inu hace referencia al origen de la raza. Las primeras personas que tuvieron al perro hokkaido pertenecían al pueblo de los ainus. Estos se asentaron en Hokkaido hace más de 3000 años y llevaron consigo perros de este tipo. Se trataba de una región inhóspita, ubicada a 1000 metros de altitud, donde las personas y los perros tuvieron que tomar las riendas de su vida.

Los animales ayudaban a los hombres en la caza de osos y caza mayor, así como en la pesca. Acechaban a los grandes osos, los perseguían y los mantenían en jaque hasta que llegaba el cazador. La caza de osos era más que un simple aprovisionamiento de alimento. De hecho, los ainus la veían como una especie de ritual y practicaban un auténtico culto a los osos. Además, veneraban a los valientes perros que se medían con estos enormes animales.

Monumento natural raro

El perro hokkaido es una de las razas más antiguas del mundo asiático y forma parte del legado cultural de la isla japonesa. En 1937 lo declararon monumento natural y, desde entonces, está reconocido y protegido como raza.

Debido a la inaccesibilidad de las regiones isleñas, los perros conservaron su sangre pura durante siglos. A diferencia del akita inu o del shiba inu, que llegaron a Europa hace mucho tiempo, el perro hokkaido sigue siendo una raza muy difícil de encontrar fuera de su patria.

Adopción

¿Dónde lo consigo?

Si te interesa esta raza, sé consciente de que la búsqueda de criadores y la espera pueden ser muy largas. No es raro que haya que viajar al extranjero para cumplir el sueño de tener un perro hokkaido auténtico. A esto se añade que apenas hay clubes de la raza en Europa que puedan ayudarte a encontrar criadores. No obstante, hay algunos amantes de la raza que se han consagrado a su cría en Dinamarca, los Países Bajos, Francia, Estonia, Alemania y Suiza.

Cómo identificar a un criador adecuado

Una vez encontrado un criador, es normal que sientas el deseo de aprovechar la oportunidad enseguida. Sin embargo, comprar un perro no es como comprarse unos zapatos, y menos un perro hokkaido. Primero debes aclarar varias cuestiones, y no solo si eres apto/a para tener este exigente perro de caza. También debes reflexionar bien sobre si el propio criador es adecuado. Además de la sensación que te dé, los hechos también son importantes. ¿Cuánta experiencia tiene? ¿Sigue las normas del estándar de la FCI? ¿Cómo selecciona a los animales de cría? ¿Los cachorros están vacunados y cuentan con la documentación prescrita? ¿La tabla genealógica certifica que los animales están sanos y que no ha habido cría consanguínea?

Salud

En efecto, una cría consanguínea en la cría europea del perro Hokkaido no se puede descartar. El motivo es que, debido a la rareza de esta raza, hay muy pocos perros con los que trabajar. Por lo tanto, existe el peligro real de que los perros nazcan con enfermedades hereditarias. En cualquier caso, vale la pena echar un vistazo a la tabla genealógica para evitar sorpresas desagradables. Aparte del problema de la cría consanguínea, estos perros son muy robustos y resistentes a las enfermedades caninas típicas. La esperanza de vida de un ejemplar sano es de entre nueve y quince años.

Alimentación del perro hokkaido

Aparte de un buen material genético, la alimentación influye en gran medida en la salud del perro. Como descendientes del lobo, los perros son carnívoros, y el perro hokkaido no es ninguna excepción. De hecho, a este perro le gusta mucho el pescado. En Japón sigue utilizándose para la pesca y captura los salmones con gran habilidad y capacidad de reacción de camino a las zonas de desove. De los peces capturados, primero come él y no se desprende de ellos hasta que está saciado. Por eso, esta predilección por el pescado no siempre está bien vista en su patria.

Descubre nuestra selección de comida para perros en la tienda online de zooplus

Peso perfecto

Básicamente, la cantidad de comida debe basarse en la demanda y el peso del perro. Aunque el estándar no especifica el peso ideal, este siempre debe ser proporcionado a su tamaño. La figura fuerte y atlética del perro de hokkaido debe poderse percibir claramente. ¿Notas las costillas a través del denso pelo sin tener que buscar mucho? En ese caso, probablemente esté en su peso. En cambio, si la capa de grasa que cubre las costillas no te permite palpar los huesos, seguramente tenga sobrepeso. En este caso, debe adelgazar para evitar consecuencias físicas negativas. Por el contrario, tu perro está demasiado delgado si se le ven las costillas desde lejos sin tener que palparlas.

Cantidad diaria

La cantidad de comida que debe comer un perro no solo depende de su peso. La edad, el estado de salud y el nivel de actividad también influyen considerablemente en su demanda energética y nutricional. En general, la cantidad diaria de un perro hokkaido adulto es de unos 300 g de carne o pescado, 140 g de verduras y 100 g de arroz o pasta. Divide esta cantidad en dos tomas al día y no le pongas más comida a su libre disposición entre ellas. También debes moderarte con las chucherías e incluirlas en el cálculo diario. En cambio, el perro ha de tener agua fresca disponible en todo momento.

Cuidados

El pelaje del perro hokkaido se debe cepillar suavemente de forma regular, unas dos o tres veces por semana. Durante el periodo de muda deberás cepillárselo a diario para eliminar los pelos muertos. Además, conviene limpiarle los oídos y dientes una o dos veces por semana. Para evitar heridas, también hay que cortarle las uñas periódicamente. En cambio, casi nunca hará falta que lo bañes. En primer lugar, ya se bañará él mismo en ríos o lagos de buena gana. En segundo lugar, este es un perro muy limpio por naturaleza. Finalmente, no conviene atacar la barrera protectora de la piel con baños demasiado frecuentes y champú canino.

¿Estás preparado/a para tenerlo?

Más importante aún que la cuestión de la alimentación y los cuidados es si el cuidador/a es capaz de satisfacer sus requisitos. Sin duda, el perro hokkaido es una de las razas más exigentes que hay y no es feliz con un piso pequeño de ciudad y un par de vueltas a la manzana al día. Necesita muchísimo ejercicio y entretenimiento. Por lo tanto, si no lo utilizas para la caza, deberás proporcionarle suficientes alternativas. No deben faltarle excursiones por la naturaleza rematadas con baños en arroyos o lagos o bien tareas variadas y divertidas.

Es evidente que un perro como este no debe vivir en un piso de ciudad. Lo mejor para él es vivir en la naturaleza. Un terreno en el campo o, aún mejor, en las montañas con un jardín grande es básico para tenerlo. No obstante, este no es ni de lejos el único requisito. También se necesita mucho tiempo libre y la disposición a dedicarse íntegramente a este perro tan encantador a la par que complicado.

Lee también nuestro artículo Adoptar un cachorro: consejos y equipamiento

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.