Galgo español

galgo español

El galgo español es una raza de perros muy extendida en España que a menudo participa en carreras de perros. Pero este manso cuadrúpedo es también ideal como perro de familia.

Aspecto

Debido a la amplia gama de colores y a la variante con pelo áspero, muchos dicen que el galgo español es un cruce de lebreles (aunque de estos hay muchos, más adelante hablaremos sobre ello). Según el estándar, el galgo, al igual que todos los lebreles, es de piernas largas y muy delgado. Esto quiere decir que, con una altura a la cruz desde 60 centímetros hasta un máximo de 70 centímetros, tiene un peso de unos 25 kilos. La cabeza es alargada y estrecha, tiene el pecho amplio y el vientre muy recogido. La cola es larga y le llega hasta el tobillo, las patas traseras son musculosas, bien marcadas y perpendiculares al suelo.

Además de la variante de pelo corto hay otra de pelo semilargo con pelaje áspero, cejas tupidas, algo de barba y tupé en la cabeza. Están permitidos todos los colores, aunque se priorizan las variantes atigradas oscuras y los galgos negros.

Origen

Esta raza procede de los lebreles de los celtas, que, desde el año 600 antes de Cristo, ayudaban en la caza. Fueron los celtas quienes, más tarde, la introdujeron en España, donde, después de la conquista de la península ibérica por los romanos, se le llamó canis gallicus, es decir, perro galo, de ahí proviene el nombre galgo. Durante el reinado de los moros, el sloughi y el podenco ibicenco influyeron en gran medida en el desarrollo del galgo español. En el noroeste de España, este perro se empleaba sobre todo para la caza. Estos perros robustos persiguen con persistencia a los animales silvestres, en su mayoría liebres y animales más grandes como jabalíes, en distancias más largas y en terrenos difíciles.

Entre el siglo XVI y XVIII se exportaron numerosos canes de España a Irlanda y Gran Bretaña, para cruzarlos con razas de la zona. El galgo español se considera el antecesor del greyhound. Este parentesco casi fue fatal para la raza: después de que se empezara a emplear menos para la caza y más para las carreras de galgos, los múltiples cruces con greyhounds casi ocasionaron la extinción de la raza.

Carácter

El galgo español tiene un corazón de oro: es muy amable con la gente y se lleva genial con sus semejantes. Es muy apegado a sus personas de referencia, pero sin ser demasiado pesado. En general tiene un carácter más bien cuidadoso. Según la impronta durante su desarrollo, se adapta muy bien, por lo que es un compañero ideal para personas deportistas. Así como es muy tranquilo y prudente dentro de casa, es veloz como una flecha cuando ve una posible presa. Así salen a la luz los instintos cazadores de siglos atrás, casi imposibles de frenar.

galgo español

Educación

El más bien reservado can deber ser educado siempre con suavidad y mucho refuerzo positivo. No es sumiso y tiene su propia cabeza, estas son cualidades que debes apreciar si quieres tener un galgo español. El vínculo con su humano es muy importante y es lo que más va a motivar al independiente peludo a obedecer. Sin embargo, esta obediencia no incluye hacer caso cuando ha visto a una posible presa. Es entonces cuando reaparecen los instintos primarios de la raza y desaparece antes de que puedas gritar «quieto». Aunque es útil practicar llamarlo en zonas donde no puede haber animales salvajes, es mejor que no le dejes suelto. En cuanto a la higiene, los cachorros galgos pueden tardar un poco más en aprender a hacer sus necesidades. Sé paciente, una vez aprenda lo que es importante, es fiable. Los ratos de juegos con otros cachorros y el entrenamiento en una escuela para perros son muy positivos para este cuadrúpedo, siempre y cuando los métodos de enseñanza sean suaves.

Salud

A pesar de la delicada complexión, los galgos son perros bastante resistentes. Apenas se conocen las disposiciones genéticas de ciertas enfermedades. Lo ideal es que tu veterinario ya tenga a otros lebreles como pacientes, pues los galgos, en comparación a otras razas de la especie, tienen un porcentaje de grasa corporal bastante inferior, alrededor de un 15 %. Como resultado, los anestésicos, que se depositan principalmente en la grasa corporal, afectan cada vez más los órganos y el torrente sanguíneo. Las anestesias por inhalación tienen un riesgo inferior y se recomiendan sobre todo para esta raza. Además, se debe procurar que se mantengan bien cálidos durante la fase de recuperación para que no se enfríen. El galgo español puede llegar a cumplir una media de 12 años.

Alimentación para el galgo español

La alimentación del galgo debe ser rica en proteína y baja en grasas. Un pienso de buena calidad para perros grandes es una opción perfecta para un galgo en desarrollo, pues es importante que la masa corporal de los perros jóvenes de esta raza no crezca con más rapidez que la estructura ósea. Pon especial atención a que la carne sea el primer ingrediente en la etiqueta y que no contenga cereales. Te aconsejamos que sirvas la comida de tu cuadrúpedo en un comedero regulable en altura, pues contribuye a reducir el riesgo de padecer la tan peligrosa torsión gástrica y garantiza una postura corporal relajada al comer. Asimismo, los descansos después de comer son importantes: ¡las actividades deportivas con el estómago lleno están prohibidas! Ofrécele a tu can snacks saludables como golosinas de carne, snacks para la higiene dental o, de vez en cuando, un hueso especial para morder u orejas de buey desecadas. Siempre debe haber agua fresca disponible.

Cuidados

El pelaje de los galgos no requiere de muchos cuidados, basta con cepillarlo cada pocos días, por ejemplo con un cepillo con púas de goma para eliminar el pelo muerto. Después de un paseo con lluvia debes secar a tu peludo, pues, debido a su baja grasa corporal, se enfría muy rápido. Examina a diario el pelo por si pudiera haber alguna garrapata, de ser así, usa unas pinzas quitagarrapatas para eliminarlas de inmediato. Debido a las orejas caídas y al clima cálido que se mantiene en ellas, es más fácil que se infecten. Por eso es importante que las inspecciones con regularidad y, si es necesario, las limpies con un limpiador auricular especial para perros. Si las uñas crecen demasiado puedes cortarlas con un cortaúñas para perros.

galgo español

Ejercicio

Este deportista perro necesita hacer mucho ejercicio. Sácalo a dar largos paseos a diario y si tienes un jardín vallado en el que pueda desfogarse sin peligros y jugar con otros semejantes, mucho mejor. Está claro que las carreras de galgos y salir a correr por el campo son oportunidades ideales para que este resistente perro cazador se agote. Dado que le gusta trabajar con sus humanos, según la personalidad del can, los deportes para perros como el agility o el mantrailing son opciones interesantes. Si a ti también te gusta practicar deporte, el canicross sería un buen entretenimiento para ambos. Eso sí, presta atención a que haya un equilibrio físico, pues un delicado lebrel no debería tirar de una persona que pese 100 kilos. De todos modos, el entrenamiento debe adaptarse siempre a la condición física del cuadrúpedo.

Para los cachorros y los perros aún en desarrollo, el deporte está prohibido, después de eso es necesario adaptar el entrenamiento poco a poco. Si tienes esto en cuenta, tu galgo puede incluso acompañarte a correr o en tus salidas en bici.

Tener un galgo español

Esta raza es ideal para familias deportistas que, además, tengan un jardín vallado y mucho tiempo. Se sobreentiende que a un perro tan sociable no se le debe tener encerrado en una perrera. En casa, después de haberse desfogado fuera, el galgo es tranquilo y mimoso. Se lleva muy bien con los niños, pero procura que tenga oportunidades para retirarse cuando la situación se vuelva muy ajetreada. Si tienes gatos, debes tener en cuenta que, en el fervor del momento, este gran perro de caza se olvida con rapidez de la educación recibida: tu gato o el del vecino pueden suponer una presa para él. Solo los galgos que han socializado con gatos desde cachorros pueden convivir con ellos, de lo contrario puede volverse peligroso para el felino. Esta raza es adecuada para personas experimentadas en la tenencia de perros, pues su educación requiere bastante conocimiento.

Antes de hacerte con un galgo, debes tener en cuenta los gastos que conlleva: la comida de buena calidad, las visitas al veterinario, un seguro de responsabilidad civil... En cuanto al equipamiento básico, es bueno que, antes de la llegada del peludo, te informes sobre collares o arneses especiales para lebreles: los accesorios normales para paseos a menudo se deslizan por el cuello del delgado can, pues tiene una cabeza muy estrecha. Además de una chaqueta para perros, que lo mantenga abrigado en invierno, así como un chubasquero, porque a estos perros les gusta el calor y la comodidad.

También deberías encargarte con antelación de encontrar a alguien que cuide de tu cuadrúpedo durante las vacaciones o en caso de enfermedad. Lo ideal es que tu galgo español conozca a su cuidador antes de las vacaciones o mejor si es un miembro de la familia o un amigo amante de los perros con quien sales a pasear de vez en cuando, pues los galgos suelen ser un poco cerrados con los desconocidos. Como consejo, llévalo contigo, cada vez hay más hoteles que permiten el alojamiento de familias con perros bien educados.

Encontrar un criador de galgo español

La mayoría de los galgos españoles siguen estando en España. Si quieres tener un cachorro de esta raza, acude a un criador serio, que trate a sus animales con cariño y que críe según el estándar de la raza. Evita los criaderos que ofrecen cachorros sin pedigrí o mestizos, pues de esta raza existen muchos. Por lo tanto, si eres un fanático de la raza, también deberías preocuparte por el bienestar animal asociado con ella: hay galgos y mestizos adultos en busca de un nuevo hogar.

Un galgo de una protectora

Lamentablemente en España hay un gran número de galgos que se tienen para la caza y, más adelante, cuando ya no son «útiles», son abandonados o sacrificados. Por eso en las protectoras de animales hay tantos de estos sociables perros que se han quedado sin hogar. Muchos de ellos son mestizos, que para nada son inferiores que sus parientes de raza pura. Lo mejor es que contactes con una protectora seria y reconocida si quieres tener uno de estos perros: muchos están esperando en hogares de acogida por toda Europa y ya han sido examinados para comprobar que no padecen enfermedades mediterráneas como la leishmaniasis.

Si adoptas desde el extranjero, asegúrate de que todo esté en regla e infórmate bien del estado de salud del cuadrúpedo. Si tienes todo organizado, adoptar a un galgo de una protectora es una oportunidad maravillosa para enriquecer tu vida y, al mismo tiempo, darle la oportunidad a un can de vivir una vida feliz. Lo mejor es intentar descubrir lo máximo posible sobre la historia del peludo para saber si tu experiencia con perros es suficiente. A la larga está claro que es importante cambiar nuestra consciencia para que estas sensibles criaturas no tengan que sufrir una disposición tan cruel.

Nuestros artículos más útiles
El inteligente y sofisticado border collie con su brillante pelaje es un perro de pastoreo...
La raza de perros más pequeña del mundo tiene una de las esperanzas de vida más largas y es adorada por muchos. El chihuahua es un perro de excesos, habita en los bolsos de Madonna, Britney Spears o Paris Hilton. Sin embargo, este perro de raza mexicano es mucho más que un perro faldero de lujo.