Perro cazador de alces sueco (jämthund)

Perro cazador de alces sueco (jämthund)

El jämthund también recibe los nombres perro cazador de alces sueco y elkhound sueco. Se considera perro nacional de Suecia y es un perro de caza fuerte y valiente muy apreciado. El mayor de todos los perros de caza nórdicos necesita mucho ejercicio y entretenimiento, así como un cuidador/a con experiencia que acepte su carácter independiente.

Carácter

La obediencia ciega no va con el carácter asertivo e independiente de este perro nórdico. Al fin y al cabo, el jämthund lleva milenios cazando alces, linces y osos con valor y autonomía. Aunque siempre mantiene el contacto con el cazador, no necesita sus órdenes porque es muy inteligente e independiente.

Fuerte personalidad con muchas habilidades

Si te interesa esta raza, debes ser consciente de que practicar ciertas órdenes puede requerir bastante esfuerzo. Con repeticiones monótonas, presión y violencia no conseguirás nada.

Sin embargo, si aceptas su carácter y sus ideas propias, y tienes las aptitudes necesarias para tratar con una personalidad tan fuerte, podrás conseguir que se convierta en un perro de trabajo y compañía versátil. Con imaginación, paciencia, perseverancia y tacto, este perro no solo puede ser un perro de caza polifacético. También puede devenir un perro de pastoreo, trineo, salvamento y guardián excelente.

Tenencia como perro familiar

El jämthund también es apto como perro familiar. La condición es que se respete su independencia y su necesidad de libertad. Es cariñoso, tranquilo, equilibrado y bueno con los niños. También suele aceptar a otros perros, gatos y otros animales domésticos después del correspondiente tiempo de adaptación.

Ante los desconocidos se muestra desconfiado por su instinto de vigilancia y protección natural. No obstante, no se pone nervioso ni agresivo. Sin embargo, no se le puede negar cierta tendencia a ladrar.

Aspecto

El jämthund no se gana tanto el respeto con los ladridos, sino con su aspecto lobuno y su estatura grande y fuerte. Alcanza una altura de cruz de entre 57 y 65 centímetros y un peso de unos 30 kilos. Con ello, es el más grande y pesado de los tres cazadores de alces reconocidos. También es el perro de caza nórdico más grande. En su larga historia, no solo se medía con lobos, linces y alces, sino también con osos adultos.

Historia

Hasta 1946, el jämthund y el cazador de alces noruego, más pequeño, se consideraban la misma raza. Aunque se registraban distintas variantes según la región, no había una delimitación clara, pese a la larga historia de los spitz escandinavos.

No fue hasta el final de la Segunda Guerra Mundial que los cinólogos concluyeron que las diferencias eran demasiado grandes. En 1946 se reconoció al jämthund como raza independiente y se redactó un nuevo estándar. Hoy en día, la FCI reconoce tres cazadores de alces:

Los tres están clasificados en el grupo 5 (perros tipo spitz y tipo primitivo), en la sección 2 (perros nórdicos de cacería).

Perro de caza con mucha experiencia

Pese al tardío reconocimiento como raza independiente, el origen del jämthund se remonta a mucho tiempo atrás. En la provincia central de Jämtland, que le dio su nombre, este tipo de perro se conoce desde hace milenios.

Los primeros colonos del norte y centro de Suecia tenían estos perros para cazar osos, alces, linces y lobos. Valoraban mucho su enorme perseverancia y fuerza física, con las que emprendía la búsqueda de presas con valor y autonomía.

Comportamiento de caza

Entre los círculos de cazadores, el jämthund está considerado como un perro levantador intrépido y enérgico. Puede trabajar como löshund, pero también como ledhund. Busca y persigue la presa en los densos bosques escandinavos y permanece en silencio hasta capturarla. En ese momento, indica al cazador que puede venir a dispararla mediante sus ladridos. En la cinegética alemana, este tipo de caza se conoce como standlaut.

Perro cazador de alces sueco (jämthund) © Lars-Ove Jonsson / stock.adobe.com
El jämthund tiene muchos talentos. No solo es un buen perro de caza, sino que también se puede formar como perro guardián o de salvamento.

Cría y compra

En Suecia, hace mucho tiempo que el jämthund se conoce entre los círculos de cazadores. Aquí, es un perro de servicio y compañía versátil muy codiciado. En cambio, es muy difícil de encontrar en otros países del mundo. Aunque hay algunos criadores en Alemania, el Reino Unido, los Países Bajos y América del Norte, la búsqueda y la espera para dar con un cachorro de pura raza pueden llevar años. Por eso, es recomendable acudir a una asociación registrada de perros nórdicos que te ayude a encontrar criadores en Escandinavia.

Aspectos de compra

Aunque estén lejos, es mejor que te tomes tu tiempo para conocer el criadero, los animales y al criador antes de la compra. No cojas al primer cachorro que veas. Conviene que visites el criadero varias veces para asegurarte de que se trata de una cría seria, profesional y cariñosa.

Además de contar con pruebas médicas, vacunas y toda la documentación y la tabla genealógica, los animales deben crecer con un vínculo estrecho con el criador. La socialización de un elkhound sueco debe empezar las primeras semanas de vida. Conviviendo con su madre, sus hermanos y la familia del criador, los cachorros aprenden las normas esenciales de la jerarquía.

Requisitos del cuidador/a

El perro cazador de alces sueco debe hacer mucho ejercicio al aire libre. Además, necesita que lo pongan a prueba tanto física como mentalmente. Una vida en un hogar angosto en la ciudad, sin jardín, es totalmente inadecuado para este tipo de perro.

En las zonas rurales es donde el jämthund se siente más a gusto. Aquí puede moverse libremente y pasar mucho tiempo en la naturaleza. Si no lo usas para la caza, deberás ofrecerle actividades sustitutivas. Puedes apuntarlo a exámenes para perros de compañía, competiciones caninas o cursos para perros de salvamento. Además, puede acompañarte en rutas de ciclismo y senderismo, así como tirar de un trineo en invierno.

¿Encaja conmigo?

Antes de que te pongas a buscar a un criador, plantéate esta pregunta: ¿encaja este perro nórdico conmigo y mi estilo de vida?

Esto es muy importante si no vas a tenerlo para cazar, sino simplemente como perro familiar. En ese caso, deberás asegurarte de que tengas suficiente experiencia, tiempo y espacio para satisfacerlo.

Cuando te preguntes si encaja contigo, ten en cuenta también los gastos. Al fin y al cabo, tener perro no solo requiere tiempo, sino también dinero. Además del precio de compra, calcula los gastos de seguro, equipamiento, utensilios de cuidado, comida y veterinario.

Puede que también te interese nuestro artículo sobre este tema: Adoptar un cachorro: consejos y equipamiento.

Alimentación

Más importante que el precio de la comida son sus componentes. Esto no significa que el pienso más caro siempre sea el mejor. Es mucho más importante que la composición cubra las necesidades del perro. Estas dependen de factores muy individuales, como el peso, la edad, el nivel de actividad y el estado de salud.

Básicamente, la comida del jämthund, y de cualquier perro, debe estar compuesta principalmente por carne. Esta es la fuente de proteínas más importante para los descendientes del lobo y debe constituir al menos el ochenta por ciento del alimento. La carne se debe complementar con verduras, frutas y grasas esenciales que aporten los nutrientes necesarios.

Los cereales, el azúcar, los potenciadores del sabor artificiales y los conservantes químicos no deben estar presentes en la comida. Esto siempre es así, independientemente de si eliges pienso, comida húmeda, comida casera o cruda (barf).

Cuidados

El pelaje impermeable del jämthund repele la humedad y la suciedad, pero debe cepillarse regularmente. Durante el periodo de muda es mejor cepillárselo a diario. Así, podrás eliminar los pelos muertos y reducir la cantidad de pelos que acaban en casa. Sin embargo, no esperes una limpieza meticulosa en casa si tienes este perro.

Además de cuidarle el pelaje, deberás cortarle las uñas periódicamente para evitar heridas. Asimismo, conviene que le limpies e inspecciones los oídos y dientes dos o tres veces por semana.

Salud de hierro

Unos cuidados minuciosos no solo contribuyen a la higiene y la limpieza, sino también a la salud del perro. Cepilla al jämthund regularmente y examínale los oídos, las uñas, los ojos y los dientes. De este modo, detectarás alteraciones precozmente y podrás pedir cita en el veterinario a tiempo.

El sobrepeso es un problema para todas las razas y provoca otras dolencias fácilmente. Por eso, es recomendable comprobar el peso del perro periódicamente. La palpación con las manos es una buena manera de determinar si el perro está en su peso ideal. Las costillas no deben verse desde lejos, pero tienes que poder sentirlas.

Por lo demás, el elkhound sueco es un perro muy robusto al que apenas se le atribuyen enfermedades hereditarias. Si tienes tiempo, experiencia, dinero y ganas de consagrarte al jämthund, te hará feliz muchos años.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.