Braco de Weimar

braco de Weimar

 

El braco de Weimar se considera la raza de perro más antigua de Alemania y, aún hoy en día, es un versátil y apasionado perro de caza. Pero el aristócrata entre los perros, de pelaje plateado brillante y expresión orgullosa, es cada vez más popular entre amantes de los perros fuera del mundo de la caza. Sin embargo, solo puede tenerse como perro de familia si recibe suficiente entretenimiento que reemplace su actividad cazadora.

Carácter

La casa condal de Weimar, que se considera la cuna de la raza braco de Weimar, ya valoraba las versátiles cualidades de caza de este elegante can gris plateado a comienzo del siglo XIX. Su característica nariz fina, su resistencia, su agudeza para la caza y su obediencia hacia su humano de referencia, así como su instinto protector y guardián hacían de esta raza un acompañante práctico y elegante para la aristocracia y para los cazadores.

Un perro cazador exigente

En su país de origen, Alemania, la capacidad para la caza del braco de Weimar es, aún hoy en día, la característica primordial para la cría. Su fiabilidad y su capacidad para trabajar en el agua, así como su afán por operar después del disparo son características clave de la raza según el estándar de la FCI. En este contexto, se enfatiza su versatilidad, su persistencia en la búsqueda, su temperamento controlado y la facilidad para guiarlos. Los canes que no demuestran tener estas cualidades en una prueba de rendimiento para la caza no pueden usarse para la cría en su país de origen, donde, por cierto, solo se pueden vender a cazadores con el fin de que el peludo tenga cubiertas sus necesidades como perro de caza.

Tener un braco de Weimar como perro de familia

En Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña, además de como perro cazador, al weimaraner se le emplea como perro de rescate, de terapia, policía y detectores de drogas. Incluso ha ganado popularidad como simple perro de familia y de compañía. Esto ha hecho que, en los últimos años, en su país natal, Alemania, se discuta sobre si esta raza es o no adecuada como perro de familia. Al fin y al cabo, no es solo el elegante aspecto, el pelaje gris plateado y los intensos ojos color ámbar lo que ha despertado el interés fuera del ambiente de la caza. Pero ¿tener un braco de Weimar como perro de familia satisface todas sus necesidades?

Ventajas e inconvenientes

Mientras que algunos critican que el braco de Weimar es un perro que obedece solo a su humano de referencia y al resto de la familia solo lo tolera, hay muchos que confirman su cercanía a las personas, su apego y su gran capacidad de aprendizaje. Esto hace que sea un peludo sensible, fiel y obediente. Es posible que ambas suposiciones sean correctas, a pesar de diferir tanto, pues al final el desarrollo del carácter de un peludo no depende solo de la genética, sino también de la educación, de la socialización y del entorno. Lo que sí está claro es que es un perro exigente, que, debido a su origen cazador, necesita mucho ejercicio y entretenimiento. Por eso debe estar en manos alguien con mucha experiencia en perros, que sepa respetar y fomentar el carácter especial de esta raza.

braco de Weimar

Aspecto

El aspecto de un weimaraner no es solo fascinante para los cazadores. Muchos amantes de los perros admiran el brillante pelaje gris plateado que, cuando son cachorros es azul celeste. Con la delgada, musculosa y equilibrada figura, la orgullosa postura y la cabeza bien formada con las largas orejas colgantes, el braco de Weimar encarna al perro cazador noble perfecto.

El braco de Weimar alcanza una altura de hombros de 60 a 70 centímetros, con lo que pertenece a los perros grandes. Llega a pesar entre 30 y 40 kilos. Las hembras son un poco más pequeñas y ligeras que los machos. El color gris de pelaje tiene diferentes tonalidades desde gris plateado a gris ciervo y gris ratón. Se permiten las marcas blancas en el pecho y en las patas, pero son poco frecuentes. Dentro de la FCI, además del típico braco de Weimar de pelo corto, se cría el weimaraner de pelo largo. En el estándar del American Kennel Club solo se reconoce el de pelo corto.

Origen

Todavía no está claro con exactitud cómo surgió la raza weimaraner y a qué tipos de perro debe su aspecto actual. Algunas teorías dicen que es el resultado de la mezcla entre el perro de San Huberto, el pointer inglés, el braco alemán de pelo corto y una mutación genética de este, de color gris plateado. Lo que sí es seguro es que el braco de Weimar se criaba y se empleaba como perro de caza a principios del siglo XIX. Su popularidad la debe al duque Karl August von Sachsen-Weimar-Eisenach, que tenía estos elegantes canes en sus jardines.

La cría de una raza pura

La cría enfocada del weimaraner comenzó alrededor del 1890. Desde 1897, con la constitución de la asociación de la cría de raza pura del perro de muestra braco de Weimar (Vereins zur Reinzucht des silbergrauen Weimaraner-Vorstehhundes) en Turingia, Alemania, se comenzaría con la cría enfocada a un estándar unificado. Desde que comenzó la cría oficial, el braco de Weimar se crió de manera pura, es decir, que desde ese momento ya no se cruzaría con otras razas. Es por esto por lo que se considera la raza de perros más antigua de Alemania.

Cría y difusión

Debido a la estricta política de tenencia del club de weimaraner (Weimaraner Klubs e.V.), al que están afiliados la mayoría de los criadores alemanes, esta raza se ha vuelto bastante inusual. Para mucha gente la caza ya es solo un pasatiempo, por lo que cada vez es más escasa. Las personas que cumplen el requisito del club de solo entregar los cachorros a cazadores profesionales son cada vez menos. Al mismo tiempo, el interés hacia estos elegantes canes ha crecido mucho en el extranjero e incluso en Alemania hay muchas personas que no cazan, pero a los que les gustaría tener un braco de Weimar.

braco de Weimar

El desarrollo de una cría paralela

Esto ha ocasionado la aparición de una especie de cría paralela, fuera de la asociación oficial de la cría, para que las personas que no están interesadas en la caza tengan la oportunidad de hacerse con uno de estos perros. Dado que esta cría no está sujeta al Kennel Club Alemán (VDH) y por ello no existe un control oficial de esta cría, hay varios criadores poco serios. Es importante mantenerse alejado de aquellos criadores que solo tienen interés en la apariencia del can, que cruzan a sus animales sin examinarlos y entregan a los cachorros sin hacerles pruebas de salud o de carácter y sin interesarse por saber si el futuro cuidador puede lidiar con un carácter tan demandante como es el del braco de Weimar.

¡No a los multiplicadores de perros!

No te dejes seducir por las adorables fotos de cachorros en internet. Las imágenes de cautivadores cachorros de brillantes ojos azules, las ofertas baratas y las promesas de poder recoger de inmediato a la cría pueden resultar tentadoras. Pero estas ofertas, a la larga se pagan caro. Las enfermedades graves del corazón y las articulaciones debido a la falta de atención veterinaria de la madre, las consecuencias de la endogamia, la falta de socialización temprana y los problemas de comportamiento como el nerviosismo extremo, la agresividad o la violencia hacia las personas, a menudo puede llevar a quienes se hacen con un braco de Weimar no solo a sus límites financieros sino también al límite de su capacidad mental.

Por qué comprar un perro a un criador serio

Un weimaraner real, sano y de buen temperamento para toda una vida solo lo encontrarás con un criador serio que cumple con los requisitos para la cría de la FCI. Claro que hacerse con un can de un criador reconocido conlleva una serie de dificultades que las ofertas baratas de vendedores aficionados omiten: hay que tener en cuenta el elevado precio (entre los 1300 y 1500 euros), las largas esperas a la nueva camada, largos trayectos para llegar al criadero y las intensas preguntas del criador sobre tus condiciones de vida y planes de futuro.

Al mismo tiempo, los criadores responsables permiten que conozcas sus condiciones de cría, te muestran a la madre, aseguran que los cachorros tengan una impronta positiva en la edad temprana y le administran las vacunas requeridas. También te cuentan sobre sus muchos años de experiencia con la raza y siempre están a tu disposición para ayudarte y asesorarte, incluso después de la compra.

Salud y enfermedades típicas de la raza

Un cachorro de un criadero serio con pedigrí tiene mayor probabilidad de disfrutar de una larga y cómoda vida. Al fin y al cabo, los criterios para la idoneidad para la cría son elevados. Sin embargo, un pedigrí saludable no es una garantía para una salud perenne. Pues una alimentación inadecuada, la carencia de cuidados u otras influencias del entorno pueden desencadenar enfermedades. Una de las dolencias más frecuentes en la raza braco de Weimar es la displasia de cadera. Pero también se dan enfermedades oculares, como el entropión, o infecciones de oído debido a las largas orejas colgantes. Además, se conocen casos de epilepsia y también de la temida torsión gástrica, que es un problema en muchas razas de perros grandes.

Alimentación para el perro braco de Weimar

Lo bueno es que el riesgo de padecer enfermedades óseas o la torsión gástrica puede reducirse mediante una alimentación sana y adecuada. Para evitar malformaciones del aparato locomotor es importante prestar atención a un desarrollo equilibrado durante la etapa de crecimiento del cachorro. El aporte energético debe adaptarse a las necesidades de este. Un exceso de energía provoca el crecimiento prematuro del can, esto puede causar un desequilibrio en la formación de los huesos y los músculos, lo que a su vez puede desencadenar futuras dolencias articulares. Presta atención a que la comida tenga una buena relación fósforo-calcio para garantizar una formación estable de los huesos.

Para evitar una torsión gástrica se recomienda repartir la ración diaria en varias dosis pequeñas y procurar que el can esté tranquilo después de comer. Los activos juegos después de la ingesta de alimentos aumentan el riesgo de sufrir esta dolencia.

Cambio de alimentación para perros adultos

Al final de la etapa de crecimiento debes cambiar la alimentación a la comida para perros adultos. Con el aumento de la edad y el peso del braco de Weimar, así como de su actividad física, las necesidades del can cambian. Los activos perros de trabajo necesitan primero, al igual que todos los perros, mucha carne de buena calidad. Pero también se recomienda un contenido de carbohidratos más alto en la comida para estos activos perros. La composición exacta del alimento, así como las cantidades, deben adaptarse a las características individuales del peludo. Ya que muchos weimaraners son muy glotones, es importante prestar especial atención a mantener un peso sano y reducir la proporción de energía en el alimento, así como la cantidad de este. Contacta con tu veterinario para saber si es necesario que tu perro baje de peso y cuáles son los pasos que debes seguir.

braco de Weimar

Cuidados

En comparación con las altas demandas físicas y mentales, los cuidados del weimaraner son bastante fáciles. Para mantener la estructura y el brillo del pelaje basta con cepillarlo una o dos veces por semana. Solo hay que bañarlo si es necesario. Los bracos de Weimar de pelo largo requieren un cuidado del pelaje más arduo. Además, no deben descuidarse los oídos, pues debido a que las orejas son tan largas y caídas tienden a crearse infecciones en ellos. Un control y limpieza frecuente de las orejas es necesario.

Tenencia y educación

Como ya hemos descrito antes, las opiniones sobre los requisitos para tener un braco de Weimar son bastante dispares. Mientras que unos insisten en que solo los cazadores profesionales pueden satisfacer todas las necesidades de este perro cazador, otros están convencidos de que también puede tenerse como perro de familia sin interés o conocimiento alguno sobre la caza. Sea cual sea tu opinión, lo que está claro es que no es un simple perro de compañía. Necesita tener una actividad en la cual poder dar rienda suelta a su pasión. Como perro de caza originario necesita una educación consecuente, una socialización temprana y una tarea adecuada, que promueva sus capacidades, tenga en cuenta su carácter y le desafíe a nivel físico y mental.

Tener un braco de Weimar como perro de familia

Una tarea como perro de búsqueda, de muestra o cobrador es lo que más se acerca a los instintos del braco de Weimar. Con la recesión de los cazadores y de los cotos de caza muchos perros cazadores necesitan actividades alternativas. Por ello existen una serie de deportes para perros y formaciones que le ofrecen entretenimiento que sustituye la caza. Seguro que actividades como los trabajos con dummies, el mantrailing, actividades de rastreo o incluso una formación como perro de rescate son del agrado de este can. Lo importante es que puedan ejercitar esa actividad alternativa a diario y que, además de desafiar el cuerpo, desafíen la mente. Un weimaraner que no tiene ninguna actividad que le llene tanto física como mentalmente puede convertirse en un perro problemático con rapidez. Ocúpate de que tu peludo pueda realizar el tipo de trabajo que necesita y que disfrute, así te obedecerá y te será siempre fiel.

Nuestros artículos más útiles
El inteligente y sofisticado border collie con su brillante pelaje es un perro de pastoreo...
La raza de perros más pequeña del mundo tiene una de las esperanzas de vida más largas y es adorada por muchos. El chihuahua es un perro de excesos, habita en los bolsos de Madonna, Britney Spears o Paris Hilton. Sin embargo, este perro de raza mexicano es mucho más que un perro faldero de lujo.