Spaniel francés

Spaniel francés

El spaniel francés es un cazador habilidoso con un club de fans pequeño, pero fiel en Francia y Canadá.

Aspecto

Ayudante de caza elegante

El spaniel francés es elegante y atlético, como el típico perro de muestra francés. Recuerda al münsterländer o al perro de muestra alemán de pelo duro marrón y negro, con los que está emparentado. Los machos presentan una altura de cruz de 56-61 cm y las hembras, de hasta 59 cm. El pelaje semilargo es más largo en la cola doblada en forma de ese, las orejas triangulares y el pecho. Según el estándar, tiene manchas blancas y marrones, aunque se desean muchas motas, además de las manchas marrones.

Historia

Pasado con altibajos

Antiguamente, el spaniel francés era un ayudante codiciado de los cazadores. Estos salían con el perro y un halcón a la caza de pájaros. Hay documentos escritos que demuestran que ya había varios ejemplares de spaniel francés y picardo en la corte del rey Luis XII en 1512. Además, vivían algunos antepasados suyos en Versalles en el siglo XVII, que se utilizaban para cazar faisanes y perdices. Sin embargo, con la llegada de los perros de muestra británicos, su popularidad cayó porque los ingleses eran más rápidos. A esto se añadieron los tiempos revueltos de la Revolución francesa, que hicieron tambalear a la sociedad aristocrática. Por este motivo, algunas de las razas de la nobleza desaparecieron, especialmente los perros de caza. Esto es lo que estuvo a punto de pasarle al spaniel francés. No obstante, a mediados del siglo XIX se intensificó el trabajo de cría.

Uno de los mayores impulsores fue el padre Fournier, que, aparte de sacerdote, también era cazador. Este consiguió cierta fama con su criadero. Su trabajo dio como resultado un primer estándar en 1891, que se ha revisado varias veces desde entonces. La similitud con el münsterländer no es ninguna casualidad. Es posible que haya mucha sangre del épagneul français corriendo por las venas del münsterländer actual. Sus antepasados probablemente fueran perros franceses que acompañaron a los franceses hasta el Rin durante las conquistas napoleónicas. En el ámbito anglosajón, la raza se conoce como french spaniel, al igual que en español. Esto puede llevar a confusión, ya que los spaniels, en realidad, son perros levantadores. En cambio, los épagneuls son perros de muestra. La raza goza de cierta popularidad en Canadá desde su importación en la década de 1970. Por el contrario, es bastante desconocida en muchos países europeos.

Carácter

Cabe destacar la gran simpatía y el vínculo estrecho que el spaniel francés muestra a su persona de referencia. Desde luego, es un perro sencillo, siempre que lo puedas utilizar para la caza. Solo así podrá desplegar todas sus demás cualidades, aparte de las de caza. Esta raza es abierta y tranquila, y congenia con otros perros y animales domésticos que pertenezcan a la manada. Con su persona de referencia se muestra dócil y muy sumiso. Además, siempre es abierto con las personas, y nunca agresivo. Aparte de por sus muchos ámbitos de uso en la caza, se caracteriza por ser siempre prudente y mantener el contacto estrecho con la persona, pese a su enorme pasión.

Adiestramiento

Para adiestrarlo, concretamente, deberás ser tan cordial con él como él lo es contigo. Un adiestramiento empático y distendido es la clave del éxito. De hecho, el spaniel francés es muy sumiso con su persona de referencia. Esto significa que, si eres coherente y dominas las bases del adiestramiento canino, no tendrás problemas con su educación. No obstante, ten paciencia. Los cachorros de esta raza aprenden lento, pero, si no cometes errores después, no olvidan lo que aprenden. Así pues, concédele el tiempo que necesita. No recurras a la dureza para no destruir la relación de confianza, que es la mejor base para el adiestramiento. Además, este peludo debe recibir formación de caza obligatoriamente.

Spaniel francés

Salud

Perro de caza robusto

Si se lo compras a un buen criador, este perro es muy resistente y robusto. El frío y la lluvia no le afectan, ya que trabaja sin quejarse con cualquier clima. Ofrécele una alimentación equilibrada y un ejercicio adecuado para prevenir la displasia de cadera, que puede afectar a esta raza. La elección de un criador serio forma parte de la prevención general. Compra el cachorro solo a un criador que esté afiliado a una asociación y pueda demostrar sus pruebas médicas, p. ej., de las caderas. Además, este perro puede ser propenso a enfermedades cutáneas, algo que debes hablar con el criador. Un spaniel francés sano puede vivir doce años o más.

Alimentación

Alto contenido de carne

Descubre nuestra selección de comida para perros.

Aunque no tiene por qué ser de caza, la carne debe estar presente en su comida, como en la de cualquier perro. Antes de comprarla, asegúrate de que este sea el primer ingrediente de la lista. Si no es así, busca otro que sea de calidad, ya que una alimentación acorde a la especie es la base de una vida larga y sana. Además, no compres productos con cereales.

Si quieres cambiarle la comida, hazlo paulatinamente para no sobrecargar el estómago del spaniel francés. Un cambio de tipo de alimentación demasiado rápido, especialmente si son de calidades distintas, puede provocar reacciones de intolerancia, como diarrea o vómitos. Puedes prevenir esto mezclando cada día más de la nueva comida con la antigua durante unos días. Déjalo que descanse después de comer para prevenir la torsión gástrica. Además, asegúrate de que los snacks sean de buena calidad. No compres snacks con cereales ni azúcar y apuesta por trozos de carne deshidratada para perros o snacks dentales. También es importante que tu perro siempre tenga suficiente agua a su disposición. Para las excursiones largas, llévate un bebedero portátil.

Cuidados

Pelo largo fácil de cuidar

El pelaje semilargo del spaniel francés es relativamente fácil de cuidar, pero deberás cepillárselo por encima una vez al día y eliminar las ramitas enganchadas. Si está muy sucio, puedes ducharlo con un champú suave para perros. Es conveniente que lo acostumbres desde cachorro. Además, es importante examinarle las orejas periódicamente, ya que en las orejas caídas pueden formarse inflamaciones y problemas cutáneos fácilmente. Lo mejor es que tengas a mano un producto auricular para perros y que lo utilices regularmente. Asimismo, córtale las uñas con un utensilio especial para perros para evitar que se quede enganchado. Hay gente que acostumbra a su perro desde cachorro a la higiene dental con pasta y cepillo caninos. Si conviertes esto en una rutina, con unos minutos al día conservarás la salud dental del perro hasta edades avanzadas.

Todoterreno con muchos intereses

Como decíamos antes, el épagneul français debe trabajar en la caza. Con esto se cubriría mucho del entretenimiento que necesita porque tendría tareas que hacer. Además, es muy versátil en este campo y, por ejemplo, destaca en el rastreo. Por lo demás, cuando sea adulto puede acompañarte a correr o montar en bicicleta, con el correspondiente entrenamiento previo. Estas actividades se deben adaptar a la velocidad del perro. El spaniel francés disfruta con cualquier tarea de olfateo y es un cobrador excelente.

¿Encaja conmigo?

Donde mejor está esta raza es en un hogar de cazadores con vínculo familiar. Aquí puede desplegar sus dos caras: su gran pasión por la caza y su lado manso y juguetón en la manada. No obstante, hay casos en los que puede sentirse totalmente a gusto como mero perro de compañía. A veces se encuentran ejemplares en busca de un nuevo hogar que ya no son aptos para la caza. Estos perros son muy felices en una familia. Sin embargo, deberás fomentar su ejercicio y entretenimiento, y practicar con el perro un deporte canino estimulante. Desde luego, el spaniel francés no es apto para gente casera a la que no le guste el deporte.

En cambio, los principiantes pueden congeniar muy bien con él si se informan ampliamente sobre adiestramiento canino de antemano y le ofrecen entrenamiento regularmente, por ejemplo, apuntándolo a una formación para perros de caza. Lo mejor es proporcionarle una vida en el campo con una casa en una planta baja y un jardín vallado. Aquí podrá retozar de lo lindo, incluso con otros perros. También puede convivir con gatos si está acostumbrado a ellos desde cachorro y el gato tiene experiencia con perros. En cambio, es mejor que no lo dejes solo con conejos y otros animales pequeños por motivos de seguridad. Ni siquiera los tengas en una jaula, ya que esto estresaría a los sensibles conejos a la larga. Tampoco es conveniente que tengas a este perro tan apegado en una perrera.

Antes de adoptarlo, averigua si todos los miembros de la familia están de acuerdo y si alguno tiene alergia. En un hogar con niños, particularmente, si uno de repente descubre que tiene alergia, las consecuencias pueden ser muy tristes. Además, planifica la custodia del perro cuando te vayas de vacaciones. Muchos hoteles admiten perros hoy en día, siempre que estén bien educados. Así pues, podrías llevártelo a unas vacaciones de senderismo.

También deberás calcular los gastos de compra del perro y del equipamiento. No obstante, aún más importantes son los gastos corrientes de comida, la cuota de la escuela canina o la formación de caza, el veterinario y el seguro de responsabilidad civil. Conviene calcular todo esto antes de adoptarlo para no llevarse sorpresas desagradables y tener un colchón financiero para gastos imprevistos.

¿Dónde puedo encontrarlo?

La mayoría de perros de esta raza están en su patria, Francia. En los demás países europeos, es bastante difícil encontrar uno. En algunos lugares se prefieren otros perros cazadores, como el münsterländer y el perro de muestra alemán de pelo duro. En Gran Bretaña, sucede lo mismo con los spaniels ingleses. En Canadá hay algunos criadores. Sin embargo, si vives en Europa, pero no en Francia, deberás estar dispuesto/a a viajar o esperar bastante tiempo. No obstante, no renuncies a hacer una búsqueda minuciosa de criadores serios, ya que solo así tendrás la certeza de recibir un spaniel francés auténtico en las mejores condiciones. Acude a asociaciones de perros de muestra franceses o de perros de caza que puedan ayudarte a encontrar uno. Consejo: infórmate sobre perros de muestra franceses similares, como el spaniel bretón (más pequeño), el spaniel picardo o el spaniel azul de Picardía.

Si buscas un épagneul français adulto, lo mejor es que acudas a asociaciones de amantes de la raza. Estas a veces anuncian animales en adopción, incluso del extranjero. Puede que algunos sean mestizos y que uno de ellos te engatuse con sus encantos. Antes de elegir un perro de la protectora o de segunda mano, infórmate todo lo posible sobre sus antecedentes. De esta manera, averiguarás si el perro encaja contigo y tu situación vital.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.
12 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.