Schipperke

Schipperke

Aunque este pequeño perro pastor belga apenas supera los 30 cm, va sobrado de seguridad en sí mismo. El schipperke es un perro guardián pequeño, fuerte y atlético con una mirada atenta que defiende a su familia con lealtad y valentía.

Características

Quedarse quieto no es su estilo: lo que quiere el pequeño y negro schipperke es acción. Gracias a su naturaleza despierta y curiosa, siempre encuentra algo que hacer, ya sea cazar ratas y ratones o vigilar las compras de su cuidador/a. En efecto, no se aburre fácilmente, por lo que su cuidador debe ser de todo menos simplón.

Perro pequeño, gran personalidad

El schipperke necesita mucho ejercicio y entretenimiento. La lluvia y el frío no le valen como excusa. Así pues, más vale ponerse el abrigo para seguirle el ritmo a este perro tan enérgico. Además de los paseos diarios al aire libre, es muy recomendable llevarlo a una escuela deportiva canina.

Carácter: amigo y protector

Si está bien desfogado física y mentalmente, este puede ser un perro familiar estupendo que hará las veces de amigo, compañero y protector. Además, el schipperke muestra su cara más apegada y paciente con los niños. Es fiel a su familia y quiere participar en todas sus actividades. Pese a su independencia y asertividad, tiene muchas ganas de aprender y se aplica mucho en los ejercicios.

Apodo: little black devil

Quien tenga a este perro debe aprovechar su rapidez de comprensión y su complacencia. En efecto, el schipperke necesita un buen adiestramiento y una socialización exhaustiva para conocer sus límites. Su apodo LBD (little black devil o pequeño demonio negro) sugiere que es más listo que el hambre. En particular, pueden resultar muy molestos sus ladridos, su instinto de caza y su desconfianza ante los desconocidos.

¿Es apto para principiantes?

Pese a estos rasgos, algunos bastante problemáticos, este perro se suele considerar como apto para principiantes. De hecho, su sentido familiar, sus ganas de aprender y su tamaño reducido resultan favorables. Sin embargo, la gente sin experiencia no debe subestimar el gran esfuerzo de adiestramiento y educación que requiere. No obstante, si se informan bien, asisten a una escuela canina y le dedican mucho tiempo y atenciones, seguro que tendrán más diversión que problemas.

Schipperke © Dogs / stock.adobe.com

Aspecto

Pese a su tamaño reducido, el schipperke llama la atención, y no solo por sus ladridos y su curiosidad. Su mirada penetrante, la cara zorruna triangular y la tupida gorguera le confieren un aspecto original y algo bizarro.

Perro pastor en formato miniatura

Con una altura de cruz de 28-33 cm en los machos y de 25-30 cm en las hembras, el schipperke es indudablemente una raza pequeña. Sin embargo, no es ningún perrito faldero. Su constitución fuerte, su cuello musculoso y su pecho ancho confirman que es más bien un perro pastor pequeño. De hecho, eso es lo que significa la palabra flamenca sheperke. Su ancha cara zorruna con orejas erguidas, móviles y en punta, y una mirada atenta desde dos ojos almendrados marrón oscuro refuerzan la imagen de perro guardián extremadamente despierto.

Perro con collar y delantal

El aspecto inconfundible del schipperke se lo debe principalmente a su original pelaje. El tupido pelo negro alrededor del cuello sobresale por ambos lados, formando un collar llamativo. Además, el pelo también es más largo en la parte superior del cuello hasta la cruz y en los hombros, formando una especie de melena. En la parte inferior del cuello y en el antepecho hasta las patas delanteras, el cuello y la melena se complementan con un delantal o una pechera. En el resto del cuerpo proporcionado, la capa de pelo externa dura y brillante es corta o semilarga y ceñida.

El subpelo, denso y suave, le proporciona una protección excelente contra el frío y el viento. A diferencia de la capa externa siempre negra, donde no se permiten marcas blancas, el subpelo puede ser gris oscuro. La condición es que esté totalmente cubierto por la capa externa oscura.

Historia

El color negro del schipperke se lo debe al leuvenaar, un perro pastor pequeño, primitivo y también negro del siglo XVII. Se considera que este es tanto el antepasado del schipperke como del pastor belga. La gente de entonces confiaban en estos perros rápidos y habilidosos para la caza de ratas, ratones y otros parásitos.

Su salto a perro de moda y al reconocimiento oficial lo consiguió gracias a la reina de Bélgica María Enriqueta. Esta compró el perro en 1885 en una exposición en Bruselas y lo hizo famoso fuera de las fronteras de Bélgica y Holanda. En 1887 se importaron los primeros ejemplares de la especie a Estados Unidos e Inglaterra. En 1888, el primer club de la raza de Bélgica redactó un primer estándar del schipperke. De este modo, unificó los subtipos anvers, louvain y bruxelles, hasta entonces independientes.

Cría en la actualidad

El schipperke se convirtió en el perro doméstico más popular de Bélgica a finales del siglo XIX. Sin embargo, muchos criadores tuvieron que dejar su trabajo como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. Tras la guerra, en Bélgica quedaban tres criadores que tuvieron problemas para vender sus perros con la llegada del boom del caniche. Por suerte, los amantes de la raza de Inglaterra y EE. UU. contribuyeron a su merecido renacimiento. Hoy en día hay criadores de schipperke en muchos países del mundo. Sin embargo, la probabilidad de encontrarse uno de pura raza por la calle sigue siendo bastante baja.

Compra

La ventaja de una distribución baja es que la cría de la raza no se ha llevado a extremos. Los problemas de salud o comportamiento de muchos perros de moda son muy raros en el schipperke. No obstante, debes elegir al criador con cuidado antes de comprar un cachorro. Un perro no se compra como unos zapatos, que se pueden cambiar si no quedan bien. Si estás convencido/a de que el schipperke es adecuado para ti y estás dispuesto/a a pasar tiempo con él activamente en los próximos quince años o más, pide una lista de criadores reconocidos y certificados al club oficial de la raza de tu país.

Queda varias veces con el criador antes de la compra y pídele que te enseñe el criadero y los animales. Como con muchas otras cosas, la impresión personal también es muy importante al comprar un perro. ¿Te cae bien el criador? ¿Se muestra abierto y sincero, y te muestra su trabajo de buena gana? ¿Comparte contigo sus conocimientos sobre esta raza tan especial y te da consejos de convivencia y tenencia? Con suerte, el criador seguirá en contacto contigo tras la compra para resolver tus dudas sobre adiestramiento, alimentación y cuidados.

Schipperke

Salud

En comparación con otras razas, esta tiene una esperanza de vida bastante alta, de unos quince años. De hecho, hay ejemplares que incluso llegan a los veinte años. El motivo es su salud de hierro y el hecho de que apenas existen enfermedades típicas de la raza. Si acaso, podríamos mencionar la mucopolisacaridosis de tipo III. Esta enfermedad hereditaria, que puede provocar alteraciones del metabolismo celular, afecta al schipperke con relativa frecuencia.

Alimentación y sobrepeso

Lo que sí puede darle problemas de salud al schipperke es el sobrepeso. En efecto, a este perro le gusta mucho comer. Debido a su reducido tamaño, este gran apetito se nota enseguida. No te dejes engatusar por su mirada de cordero y esconde los snacks y otras chucherías en los armarios altos. Un schipperke adulto tiene suficiente con dos comidas al día. La ración debe constar de un sesenta por ciento de carne, un treinta de verduras y un diez de arroz. La cantidad de comida no es tan importante para el desarrollo saludable del perro, sino la composición. Los nutrientes y vitaminas que necesita el perro dependen de varios factores individuales, como la edad, el peso, el tamaño, la actividad y el estado de salud. Para hallar el alimento ideal, pide asesoramiento al veterinario.

¿Encaja conmigo?

La salud de hierro, tamaño, carácter y pelaje fácil de cuidar del schipperke lo convierten en un perro doméstico ideal. Sin embargo, no hay que subestimar la energía y el temperamento de este diablillo. Está claro que no es un perro para amantes del sofá. En cambio, si te gusta la naturaleza y hacer deporte con tu perro, descubrirás que es el compañero perfecto.

Tenencia y adiestramiento

A diferencia de sus ambiciones deportivas, el schipperke es poco exigente en cuanto a su tenencia. Como antiguo perro guardián y cazador de ratas y ratones en gabarras, está a gusto en los espacios más reducidos. Por lo tanto, este perro tan grácil y flexible puede vivir perfectamente en un piso. La condición es que pueda correr mucho fuera del espacio vital limitado. Además, tus vecinos deben ser tolerantes, ya que no todo el mundo soporta los ladridos penetrantes de este perro.

¿Se le puede quitar la costumbre de ladrar?

Para encauzar la necesidad de ladrar, enséñale lo antes posible que no todos los transeúntes o corredores constituyen un peligro. Obviamente, no debes intentar prohibirle del todo que ladre. Sin embargo, con refuerzo positivo puedes mostrarle que aprecias que consiga quedarse callado. Para volver a recibir el elogio o el snack por no ladrar, cada vez se controlará más y más.

¿Es difícil de adiestrar?

Cuanto antes le enseñes al perro lo que esperas de él y dónde están sus límites, antes verás los éxitos. Una vez instaurado un (mal) comportamiento, solo se puede quitar con mucha paciencia y constancia. Lo mejor es que empieces a educarlo en edad de cachorro. Es importante que tengas claros tus objetivos de adiestramiento antes de empezar. Solo así podrás perseguirlos con perseverancia y mostrarle a tu perro que puede confiar en ti. Asistir a una escuela canina puede ser muy útil, especialmente para los inexpertos.

Bromista y perro guardián para toda la familia

Por suerte, estos perros son alumnos agradecidos. Gracias a su rapidez de comprensión y apego a las personas, están dispuestos a seguir al líder de la manada. Con tiempo, paciencia, constancia y una buena dosis de humor, el schipperke puede ser un perro fiel y sencillo. Si lo consigues, no solo os dará muchas alegrías, sino también seguridad. En efecto, en cuanto un intruso entra en escena, se acaba la diversión para él.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.