Azawakh

Azawakh

El elegante azawakh, antiguo amigo fiel de las tribus nómadas, ha adquirido popularidad en las últimas décadas. Hoy en día también lo encontramos en Europa.

Aspecto

Con solo mirar al azawakh, incluso los menos conocedores ya dan cuenta de que es un lebrel. Su cuerpo nervudo y esbelto se asienta sobre patas altas y finas. Las orejas caídas triangulares enmarcan una cabeza delgada con un morro largo. La cola es de inserción baja y se afina hacia la punta. Los huesos y la musculatura son bien visibles bajo la piel seca. Los machos presentan una altura de cruz de hasta 74 cm y las hembras, de hasta 70 cm. El peso se sitúa en unos 25 y 20 kg respectivamente. El aspecto muy esbelto está estipulado en el estándar de la raza. Sin embargo, este se debe al estado nutricional de este galgo africano, basada en pocos líquidos y malnutrición. Por contra, los ejemplares bien alimentados tienen pocas posibilidades de quedar en buena posición en las exposiciones. El color del manto de pelo corto y fino se asemeja a los colores del desierto y oscila entre un tono arena y rojo oscuro. Las marcas blancas son deseables.

Historia

Todoterreno del desierto

Hace milenios que se inmortalizaban perros similares al azawakh actual en pinturas rupestres. Este resistente cazador acompañó durante mucho tiempo a los fulanis y los tuaregs en el sur del Sáhara. Por eso, también lo llaman lebrel de tuareg. En esta región seca y árida, caza antílopes, gacelas y animales pequeños en la caza de acoso, como liebres. Además, vigila los rebaños y las tiendas de los nómadas. El nombre de la raza proviene del valle de Azawakh, situado en la frontera entre Mali y Níger. Esta región está considerada como lugar de nacimiento de la raza. Los tuaregs llaman a sus perros idi, que significa perro. Esto se debe al hecho de que, aparte del azawakh, apenas hay otras razas en esta región.

Su llegada a Europa tuvo lugar en la década de 1970. La FCI no se puso de acuerdo en un estándar general de la raza hasta 1981, aunque este sufrió cambios en los años siguientes. Por ejemplo, había mucha controversia en cuanto a los colores del pelaje y la distribución de las manchas blancas. Al llegar a Europa, el azawakh era una auténtica rareza. Sin embargo, hoy día se ha consolidado en la familia de los lebreles y tiene bastantes seguidores. Aunque la raza proviene de Mali, hoy en día es Francia quien ostenta el patronato de cría.

Carácter sensible

El azawakh es un perro muy sensible. Enseguida reacciona al estado de ánimo de sus personas de referencia, por lo que necesita un mando tranquilo y relajado. Con una socialización e impronta adecuadas, entabla un vínculo estrecho con las personas de su entorno. En cambio, ante los desconocidos se muestra distante. Suele apegarse mucho a una sola persona, con la que le gusta hacer mimitos y arrumacos. Si quieres un perro que sea abierto y siempre esté de buen humor, el azawakh no es para ti. Absorbe el estado de ánimo de su entorno y se comporta en consecuencia. Nunca olvida una mano dura ni las reacciones exageradas. Debido a su cometido original como perro guardián y de caza, es muy territorial y propenso a la caza.

Azawakh © jagodka / stock.adobe.com

Adiestramiento

Este perro tan primigenio necesita una impronta temprana con desconocidos, otros perros y situaciones del día a día. De lo contrario, se convierte en una criatura solitaria e insegura. Aunque esto le pasa a cualquier perro, el azawakh, en particular, necesita una fase de impronta muy bien planificada. Por eso, es muy recomendable asistir a una escuela canina, incluidas las sesiones para cachorros. Aquí se reforzarán sus habilidades sociales. Como reacciona con gran sensibilidad a los estados de ánimo, sabe perfectamente qué teclas tocar para influir en ti. Por eso, mantén la perseverancia desde el principio. Una mano firme combinada con un adiestramiento dulce y muchos ejercicios de confianza son la clave del éxito.

Salud

Los lebreles no solo tienen un aspecto especial, sino también particularidades en cuanto a la salud. Por eso, conviene encontrar un veterinario que tenga experiencia con lebreles o que esté dispuesto a informarse. Por ejemplo, los valores sanguíneos de referencia de los lebreles son diferentes de los de otros perros. Esto puede conducir a diagnósticos erróneos si el veterinario no tiene experiencia. Con la anestesia hay que tener en cuenta la ausencia de tejido adiposo y calentar al perro en la fase del despertar. Además, aunque al galgo africano le encanta el sol, hay que proporcionarle un lugar a la sombra en verano. En invierno le encanta estar fuera, aunque haga mucho frío. Sin embargo, debes procurar que siempre esté moviéndose. Si se queda quieto mucho tiempo, se congelará enseguida debido al pelo corto. La esperanza de vida media de este perro es de unos doce años.

Alimentación

Sin duda, el azawakh tiene una figura esbelta y muy atlética. Sin embargo, no es aconsejable hacerle pasar hambre para ajustarse al estándar. Dale una alimentación de buena calidad compuesta principalmente por carne. No obstante, procura que la proteína del alimento no supere el veinticinco por ciento, ya que podría dañarle los riñones a la larga. Además, la comida debe ser baja en grasas. En cuanto a los premios, elige snacks saludables, como snacks dentales o trozos de carne deshidratada, como orejas de vacuno. Si quieres cambiarle la comida, hazlo gradualmente mezclando cada día un poco más de la nueva con la antigua. Hay que evitar el ejercicio después de las comidas para prevenir una torsión gástrica. Por último, tu perro siempre debe agua a su disposición.

Azawakh © otsphoto / stock.adobe.com

Cuidados

Cepillados que refuerzan el vínculo

El cuidado del pelaje del azawakh es muy sencillo gracias a lo corto que lo tiene. Para reforzar el vínculo y eliminar los pelos sueltos, conviene cepillarlo regularmente con un cepillo suave. Van muy bien los cepillos de cerdas naturales y las manoplas de goma con púas. La piel de los perros de pelo corto es muy sensible a los baños. Suele bastar con limpiar las zonas sucias con un paño humedecido. Cuando sea necesario, límpiale las orejas caídas con un producto especial. Además, es frecuente que las uñas de los perros mayores crezcan demasiado y no se desgasten lo suficiente. En este caso, córtaselas con un cortaúñas especial. Si necesitas ayuda, acude al veterinario.

Deportes caninos

Preparados, listos, ¡ya!

El galgo africano es un corredor apasionado. Sin embargo, está el problema de que también es un excelente cazador que sale pitando en cuanto ve un conejo si va sin correa. No obstante, con un buen adiestramiento suele responder bien a la llamada en zonas naturales.

Para desfogarlo como es debido, es recomendable llevarlo a los circuitos de carreras para perros. Infórmate sobre estas instalaciones y ofertas de coursing en tu zona. Familiarízate con todo esto antes de adoptarlo para averiguar cómo te sientes al respecto. A tu peludo le encantará. Aquí, el perro puede galopar de lo lindo, sin la necesidad de participar en carreras oficiales. También te acompañará cuando salgas a correr o a montar en bicicleta. No obstante, esto no es suficiente para satisfacer su dinamismo a la larga. Aunque podéis probar deportes caninos, como el agility o el flyball, considéralos un experimento porque estos perros suelen mostrar poco interés. Cuando lo entrenes, ten en mente siempre el desarrollo físico del peludo. Es importante que lo protejas de los grandes sobreesfuerzos, ya que podrían perjudicarle las articulaciones.

¿Encaja conmigo?

Esta raza con tanto carácter es apta para gente con experiencia que quiera un perro sensible con ideas propias. Además, hay que estar dispuesto/a a ofrecerle mucho ejercicio. Aunque el azawakh entabla un vínculo estrecho con su persona de referencia, también puede vivir en una familia con hijos si ya tuvo contacto con niños de pequeño. Asegúrate de que no lo agobien demasiado y recuerda que nunca se mostrará abierto con los desconocidos a la primera. Un terreno con una valla alta le permite correr a placer, por lo que no es apto para un piso de ciudad.

Este peludo necesita mucho contacto con su persona de referencia. Además, no debe estar con gente que trabaje todo el día y lo deje solo en casa muchas horas. Es muy sensible, por lo que necesita estar con alguien con empatía que quiera comprometerse con su mundo de sentimientos. Si reúnes estos requisitos, ganarás un amigo fiel que te acompañará a las duras y a las maduras. Antes de adoptar este perro o cualquier animal, debes pensar en la responsabilidad que asumirás para los próximos años. Reflexiona sobre los gastos únicos y corrientes, la inversión de tiempo, la planificación de las vacaciones y las posibles alergias en la familia. Así, te evitarás sorpresas desagradables.

Azawakh © mfotohaus / stock.adobe.com

¿Dónde puedo encontrarlo?

Aunque esta raza ya está establecida en Europa, sigue siendo relativamente poco frecuente. Si quieres adoptar un azawakh, busca un criador de confianza que pertenezca a una asociación reconocida por la FCI. Solo así tendrás la certeza de obtener un perro de pura raza con las mejores condiciones para vivir muchos años. Las asociaciones de lebreles son un buen punto de partida para aclarar tus dudas. Muchas publican en su sitio web listas de criadores y anuncios de camadas actuales o inminentes. Si has encontrado un criador y es responsable, te ofrecerá la posibilidad de conocer al perro en su casa. Aprovecha esta oportunidad para conocer al cachorro y a sus padres, y preguntarle al criador por sus objetivos y su prevención sanitaria. Un criador serio te preguntará por tu experiencia con perros y tu situación vital. Así, podrá averiguar si eres un buen candidato/a para cuidar de su cachorro.

Si quieres adoptar un azawakh adulto, acude a una asociación de lebreles. Hay personas que deben separarse de su perro porque su situación ha cambiado o se vieron abrumadas por su comportamiento. Infórmate sobre el pasado de estos perros para averiguar si encajan contigo y con tu experiencia. Además, las protectoras tienen muchos mestizos o lebreles de países del sur que buscan familia. Infórmate sobre las condiciones de adopción desde el extranjero y los posibles riesgos sanitarios, como la leishmaniasis.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.