Bulldog francés

Bulldog francés

Juguetón, inteligente y, a veces, un poco cabezota: ese es el bulldog francés.

El bulldog francés, llamado bully o frenchie por sus fans, es un perro pequeño, simpático y extremadamente mimoso. Han sucumbido a sus encantos incluso estrellas de Hollywood y divas. Sigue leyendo para descubrir para quién es el compañero perruno perfecto.

Aspecto: fortachón chiquitín con orejas grandes

Con su constitución corta y rechoncha, el bulldog francés parece compacto y musculoso a primera vista. También llaman la atención sus grandes orejas de murciélago erguidas sobre la cabeza cuadrada.

Como el bulldog inglés es probablemente uno de los antepasados de la raza, el hocico y la cola del francés son típicamente cortos.

El pelo brillante sin subpelo puede ser de casi cualquier color. Se admiten todas las gradaciones y tonalidades, desde tonos convencionales, como negro y blanco, hasta leonado, crema o atigrado oscuro.

Bulldog francés
La constitución compacta y las orejas de murciélago son rasgos típicos del bulldog francés.

¿Qué tamaño y peso alcanza?

Este perro alcanza una altura de cruz de unos 30 centímetros y un peso de 8-14 kilos. Por lo tanto, es una raza pequeña.

¿Cuándo alcanza la edad adulta?

El cachorro de bulldog francés alcanza su tamaño definitivo aproximadamente con un año de vida. Sin embargo, el crecimiento no acaba ahí. Este perro sigue creciendo a lo ancho y ganando masa muscular hasta los tres años.

Maneras del bulldog francés: comportamiento y carácter

Aunque parezca enfadado, el bulldog francés es un perro alegre y sencillo. Es inteligente, cariñoso, fácil de adiestrar y amante de los mimos. Además, es juguetón y despierto, le gustan los niños y ladra muy poco.

Adiestramiento para cabezotas aplicados

Como todos los dogos, el bulldog francés necesita que lo guíen con aplomo para que el adiestramiento resulte fácil. Hemos resumido los consejos más importantes para frenchies bien educados:

  • Podrás enseñarle las órdenes básicas más importantes a tu cachorro rápidamente con refuerzo positivo.
  • Sé coherente y no sucumbas a los encantos del perrito. Si lo consigues, tendrás a tu lado a un peludo que, aunque sea tozudo, te obedecerá de buena gana.
  • Acostúmbralo desde pequeño a dormir en su propia cama si no quieres que duerma en la tuya. No hagas excepciones con el cachorro, ya que, de lo contrario, después te costará mucho más prohibírselo.
  • Para el adiestramiento, es mejor que recurras a muchas sesiones de pocos minutos. Esto es así porque el margen de atención del bulldog francés cachorro no es muy amplio.
  • No dudes en pedir ayuda si la necesitas. Una escuela canina puede resultarte de gran ayuda para el adiestramiento y la socialización del cachorro.

¿Es un perro de pelea?

Se sospecha que el bulldog francés proviene del bulldog inglés, que se utilizaba habitualmente para el bull-baiting (hostigamiento de toros). Consistía en lanzar a varios perros contra un toro atado.

Después de prohibirse estas horrendas peleas, la evolución de los bulldogs cambió de rumbo. Hoy en día ya no son perros de pelea, sino perros de compañía cariñosos.

Tenencia y cuidados: sencillez total

El perro bulldog francés tiene el pelo corto, por lo que es fácil de cuidar. Solo si la suciedad es persistente hace falta bañarlo con un champú suave de una tienda especializada.

Algunos perros tienen arrugas en la cara que hay que limpiar regularmente con un paño húmedo para prevenir dermatitis.

También hay que inspeccionarles las orejas a diario y limpiárselas cuando estén sucias. Para ello, puedes utilizar limpiadores auriculares para animales, que también encontrarás en tiendas especializadas.

Bulldog francés
Las extravagantes orejas del bulldog francés siempre tienen que estar limpias.

¿Con quién encaja?

Sus cuidados sencillos, su carácter cariñoso y su tamaño compacto hacen del carismático bulldog francés un perro de ciudad popular con una tenencia fácil. Estos perros, amantes de los niños, son ideales para solteros, familias y principiantes.

Asimismo, son aptos incluso para personas mayores. No son superdeportistas y pueden vivir con gente que no quiera practicar deportes de alto nivel con su perro.

Además, el perro bulldog francés puede vivir en un piso de ciudad perfectamente. Eso sí, es importante que no tenga que subir escaleras constantemente con sus cortas patitas. Puedes dejarlo solo durante periodos breves, pero necesita cariño y está mucho más a gusto en sociedad.

Si tus hijos se hacen amigos del bulldog francés, explícales antes las normas sobre cómo tratar al animal. Si aprenden a convivir con él con respeto y lo dejan descansar cuando lo necesite, entablarán una amistad para siempre.

En general, el bulldog francés también se lleva bien con otros perros. Apenas tiene instinto de caza, por lo que los gatos que vivan en casa o los del vecino no tienen nada que temer.

¿Qué necesita?

El equipamiento básico del bulldog francés incluye los elementos siguientes:

Independientemente de si eliges un perro grande o pequeño, recuerda: a estos artículos básicos hay que añadir los gastos corrientes de comida de calidad, las visitas regulares al veterinario, y, si procede, el seguro de responsabilidad civil.

Antes de comprarlo, piensa en qué harás con él cuando te quieras ir de vacaciones: ¿viajarás con el perro? En ese caso, busca destinos y hoteles aptos para perros. De lo contrario, organiza sus cuidados a cargo de algún amigo o en una residencia para perros.

Deporte y actividades: lo importante es participar

El bulldog francés disfruta mucho de los paseos, pero no tanto del calor. Los trayectos cortos a un ritmo moderado son ideales para estos paticortos. La forma corta de la cabeza hace que muchos bulldogs sufran disnea latente. Por eso, jadean mucho antes de lo que a ellos les gustaría.

Aunque les gusten los paseos tranquilos, también saben apreciar el entretenimiento. Puedes poner más a prueba su cabecita que su cuerpo, por ejemplo, practicando trucos sencillos periódicamente.

Al sociable bulldog francés también le gusta jugar con otros perros. Además, le encantan las sesiones intensivas de mimos y está más que satisfecho con hacer una siestecita en tu compañía. Eso sí, la condición es que reciba suficientes atenciones.

Salud: los problemas de los perros de moda

Igual de sencillo que es el carácter del bulldog francés es de exigente el asunto de la salud. Hemos resumido aquí algunas enfermedades hereditarias típicas de la raza y particularidades que hay que tener en cuenta:

  • A causa de la forma corta de la cabeza (braquicefalia), estos perros suelen tener problemas respiratorios y tienden a roncar. En los cachorros, los ronquidos son hasta graciosos, pero en los adultos pueden convertirse en un problema a la larga.
  • Ya de joven, el bulldog francés puede contraer enfermedades como el prolapso de la glándula nictitante canina (ojo de cereza). Si es necesario, este trastorno se puede corregir quirúrgicamente.
  • La mayoría de ejemplares no soportan el calor. Por eso, deja los paseos largos en verano para primera hora de la mañana y última de la tarde.
  • Además, asegúrate de que tenga una zona de sombra fresca a su disposición en verano.
  • Por último, protégelo de las corrientes de aire, ya que tiene los ojos muy sensibles.

¿Cuánto vive? Esperanza de vida del bulldog francés

A este pequeñín le cuesta mucho venir al mundo. Debido a su anatomía, los partos naturales son casi imposibles porque la cabeza es desproporcionadamente grande respecto a la pelvis. Si una hembra de bulldog francés tiene cachorros, no es nada infrecuente que haya que practicarle una cesárea.

Si sobreviven al procedimiento, los perritos viven entre nueve y once años.

¿Qué come?

A estos perros les encanta comer y, por eso, tienen tendencia al sobrepeso. Además, algunos tienen el estómago sensible o flatulencias. Por eso, es muy importante elegir la comida adecuada para ellos.

Independientemente de si le das comida húmeda o pienso, el alimento debe contener un elevado porcentaje de carne.

Consejo: reconocerás los alimentos adecuados porque la carne aparece en el primer puesto de la lista de ingredientes. En cambio, la cantidad de cereales debe ser más bien escasa, por no decir inexistente.

Si has encontrado el tipo de comida idóneo, ya no hagas más experimentos. Lo mismo vale para los tipos de snacks.

Un bulldog francés en edad de crecimiento come cuatro raciones al día, mientras que el adulto tiene suficiente con dos. Después de comer, concédele un tiempo para reposar. El momento ideal para darle de comer es después de pasear.

Para el cuidado de los dientes puedes darle snacks dentales, que encontrarás en tiendas especializadas. Además, las orejas de vacuno deshidratadas y los trozos de carne cruda para masticar son excelentes para sus dientes. En cambio, la carne de cerdo está prohibida. Lógicamente, el bulldog francés debe tener acceso a agua fresca durante todo el día.

Descubre nuestra amplia selección de comida para el bulldog francés en la tienda online de zooplus.

Historia: raza joven con raíces antiguas

El bulldog francés también se conoce como bouledogue français y pertenece a la familia de los molosos, como el carlino, el dogo de Burdeos y el mastín inglés.

Aunque los perros tipo dogo son sus antepasados ancestrales, el bulldog francés es una raza muy reciente. La cría sistemática de este perro no empezó hasta la segunda mitad del siglo XIX.

Los expertos no se ponen de acuerdo sobre qué razas dieron lugar al frenchie. Probablemente, los primeros eran bulldogs ingleses pequeños del Reino Unido que tenían los tejedores ingleses cuando se asentaron en Normandía.

En 1880 se fundó el primer club de la raza en Francia y en 1888 se redactó el primer estándar. El progenitor de la raza fue el famoso macho Loupi. En París, estos pequeñuelos se convirtieron enseguida en animales de compañía populares, especialmente entre los más pobres.

Más tarde se ganarían el favor de la nobleza europea y de EE. UU. con su extravagante aspecto y su simpatía. Por cierto, en EE. UU. los llaman batpigs por su apariencia, que se traduciría como cerdos murciélago.

Compra: dónde encontrar un bulldog francés

Antes de que te compres un bulldog francés, aquí tienes unos consejos. Es importante encontrar a un criador adecuado y evitar a los que promueven la braquicefalia extrema de la raza.

Este perro es actualmente una verdadera estrella en el mundo canino. Por desgracia, su popularidad no hace más que atraer a las ovejas negras que solo crían por dinero. Por lo tanto, asegúrate de que el criador que elijas sea serio.

Lee nuestro artículo Criadores de perros: 12 preguntas que debes hacer para saber si un criador es serio o no.

Bulldog francés
Ya de cachorro, el bulldog francés te derrite el corazón.

Dale una vuelta: un bulldog francés de la protectora

¿Quieres darle un hogar a un bulldog francés adulto? ¡Genial! En las protectoras de animales hay un montón de ejemplares que buscan familia. Además, vale la pena buscar asociaciones de bulldogs franceses necesitados en internet.

Los empleados de las protectoras te ayudarán a averiguar si el carácter del perro que quieres encaja contigo. Lo ideal sería que dieras un par de vueltas con él y os olfatearais mutuamente antes de decidirte.

Conclusión: una estrella para las estrellas y los amantes de los perros

Al actor australiano Hugh Jackman le gusta posar para las fotos con sus dos bulldogs franceses. La cantante Madonna también ha sucumbido a los encantos de este peludo. Además, Lady Gaga tuvo que pagar el rescate de dos de sus bulldogs franceses cuando los secuestraron.

Esto demuestra que el bulldog francés causa sensación. Es un animal que enriquece el día a día, independientemente de si está pegándose una siesta en su camita o aprendiendo truquitos nuevos. ¡Te deseamos toda la felicidad del mundo con tu bulldog francés!

Artículos relacionados
Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.
12 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.