Irish Water Spaniel

Perro de agua irlandés

El perro de agua irlandés se caracteriza por su gran afán de trabajar. Si te interesa este perro tan ágil, conviene que tengas experiencia y quieras hacer excursiones con él, aunque llueva.

Aspecto

Perro con cola de rata

La marca registrada de este perro, que mide hasta 59 cm, es la cola larga y gruesa en la base. A diferencia del pelo rizado del cuerpo, el de la cola es corto y liso, como el de una rata. En el resto del cuerpo, el perro de agua irlandés tiene un pelo rizado denso que lo protege del frío al nadar y siempre está ligeramente graso. Según el estándar, este perro debe tener el pelo marrón, idealmente oscuro e intenso. Su cuerpo musculoso es compacto a la par que elegante. Además, las orejas caídas y el morro largo le confieren un aspecto majestuoso.

Historia

Gran parentesco

Como muchos perros de agua actuales, el irish water spaniel también se remonta a los perros de caza acuáticos medievales. Estos se utilizaban para la caza de aves. Probablemente ya había perros similares en su patria hace unos mil años. Sin embargo, no se puede más que especular sobre sus antepasados exactos. Por ejemplo, ¿el caniche proviene del perro de agua irlandés o viceversa? ¿Qué pasa con la influencia del perro de agua portugués u otras razas de spaniel? El rastro se pierde en la oscuridad de la historia. No obstante, hay muchas razas que se utilizaban para fines similares y a las que las une un parentesco estrecho.

Lo que está claro es que la cría oficial del perro de agua irlandés empezó en la década de 1830. En 1862 se presentó en una exposición canina y el Kennel Club británico la reconoció como independiente. Como compañero de caza versátil que es, se popularizó enseguida entre los cazadores. Actualmente tiene un pequeño club de fans poco extendido.

Carácter

Cazador de agua con personalidad

La audacia y la resistencia han popularizado al perro de agua irlandés como compañero de caza polifacético, pero es capaz de mucho más. Es un peludo seguro de sí mismo y, a veces, un poco tozudo, pero que puede ser muy fiel. Siempre atento y listo para defender a sus seres queridos, los protege y se muestra distante ante los desconocidos. Su inteligencia requiere trabajo diario para estimularlo. Además, es importante que haga ejercicio. De hecho, le gusta trabajar en el agua y cobra las presas sin herirlas. Como típico perro de caza que es, es muy vigilante y curioso.

Un adiestramiento que deja huella

La base de un buen adiestramiento es una impronta y socialización exhaustivas, indispensables para un perro tan cabezota. Si estas no tienen lugar en edad de cachorro, puede convertirse en un perro esquivo e inseguro o agresivo ante otros perros. La tozudez del perro de agua irlandés requiere una mando firme y experta para que no te tome el pelo. Si no mantienes la constancia, impondrá su voluntad enseguida. A menudo lo hace con mucho encanto, haciendo reír al cuidador con sus tonterías. Por eso, a veces lo llaman el payaso de los spaniels. Pese a la diversión del momento, a medio plazo te encontrarás con un perro desobediente y descontrolado. Una buena ayuda para la impronta y socialización puede ofrecerla una escuela para perros y cachorros. Antes de adoptar al cachorro, busca una que cumpla tus expectativas. La perseverancia y el refuerzo positivo son siempre preferibles a la dureza.

Salud y enfermedades típicas de la raza

Punto débil: la cadera

La tarea original del perro de agua irlandés, la caza en el agua, requería robustez y resistencia. Estas cualidades las posee este perro, pero la raza también corre algunos riesgos médicos. Sin embargo, estos se pueden minimizar eligiendo a un criador responsable. Por ejemplo, este comprobará la presencia de displasia de cadera en los antepasados, un riesgo al que siempre están expuestos los perros de este tamaño. Tú también puedes contribuir a esta prevención adaptando el ejercicio y asegurándote de que el perro tenga un peso saludable. En algunas líneas de cría se observan casos de cáncer y problemas de la glándula tiroides. Un perro de agua irlandés sano puede vivir entre doce y quince años.

Perro de agua irlandés © Vincent / stock.adobe.com

Alimentación

Si quieres alimentar al perro de agua irlandés de forma acorde a la especie, deberás darle una alimentación natural. Esto beneficiará tanto a su salud como a su rendimiento. Pero no te apures, porque no tendrás que irte a cazar patos para ello. Mira con lupa el porcentaje de carne de los alimentos, independientemente de si es pienso o comida húmeda. La carne debe ser el primer ingrediente de la lista, ya que tu peludo necesita muchas proteínas de calidad. Además, debes evitar los alimentos y snacks que contengan azúcares o cereales. Es mejor que le des snacks dentales o algo para masticar, como orejas de vacuno deshidratadas o huesos para perros.

Si la comida que le dabas no reúne estos requisitos, no se la cambies de un día para otro. Dale tiempo al perro para acostumbrarse al nuevo alimento mezclando cada día un poco más con el antiguo. Un perro de agua irlandés adulto tiene suficiente con dos raciones al día. Adapta la cantidad a su consumo energético y pésalo mensualmente para ver si está en su peso ideal. Además del contenido calórico de las raciones, incluye también en el cálculo el de las recompensas. Si ajustas los dos, no necesitarás darle comida dietética. Por último, asegúrate de que el irish water spaniel siempre tenga agua a su disposición.

Cuidados, higiene y cepillados

El contacto regular con el agua no solo hace feliz al perro de agua irlandés, sino que también beneficia a su pelo. Así pues, llévalo a nadar tanto como puedas o regálale un baño. Solo necesitarás usar un champú suave para perros cuando esté muy sucio. Sin embargo, puedes bañarlo con champú a intervalos muy espaciados si es necesario. Esto se debe a que algunos ejemplares pueden oler mucho más que otras razas. Además, hay que cortarle el pelo cada dos o tres meses para darle forma. Asimismo, cada equis días necesitará que lo cepilles a fondo para prevenir enredos. Cuando volváis de las excursiones, inspecciónalo en busca de ramitas, flores y espigas que se hayan quedado enganchadas. Las orejas caídas requieren cuidados periódicos. Quítale los pelos de los oídos y utiliza un producto especial para limpiárselos. Si detectas signos de inflamación, llévalo al veterinario.

Entretenimiento para deportistas (acuáticos)

El perro de agua irlandés se sigue utilizando en la actualidad como perro de caza, y con razón. Es versátil y cobra tanto en el agua como en tierra. Además, es muy bueno levantando y mostrando. Si no eres cazador/a, debes fomentar el fino olfato del perro con juegos de rastreo, como el mantrailing. Los juegos de traer la pelota y con señuelo son pasatiempos divertidos para él, pero también necesita entrenar el cerebro. Por eso, es ideal para varios deportes caninos y también le gustan los juegos de inteligencia. Hablando de juguetes: dale una alegría con juguetes acuáticos para perros y llévalo a nadar tanto como te lo permita el clima. Aquí podrá desplegar su pasión por el agua.

¿Encaja conmigo?

Si vives en el campo y te gusta salir, haga el tiempo que haga, le ofrecerás al perro de agua irlandés un hogar ideal. Lo mejor es que disponga de un jardín protegido donde pueda retozar a placer. La valla debe ser segura porque, si olfatea una posible presa, es capaz de escaparse. Esta raza solo es apta para principiantes hasta cierto punto porque su inteligencia y obstinación requieren conocimientos de adiestramiento canino. El perro de agua irlandés puede llevarse bien con niños y hacerse muy amigo de ellos. Sin embargo, estos deben dejarle su espacio y haber interiorizado el trato respetuoso con los animales. Si va a ser un perro familiar, es mejor que los niños estén ya en edad escolar.

Antes de adoptar un perro de agua irlandés, debes concienciarte de la responsabilidad que ello implica para los próximos entre doce y quince años. Este perro tan activo y deportista no solo necesita mucho tiempo para actividades conjuntas, sino cuidados y adiestramiento rutinarios. ¿Toda la familia está de acuerdo? También debes considerar el aspecto económico. Al precio de compra y de las camas, comederos y demás equipamiento básico se añaden otros gastos corrientes: por ejemplo, un alimento de calidad, el veterinario (un gasto que se dispara en caso de enfermedad) y el seguro de responsabilidad civil. Por otra parte, piensa en si quieres llevártelo de vacaciones o en quién se ocupará de él esas semanas o si te pones enfermo/a. Cuando ya esté todo aclarado y comprado, ya puedes ponerte a buscar a tu peludo.

¿Dónde puedo encontrarlo?

El perro de agua irlandés apenas está presente en casi ningún país de Europa. En España, por ejemplo, ni siquiera figura en la lista de inscripciones de la Real Sociedad Canina. Por lo tanto, te costará bastante encontrar un perro de esta raza aquí. Sin embargo, aunque tengas que recorrer muchos kilómetros, no transijas a la hora de elegir al criador. Un criador ético es la base de una vida sana. Debe pertenecer a una asociación y ofrecerte información sobre sus objetivos de cría y su prevención sanitaria. Si la distancia a recorrer es demasiado larga, abre tu mente a otras razas. Por ejemplo, echa un vistazo a otros tipos de spaniel o piensa en qué características te gustan más. Por ejemplo, si buscas un perro para una familia activa, te conviene más un perro menos cabezota. Las asociaciones de spaniel pueden ser un buen punto de partida para indagar.

También deberías mantener la mente abierta si buscas un irish water spaniel adulto porque fuera de Irlanda casi no hay. Busca en la protectora de tu ciudad o contacta con clubes especializados en spaniel. Puede que ellos puedan ayudarte a encontrar un perro con un carácter similar. ¿Has pensado en darle una oportunidad a un mestizo? A la hora de buscar un perro de segunda mano, el árbol genealógico es menos importante que los antecedentes. Además, hay que averiguar si su carácter encaja contigo y tu situación vital. Al fin y al cabo, los peludos cabezotas pueden ser auténticas cajas de sorpresas. Sin embargo, con la persona correcta y un adiestramiento firme, pueden florecer a las mil maravillas.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.