Rottweiler

Rottweiler

Imagen dura, interior sensible: el rottweiler es robusto, valiente y seguro de sí mismo, es decir, presenta todas las cualidades propias de un perro guardián o policía, ya que no duda en enseñar los dientes cuando la situación lo requiere. Este perro que solía trabajar para los carniceros también posee un lado muy tierno que lo convierte en un perro adecuado para la familia: es cariñoso, leal y ¡le encantan los abrazos!

 

Características

El estándar de esta raza canina de la FCI (Federación Cinológica Internacional) reconoce este tipo de perro como el número 147 dentro del Grupo 2 junto con los perros del tipo molosoide, los pinschers, los schnauzer y los boyeros suizos. El rottweiler es conocido por su carácter amistoso y divertido, además de por ser muy obediente, amistoso con los niños y extremadamente mimoso. A pesar de su natural temperamento tranquilo, en muchos países estas cualidades han sido desacreditadas y se le cataloga como raza peligrosa. En las películas de acción y de terror, el rottweiler suele aparecer como una bestia agresiva que siempre está lista para morder. Incluso en el mundo real, existe el tópico de que esta raza de perros es propensa a atacar.  No obstante, la culpa de estas creencias recae sobre sus antiguos dueños, quienes adiestraron a los rottweiler para que fueran una máquina de mordiscos tratándoles de manera descuidada e imprudente. A esta visión distorsionada de los rottweiler se le suma el desconocimiento a la hora de educarles, lo que ha ocasionado que hayan sacado a la luz un carácter agresivo.

De manera que, la naturaleza tranquila de estos perros puede evolucionar y volverse más agresiva dependiendo del comportamiento específico de su dueño, tal y como sucede con la mayoría de razas de animales.

Si dejamos al rottweiler en manos responsables y con experiencia para que reciba un adiestramiento correcto, este podrá convertirse en un perro obediente, dócil y de gran devoción por el trabajo. Este no es más peligroso que otro perro de tamaño similar, además un rottweiler bien criado y socializado será un perro de familia leal. Aunque solo siga las órdenes del «líder» de la familia, será igualmente fiel y cariñoso con el resto de los miembros. El rottweiler se acercará a los niños con actitud amistosa y cuidadosa. Convivir con otros animales tampoco resultará, por lo general, un problema una vez se haya acostumbrado a ellos. Aunque su cuerpo fuerte y musculoso no lo sugiera, el rottweiler dentro de casa se caracteriza por ser un perro tranquilo y pacífico que lo único que quiere es echarse una siestecita.

Por otro lado, ¡este perro tan enérgico intensifica su ritmo siempre que lo desea! A los rottweiler les encanta jugar, correr en el exterior y disfrutar de programas de ejercicio creativos que les den la oportunidad de quemar la energía.

Las actividades deportivas benefician enormemente la salud de los rottweiler. Si se les estimula mental y físicamente, estos perros se vuelven más relajados y manejables de manera natural. Con esto se deduce que, los rottweiler, en raras ocasiones, se vuelven nerviosos o agresivos. Aunque desconfíen al encontrarse con un desconocido, si han recibido una buena educación, simplemente permanecerán distantes y reservados. Su fuerte instinto de protección, su carácter valeroso y, sobre todo, su gran fuerza física, hacen que esta raza sea capaz de defender y proteger sus pertenencias o a sus dueños siempre que estos se lo pidan. Sobre todo, los rottweiler sienten como principal deber el realizar cualquier trabajo que se les encomiende, lo que los convierte en los perfectos perros de servicio, trabajo o compañeros de vida.

Apariencia

El rottweiler presenta las características óptimas para trabajar como perro policía o de detección en los cuerpos policiales o militares, gracias a su musculatura y su mandíbula ancha con 42 dientes que inspira respeto nada más verle. Su cuerpo fornido y pesado se encuentra repleto de fuerza y vitalidad. A pesar de su complexión corta, su espalda recta y firme y su pecho ancho y profundo, el Rottweiler no transmite torpeza, sino todo lo contrario. Su trote seguro y sus enérgicos tobillos son prueba de la gran agilidad y resistencia de este perro.

Los rottweiler machos suelen medir entre 61 y 88 cm y pesan alrededor de 50 kg, en cambio, las hembras, que son ligeramente más pequeñas y más ligeras, tienen una altura de la cruz entre 56 y 63 cm y un peso de 42 kg. Su pelaje denso y corto está dividido en dos capas: la superior y la inferior. Su pelo de color negro brillante se encuentra repleto de manchas de color pardo-rojizo en las mejillas, en el hocico, la garganta, el pecho y las patas, así como encima de los ojos y debajo de la cola. Las orejas triangulares y colgantes del rottweiler, de inserción alta, se sitúan a una distancia media del cráneo. Su nariz, bien desarrollada, es ancha y redonda, lo que le hace ideal como perro rastreador. Además, sus labios y encías son oscuros.

Historia

Ya en tiempos de los romanos se apreciaba enormemente la fuerza, agilidad y vitalidad de los rottweiler. Los pastores romanos usaban los antepasados de estos perros boyeros y de pastoreo. El rottweiler es, por lo tanto, una de las razas más antiguas del mundo. Los legionarios romanos enviaban los rebaños a los diferentes mercados del Imperio Romano con la ayuda de estos perros leales y audaces. Estos antepasados del rottweiler podrían haber trabajado en la ciudad imperial de Rottweil, un importante centro de comercio ganadero del siglo XIX y que, en consecuencia, daría nombre a esta raza. Se trasladaba el ganado y las ovejas de Rottweil hasta Brisgovia, Alsacia y la zona del Neckar.  El comercio ganadero dependía de los carniceros locales, quienes reconocieron la utilidad de los rottweiler desde un principio y empezaron a criarlos como perros de trabajo. Con el transcurso de los siglos, esta raza se empezó a criar específicamente por su resistencia, su habilidad de pastoreo, su gran inteligencia, y se les conocía con el nombre de «perros carniceros». Gracias a su instinto de vigilancia persistente, protección incondicional y enorme devoción por el trabajo, estos perros se volvieron indispensables para los carniceros locales. Estos no servían solo como perros pastores, sino además ofrecían protección a sus dueños manteniendo a raya a los ladrones y depredadores de sus propiedades.

En los mercados medievales, donde se reunían los comerciantes de ganado y los carniceros para vender sus productos, el poderoso rottweiler, que siempre estaba alerta, llevaba una cartera de cuero alrededor del cuello con el dinero recaudado para para alejar incluso al más listo de los carteristas.

A finales de la Edad Media, los ya conocidos rottweiler se extendieron desde el mercado de Rottweil en Baden-Wurtemberg hacia otras regiones. Sin embargo, poco después de haberse iniciado esta dispersión, estos perros perdieron su tarea original como conductores de grandes rebaños de ganado. La razón se debe a que con la llegada del ferrocarril y de otros vehículos se hizo más eficiente, rápido y fácil el transporte de ganado, por lo que los rottweiler ya no eran necesarios para las labores de pastoreo. No obstante, al contrario que otros perros pastores, los rottweiler continuaron siendo una raza muy conocida.

A principios del siglo XX, la policía empezó a evaluar qué perro les serían de mayor utilidad. Se definió al rottweiler como uno de los más apropiados y, poco después, en 1910, se reconoció oficialmente como un perro policía y de detección. Hasta hoy, la policía y los servicios de control aduanero aprovechan las cualidades de esta raza.

Cría y entrenamiento

El periodo de cría es decisivo para que un rottweiler desarrolle las habilidades necesarias para desempeñar un trabajo de servicio en el futuro. Los criadores deben prestar atención a la bravura y fuerza de sus perros, así como a su resistencia psicológica y el autocontrol de los nervios. Sin embargo, aquello que va a determinar que un rottweiler sea un compañero de trabajo leal en el que se pueda confiar serán la serenidad y confianza que tenga el propio dueño.

Este control de los nervios y temperamento hacen que el rottweiler sea un perro apropiado para vivir en familia. Pero, para que se den todas estas cualidades de la raza, es crucial que los rottweiler se críen de manera adecuada y responsable; aunque también resulta esencial que se les adiestre y socialice con otros perros desde que son cachorros. A todo cachorro de rottweiler le encanta rodearse de otros perros y aprender de ellos. No obstante, a este tipo de perro tan energético y vigoroso es necesario que se le indiquen los límites que no debe sobrepasar desde una edad muy temprana. Es sumamente importante que, durante los primeros nueve meses de vida, el pequeño rottweiler aprenda a controlar su fuerza y a seguir las instrucciones de su dueño. Por otra parte, estos perros debe integrarse en su nueva familia lo antes posible, ya que suelen ser bastante desconfiados. De manera que, se necesita cautela y paciencia en la primera toma de contacto con desconocidos para que se acostumbre a estas las nuevas situaciones. Debido a que el rottweiler tiene de manera natural un instinto de protección muy fuerte, solo a través de una educación apropiada y constante, este perro logrará sacar su lado más amistoso y tierno como perro de familia. Si educas y socializas a tu perro desde una edad temprana, obtendrás un fiel y cariñoso acompañante que se mantendrá a tu lado en todo momento, algo esencial para todo amante de los perros.

No hace falta aclarar que los rottweiler no son adecuados para todo el mundo. Esta raza de perro requiere un dueño que, además de tener pericia en la cría de rottweiler, sea también tranquilo y prudente. Aquellos perros rebosantes de confianza en sí mismos no se someterán a ninguna orden por parte de dueños con personalidades inseguras o nerviosas. Asimismo, aquellas personas que deseen tener un rottweiler deberán contar con la fuerza y firmeza necesarias para poder controlar a este enérgico perro cuando se lleve atado con una correa. Los machos, en concreto, potencian su fuerza gracias a su peso corporal que llega a los 50 kg. Por esta razón, se recomiendan las hembras para convivir con familias. Asegúrate de recibir los consejos y la información necesarios para el correcto adiestramiento de tu rottweiler.

Problemas de la raza

La cría irresponsable e inadecuada por manos inexpertas puede conducir a que un rottweiler desarrolle patrones de comportamiento agresivos, entre los que frecuentemente se encuentran, como se ha mencionado anteriormente, los mordiscos. En España, el rottweiler se ha clasificado dentro de la lista de razas de perro peligrosas, lo que significa que los dueños de estos perros se encuentran sujetos a muchas restricciones. Por ejemplo, estos deben adquirir un certificado psicológico y físico para la tenencia de estos animales.

Salud y cuidados

En lo que respecta al adiestramiento, los rottweiler son particularmente exigentes. Sin embargo, el cuidado físico de estos perros es, por el contrario, bastante sencillo. Su pelaje corto no necesita cepillarse muy a menudo y solo se debe dar un masaje con guantes de goma cuando estén mudando el pelo. El rottweiler posee una gran resistencia a las enfermedades gracias a su cuerpo robusto y musculoso. En cambio, tal y como sucede con otros perros de peso y dimensiones similares, el rottweiler tiende a sufrir de displasia articular de cadera y codo (DCC y DC), por este motivo es imprescindible darle piensos especialmente adecuados para ellos como Royal Canin especial Rottweiler. El Club alemán del rottweiler proporciona los estándares del marco esquelético, así como los tests de cría que revelan la disposición genética a sufrir dichas enfermedades. En los últimos años, las enfermedades del corazón y los paros cardiacos también se han podido diagnosticar en los rottweiler.

Por lo general, como también sucede con los humanos, el riesgo de enfermedades puede disminuirse cuando se sigue una dieta adecuada y nutritiva, así como un programa de ejercicios equilibrado. Los rottweiler que conviven en familia y no se dedican a ningún trabajo en específico necesitan estar estimulados física y mentalmente. Su gran obediencia, habilidad de rastro y agilidad les permite participar en diversas competiciones caninas. A los rottweiler también les encanta salir a correr con sus dueños, no porque necesiten recorrer una mínima distancia, sino por sentirse útiles al haber cumplido una tarea. Realizar actividades en las que podáis participar los dos refuerza enormemente los lazos humano-perro.

La gente con el tiempo y la pasión necesarias para dedicarse a esta raza con múltiples retos, ofrecerle una adecuada y constante educación, una estrecha relación familiar y una estimulación mental y física integral, obtendrán un rottweiler fiel de por vida. Este no será solo un perro guardián, sino un gran amigo incondicional, amistoso y noble. Un perro con mucha grandeza, y no solo por sus dimensiones.

Nuestros artículos más útiles

Border collie

El inteligente y sofisticado border collie con su brillante pelaje es un perro de pastoreo, por lo que puede no ser del todo adecuado como perro de familia.

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? ¡No nos engañemos! El pinscher miniatura ―también conocido como pinscher mini, pin min, pinscher enano o Zwergpinscher― es un «gran» perro. Quien desee un adorable y tierno perrito faldero se equivoca con el pinscher mini. A pesar de su tamaño, a este perro familiar tan despierto le encanta la actividad y el deporte y, en muchos sentidos, mantendrá a sus dueños muy ocupados.

Chihuahua

La raza de perros más pequeña del mundo tiene una de las esperanzas de vida más largas y es adorada por muchos. El chihuahua es un perro de excesos, habita en los bolsos de Madonna, Britney Spears o Paris Hilton. Sin embargo, este perro de raza mexicano es mucho más que un perro faldero de lujo.