Presa canario

Presa canario

¿Perro potencialmente peligroso o perro familiar juguetón? Respecto al presa canario, hay división de opiniones. Está claro que ningún perro ha nacido siendo peligroso, sino que los han hecho así las personas. Es responsabilidad de los criadores y cuidadores sacar a la luz y fomentar las muchas características positivas del presa canario.

Historia

Como su nombre indica, el origen del presa canario reside en España, concretamente en las islas Canarias. Su antepasado es el dogo español, que se utilizaba para muchos fines en la península ibérica en la Edad Media. El dogo español –llamado generalmente alano en escritos antiguos– se empleaba para la caza de presas capaces de defenderse, como perro boyero para manejar el ganado vacuno y como perro guardián y protector. Este tipo de perro también se usaba en las luchas tradicionales contra toros o en peleas de perros. Como perro de caza que se enfrentaba impávido e intransigente a osos, ciervos y jabalíes, el alano español gozaba de gran popularidad entre la aristocracia en la Baja Edad Media. Su fama de valiente apresador llevó finalmente a que se utilizara como perro de guerra, papel con el que no solo debía custodiar las tiendas de los soldados.

Equipado con una armadura hirsuta, tenía que introducirse en las líneas enemigas y causar graves heridas a las personas y a los caballos. En los siglos XVI y XVII, estos poderosos dogos acompañaron a los conquistadores españoles en el descubrimiento de Sudamérica. Las islas Canarias, óptimamente ubicadas geográficamente, servían a los conquistadores y colonos como base intermedia, de manera que muchos de estos molosoides llegaron a las islas.

Cruce de dogo español con canes autóctonos

Con esto se sentaron las bases del patrimonio genético del actual presa canario, que probablemente surgió de cruces con el perro majorero autóctono y el alano español. En las Canarias, donde había poco que cazar y ninguna batalla que ganar, la raza se utilizó principalmente como perro guardián de las granjas rústicas y el ganado. El instinto de caza y la disposición para la lucha quedaron cada vez más en segundo plano en la cría. Ahora lo que se pedía eran animales de cría que combinaran un gran sentido de vigilancia y nervios de acero.

Aspecto

Lo más característico del dogo canario es su cuerpo imponente y fuerte, así como su cabeza maciza, ancha y cúbica, que muestra claramente su vínculo con los molosos. Con una altura a la cruz de 61-66 cm y un peso máximo de 65 kg, los machos irradian imponencia. Pero las hembras también impresionan con una altura a la cruz de 56-62 cm y un peso mínimo de 40 kg y máximo de 55 kg. Su imponente tamaño y su cuerpo fuerte y musculoso infunden cierto respeto a cualquiera. A buen seguro, también puede parecer amenazador para algunas personas, especialmente las que no conocen esta raza tan poco frecuente y no ven el carácter pacífico y cariñoso de estos perros.

A pesar de su aspecto pesado, el presa canario es de todo menos lento y torpe. Su constitución bien proporcionada muestra una fuerza y movilidad extraordinarias. Sus movimientos son ágiles, flexibles y casi gráciles. Su estatura supera la altura a la cruz, algo que queda muy patente especialmente en las perras. La cabeza queda solo un poco por encima del lomo.

Colores y pelaje

A nivel cromático, el perro presa canario es muy variado. Puede presentar desde un cálido marrón oscuro hasta un gris pálido o rubio claro. Se admiten todos los matices, desde leonados hasta arena. Puede presentar marcas blancas en el pecho, la base del cuello y la garganta, aunque, según el estándar, la cría debe buscar poco blanco. La máscara del presa canario es negra en todas las variantes.

Su pelo corto y liso, sin subpelo, tiene un aspecto realmente rústico y un tacto áspero. Sobre las orejas, el pelo es muy corto y fino. Es algo más largo sobre la cruz y en la parte posterior de los muslos. La cola, que es ancha en la base y va afinándose hacia la punta, no debe superar el corvejón. En reposo cuelga recta con una leve curva hacia el final y durante el movimiento se endereza.

Presa canario

Carácter del presa canario

La FCI, que lo clasifica con el número 346 dentro de los molosoides, considera la agresividad como falta descalificante. Por lo tanto, los ejemplares agresivos o miedosos no se admiten como perros de cría.

Básicamente, el dogo canario es un perro muy sereno y tranquilo y, aunque tiene un marcado instinto protector, este se puede controlar bien con una tenencia acorde a la especie y un adiestramiento consecuente. Sus nervios de acero, su asertividad y su desconfianza innata ante los desconocidos hacen de él un excelente perro guardián. En cambio, en su entorno familiar se muestra cariñoso, dócil e inteligente. A pesar del intenso vínculo con su cuidador, es fiel y bondadoso con los demás miembros de la familia. Una vez integrado en la familia, un perro presa canario permanece fiel a sus humanos el resto de su vida. Su carácter fuerte y robusto lo convierte en un acompañante y protector sencillo y de confianza. Muestra abiertamente sus estados de ánimo e intenciones y no conoce la falsedad. Le gusta expresar su temperamento vivaz con su típica voz fuerte y profunda.

Pasado y presente de la cría

El presa canario se sigue teniendo en las Canarias principalmente como perro guardián. Gracias a su destacado trabajo en la vigilancia de las numerosas fincas rurales, goza de una popularidad tal que el Gobierno lo declaró símbolo natural de Gran Canaria.

En la década de 1970, los españoles iniciaron la cría sistemática del perro nacional. En los 80, la cría estaba tan avanzada que se fundaron varias asociaciones y se organizaron exhibiciones internacionales. Pronto, esta impresionante raza se dio a conocer más allá de las fronteras de las islas Canarias. Sin embargo, su nombre provocó desacuerdos durante un tiempo. Esta raza se conocía y se conoce por los nombres presa canario, perro de presa canario, perro de presa español, bulldog español, dogo canario o, simplemente, alano. En 2001, la FCI reconoció la raza oficialmente como dogo canario, tratando así de acabar con el caos de nombres. A principios de 2019, la FCI cambió la denominación de la raza por presa canario. La solicitud de la Real Sociedad Canina de España (RSCE) se confirmó el 1 de enero de 2019.

Según la FCI, la cría del presa canario debe concentrarse principalmente en un carácter sereno y tranquilo de los perros de cría. Aunque sigue siendo un excelente perro guardián gracias a su seguridad en sí mismo y su elevado nivel de atención, la prudencia en el carácter del presa canario hace que también sea un perro familiar y de compañía adecuado. Probablemente sea esta combinación de exterior poderoso y casi amenazador con un carácter manso lo que fascina tanto a las personas, y también lo que explica la creciente demanda de esta raza.

Presa canario

Alimentación del presa canario

La alimentación de cualquier perro depende de varios factores, como la edad, el peso y el nivel de actividad. Además, la raza y el tamaño son decisivos. Básicamente, los perros atléticos requieren un aporte de energía mayor que los perros con un menor impulso de movimiento. Los perros con problemas de salud, como diabetes, tienen requisitos nutricionales especiales que hay que abordar con la alimentación. Asimismo, los peludos siempre deben tener agua fresca a su disposición. Independientemente de la raza, todos los perros necesitan una alimentación rica en carne y con pocos cereales. Aparte de los métodos alimentarios habituales con pienso o comida húmeda, se recomienda cocinar personalmente o las dietas BARF/ACBA (alimentación cruda biológicamente apropiada). La dieta ACBA requiere conocimientos especializados y siempre debe adaptarse a las necesidades del perro. De lo contrario, el animal podría sufrir déficits peligrosos. En caso de duda, consulta al veterinario o al criador.

Tenencia y adiestramiento del presa canario

Aunque el presa canario no está clasificado como perro potencialmente peligroso en España, hay que tener en cuenta algunos aspectos en su tenencia. No hay que olvidar que esta raza de perro, por su historia, tiene un instinto de protección enorme que puede provocar problemas si no se adiestra como es debido. Este perro, que tiende a ser dominante y actuar de forma autónoma, necesita a un cuidador con experiencia y perseverancia que sepa encaminar sus características de protección innatas y manejarlas con responsabilidad.

Por lo tanto, el adiestramiento del presa canario debe empezar lo antes posible. En edad de cachorro debe dominar algunas órdenes y saber quién las da. Con una socialización temprana, que ya debería empezar a implementar el criador, debe aprender a reprimirse físicamente en situaciones cotidianas para evitar altercados con personas. Aunque sea jugando o de alegría por ver a alguien, su tamaño y fuerza pueden hacer caer a una persona. El presa canario no debe vivir nunca en un piso pequeño. Un perro de su tamaño y temperamento necesita mucho espacio y ejercicio. Además de dar largos paseos, hay que jugar a traer objetos o a juegos de pelota a diario con él.

Si estás pensando en tener un presa canario, infórmate antes sobre la tenencia, el adiestramiento y los cuidados de esta raza. Si el criador es serio, responderá a todas tus preguntas ampliamente. En el Club Español del Presa Canario encontrarás una lista de criadores españoles autorizados para criar esta raza.

Lee también nuestro artículo sobre la llegada de un cachorro: consejos y equipamiento.

Nuestros artículos más útiles

Golden retriever

El golden retriever es un perro familiar de tamaño mediano y al que le encantan los niños: muy cercano a las personas y dócil, pero también requiere de cuidados del pelaje y muchas salidas al exterior.

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? ¡No nos engañemos! El pinscher miniatura ―también conocido como pinscher mini, pin min, pinscher enano o Zwergpinscher― es un «gran» perro. Quien desee un adorable y tierno perrito faldero se equivoca con el pinscher mini. A pesar de su tamaño, a este perro familiar tan despierto le encanta la actividad y el deporte y, en muchos sentidos, mantendrá a sus dueños muy ocupados.

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.