Spaniel holandés

Spaniel holandés

El spaniel holandés se utiliza en los Países Bajos para atraer patos en la caza antes de la finta. Este alegre perro, cuyo nombre holandés es kooikerhondje (perrito del cazador de patos), cada vez cautiva a más gente.

Aspecto

Las manchas rojas anaranjadas sobre el pelo blanco y las orejas en punta negras son rasgos típicos del spaniel holandés. La cabeza debe presentar un lucero, que es una marca blanca. Es un perro mediano de entre 38 y 40 cm de altura de cruz con una constitución armoniosa, casi cuadrada. La cola peluda la lleva recta o por encima de la línea del lomo. Las orejas, también peludas, son caídas y enmarcan la elegante cabeza con ojos expresivos. El pelaje es de longitud media y puede ser liso o ligeramente ondulado. Además, es suave al tacto, tiene un subpelo denso y debe ser más largo en la zona del pecho.

Historia

Caza de patos con trucos

El nombre de esta raza revela dónde se empezó a criar. En este caso, se trata de una forma especial de la caza de patos en los Países Bajos. Esta técnica era muy popular, sobre todo en el siglo XVI, pero más adelante también.

Los Países Bajos son ricos en ríos y charcas, de modo que se desarrolló una forma de caza adaptada a las circunstancias. El cazador colocaba matorrales y esteras alrededor de un cuerpo de agua que formaban una jaula más o menos natural. Los neerlandeses llaman kooi a esta jaula. A continuación, utilizaba patos domesticados como señuelo que debían animar a los patos salvajes a amarar. Aquí es donde entraba en juego el spaniel holandés. Era más un captador que un cazador de patos. Su trabajo consistía en atraer a los patos curiosos al kooi de la orilla brincando y meneando la cola. Los patos caían en la trampa y el cazador los mataba. Aunque estos kooi siguen existiendo en los Países Bajos, se utilizan para fines científicos, como para anillar aves. Aquí también se utiliza al spaniel holandés.

Al borde de la extinción

El spaniel holandés estuvo a punto de extinguirse durante la Segunda Guerra Mundial. No obstante, la baronesa van Hardenbroek van Ammerstol ordenó buscar ejemplares mediante imágenes. Encontraron a Tommy en Frisia, considerada como la perra original de la raza actual. Con ella se pudo iniciar la recuperación de la cría en 1942, con ejemplos históricos de la raza como objetivo. Los criadores empezaron a trabajar con solo veinticinco perros. En 1971, el spaniel holandés ya se había consolidado y recibió el reconocimiento de la FCI como raza independiente. Actualmente, la población es estable.

Aunque en España no figura en la lista de inscripciones de la RSCE, en Alemania nacen unos doscientos al año. El aspecto y el comportamiento recuerdan al retriever de Nueva Escocia, pero se desconoce hasta qué punto influyó en él el spaniel holandés. Este perro está despertando cada vez más interés en EE. UU., Canadá y Escandinavia.

Spaniel holandés

Carácter

Simpático, alegre y juguetón

El spaniel holandés es un perro alegre y juguetón que entabla una relación estrecha con su manada humana. Pese a su vigilancia, es poco ladrador y nada agresivo. De hecho, sigue siendo juguetón hasta edades avanzadas y le encantan las caricias. En pocas palabras: el spaniel holandés es un perro que siempre está de buen humor y que engatusa a todos con su encanto. Puede ser muy amigo de los niños, siempre le den la oportunidad de refugiarse y lo traten con respeto. Ante los desconocidos se muestra más bien distante.

Adiestramiento

Alumno aplicado

Gracias a los siglos de colaboración con las personas, el kooikerhondje sigue estando muy apegado a ellas. Es obediente y sumiso, y aprende fácilmente. Los principiantes también pueden adiestrarlo fácilmente, siempre que se informen bien y sean perseverantes. De lo contrario, existe el peligro de que el perro quiera poner sus límites a prueba y se rebele. Si eres claro/a y lo elogias cuando haga las cosas bien, no te costará adiestrarlo. Para el spaniel holandés, los elogios son más atractivos que las chucherías. Tiene muy poco instinto de caza, ya que sus antepasados tenían que atraer a los patos, no cazarlos. No obstante, algunos persiguen animales pequeños, como ratas. Así pues, practica su capacidad de responder a tu llamada en el adiestramiento desde el principio. Una escuela para cachorros y el entrenamiento posterior en una escuela canina son complementos prácticos para lograr un perro sociable y bien educado.

Salud

Si quieres un spaniel holandés sano, cómpraselo a un criador serio. Este es el requisito más importante para que el perro esté lleno de vida. La raza puede ser propensa a problemas de salud si a los padres no los ha elegido un criador con experiencia ni los ha examinado un veterinario. Las predisposiciones genéticas posibles son enfermedades renales, luxación de rótula y enfermedades oculares. Además, antiguamente se observaban casos de enfermedad de Willebrand, que provoca hematomas y fuertes hemorragias. Sin embargo, gracias al trabajo de selección, apenas se observan casos en la raza. Una enfermedad grave es la mielopatía del spaniel holandés (ENM), que, como su nombre indica, es exclusiva de esta raza. Se trata de una patología neurológica mortal caracterizada por parálisis progresivas. Existe un test genético desde 2012 que todo criador responsable debería realizar a sus animales. Un spaniel holandés sano puede vivir catorce años o más.

Alimentación

La mayoría de perros de esta raza tienen buen apetito. Esto lo deberás tener bajo control para que el spaniel holandés no coja sobrepeso, ya que es propenso. Dale un alimento altamente proteico cuyo componente principal sea la carne. Elige un pienso o comida húmeda con abundante carne de la variedad correspondiente, sin azúcar ni cereales. Consejo: cuando sea adulto, puedes darle al peludo una ración de comida húmeda al día y hacer que se gane el resto en forma de pienso. Para ello, pesa la cantidad diaria de pienso y divídela en forma de recompensa para el adiestramiento o los juegos. Si quieres darle snacks, recurre a snacks dentales, trozos de carne deshidratada o pedazos de carne cruda ocasionalmente. Además, hay huesos especiales para perros y snacks deshidratados, como orejas de vacuno, que son ideales para masticar. Por último, tu perro siempre debe tener agua a su disposición.

Spaniel holandés

Cuidados

El pelaje semilargo del spaniel holandés está compuesto por una capa de subpelo y una capa externa. En cuanto a los cuidados, este perro no presenta complicaciones. Cepíllalo cada dos días para eliminar los pelo sueltos. Si se ha ensuciado, suele bastar con cepillar la mugre para eliminarla una vez seca. Solo deberás bañarlo en casos extremos, para lo que deberás usar un champú suave para perros. Conviene que lo acostumbres desde cachorro a los cepillados, pero también a los baños. De este modo, no les tendrá miedo cuando sea adulto. Ten a mano una pinza garrapatas por si acaso, de manera que puedas deshacerte de estos desagradables huéspedes rápidamente. Un cortaúñas puede ser útil, especialmente en perros mayores, ya que estos no suelen desgastarse las uñas lo suficiente. Como esto puede provocarle heridas, deberás cortárselas periódicamente. Si no tienes claro cómo hacerlo, pídele al veterinario que te enseñe.

Actividad

Diversión a raudales

El spaniel holandés es un buen compañero para gente deportista. Le encantan las excursiones largas y acompañar a su cuidador/a cuando salga a correr o a montar en bicicleta. Sin embargo, también hay que estimular su mente. Ya sea agility, flyball o dog dancing, se lo pasará en grande. También le gustan los juegos de cobro, la obediencia y el rastreo. Su abanico de intereses se debe a que, históricamente, es un perro de servicio que trabajaba estrechamente con las personas. Por lo tanto, la colaboración lo divierte mucho. Así pues, prueba a ver con qué os lo pasáis mejor. Tanto si te acompaña a hacer deporte como si practicáis deportes caninos, recuerda que el perro debe ser adulto ya.

¿Encaja conmigo?

El spaniel holandés encaja con muchos tipos de personas, ya sean familias o singles. Es apto para principiantes y puede vivir en la ciudad, siempre que pueda hacer suficiente ejercicio y esté entretenido. Lógicamente, un jardín vallado donde pueda retozar y jugar es el paraíso para él. Además, se lleva estupendamente con niños y otros animales domésticos si está bien socializado. Le encanta la compañía de la gente de su entorno, por lo que no conviene dejarlo solo mucho tiempo. Piensa en esto antes de elegir este perro.

Como es tan sencillo, puede ir contigo a la oficina si tiene algo con lo que entretenerse. Además, te lo puedes llevar de vacaciones, por ejemplo, a un viaje de senderismo. Eso sí, para tener esta raza, tiene que gustarte salir a la naturaleza. Debes poder proporcionarle como mínimo una o dos horas de ejercicio al aire libre al día. A esto se añaden las sesiones de juegos y entrenamiento entremedias. Así pues, reflexiona bien sobre si tienes el tiempo suficiente para dedicarle los próximos catorce años o más.

Además de la inversión de tiempo, con la compra de este perro se avecinan gastos. Aparte del precio de compra, calcula el coste del equipamiento básico (comederos, correas, transportín, camas, etc.). También incurrirás en gastos corrientes de comida, veterinario y seguro de responsabilidad civil.

¿Dónde puedo encontrarlo?

Si buscas un spaniel holandés, deberás acudir a un criador serio que esté afiliado a una asociación. Si bien esta raza es relativamente rara, el número de cachorros registrados va en aumento. Aunque no figura en la lista de inscripciones de la RSCE española, en Alemania nacieron 70 cachorros en 2003, cifra que se incrementó hasta 213 en 2017. Asegúrate de que el criador practique una buena prevención sanitaria y te informe sobre sus objetivos de cría. La cría responsable no solo procura crear perros sanos, sino también con un carácter consolidado. Las federaciones serias, como las afiliadas a la FCI, solo admiten perros que hayan aprobado el examen de carácter.

Además, alégrate de que el criador te examine con lupa. Esta es una buena señal, ya que significa que es responsable con sus cachorros. Te entregará al perro como muy pronto con ocho semanas de vida, aunque es mejor más tarde. Además de un poco de su comida habitual y, quizá, su manta preferida, te entregará la documentación y la cartilla de vacunación. Cuando lo recibas, estará varias veces vacunado y desparasitado, y contará con el chip. Llévalo lo antes posible al veterinario para pedir cita para las vacunas de recuerdo.

Si buscas un kooikerhondje adulto, probablemente no tendrás suerte en la protectora de tu zona. Al fin y al cabo, esta raza es bastante rara. Las asociaciones de la raza te ayudarán a buscar perros adultos que buscan familia.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.
12 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.