Ca de bou

Ca de bou

El ca de bou es una raza española también conocida como dogo mallorquín o presa mallorquín. Pese a su pasado oscuro, marcado por las peleas de perros, un ca de bou educado es un compañero cariñoso.

Aspecto

Tipo fuerte

El ca de bou rezuma fuerza y resolución. Es entre mediano y grande, y presenta una estatura imponente, un pecho ancho y un cuello recio. Las orejas caídas enmarcan una cabeza fornida con arrugas marcadas. Alcanza una altura de cruz de entre 52 y 58 cm, y un peso de 30-38 kg. Existen distintas variantes según la región. En Europa Central es algo más fornido y tiene más arrugas. En cambio, en España y Escandinavia es más grande y delgado. El color del pelo corto y denso varía entre marrón claro y dorado con máscara oscura, atigrado y negro. Se admiten manchas blancas, pero no deben cubrir más del treinta por ciento del cuerpo.

Historia

Pasado oscuro

El origen del ca de bou reside principalmente en su uso como muerdetoros, un capítulo oscuro de la historia de la relación entre personas y animales. Los perros se criaban y entrenaban en grupo para morder y derribar a un toro con los cuernos cortados. Solían morderlo en el morro, una zona muy sensible al dolor. Estos tristes espectáculos tenían mucho público en los siglos XVI y XVII. Los antepasados del actual ca de bou presentaban las cualidades típicas de estos muerdetoros: estatura fornida, cuello recio, hocico corto y arrugas por las que pudiera escurrirse la sangre del toro. Su nombre también hace referencia a esta actividad: ca de bou significa en catalán perro de toro.

Durante la ocupación británica de Menorca en el siglo XVIII, se popularizaron las peleas entre perros en los puertos isleños. Debido a su fuerza y agresividad, estos perros eran ideales para estas peleas, por lo que su popularidad se disparó. Sin embargo, sus antepasados, especialmente los menos fornidos y ágiles, también se usaban como perros guardianes y pastores. Con la prohibición de los enfrentamientos taurinos con perros y las peleas de perros —en 1835 en Inglaterra y en 1883 en España—, la raza experimentó un fuerte receso. Sus admiradores la salvaron de la extinción y la popularizaron en exposiciones en la península. Finalmente, llegó el reconocimiento oficial de la FCI. Hacia finales del siglo XX, la raza ganó popularidad en Polonia y Rusia.

Hoy día, el ca de bou, cuya cría se halla bajo el auspicio de España, sigue siendo una raza rara. Sin embargo, ha logrado un puesto fijo entre sus admiradores gracias a la asociación creciente de amantes de la raza.

Carácter

Protector mimoso

Aunque cada perro tiene su personalidad, la mayoría de ejemplares de una raza comparten rasgos básicos de carácter. Con el ca de bou pasa lo mismo, aunque aquí hay que prestar atención al criador y las líneas utilizadas. Antes de adoptarlo debes preguntarte: ¿buscas un perro guardián o un perro de compañía? Si quieres tener un dogo mallorquín, habla con el criador sobre sus objetivos de carácter y observa a los padres. Si se trata de un perro mayor, deberás informarte sobre sus características más allá de las descripciones generalizadas.

Pero ¿cómo sería el típico ca de bou? En general, la raza se considera inteligente y muy fiel. Quiere proteger a sus seres queridos frente a los peligros y desconfía de los desconocidos. Es un perro guardián valiente y seguro de sí mismo con un umbral de excitación idealmente alto. Su dinamismo es considerable y necesita hacer ejercicio para mantenerse sereno. Dentro de su manada muestra su lado alegre y juguetón, y le encanta que lo acaricien.

Ca de bou

Consejos de adiestramiento

Este peludo necesita una educación experta y con aplomo. Las normas claras y la perseverancia son imprescindibles para adiestrarlo. En cambio, la dureza podría destruir el vínculo entre vosotros y no tiene lugar en el adiestramiento canino. Concéntrate en enseñarle una buena obediencia básica para tenerlo siempre bajo control. También es obligatorio practicar la respuesta a tu llamada si quieres dejarlo correr sin correa. Aplica el refuerzo positivo y llévalo a una escuela canina de cachorro y adulto para que socialice con otros perros y aprendáis juntos. Esto es muy importante porque el ca de bou adulto suele mostrarse agresivo ante otros perros, especialmente del mismo sexo.

Salud robusta

Cuando compres un cachorro, elige a un criador serio que entregue a sus perros exclusivamente con pedigrí. Esto es lo mínimo que puedes hacer por la salud de tu peludo. Los padres deben haberse sometido a pruebas de displasia de cadera y codo antes de poderse utilizar para la cría. Un criador responsable te mostrará los resultados de buena gana. Además, aunque este perro tolera muy bien el calor de España, es importante ofrecerle zonas con sombra en verano. Por otra parte, deberás dejar las actividades deportivas para las horas más frescas del día. Por lo demás, el ca de bou es una raza robusta que, bien cuidado, puede vivir doce años o más. Por cierto, algunos de estos perros roncan y babean.

Alimentación

Fuerte, pero no fondón

Como muchos perros de este tipo, el ca de bou tiende a comer demasiado. Por eso, procura que mantenga la línea ajustando las raciones a la demanda energética diaria. Las indicaciones del envase ofrecen valores orientativos que deberás ajustar individualmente. La comida debe ser de buena calidad, es decir, con abundante carne y nada de cereales. Modérate con las golosinas. Inclúyelas en el cálculo de calorías diarias y dale solo snacks sin azúcar, como trozos de carne deshidratada para perros. Una buena alternativa son los snacks dentales, pero recuerda que las caricias son una excelente recompensa y no tienen calorías. Después de las comidas, el ca de bou debe poder descansar para prevenir una peligrosa torsión gástrica. Además, siempre debe tener suficiente agua fresca a su disposición.

Cuidados

El pelo corto y denso del presa mallorquín es fácil de cuidar. Cepíllaselo cada equis días con un cepillo blando o una manopla de púas para eliminar los pelos sueltos. En general, los perros disfrutan con estos agradables masajes. Aprovecha la oportunidad para examinarle los oídos y las uñas. Lo ideal es que tengas un producto especial para oídos caninos y un cortaúñas en casa. Además, unas pinzas quitagarrapatas pueden irte muy bien para eliminar estos molestos parásitos del pelo del peludo. Solo deberás bañar al ca de bou cuando esté muy sucio y la suciedad no pueda eliminarse con el cepillo. Si debes hacerlo, utiliza un champú suave para perros.

Pasión por salir

Varios paseos largos al día son el ejercicio físico mínimo que necesita el ca de bou. Además, también hay que ejercitar su mente. Enséñale trucos o prueba la obediencia como deporte canino para practicar juntos. Eso sí, asegúrate de no fomentar la agresividad innata de este perro. Cuando sea adulto, puedes salir a correr con él. Pídele el visto bueno antes al veterinario, ya que algunos ejemplares son de desarrollo lento. Una sobrecarga demasiado temprana podría dañarle las articulaciones de forma irreparable. También deberás hablar con el veterinario antes de hacerle hacer actividades con muchos saltos o movimientos bruscos. De hecho, los perros más fornidos pueden presentar predisposición a problemas de articulaciones.

Ca de bou

¿Encaja conmigo?

Este perro debe estar con alguien con experiencia que pueda ofrecerle suficiente espacio y un adiestramiento experto. Siempre debe tener un vínculo cercano con su manada humana y nunca vivir en una perrera. Un jardín grande vallado y una casa a nivel de calle son las mejores condiciones para él. El adiestramiento y el entretenimiento exigen mucho tiempo. Además, los perros jóvenes requieren una socialización exhaustiva. De este modo, el peludo no convertirá cada paseo en una carrera de obstáculos porque quiera pelearse con otros perros. La convivencia con gatos solo es posible si ya está acostumbrado a ellos desde cachorro. Es mejor no juntar a los ejemplares mayores de la protectora de origen desconocido con gatos. Esta situación sería demasiado peligrosa para los mininos. Con niños algo mayores puede llevarse bastante bien. En general, ningún niño, ni siquiera en edad escolar, debe quedarse solo con un perro sin supervisión.

Antes de la llegada del ca de bou, piensa en quién se quedará con él cuando te vayas de vacaciones si no puedes llevártelo. Hoy en día hay muchos hoteles que aceptan perros. Sin embargo, todo depende del carácter del animal, por lo que puede ser mejor que permanezca en casa bien cuidado. No obstante, debe conocer de antemano a la persona que lo cuide, ya que necesita un tiempo para sentirse a gusto con desconocidos. Justamente por este motivo, es un excelente perro guardián. Es incorruptible y no solo defiende la casa, sino a ti también. Si tienes que cruzar una frontera con el ca de bou, infórmate antes sobre las condiciones del país de destino. En algunos países, como Dinamarca, la entrada con este perro podría estar restringida. Asegúrate de poder entrar con el peludo para no tener problemas después.

¿Dónde puedo encontrarlo?

En internet podrás averiguar cuántos criadores de la raza hay en tu región. Por desgracia, se encuentran muchas ofertas poco serias de cachorros que se venden a través de anuncios clasificados. No compres un cachorro sin documentación, aunque te cueste encontrar un ca de bou auténtico en tu zona. Estos criadores poco responsables no cumplen los requisitos mínimos que influyen en el carácter, salud y tipo de los perros. Al final, acabas comprando un supuesto dogo mallorquín que no lo es, a menudo con problemas de salud y carácter. Así pues, asegúrate de que el perro tenga papeles de una asociación afiliada a la FCI. Consejo: la mayoría de perros de esta raza se pueden encontrar en España, pero también hay criadores en Francia. Busca en internet y fíjate siempre en la calidad y los conocimientos de cría.

Si quieres adoptar un presa mallorquín mayor, esto puede ser difícil en función de dónde vivas. Si estás abierto/a a adoptar un perro de la protectora, aquí encontrarás muchos parecidos al ca de bou. Es frecuente que los cuidadores se vean abrumados por las características de estos perros tipo bulldog o mestizos o bien hayan subestimado el trabajo que implican y los den en adopción. Una vez en la protectora, muchos deben esperar mucho tiempo hasta que les llega la oportunidad de un nuevo hogar. Si tienes experiencia, algo que necesitarás para tener un ca de bou o perros similares, buscar un perro parecido en la protectora puede ser una excelente alternativa.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.
12 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.