Yorkshire terrier

Yorkshire terrier

El pequeño yorkshire terrier con su pelaje largo y suave y su coqueto aspecto tiene un carácter muy determinado. En un principio, este can originario del condado Yorkshire del norte de Inglaterra se dedicaba a cazar ratones. Tiene una autoestima muy desarrollada y le gusta que, incluso como perro de compañía, su familia le tome en serio.

Carácter del yorkshire terrier

El terrier británico es mucho más que un perrito faldero, a pesar de que con sus característicos lacitos en el pelo dé una impresión diferente. Detrás de su coquetería se esconde un alma de luchador. Con valentía, seguridad en sí mismo y pasión, este pequeño can se enfrenta sin miedo a cualquier raza de perro, sin importar el tamaño.

Delirios de grandeza

El pequeño yorkshire tiende a sobreestimarse en sus encuentros con otros canes creyéndose mucho más grande de lo que es. Se enfrenta a mastines e incluso a pastores alemanes con energía y descaro, demostrando con sus ladridos quién manda en este territorio. Si hace falta, defiende a su familia y su hogar con uñas y dientes, incluso cuando tiene todas las de perder. Si estás pensando en adquirir un yorkshire terrier como perro de familia es recomendable que controles su exagerado afán de dominación desde cachorro.

Leal y con ganas de aprender

Por fortuna este vivaz e inteligente perrito es muy curioso y tiene muchas ganas de aprender. Le encantan los ejercicios de obediencia y las interesantes sesiones de entrenamiento. A pesar de que en secreto sueñe con ser quien manda, está dispuesto a aceptar las órdenes de su figura de apego. Si te tomas a tu pequeño yorkshire en serio como perro que es y le educas en consecuencia, será un compañero leal con nervios de acero, capaz de luchar contra viento y marea por sus humanos.

Activo y con gran capacidad de adaptación

A pesar de su alta autoestima, este peludo se adapta con facilidad a la rutina de su familia. Gracias a su pequeño tamaño resulta fácil llevarle a todos lados y requiere de pocas salidas. Sin embargo, debido a su pasado como perro de caza que perseguía a ratas y ratones por las calles de ciudades industriales al norte de Inglaterra, necesita hacer bastante ejercicio. Junto con las salidas de paseo diarias, este pequeño torbellino se entusiasma con deportes como el agility o flyball, o juegos de búsqueda. ¡La felicidad del pequeño yorkie es perfecta, si además puede ponerse a escarbar en el bosque o en el jardín!

Apariencia

Con una estatura de 18-23 cm y un peso máximo (según el estándar de la raza) de 3,2 kg es una de las razas más pequeñas del mundo.

Su pequeño cuerpo está cubierto por un pelo largo, liso y fino, que llega a tapar sus rectas patas casi por completo. Aunque a algunos yorkshire de exposición el pelo les llegue hasta el suelo, nunca debe impedir su libertad de movimiento.

Color

El estándar de la raza de la FCI (Federación Cinológica Internacional) solo reconoce una combinación: la cabeza y el pecho están cubiertos por un color dorado y el manto, desde el occipucio hasta la raíz de la cola, es de un color azul acero. El color dorado debe ser más oscuro en las raíces e ir aclarándose al llegar a las puntas. Cualquier otra tonalidad se considera como un fallo.

Origen

La historia de este pequeño perro de raza está ligada a la industrialización de Inglaterra. Junto a la mano de obra llegaron a las ciudades los perros, entre ellos las razas ya extintas clydesdale terrier y skye terrier quienes, junto a las razas bichón maltés y terrier inglés miniatura son los antepasados del yorkshire terrier. Para acabar con la plaga de ratas de las sucias calles, a finales del siglo XIX, los trabajadores del condado de Yorkshire (al que debe su nombre esta raza), comenzaron con la cría de este veloz y valiente terrier enano. Su principal actividad consistía en cazar ratas y ratones, pero pronto se emplearía para la caza ilegal de conejos y sangrientas competiciones de matar ratas.

Del barrio obrero a salones de elegantes damas

Cuando a finales del siglo XIX las peleas de ratas llegaron a su fin, comenzó el desarrollo profesional de la raza. La estandarización fue el comienzo de las exposiciones de perros, en las que jueces independientes galardonaban a los perros de raza más bonitos y puros. Incluso los obreros de los barrios pobres del condado Yorkshire se dieron cuenta de que podían beneficiarse de la cría de los pequeños terrier. Para conseguir que la demanda entre la nobleza, sobre todo entre las elegantes damas, aumentara, se redujo el tamaño y el peso del yorkie. Para alcanzar esto se cruzaron muchas razas, con éxito: en 1886 se reconocería de manera oficial al yorkshire terrier como raza independiente, convirtiéndose en uno de los perros enanos más populares de Gran Bretaña.

Cría de yorkshire terrier

Los criadores de la raza yorkshire terrier están por todo el mundo, desde América del Norte hasta Rusia, pasando por Europa. Sin embargo, entre ellos se encuentran algunos vendedores poco serios que buscan hacer un beneficio rápido a base de ofertas baratas mediante anuncios en internet o en el periódico.  Dado que los cachorros no son examinados por inspectores de la raza y no tienen los reconocimientos médicos, suele tratarse de canes enfermos o con trastornos de comportamiento. Para evitar llevarte una mala sorpresa y no fomentar este tipo de negocios sucios, lo mejor es que te mantengas alejado de este tipo de ofertas dudosas.

Criadores serios de la raza yorkshire terrier

Si tú y tu familia os habéis decidido a adquirir un perro yorkshire terrier y estáis seguros de que seréis un buen equipo, deberíais buscar un criador serio en vuestro entorno. Podéis encontrarlo en una lista de direcciones de vendedores de confianza que puedes conseguir en un club de la raza. Los criadores serios suelen formar parte de una asociación oficial y cumplen las indicaciones del estándar de la raza y del club al que pertenecen. Estas suelen ir más allá de los reconocimientos médicos y las pruebas de personalidad. Contacta con los posibles criadores y organiza una cita para conocerlos. El primer encuentro es para hacerte con una imagen global del criador, no para elegir a un cachorro.

Requisitos para elegir un buen criador

  • El criador te invita a su casa, te enseña la estación de cría, a la progenitora y a los cachorros (si ya han nacido).
  • El criador pertenece a una asociación de terrier oficial y tiene amplios conocimientos y experiencia sobre la raza. Te da consejos sobre una tenencia correcta, cuidados y alimentación y te habla sobre sus vivencias de convivir con un yorkshire terrier.
  • Los animales empleados para la reproducción han sido examinados antes de ser cruzados y los cachorros son adoptados con todos los documentos necesarios, certificado de descendencia y pedigrí.
  • El criador se interesa por tu modo de vida para asegurarse de que harás un buen equipo con un yorkshire terrier. Ten cuidado con aquellos criadores que quieren deshacerse de sus cachorros cuanto antes, pues eso indica que no se interesan por su bienestar.
  • El criador pide un precio adecuado por sus cachorros (el precio actual ronda los 1000 euros).

Enfermedades del yorkshire

  • Enfermedades oculares:
    • Queratoconjuntivitis seca (las glándulas lagrimales producen menos lágrimas)
    • Atrofia de retina progresiva (lento deterioro de la retina)
    • Distiquiasis (crecimiento de pestañas en el interior del párpado)
    • Luxación del cristalino, una enfermedad genética que puede llevar a la luna afáquica
  • Enfermedades articulares:
    • Displasia de rodilla
    • Displasia de codo
  • Trastorno de tiroides

Alimentación para yorkshire terrier

Las mejores condiciones para que tu yorkshire terrier tenga una vida larga y sin molestias son una buena genética, unos cuidados adecuados y una alimentación sana y equilibrada. La adecuada elección de los nutrientes, igual que en los humanos, aumenta considerablemente el bienestar de un can. Pero ¿qué pienso es el mejor para un perro yorkie? Depende de varios factores, pues la demanda de nutrientes varía según la edad, el tamaño, el peso y la cantidad de esfuerzo físico. En un principio es recomendable usar pienso especial para cachorros. En la mayoría de los casos el criador te abastece con pienso para las primeras semanas. Cuando vayas a comprar comida para tu yorkshire terrier presta atención a los factores nombrados con anterioridad.

Comida para yorkshire terrier adulto

La raza yorkshire terrier llega a la madurez a los doce meses, es entonces cuando ya solo necesita de una comida diaria. Con un peso de unos tres kilos y una cantidad de ejercicio normal, requiere de unos cien gramos de carne al día, que se enriquecen con copos, verduras, arroz hervido o pasta. Si prefieres preparar la comida tú mismo es mejor que uses carnes magras o entreveradas y prestes mucha atención a la calidad. La carne y las vísceras de res como el corazón o el hígado, la carne de pollo y la panza crudos son bien tolerados por estos canes. Si les alimentas con carne de cerdo debes hervirla primero. Otros tipos de carne fresca puedes dárselos sin cocinar, tal como especifica la dieta BARF (o ACBA), que es la Alimentación Cruda Bilógicamente Apropiada. Esta dieta está ganando popularidad en personas con perros pequeños.

Si quieres ahorrar tiempo puedes darle comida húmeda o pienso. Ambos contienen los nutrientes más importantes para tu peludo y no necesita ser complementada con minerales o vitaminas. Presta atención a la calidad del alimento y evita aquellas marcas que contengan demasiado cereal, azúcar, conservantes artificiales o potenciadores del sabor.

Cuidados de un yorkshire

El largo y sedoso pelaje de los yorkshire requiere tiempo, dedicación y saber cómo cuidarlo. Pero no te preocupes, con un poco de práctica incluso llegarás a disfrutar del ritual de cuidados diarios de tu fiel amigo canino. Si adquieres a tu peludo cuando es un cachorro, lo mejor es que le acostumbres desde un comienzo al cepillado del pelo y de los dientes, a los baños, a los cortes de pelo y de las uñas. Con un poco de paciencia y de práctica puedes habituar también a un yorkshire terrier adulto a estos cuidados.

  • Pelaje: el largo, suave y fino pelaje del pequeño terrier debe peinarse a diario. Lo ideal es un peine de metal con púas grandes. Además, debes bañarlo al menos una vez a la semana: enjuaga el pelo con agua tibia y enjabónalo con un champú especial para perros. Comienza por las patas traseras. La suciedad que se haya atrapado en el pelaje la puedes eliminar con las manos. El hocico del perro lo puedes limpiar con una esponja para evitar que le entre agua en su sensible nariz.
  • Corte de pelo: los yorkshire terrier no mudan el pelo, por lo que el sofá, las alfombras y su cama se salvan de los mechones. Esto hace que sea necesario cortar el pelo con frecuencia. Según el tipo de peinado (largo o corto) es conveniente acudir a un peluquero para perros profesional de tres a cuatro veces al año.
  • Corte de uñas y cepillado de dientes: una vez por semana es conveniente cortarle las uñas a tu peludo para evitar heridas. Además, debes cepillarle los dientes con regularidad con una pasta de dientes para perros para mantenerlos blancos, brillantes y sanos.

Tener un yorkshire terrier

A diferencia de sus cuidados, los perros yorkshire terrier son poco exigentes en cuanto al entorno familiar. El pequeño can está a gusto en un piso y se adapta con facilidad a la rutina de su familia, siempre y cuando esta tenga en cuenta sus necesidades de movimiento y de entretenimiento como can. Un yorkshire no es un perrito faldero sino un peludo temperamental con un innato afán de caza. Para que se desfogue es necesario sacarlo unas tres veces al día.

Ejercicio y socialización

Aparte de los paseos obligatorios se recomiendan deportes para perros como el agility, flyball o juegos de pelota o de búsqueda, que entusiasman al juguetón e inteligente cuadrúpedo. Otra ventaja de los deportes es el contacto social con otros canes, imprescindible para el tozudo y dominante terrier. Debido a su reducido tamaño y sus relativamente cortas patas no es adecuado como compañero para correr o para las excursiones en bicicleta.

Artículos más leídos

Métodos anticonceptivos para gatos

Los gatos son unos animales fascinantes. ¿Quién puede resistirse a un adorable gatito y a observarlo, mimarlo y acariciarlo durante todo el día? Pero la realidad es que vivimos en un mundo en el que las protectoras de animales están abarrotadas. Por esta razón, la mayoría de los amantes de los animales son conscientes de la importancia de evitar que su gato tenga una camada.

Vacunas para gatos

Para mantener a tu gato sano y para disfrutar de su compañía durante más años, es importante llevar a cabo una seria de vacunas para gatos. De lo contrario, es susceptible de contraer enfermedades graves que, en determinadas circunstancias, pueden dejarle secuelas permanentes o, en el peor de los casos, causarle la muerte.

Parásitos en gatos: cómo eliminar pulgas y garrapatas

Los parásitos son unos pequeños torturadores que se alimentan con la sangre de animales como los gatos. Aparte de ser muy molestos, también pueden causar enfermedades graves. En este artículo encontrarás toda la información que debes conocer acerca de los parásitos en gatos, sobre todo, de las pulgas y garrapatas.