Ridgeback tailandés

Ridgeback tailandés

Un ridgeback tailandés solo debe estar con alguien con experiencia.

Aspecto: look exótico

El ridgeback tailandés presenta una constitución atlética. Tiene ligeras arrugas en la frente, unas orejas triangulares algo inclinadas hacia delante y los ojos almendrados.

El pelaje, corto y liso, puede ser rojo, negro, azul o leonado. Además, destaca por la típica cresta (ridge) en el lomo, a la que el perro debe su nombre. Los pelos crecen a contrapelo en la línea central del lomo, formando así una cresta claramente visible y palpable. Esta cresta puede tener diferentes formas, pero debe ser simétrica.

Tamaño

El ridgeback tailandés es un perro mediano. Las hembras presentan una altura de cruz de 51-56 cm y los machos, de 56-61 cm.

Peso

Los machos pueden pesar hasta 34 kg y las hembras, 25 kg como máximo.

Carácter: perro polifacético

El ridgeback tailandés es un perro vivaracho y atento que necesita mucho ejercicio. Como cazador independiente que es, suele actuar por cuenta propia y no establece lazos estrechos con una sola persona.

Sin embargo, dentro de su manada humana, en su familia, es simpático y cariñoso. En casa muestra su lado tranquilo, pero fuera se acelera de lo lindo.

Ante los extraños se muestra reservado, pero no agresivo. Además, destaca por su valentía y sensibilidad, cualidades que muchos consideran muy interesantes.

kilos gratis

Adiestramiento: experiencia obligatoria

Al ser listo y diligente, el ridgeback tailandés sería un buen candidato para un adiestramiento sencillo, si no fuera por su instinto de caza. En caso de duda, este peludo tan independiente suele decantarse por la caza y no por los modales cuando hay una presa a la vista.

Además, necesita una mano firme de alguien experto y con experiencia con perros. Por lo tanto, su adiestramiento no es cosa de principiantes.

Mano firme no equivale en ningún caso a un adiestramiento con presión. De hecho, esta es más bien contraproducente con un perro tan sensible. En cambio, la motivación positiva conduce a progresos rápidos con esta inteligente raza.

Asiste a una escuela para cachorros cuando sea pequeño y, después, a una escuela canina de tu zona. Esto no solo sirve para el mero adiestramiento, sino que influye positivamente en el comportamiento social del perro.

Esto es importante porque este perro suele tener problemas de comprensión con otros perros a la hora de comunicarse. Tratar con otros perros desde cachorro refuerza sus aptitudes sociales y hace que los encuentros sean más relajados de adulto.

Tenencia: ¿encaja conmigo?

Dado que este es un perro de caza muy primigenio, no es recomendable para familias incondicionalmente. Necesita a alguien con experiencia que lo adiestre con perseverancia y le ofrezca suficiente ejercicio. Sobra decir que el ridgeback tailandés no es un perro para amantes del sofá.

Tampoco es apto para vivir en la ciudad. Esto se debe, entre otras cosas, a que le asusta el bullicio y frenesí de una ciudad. Claro que uno podría acostumbrarlo a ello, pero es probable que no se sintiera a gusto. Lo ideal sería un piso o una casa en la naturaleza con un terreno vallado donde pueda retozar.

Pero ojo, porque este peludo es capaz de dar saltos increíbles. Por eso, necesita una valla muy alta para que no se escape para desplegar su pasión de caza. Este deportista de élite puede llegar a saltar hasta dos metros.

El thai ridgeback puede llevarse bien con niños, pero siempre bajo supervisión. De hecho, los niños pequeños, con sus movimientos imprevisibles y sus gritos, podrían ponerlo de los nervios. En este caso, es conveniente ofrecerle escondites a los que pueda recurrir cuando se sienta agobiado.

¿Es un perro potencialmente peligroso?

El ridgeback tailandés es uno de los perros potencialmente peligrosos, por lo que está prohibido en algunos países. En España no figura específicamente en la lista de PPP, pero esta lista no es excluyente. De hecho, también se consideran PPP los perros que reúnen las mismas características que los de la lista. Además, cada comunidad autónoma puede añadir perros a esta lista si lo considera oportuno. Por lo tanto, deberás informarte sobre la normativa de tu comunidad autónoma.

Ridgeback tailandés
El ridgeback tailandés tiene un gran dinamismo y le encanta la acción.

Deporte y actividad: talento deportista polifacético

Por desgracia, llevar al ridgeback tailandés sin correa solo es posible en contadas ocasiones. En efecto, su instinto de caza es demasiado marcado, por lo que existe el peligro de que se ponga a perseguir conejos o al gato del vecino. Además, hay que decir que algunos ejemplares muestran una gran habilidad para quitarse el arnés. Por lo tanto, compra uno que sea seguro y se ajuste bien.

Con esta limitación, el perro thai ridgeback destaca en muchas actividades deportivas. Prueba varias para averiguar con cuál disfrutáis más. El dog dancing, el agility y el dog frisbee, por ejemplo, pueden ser ideales para desplegar su talento para saltar.

También hay otras actividades excelentes para él, como las tareas de rastreo o el mantrailing. No te desanimes si es difícil al principio. Este peludo necesita un poco de tiempo para concentrarse en una tarea concreta. Lo más importante es que el ridgeback tailandés se divierta. Si es el caso, se entregará a fondo al deporte en cuestión.

Además de los deportes, otras buenas maneras de que haga ejercicio son los paseos largos o salir a correr juntos. Eso sí, el perro debe ser adulto y contar con el entrenamiento correspondiente.

Cuidados: baños prácticamente innecesarios

El pelo corto crestado de este perro es muy fácil de cuidar. Un masaje semanal con una manopla o un cepillo suave suele bastar para eliminar los pelos sueltos. La suciedad seca a menudo se puede quitar con el cepillo, por lo que casi nunca hace falta bañarlo.

Si alguna vez fuera necesario, es importante acostumbrarlo desde cachorro a los baños con un champú suave para perros. Repite este ritual cada equis meses para que luego resulte más fácil.

Por cierto: quien tenga varios ejemplares de esta raza, podrá observar cómo se asean entre ellos, como lo hacen los gatos.

Inspecciónale las uñas cada equis semanas y córtaselas con un cortaúñas para perros si están muy largas. También deberás echarles un vistazo de vez en cuando a los oídos y, si es necesario, limpiárselos con un limpiador auricular canino.

Alimentación: ¿qué come?

Como cualquier otro perro, el ridgeback tailandés necesita una alimentación rica en carne.

Consejo: asegúrate de que la carne sea el ingrediente principal del alimento.

Cuando el cachorro llegue a tu casa, sigue dándole la comida que comía con el criador. Un cambio de alimentación requiere algo de tiempo para que el perro no tenga que procesar demasiados cambios de golpe.

Un cachorro puede comer tres o cuatro veces al día, mientras que un ridgeback tailandés adulto tiene bastante con dos. Después de comer, conviene que haga una siesta para hacer la digestión. Las recomendaciones de los fabricantes respecto a la cantidad diaria son siempre valores orientativos. Por lo tanto, contrólale el peso y haz los ajustes que sean necesarios. En general, no es necesario recurrir a alimentos light especiales.

También es importante incluir las chucherías en la ración diaria y no dárselas como extra. Estas comidas entre horas aportan muchas calorías a los perros rápidamente. Además, cíñete a los productos saludables, como los snacks dentales o carne deshidratada para perros.

Los snacks masticables, como las orejas de vacuno, satisfacen sus necesidades masticatorias y constituyen un complemento apreciado de la dieta. Por último, no olvides que debe tener agua fresca a su disposición en todo momento.

Salud: baja predisposición

Esta raza tan robusta apenas presenta predisposición a enfermedades hereditarias. Un criador serio te mostrará exámenes de caderas sanas de los padres, ya que esta raza puede tener predisposición a la displasia de cadera. También deberíais hablar sobre el sinus dérmico, una enfermedad frecuente en la raza, y las correspondientes medidas de prevención.

Esta es una anomalía en forma de quiste que los criadores con experiencia pueden palpar. Además, puede (y debe) extirparse quirúrgicamente a una edad temprana. Con esta operación, el perro puede vivir una vida totalmente libre de molestias. Sin embargo, si no se detecta la anomalía, puede provocar infecciones mortales. Los animales afectados se deben retirar de la cría debido al carácter heredable de la enfermedad. Sin embargo, después de la operación se pueden dar en adopción sin problemas.

Esperanza de vida

Con una buena tenencia y una atención sanitaria regular, el perro thai ridgeback puede vivir doce o trece años.

Cría: ¿dónde puedo encontrarlo?

Esta raza no está extendida en absoluto, pero cuenta con un club de fans consolidado en Europa. Con un poco de investigación y la voluntad de recorrer muchos kilómetros y esperar bastante tiempo, es muy posible que encuentres un cachorro en Europa.

Aunque el criador esté lejos, visítalo en su casa para conocer a los padres y el entorno del perro. Además, aprovecha la visita para hablar con el criador sobre la raza y sus requisitos.

Un criador responsable es el requisito más importante para que un perro esté sano. Infórmate bien a la hora de buscar un criador serio y evita a los que no pertenezcan a ninguna asociación. Estos vendedores no practican ninguna prevención sanitaria ni invierten tiempo ni conocimientos suficientes en la fase de impronta y socialización.

Precio

Un ridgeback tailandés de un criador serio cuesta 1500 euros o más.

Cuando te lo entreguen, el cachorro tendrá al menos ocho semanas y estará varias veces desparasitado y vacunado. No te olvides de pedir cita para las vacunas de recuerdo.

Además, si no lo adoptas en España, ten en cuenta las condiciones estatales para introducir un animal desde el extranjero. Compra únicamente a criadores que trabajen con pedigrí y bajo el auspicio de la FCI.

Alternativas

Si buscas un thai ridgeback adulto, vale la pena que eches un vistazo a los mestizos y perros crestados rodesianos de las protectoras. En Europa es muy raro encontrar un ridgeback tailandés de pura raza en adopción.

Si quieres buscar uno específicamente, puede que encuentres algo en internet. Por ejemplo, en algunos países hay grupos de Facebook que se dedican a la adopción de perros de esta raza. Sin embargo, recuerda que este es un perro para expertos. Por eso, es muy importante que te informes ampliamente sobre sus antecedentes antes de tomar una decisión. Debes estar seguro/a de que cuentas con la experiencia suficiente como para tener este peludo.

Ridgeback tailandés
El ridgeback tailandés goza de una salud de hierro y apenas se le atribuyen enfermedades hereditarias.

Historia: raíces antiguas

Como su nombre ya sugiere, los orígenes de este perro se encuentran en Tailandia, concretamente en el este del país. Sus antepasados eran los perros paria. Estos son perros que viven junto a las personas desde hace siglos, pero con independencia de ellas.

En Tailandia, los antepasados del ridgeback tailandés se utilizaban tradicionalmente para la caza y como perros guardianes. Se pueden encontrar menciones de la raza en documentos escritos desde hace más de 350 años. Poco a poco, se fue extendiendo desde las provincias de Chanthaburi y Rayong hasta llegar a Bangkok. Aquí es donde comenzó la cría profesional de este perro.

El ridgeback tailandés es, junto al perro crestado rodesiano, la única raza reconocida por la FCI con cresta (ridge). Hasta hoy no se ha podido demostrar si realmente existe una relación directa entre ambas razas.

Se calcula que la cifra actual de ejemplares de esta raza ronda los 2500.

Artículos relacionados
Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.
12 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.