Boston terrier

Boston terrier

El boston terrier es muy popular en su patria, EE. UU., mientras que en Europa va adquiriendo fama lentamente. Pero sus fans saben perfectamente qué les gusta tanto de este extraordinario perro: es un perro de compañía sencillo con un carácter despierto y una expresión muy particular que rezuma buen rollo allá donde va.

Compacto y elegante

El boston terrier es un perro tipo dogo que se caracteriza por su aspecto compacto, una cabeza cuadrada y maciza, las características orejas de murciélago, el hocico corto y una cola naturalmente corta. El estándar valora mucho el equilibrio de las proporciones y prevé tres clases de peso: menos de 6,8 kg (ligero), de 6,9 a 9 kg (medio) y de 9 a 11,3 kg (pesado). La altura de cruz es de 43 cm como máximo. No tiene arrugas en la cara y el pelo, corto, brillante y sin subpelo, puede ser atigrado de diferentes colores, negro o seal (negro con matiz rojizo). Se requieren marcas blancas bien distribuidas.

ARTICLE BANNER CUPONES

Estadounidense con antepasados británicos

Pese a su nombre, el boston terrier no es un terrier (un perro de caza), sino un perro tipo dogo. El origen de la raza está en EE. UU. en la década de 1870, cuando se cruzó el terrier inglés, una raza que ya no existe, con bulldogs ingleses. Más tarde también se unieron los bulldogs franceses a la línea genealógica del boston terrier.

En 1878, un amplio público se fijó por primera vez en la extraordinaria raza cuando se exhibió en Boston. Aquí, en la ciudad que le dio su nombre, los amantes de la raza fundaron el primer club de fans. En 1893, el American Kennel Club denominó a la raza boston terrier. Hasta la década de 1960 fue un perro muy popular en EE. UU. De hecho, era una de las diez razas más extendidas en los estados y hoy sigue encontrándose con frecuencia. No fue hasta 1927 que llegaron estos perros a Europa. Aquí, aunque sigue siendo infrecuente, ha estado adquiriendo popularidad en los últimos años. Por ejemplo, en Alemania nacen unos 300 cachorros al año. Desde 1979, el boston terrier es el State Dog oficial de Massachusetts.

Alegre y seguro de sí mismo

El boston terrier es un compañero de por vida. Es temperamental y siempre está dispuesto a divertirse. Además, es cariñoso con las personas y social con otros perros y animales domésticos. Sin embargo, algunos ejemplares pueden tener cierto instinto de caza fuera de casa. Aunque el boston terrier es un perro muy vigilante, no es agresivo. En algunos, especialmente en machos, se nota la herencia del terrier en la defensa del territorio frente a otros perros. Aunque suele ladrar en presencia de desconocidos, no tiende a hacerlo continuamente. Si bien siempre le gusta hacer cosas, no es nervioso, sino que irradia serenidad. El perro boston reacciona al estado de ánimo de su gente y, por eso, se considera muy sensible. En general, cuando más pesa el perro, más tranquilo y sereno es. Especialmente los ejemplares pequeños suelen ser muy juguetones, incluso en edad avanzada.

Boston terrier

Compañero flexible

Ya sea un paseo largo o una siestecita en el sofá, el boston terrier se apunta a un bombardeo. No necesita marcha diariamente, pero disfruta de la compañía de su manada, y no le gusta quedarse solo mucho rato. Al boston terrier le encanta aprender trucos, lo que no solo refuerza el vínculo entre él y su cuidador, sino que entrena su cabecita despierta. A algunos ejemplares también les divierte el adiestramiento de obediencia, el dog dancing y el agility para perros pequeños. Pruébalos a ver si le gustan a tu peludo. Gracias a su carácter sencillo y relajado, estos perros también son expertos en arrancar sonrisas a los residentes de residencias de ancianos. Algunos incluso han completado con éxito una formación como perros de terapia.

Salud robusta gracias a una buena cría

La mejor prevención de enfermedades hereditarias es comprar un cachorro a un criador serio. Estos criadores excluyen a los perros afectados por estos trastornos. Una de las predisposiciones hereditarias del boston terrier es la luxación de rótula, por la que la rótula se disloca. Los perros afectados intentan protegerse la pata visiblemente. Además, el boston terrier tiene predisposición a enfermedades oculares, como las cataratas o la atrofia progresiva de retina (PRA), que pueden causar ceguera. Por último, esta raza figura entre las de cabeza corta. Esta forma de la cabeza se conoce como braquicefalia y puede acarrear problemas de salud. A causa de los orificios y cavidades nasales estrechos, el velo del paladar engrosado y las alteraciones en la laringe, el perro puede sufrir disnea. Los ruidos al respirar y los ronquidos no son infrecuentes en este perro. Algunos ejemplares también tienen problemas respiratorios recurrentes.

Antes de comprar un cachorro, infórmate bien sobre estos posibles problemas y elige bien al criador. Este siempre debe poner la salud y el bienestar por delante de los extremos estéticos. En verano, protege a tu boston terrier del calor excesivo, ya que muchos ejemplares no lo toleran bien. No expongas sus ojos a las corrientes de aire, ya que se inflaman con rapidez. El perro boston puede vivir hasta 15 años.

Alimentación sana

Como en todos los perros, una alimentación equilibrada con una alta proporción de carne es la clave para mantener al boston terrier sano y en forma. Da igual si le das pienso o comida húmeda: la carne debe figurar en el primer puesto de la lista. Evita la comida con un alto contenido de cereales y da preferencia a la que tenga la mínima cantidad. Con una raza tan pequeña y compacta como el boston terrier, es conveniente tener muy controladas las raciones diarias para prevenir el sobrepeso. Particularmente, asegúrate de incluir las chucherías en el recuento de calorías diario.

Si quieres cambiarle la comida, hazlo con cuidado para no irritarle el estómago a tu peludo. Lo mejor es mezclar el alimento nuevo con el antiguo durante un tiempo y aumentar la proporción del nuevo paulatinamente.  Un cambio de alimentación demasiado rápido puede provocarle diarrea. La mejor hora para darle de comer es después de pasear. Mientras que los perros jóvenes ingieren una ración hasta cuatro veces al día, los adultos tienen bastante con dos. Asegúrate de que pueda comer tranquilo y descansar después para hacer la digestión, por ejemplo, con una siesta. Como es lógico, tu peludo siempre debe tener suficiente agua fresca a su disposición.

Cuidado de la cabeza a las patas

El cuidado del pelo del perro boston no requiere grandes esfuerzos. Cepíllalo cada equis días para eliminar los pelos sueltos, p. ej., con una manopla con púas de goma. Este perro no tiene subpelo, por lo que no se le forman enredos. Sin embargo, en invierno puede enfriarse rápidamente cuando hace frío. Por eso, comprar un abrigo canino puede ser una buena inversión en las regiones frías. Examínale las orejas regularmente y, si es necesario, compra un limpiador auricular especial en una tienda especializada para prevenir otitis. Algunos cuidadores acostumbran a sus cachorros a la higiene dental con un cepillo y pasta de dientes especiales para perros. También puedes darle snacks dentales o artículos secos para masticar de vez en cuando, como oreja de vacuno deshidratada. Si quieres, ofrécele carne de vacuno cruda como golosina, pero nunca carne de cerdo cruda.

Boston terrier

¿Encaja conmigo un boston terrier?

En muchas regiones europeas, el boston terrier sigue siendo un secreto, aunque se adapta a casi cualquier situación vital. Debido a su tamaño, no es ningún deportista de élite que pueda entrenar todos los días con un maratonista. Sin embargo, le gustan las excursiones largas. Este amante de los niños encaja con familias, solteros y personas mayores. Por su tamaño y su escaso dinamismo, se siente perfectamente bien en un piso de ciudad. No obstante, es mejor que no tenga que subir escaleras, ya que esto no le va demasiado bien.

Se suele llevar bien con otros perros e incluso con gatos, especialmente si los conoce desde cachorro. Antes de traerlo a casa, asegúrate de que no haya ningún alérgico en la familia. Aunque se lo puede tener en un piso, si no eres el propietario es mejor que pidas permiso al arrendador. Antes de que el perro boston llegue a casa, piensa en quién se ocupará de él en vacaciones o cuando estés enfermo. Hoy día pueden alojarse perros en muchos hoteles, por lo que unas vacaciones con perro pueden ser una buena opción. Infórmate con tiempo sobre las opciones para viajar juntos o un cuidado fiable y cariñoso en casa. Recuerda también que al boston terrier no le gusta el calor excesivo.

Un perro es sinónimo de responsabilidad a largo plazo. Reflexiona de antemano si puedes ocuparte de uno durante años y con qué gastos tendrás que correr. Además del equipamiento básico (comederoscamas, mantasprotección para el cochecorrea, collar, arnés y juguetes), también debes contar con los gastos regulares para el seguro de responsabilidad civil, el veterinario y, lógicamente, una comida de calidad. Si tu peludo se pone enfermo, los gastos veterinarios pueden dispararse rápidamente.

Cómo encontrar al boston terrier de tus sueños

¿Te has enamorado del boston terrier? ¡Genial! ¿Ya tienes claro todo lo que hay que tener en cuenta antes de traerlo a casa? ¡Perfecto! Ahora ya puedes ponerte a buscar a un criador profesional. Reconocerás a un buen criador porque, entre otras cosas, pertenece a una asociación canina y porque solo entrega a sus cachorros con el certificado de ascendencia. Aquí se documenta la línea genealógica con exactitud. Un criador serio excluye las enfermedades hereditarias de la cría en la medida de lo posible. Para ello, somete a los padres a varias pruebas de aptitud. Además, les ofrece suficiente tiempo para recuperarse entre camadas y se asegura de que los cachorros estén bien socializados. Por otra parte, los entrega varias veces vacunados y desparasitados, con los certificados correspondientes.

Algunos criadores subrayan en sus sitios web que la camada ha nacido sin cesárea. La cesárea no es un criterio de exclusión para una buena cría. No obstante, es sospechoso que varias camadas consecutivas hayan nacido por cesárea, ya que esto suele significar que la cabeza de los cachorros es demasiado ancha para la pelvis de la madre. Esta es una tendencia que los criadores serios no favorecen mediante una selección inteligente de los antepasados. Y es que este es uno de los extremos negativos de la cría del boston terrier.

También a nivel humano debe haber feeling entre tú y el criador. Si lo visitas en su casa, podrás hacerle todo tipo de preguntas sobre el cachorro y sus antepasados, así como conocerlos. Por su parte, el criador probablemente te preguntará sobre tu experiencia con perros y tu situación vital. Alégrate de que lo haga, ya que es una prueba de que se preocupa por el bienestar de sus cachorros.

Nada de ofertas

Ignora las supuestas gangas y las camadas accidentales de los reproductores de perros. Comprándoles a ellos no les haces ningún favor a los animales ni a ti. Aquí, como en todas partes, la oferta se rige por la demanda. Estos criadores crían sin los conocimientos necesarios y más por amor al bolsillo que a los animales. Esto, por desgracia, se traduce en carencias de socialización y salud.

Si quieres darle un nuevo hogar a un boston terrier adulto, acude a asociaciones de dogos necesitados, que suelen publicar varios perros tipo dogo en internet, entre ellos también boston terrier. No obstante, las probabilidades de encontrar a un perro adulto de pura raza son bajas, ya que este no es un perro común en Europa. Prepárate para esperar mucho tiempo o contempla la posibilidad de adoptar una mezcla en una protectora. Aquí a veces hay animales mayores que florecen de tal manera en su nuevo hogar que la pertenencia a la raza pasa a un segundo plano. Las asociaciones de dogos necesitados también suelen anunciar estas mezclas. Hablando con el centro o la protectora averiguarás si el peludo y tú podéis llevaros bien.

Nuestros artículos más útiles
11 min

Golden retriever

El golden retriever es un perro familiar de tamaño mediano y al que le encantan los niños: muy cercano a las personas y dócil, pero también requiere de cuidados del pelaje y muchas salidas al exterior.
11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
11 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? ¡No nos engañemos! El pinscher miniatura ―también conocido como pinscher mini, pin min, pinscher enano o Zwergpinscher― es un «gran» perro. Quien desee un adorable y tierno perrito faldero se equivoca con el pinscher mini. A pesar de su tamaño, a este perro familiar tan despierto le encanta la actividad y el deporte y, en muchos sentidos, mantendrá a sus dueños muy ocupados.