Dogo argentino

Dogo argentino

Aspecto poderoso

Un macho adulto puede presentar una altura de hombro de unos 70 cm y pesar hasta 45 kg. Ya solo por su tamaño, el dogo argentino tiene un aspecto impresionante, enfatizado por su constitución compacta y musculosa. Incluso los menos expertos se dan cuenta de que pertenece a los perros tipo dogo. Sus orejas triangulares son semierectas y de inserción lateral. Según el estándar, el pelo corto siempre debe ser blanco puro, pero se permite una mancha oscura en la cabeza. Además, el pelaje de la cabeza puede tener una pigmentación oscura del diez por ciento como máximo.

Antiguo perro de caza argentino

El origen del dogo argentino está bien documentado, ya que es una raza bastante nueva. El Dr. Antonio Nores Martínez, el fundador de la raza, desarrolló el primer estándar en 1928. Martínez cruzó deliberadamente perros de pelea con perros tipo dogo. Los dogos habían llegado al continente sudamericano con los españoles durante el descubrimiento de América. Su objetivo era claro: conseguir un perro todoterreno. Quería criar un perro de caza extraordinario que también fuera un buen perro de compañía y guardián.

El dogo argentino se ha utilizado desde el principio sobre todo en la caza de jabalíes y felinos. En la persecución del jabalí, los perros cazan en jauría. A continuación, los llamados perros de agarre, a los que pertenece este dogo sudamericano, intentan someter a la presa. El dogo argentino estaba predestinado a esta peligrosa tarea debido a su imponente tamaño y valor. También es apto como perro pastor del ganado. Puede defender el rebaño contra incontables peligros. El color del pelaje del perro también demuestra su tarea original: el pelo blanco reluciente debía distinguirlo de la presa durante el calor del combate y protegerlo de un disparo. Hoy día, el dogo argentino es un perro versátil popular en su tierra que también vive con muchas familias, exactamente como lo quiso el Dr. Martínez.

Dogo argentino

Carácter risueño con aristas

Aunque su ámbito de uso original, la caza del jabalí, tiene un trasfondo sangriento, el dogo argentino es un perro alegre y cariñoso que sabe dosificar su fuerza. Por muy cariñoso que sea dentro de la manada y con su persona de referencia y por muy reservado que se muestre con los extraños, hay que asegurarse de no estimular la agresividad de este perro tan territorial. Esta raza muestra un marcado comportamiento de caza que hay que mantener bajo control. Si tiene un jardín a su libre disposición, este debe estar protegido para que no pueda escaparse. A pesar de sus buenas características de perro guardián, no tiende a ladrar. Al encontrarse con otros perros, especialmente entre machos, puede haber incompatibilidades. Pese a su cordialidad, puede ser un perro muy testarudo que, con un control incoherente, quiere tomar el control. Ya solo por su tamaño, esto puede resultar problemático.

Adiestramiento para expertos

Un dogo argentino no debe estar con manos inexpertas, ya que podría aprovechar hasta el más mínimo error. Además, casi huele las inseguridades, lo que puede provocar rápidamente una escalada de los errores de principiante, supuestamente inofensivos. Además de un liderazgo consistente y seguro, marcado por una superioridad natural y nunca por una dureza exorbitada y mucho menos violencia, el perro también necesita una socialización intensiva en edad de cachorro. Esta empieza con un criador responsable, que enseña a los cachorros a interactuar con personas y otros perros desde el principio, y continúa en el nuevo hogar. Es aconsejable llevarlo a escuelas de cachorros y, después, a escuelas para perros adultos. Lo ideal sería que el dogo argentino no crezca solo, sino con otros perros. Así, influirás positivamente en su vena social.

ARTICLE BANNER CUPONES

Salud: perro fuerte con pequeñas debilidades

Un cachorro de dogo argentino debe someterse a un test de audiometría a partir de la sexta semana de vida. Por desgracia, algunos de estos perros son sordos de un oído o de los dos. Es evidente que un criador no sigue criando con un perro afectado de sordera. Si la sordera es de un solo oído, el peludo puede llevar una vida totalmente normal. Sin embargo, con una sordera bilateral hay que informarse ampliamente sobre las necesidades especiales de los perros sordos. Lo ideal es que estos perros vivan con otros perros para que puedan guiarse por ellos.

Además, los antepasados del perro deben haber dado negativo en las pruebas de displasia de cadera. Y es que esta raza, como muchas razas grandes, tienen predisposición a esta malformación. Con una radiografía se puede ver el estado de las caderas y retirar a los perros afectados de la cría. Incluso con unas caderas intactas, los perros adolescentes no deben subir escaleras ni practicar deportes duros. Esto podría dañarles el aparato locomotor permanentemente. La profilaxis con vacunas, que empieza en edad de cachorro, se debe continuar con el perro adulto. Habla con el veterinario sobre los intervalos de vacunación pertinentes y la desparasitación regular. Los ejemplares sanos viven una media de entre diez y 12 años.

Alimentación para sensiblones

Esta raza puede presentar intolerancias alimentarias que se manifiestan con problemas de la piel. Para ir sobre seguro, dale alimentos de calidad con un porcentaje alto de proteínas desde cachorro. La carne debe ser el ingrediente principal y, por tanto, estar a la cabeza de la lista. No debe contener cereales, como trigo. Dale de vez en cuando algo para masticar en forma de artículos secos, como orejas de vacuno. Con las chucherías, asegúrate de que también sean de buena calidad. Por ejemplo, hay trozos de carne deshidratada que sientan bien a muchos perros y que son muy sanos.

Si quieres o debes cambiarle el alimento, hazlo gradualmente y mezcla cada día un poco más del nuevo con el antiguo. Así, evitarás reacciones adversas provocadas por intolerancias. No pierdas de vista su línea, ya que el sobrepeso puede provocarle muchos problemas de salud, p. ej., en las articulaciones. Déjalo descansar después de las comidas. Los esfuerzos después de comer son perjudiciales porque los perros grandes, particularmente, corren el riesgo de sufrir una torsión gástrica. Además, tu peludo debe tener siempre agua fresca a su disposición.

Cuidados sin complicaciones

El pelo corto del dogo argentino no necesita grandes cuidados. Cepíllalo varias veces por semana con una manopla especial. Durante el periodo de muda, quítale los pelos sueltos para reducir el número de pelos que se acumulan en casa. Acostúmbralo desde cachorro a esta rutina de cuidados para que la disfrute cuando sea adulto. Para limpiarle las orejas, lo mejor es utilizar un limpiador especial cada dos semanas.

En general, este perro no necesita bañarse. Para emergencias, la suciedad persistente se puede lavar con un champú canino suave, que encontrarás en cualquier tienda de animales. De todos modos, suele bastar con cepillarlo para eliminar la suciedad seca. En verano resulta práctico tener zonas de baño cerca para el dogo argentino, ya que a esta raza le suele gustar darse un chapuzón. Así se lavan de forma natural. No pierdas de vista las uñas del peludo y córtaselas cuando sea necesario con un cortaúñas especial. Así, no se quedará enganchado con ellas, algo muy doloroso para él.

Dogo argentino

Amante de la naturaleza dinámico

Al dogo argentino le encanta estar en la naturaleza. Es un buen acompañante en largas caminatas e incluso, si ya es adulto y se lo ha entrenado paulatinamente para ello, un compañero ideal para ir a correr y montar a caballo o en bicicleta. También es un fantástico deportista, así que averigua qué deportes podéis disfrutar juntos. Además, cualquier forma de trabajo olfativo le resulta interesante. Los ejercicios repetitivos sin gracia no son del agrado de este cazador tan independiente. Si tienes un lago o estanque cerca en el que pueda chapotear sin molestar a nadie, ¡perfecto! La mayoría de ejemplares de la raza son amantes del agua. Importante: Recuerda que este perro de caza necesita algo de adiestramiento para que responda cuando lo llames. Solo entonces podrás dejarlo ir sin correa. Además, hay que tener en cuenta que en algunas regiones es obligatorio llevarlo con correa.

Un perro de ensueño, pero no para cualquiera

¿Tienes experiencia con perros, mucho espacio (este perro no debe vivir en un piso de ciudad bajo ningún concepto) y te has enamorado de la raza? ¡Genial! Lo siguiente que debes averiguar es si la tenencia del dogo argentino está sujeta a condiciones especiales en tu región. En algunas comunidades autónomas de España, por ejemplo, se piden ciertos requisitos. Infórmate sobre estos aspectos de antemano, también si te vas a ir de viaje con él.

Le ofrecerás un buen hogar al dogo argentino si eres deportista y haces muchas cosas con él en la naturaleza. No solo debes tener experiencia con perros, sino ser consecuente con el adiestramiento. Además, debes actuar con seguridad para que el perro te acepte como líder de la manada. Esta raza no se lleva particularmente bien con los gatos. Sin embargo, puede convivir con uno si ya está acostumbrado a él desde cachorro. Calcula los gastos regulares de una comida de calidad para este perro tan grande, los costes veterinarios, incluido un colchón para posibles enfermedades, así como el importe del seguro de responsabilidad civil para perros.

Datos útiles sobre el dogo argentino

Ahora ya sí que sí: ¡viene un dogo argentino a casa! Para acortar el tiempo de espera, puedes hacer muchos preparativos. Dado que tienes experiencia con perros, probablemente ya tendrás alguna que otra cosa del equipamiento básico. También necesitarás comederos. Para perros grandes son muy prácticos los de altura regulable, que les permiten comer cómodamente desde cachorros hasta mayores. Antes de comprar las camas y mantas, y el transportín para el coche, piensa en el futuro tamaño del perro. Compra los juguetes y el arnés o collar para el cachorro y ya se los cambiarás más tarde. Piensa en si, además de una correa normal, también necesitas una de rastreo para el adiestramiento. Un collar reflectante es una buena idea para las épocas de más oscuridad del año. Además, necesitarás utensilios de cuidado, como cepillos o manoplas, un champú canino suave para pieles sensibles, cortaúñas y pinzas quitagarrapatas.

Dónde encontrar al perro de tus sueños

En Europa hay pocos dogos argentinos y el número de camadas es muy limitado. En la mayoría de países hay solo un puñado de criadores. Esto, a su vez, significa que tendrás que esperar bastante y recorrer muchos kilómetros para encontrar al tuyo. Gracias a internet, la búsqueda suele acabar en éxito, pero la selección de cachorros y criadores no es precisamente enorme. No dejes que esto te confunda y solo compra un cachorro donde estés seguro de que te van a dar un dogo argentino auténtico con certificado de ascendencia.

Para el criador, los chequeos médicos, incluidos los test de audiometría, deberían darse por sentados. Cuando visites al criador, asegúrate de que los padres tengan buen aspecto y no muestren signos de agresividad. La socialización y la impronta de los cachorros también están en la lista de prioridades. El criador te informará sobre su objetivo de cría y te hará preguntas, ya que se interesa por el bienestar de sus pequeños. El cachorro podrá irse contigo con ocho semanas de vida como muy pronto. Para entonces, llevará chip, lo habrán desparasitado varias veces y estará vacunado. Piensa en las vacunas posteriores para finalizar la inmunización básica.

Adoptar un dogo argentino adulto

Si prefieres darle un nuevo hogar a un dogo argentino adulto, en Europa te costará encontrar uno de pura raza. Sencillamente, hay muy pocos. Sin embargo, en las protectoras hay muchos perros tipo dogo que presentan rasgos de carácter similares. La institución mediadora te ofrecerá información sobre la personalidad de estos perros y, hablando contigo, determinará si podéis hacer un buen equipo. Dado que los perros grandes lo pasan muy mal en las protectoras y a menudo tienen que esperar mucho hasta que hallan un nuevo hogar, adoptando uno de estos perros no solo conseguirás a un compañero maravilloso, sino que lo harás muy feliz.

Nuestros artículos más útiles
11 min

Golden retriever

El golden retriever es un perro familiar de tamaño mediano y al que le encantan los niños: muy cercano a las personas y dócil, pero también requiere de cuidados del pelaje y muchas salidas al exterior.
11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.
11 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? ¡No nos engañemos! El pinscher miniatura ―también conocido como pinscher mini, pin min, pinscher enano o Zwergpinscher― es un «gran» perro. Quien desee un adorable y tierno perrito faldero se equivoca con el pinscher mini. A pesar de su tamaño, a este perro familiar tan despierto le encanta la actividad y el deporte y, en muchos sentidos, mantendrá a sus dueños muy ocupados.