Terrier checo

Terrier checo

El terrier checo es fácil de controlar y es apto tanto para la caza como para familias.

El terrier checo, o cesky terrier, es una raza muy nueva de la República Checa. Aquí se crio para cazar zorros y tejones. Para ser un terrier, es fácil de controlar, tiene un temperamento moderado y, por tanto, es un buen perro familiar.

Aspecto: terrier típico

El terrier checo es un perro paticorto que, por su estatura, se reconoce inmediatamente como terrier. Tiene una constitución compacta y maciza, y un morro fuerte que desemboca en la típica cabeza cuneiforme. En esta se asientan dos orejas en forma de uve, muy largas y dobladas hacia delante. Las patas delanteras son rectas y más grandes que las traseras, que están dobladas.

Con entre 25 y 32 centímetros y entre seis y diez kilos, es entre pequeño y mediano. Además, es musculoso, sobre todo en el lomo, la grupa y la región lumbar. Las costillas, muy arqueadas, conforman un perfil inferior ligeramente elevado. La cola es de inserción baja.

Pelaje sedoso y ondulado

El pelo del terrier checo es un poco especial. Es de longitud media y muy fino, lo que, junto con los dos colores típicos (azul grisáceo y café), le confiere un brillo elegante. En la cabeza y el mentón es muy largo, lo que hace que se forme la típica barba.

El suave pelaje puede ser entre ondulado y rizado. Además, puede presentar marcas en la cabeza, el cuello, el pecho y las patas. La condición es que estas no constituyan más del veinte por ciento de la superficie.

Pero ¿ve algo?
Para que este perro pueda ver bien, hay que cortarle el pelo que le cae delante de los ojos.

Terrier checo
El pelo que le cae delante de los ojos al terrier checo se debe cortar periódicamente.

Se dice que los terriers ladran mucho y son camorristas. Pues bien, el terrier checo te sorprenderá. Esta raza es famosa por su tranquilidad y obediencia. Se lo podría describir como apacible. No tiene ni gota de agresividad, lo que hace que sea fácil de controlar.

Poca tendencia a ladrar

Incluso en el tema de los ladridos, el terrier checo es una gran excepción entre los terriers. Mientras que otros ladran por cualquier minucia, él se muestra más bien reservado en este sentido.

Como compañero fiel de su persona de referencia, muestra un polifacetismo digno de mención. Puede ser desde cariñoso y prudente hasta alegre y juguetón con los niños. Ante los desconocidos se muestra más bien esquivo y reservado. Necesita tiempo para soltarse y aceptar a nuevas personas en su entorno.

Perro de caza con olfato excelente

Con su excelente sentido del olfato, el terrier checo es un perro de caza por naturaleza que disfruta siguiendo rastros. Mantiene la nariz al viento con atención y percibe cualquier ruidito entre los matorrales. Se lanza sin pensar entre los arbustos para perseguir a la presa.

Gracias a su disposición para el adiestramiento, puedes controlar estas características, especialmente si le ofreces actividades físicas y mentales alternativas.

Aunque el terrier checo se cría para la caza y tiene cierto temperamento en el trabajo, por lo demás es bastante casero. Le encanta convivir íntimamente con su familia en una casa o piso donde pueda disfrutar de sus caricias.

No es recomendable tenerlo en una perrera porque desarrollaría problemas de comportamiento.

La importancia de la compañía

Una cosa debe quedar clara: el terrier checo no es un perro que deba quedarse solo mucho tiempo.

Necesita compañía y contacto con sus personas de referencia más importantes. Así pues, procura integrarlo en el día a día y te seguirá a todas partes.

Estímulos

El cesky terrier es un terrier moderado, pero también le gusta retozar. Juega mucho con él y plantéale unos pocos desafíos.

También le divierten los paseos largos con esprints y juegos de agility. No obstante, nunca será tan impulsivo e intenso como otros terriers.

Básicamente, el terrier checo no presenta complicaciones en temas de alimentación. Sin embargo, hay que reducir al mínimo el contenido de cereales de la comida y apostar por un porcentaje alto de carne. Elige un alimento de buena calidad que se adapte a las necesidades de las razas pequeñas.

La alimentación debe ser equilibrada y contener suficientes proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. Como puede ser propenso al sobrepeso, es importante controlar las raciones.

Además, no te olvides de ponerle siempre agua fresca.

Comida según la edad
A los perros jóvenes hay que darles comida para cachorros y a los mayores, comida para perros sénior. Los distintos productos están adaptados a la perfección a la demanda nutricional de cada edad. Por eso, son los más indicados para cada etapa de vida.

Barf

El terrier checo también es un buen candidato para el barf (alimentación cruda biológicamente apropiada). El barf es un método por el que se alimenta al perro con carne, huesos, verduras y otros ingredientes crudos. De este modo, se pretende simular la alimentación natural del perro. Este método prescinde de productos procesados y apuesta por una composición lo más natural posible.

Como el terrier checo no ha sufrido la cría excesiva, goza de una salud de hierro.

No se le conocen enfermedades hereditarias y, con unos buenos cuidados, apenas tendrás que llevarlo al veterinario. No obstante, puede tener alguna enfermedad que requiera una visita al veterinario. Presta atención a su comportamiento, ya que las anomalías pueden apuntar a problemas de salud.

Esperanza de vida

La esperanza de vida media del terrier checo es de catorce años.

Con el terrier checo hay que practicar cuidados del pelaje periódicos. Es importante cepillarlo regularmente para prevenir enredos y eliminar los pelos sueltos. Aunque pelecha menos que otras razas, hay que cuidarle el pelaje para mantenerlo en buena forma.

Solo deberás bañarlo cuando sea necesario, ya que hacerlo con frecuencia puede perjudicar el aceite natural del pelo. Además, examínale las orejas, los ojos, las uñas y los dientes para garantizar su salud y bienestar.

A diferencia de la mayoría de terriers, el terrier checo no es oriundo de Inglaterra, sino de la República Checa. Aquí es donde están casi todos los criadores. El terrier checo es una raza relativamente joven que nació en la República Checa en la década de 1940.

El responsable fue František Horák, que quería conseguir un perro de caza dócil con cualidades de terrier, pero sin la excitabilidad típica de los terriers.

Cruce entre sealyham y scottish terrier

Cruzó un scottish terrier con un sealyham terrier para crear al terrier checo. La raza se granjeó la popularidad internacional paulatinamente y recibió el reconocimiento oficial de la FCI en 1963. Sin embargo, en la actualidad solo lo conocen los entendidos.

Fuera de la República Checa, sigue estando por detrás de sus parientes ingleses. No obstante, esto se debe a que es poco conocido, no a la falta de cualidades.

Terrier checo
Al terrier checo le encanta seguir a sus cuidadores a todas partes y no le gusta estar solo.

Compra: ¿dónde puedo encontrarlo?

Si quieres comprarte un terrier checo, deberás armarte de paciencia. El terrier checo no está muy extendido, por lo que encontrar a un criador responsable puede ser difícil. Pero vale la pena.

Como la raza se cría principalmente en la República Checa, conviene que busques un cachorro allí.

Precio

El precio varía en función del criador, la procedencia y otros factores. Un cachorro de cesky terrier puede costar entre 1500 y 2000 euros tranquilamente.

Conclusión

El terrier checo es un perro para principiantes que puede hacer las veces tanto de perro familiar como de cazador. Tiene cualidades de terrier, pero sin las características complejas que suelen ir asociadas. Su sensibilidad y tranquilidad lo convierten en un compañero honrado y ameno.

Además, tiene un aspecto llamativo y cuenta con el factor de la exclusividad.

Ficha del terrier checo

Particularidades: El terrier checo es una raza checa de patas cortas con un carácter encantador y es apto para la caza o como perro de compañía.
Carácter: Bondadoso, dócil y manso, pero con temperamento
Altura de cruz: Machos: 28-33 cm

Hembras: 25-30 cm

Peso: Machos: 7-10 kg

Hembras: 6-9 kg

Pelaje: Pelaje de longitud media en tonos grises; fino, suave y ondulado
Cuidado del pelaje: Cepillados regulares para prevenir enredos
Ejercicio al aire libre: Dinámico, requiere variedad.
Perro para principiantes:
Ladridos: Apenas ladra.
Esperanza de vida: 14 años
Enfermedades típicas: Salud de hierro, sin enfermedades típicas de la raza conocidas
Precio: 1500-2000 €
Grupo de la FCI: Grupo 3: terriers
Origen: República Checa
Artículos relacionados
Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.
9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.
12 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.