Pastor belga tervuerense

Pastor belga tervuerense

El pastor belga tervuerense es una de las cuatro variantes reconocidas del pastor belga. Lo más característico de este pastor mediano es la máscara negra y la sombra negra del pelaje largo. Este perro quiere a su familia por encima de todo, pero exige algo de tiempo y atenciones.

Carácter

Cuando este elegante perro con su máscara negra y pelaje largo está tumbado en su mantita, aguanta el alboroto familiar estoicamente y no parece ponerse nervioso por nada, es difícil imaginar en qué torbellino se puede convertir cuando está fuera de casa. Ahí te espera ansioso, moviendo la cola, y te pide acción y entretenimiento. Mientras tú te quedas sin aliento de tanto correr, saltar y tirar palos, él parece preguntarse si eso es todo.

¿Una vida sin deporte? ¡Jamás de los jamases!

El pastor belga tervuerense es muy activo e inteligente y necesita que lo estimulen. Con paseos cortos alrededor de la manzana nunca estará satisfecho. Si estás pensando en adoptar este perro, sé consciente de que deberá hacer ejercicio y entretenerse varias horas al día. No deben faltarle paseos variados, deportes caninos como el agility o deportes de competición y ejercicios mentales.

Perro familiar juguetón y mimoso

Si está estimulado física y mentalmente, este antiguo perro de trabajo puede ser un perro familiar sencillo, obediente y apegado. Es cariñoso, simpático y mimoso, y quiere mucho a los niños. Al fin y al cabo, estos están en su onda a la hora de jugar y retozar. Sin embargo, los niños deben aprender a respetar los límites y las necesidades de este orgulloso perro. Según su adiestramiento y socialización, es posible que este perro tan sensible parezca nervioso o malhumorado. Sin embargo, nunca se pone agresivo, particularmente con sus cuidadores, a los que quiere y protege pase lo que pase.

Pastor belga tervuerense © CALLALLOO CANDCY / stock.adobe.com

¡Úsame, por favor!

Ante los extraños, el belga Tervueren se muestra muy desconfiado. Después de todo, los pastores belgas llevan el pastoreo y la vigilancia de su rebaño en la sangre. Lógicamente, como perros familiares que son en la actualidad, estas cualidades están menos demandadas. No obstante, gracias a su inteligencia y facilidad de comprensión, disfruta fácilmente con otras tareas. De hecho, en los últimos años ha demostrado sus habilidades como perro guía para personas ciegas y discapacitadas. Lo importante es que el pastor belga tervuerense tenga la sensación de que lo necesitan y pueda hacer suficiente ejercicio. Así, te seguirá hasta el fin del mundo y hará honor a su fama de perro familiar fácil de adiestrar.

Aspecto

A nivel estético, el pastor belga tervuerense no tiene nada que envidiarle a su famoso pariente, el pastor alemán. Su constitución cuadrada y mediana ya sugiere la fuerza y habilidad que esconde. En los deportes caninos demuestra lo rápido que es y lo alto que es capaz de saltar. Pese a su postura atlética, es muy elegante. Esto también se debe a su preciosa y característica cabeza con máscara negra, que lleva muy alta. Las perras suelen alcanzar una altura de cruz de 56 cm y los machos, de hasta 66 cm. El peso oscila entre los 20 y los 30 kg.

¿En qué se diferencia de otras razas belgas?

Las cuatro variedades del pastor belga (malinois, groenendael, laekenois y tervueren) se diferencian en el color y longitud del pelo. El groenendael y el pastor Tervueren son las versiones de pelo largo de la raza. Tienen el pelo denso, largo y liso. Alrededor del cuello y en el pecho forma una melena y un delantal. En la cola, las orejas y la parte trasera de los muslos, es muy frondoso y largo. En cambio, en la cabeza es corto. La máscara, muy marcada en el pastor belga tervuerense y en el malinois, destaca con especial belleza.

Según el estándar, la máscara, que engloba el labio superior e inferior, y los párpados hasta las orejas, debe ser de color negro uniforme. El resto del pelaje debe ser preferiblemente leonado, con un tono lo más cálido posible, ni demasiado claro ni descolorido. Las puntas de los pelos son negras y forman la típica sombra que oscurece el tono leonado de base. La coloración negra debe ser flameante y nunca presentarse en forma de grandes manchas ni rayas. Además de los perros leonados con sombra negra, también hay ejemplares con pelaje sombreado gris-negro.

Pastor belga tervuerense © Sabine Glässl / stock.adobe.com

Historia

Hasta finales del siglo XIX, se hablaba poco de estos rasgos distintivos. En Bélgica hubo durante mucho tiempo muchos perros pastores y boyeros de distintos tipos con pelajes y colores muy variados. Eran perros de servicio, pero carecían prestigio entre la clase alta. El veterinario A. Reul se unió a otros cinólogos en 1891 para convertirlos en la raza reconocida que es hoy. Así, consiguió poner orden en este tipo de perro belga tan variado. Para ello, el 29 de septiembre de 1891 se fundó el Club du Chien de Berger Belge en Bruselas.

Tras evaluar la población con 117 perros, el 3 de abril de 1892 se redactó el primer estándar de la raza. Este reconocía tres variedades de pelo del pastor belga (largo, corto y duro). Debido a la rigurosa selección y al uso de pocos machos de cría, las variantes debían estar consolidadas. Sin embargo, en los años siguientes reinó la desavenencia entre los tipos y colores admitidos. Esto hizo que se tuviera que revisar el estándar con mucha frecuencia.

Las cuatro variantes del pastor belga

El estándar actual reconoce cuatro tipos de pastor belga. Estos son el pastor belga tervuerense, el malinois, el laekenois y el groenendael, llamado como una ciudad belga. El malinois es el que más se parece al tervuerense por el pelo leonado con sombra negra. Sin embargo, tiene el pelo corto. El laekenois, de aspecto osado, también tiene el pelo corto, pero áspero, duro y seco. El groenendael, al igual que el belga Tervueren, tiene el pelo largo y totalmente negro en todo el cuerpo. Por muy polémico que fuera llegar a estas cuatro variantes, los amantes e impulsores del pastor belga siempre estuvieron de acuerdo en el carácter, la morfología y la aptitud para el trabajo. Así pues, se considera que los cuatro tipos tienen un carácter extremadamente consolidado.

Cría y salud

Para conservar las distintas variantes, los cuatro tipos, muy similares en cuanto al carácter, no se deben cruzar entre ellos. Por tanto, los criadores, que suelen concentrarse en un solo tipo, tienen un número muy reducido de animales de cría con los que trabajar. Además, el pastor belga es mucho menos frecuente que sus famosos parientes alemanes. Una ventaja de esto es que el pastor belga tervuerense es una raza muy sana, igual que los otros tres. De hecho, se le atribuyen muy pocas enfermedades típicas de la raza. Aparte de casos aislados de epilepsia, no hay apenas problemas de salud que temer. Incluso la displasia de cadera, muy extendida en perros de este tamaño, es muy rara en este peludo.

Compra

Si quieres comprarte un perro de una raza poco común, sé consciente de que la búsqueda de criadores llevará tiempo. No descartes que tengas que desplazarte largas distancias y esperar mucho para recibir a tu cachorro. Tómate este tiempo y no compres el primer cachorro que te ofrezca un vendedor irresponsable como pastor belga. Si buscas un perro sano con un carácter consolidado y no quieres sorpresas desagradables, acude siempre a un criador serio. Este debe tener mucha experiencia con la raza y, a ser posible, asesorarte y ayudarte incluso después de la compra. Un pastor Tervueren de pura raza con todos los exámenes, vacunas y papeles necesarios cuesta 1000 euros o más.

Pastor belga tervuerense © Sabine Glässl / stock.adobe.com

Cuidados

Si estás pensando en adoptar un pastor belga tervuerense, debes ser consciente de los cuidados que necesitará. Como todos los perros, hay que cuidarle e inspeccionarle pelo, orejas, ojos, dientes y uñas periódicamente. Solo así pueden evitarse o detectarse a tiempo infecciones o enfermedades. Pese a la longitud de su pelo, este perro es fácil de cuidar y su pelaje no tiende a enredarse, a diferencia del de otras razas. Basta con cepillarlo dos o tres veces por semana para mantenerlo sano. Casi nunca es necesario bañarlo.

Lo importante es que lo acostumbres lo antes posible a estos cepillados y controles de las patas, orejas y dientes. El pastor belga tervuerense es muy temperamental y no lleva muy bien lo de quedarse quieto, especialmente cuando es joven. Con paciencia, perseverancia y la perspectiva de una recompensa —snacks, caricias o juegos—, seguro que podrás convencerlo para estarse quieto.

¿Qué comida necesita? Consejos de alimentación

Otro asunto importante y, a menudo, controvertido es la alimentación de los perros. Indudablemente, esta contribuye enormemente a su salud y les permite conservar su vitalidad, fuerza y resistencia durante mucho tiempo. La pregunta sobre qué comida es la más sana para el pastor belga tervuerense no se puede responder categóricamente. Aunque pertenezcan a la misma raza, los perros tienen una demanda nutricional y energética diferente. Al fin y al cabo, esta depende menos de la raza que de criterios individuales, como la edad, el peso, el tamaño, la actividad, el estado de salud y el uso del perro. Por eso, vale la pena hablar con el veterinario sobre la demanda nutricional de tu peludo.

Básicamente, cuando el perro tenga unas semanas de vida debes darle comida especial para cachorros. Estos alimentos satisfacen sus necesidades especiales y previenen un crecimiento prematuro. Independientemente de sus requisitos, los perros adultos necesitan un 70-80 por ciento de carne para cubrir su demanda proteica. Tampoco debe faltarles verdura y algo de fruta. En cambio, el alimento debe contener muy pocos carbohidratos poco saludables, como cereales. Lo que está totalmente prohibido es el azúcar, los potenciadores del sabor artificiales y los conservantes químicos.

¿Encaja conmigo?

Además de pensar en los cuidados y una alimentación acorde a la especie, pregúntate cómo quieres estimular al perro física y mentalmente. Claramente, esta raza no es apta para gente casera que prefiere el sofá a la naturaleza. Necesita mucho ejercicio y actividades variadas para ejercitar cuerpo y mente. Aunque es deseable tener jardín, el tamaño del terreno no es tan importante como el tiempo que pases con él paseando, haciendo rutas en bicicleta o en excursiones. Cuantas más actividades hagáis juntos, tanto en el bosque como en el jardín o haciendo deporte, más íntimo será el vínculo entre vosotros. Esto se traducirá en un perro más obediente y tranquilo. Incluso los principiantes pueden adiestrarlo sin problemas. Para ello, deberán ser emprendedores, activos y creativos para saciar las necesidades de ejercicio y entretenimiento del peludo. Lo que está claro es que con el pastor belga tervuerense nunca te aburrirás.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.