Black and tan coonhound

Black and tan coonhound

El black and tan coonhound es un perro americano destinado a la caza de mapaches. Es capaz de detectar y seguir su rastro como ningún otro. Este perro negro y fuego, muy parecido al bloodhound, tiene un temperamento equilibrado y se lleva bien con las personas y otros perros.

Carácter

Una vez que husmea un mapache, ya no hay quien pare al black and tan coonhound. Imperturbable, sigue el rastro con su fino olfato, lo persigue y lo obliga a subirse a un árbol. Una vez ahí, ladra con una voz penetrante hasta que llega el cazador. El black and tan coonhound es muy metódico y concienzudo en la caza y el rastreo. Contra este perro tan decidido y resistente, los mapaches y las zarigüeyas no tienen ninguna posibilidad.

Tranquilo y equilibrado, no solo en la caza

Mientras que en la caza se valora mucho su imperturbabilidad y su fuerte voluntad, estas cualidades son un obstáculo en la tenencia y el adiestramiento de este perro. Puede ser muy testarudo, especialmente si no recibe suficientes atenciones o le dan órdenes con demasiada dureza. Si le das una tarea adecuada que le conceda una dosis saludable de libertad y satisfaga su dinamismo, el black and tan coonhound será muy tranquilo y sociable. Además, podrá vivir incluso con una familia con hijos.

Sociabilidad

En general, este es un perro muy sociable y abierto que aprecia y necesita la compañía de las personas. Estar solo demasiado tiempo lo aturdiría o lo volvería destructivo. Además, se lleva de maravilla con otros perros porque está acostumbrado a trabajar con ellos como sabueso. Nunca manifiesta recelo ni agresividad. Aunque al principio se mantiene distante respecto a los desconocidos, suele mostrarse abierto a sus intentos de acercamiento. Por eso, solo es apto como perro guardián hasta cierto punto, pese a su valentía y resolución.

Aspecto

El tamaño imponente, el carácter abierto, con su marcha amplia y poderosa, y el elegante pelaje negro intenso con las relucientes marcas de fuego lo convierten en un perro llamativo e impresionante. Su cuerpo fuerte y musculoso de patas largas y proporcionadas, y las largas orejas caídas se los debe al bloodhound. Sin embargo, al black and tan coonhound le faltan las típicas arrugas y es más pequeño y ligero. Alcanza una altura de cruz de entre 58 y 69 cm, y pesa unos 25-34 kg.

Atleta de alto rendimiento y orejas caídas

Además de las características orejas largas, que caen mucho más abajo de la cara, destaca su marcha impetuosa. Los ojos marrón oscuro rezuman calma y tranquilidad en casa. En cambio, este perro demuestra que es un deportista talentoso, resistente, fuerte y ágil en la naturaleza. El pelaje negro carbón con las marcas tan intensas es corto y denso, y lo protege eficazmente de cualquier clima. Lo tiene ceñido y realza con elegancia sus líneas limpias y musculosas.

Black and tan coonhound © Willee Cole / stock.adobe.com

Historia

El black and tan coonhound está estrechamente vinculado a la historia de Estados Unidos, su patria. En los siglos XVII y XVIII se popularizó allí el coon hunting, la caza de zarigüeyas y mapaches (racoon en inglés). De hecho, se convirtió en una actividad de ocio codiciada. Se sugirió crear un perro de caza especializado en esta tarea que pudiera detectar el rastro de mapaches de lejos. El explorador Simon Kenton y los hermanos Poe, del valle de Ohio —que se habían hecho famosos por la batalla encarnizada contra los indígenas americanos—, fueron los primeros en dedicarse a la cría de un perro de mapaches. Se considera que la primera línea de cría del black and tan coonhound fue la Old Glory. Esta surgió de cruces entre el bloodhound, el foxhound americano y el Kerry beagle irlandés.

Reconocimiento como raza de sabueso independiente

Con la cría planificada de esta famosa línea durante más de 130 años surgió un perro de caza y rastreo excelente. La cría de los hermanos Merritt y la línea Ten Oaks de Don Stringer también contribuyeron a su evolución. No obstante, el Kennel Club estadounidense se negó a reconocer al coonhound como raza independiente durante mucho tiempo. El motivo es que consideraba que era una mera variante del foxhound. Sin embargo, el trabajo del club de la raza con la designación de características vinculantes se vio recompensado en 1945. El resultado fue que el black and tan coonhound fue el primer y único coonhound reconocido por el Kennel Club. La Federación Cinológica Internacional (FCI) siguió sus pasos y reconoció la raza ese mismo año.

Cría y distribución en la actualidad

En EE. UU. se sigue utilizando el black and tan coonhound para la caza de mapaches. No obstante, también se emplea para cazar ciervos, osos y otros animales de caza mayor. Además, es un perro familiar muy apreciado que no solo sorprende por su buen olfato, sino también por su serenidad. En cambio, en Europa es muy difícil de encontrar. Los pocos criadores que hay fuera de EE. UU. suelen utilizar perros de líneas estadounidenses o canadienses.

Cosas a tener en cuenta antes de la compra

Si quieres comprarte un perro auténtico de esta raza y no puedes acudir a un criador estadounidense, ten paciencia. Sin embargo, puedes aprovechar la espera para hacer los preparativos. Aparte de proteger la casa a prueba de perros y comprar los accesorios necesarios, hay algo más que puedes hacer. Conviene que te asegures de que el black and tan coonhound es apto para ti hablando con criadores y cuidadores. ¿Tus expectativas de vida con este perro coinciden con las particularidades de la raza? ¿Tienes suficiente tiempo para ofrecerle el ejercicio que necesita y tareas con sentido? ¿Toda la familia está de acuerdo con adoptarlo? Tómate tu tiempo para responder a estas preguntas y reflexiona bien tu decisión si tienes dudas.

Salud y enfermedades típicas de la raza

Si tienes un black and tan coonhound, no deberás temer las visitas al veterinario. Gracias a la cría prudente, esta raza es muy resistente a las enfermedades. No se conocen patologías típicas de la raza. Sin embargo, hay algunos ejemplares que padecen displasia de cadera, una dolencia muy extendida. No obstante, este riesgo puede reducirse con una familia de cría exenta de displasia y una buena tenencia y alimentación. Nunca se deben sobrecargar las articulaciones del perro en edad de crecimiento. Por tanto, hay que evitar los juegos demasiado rápidos con paradas bruscas o que suba y baje escaleras con frecuencia. En este sentido, la alimentación también desempeña un papel importante.

Black and tan coonhound © Willee Cole / stock.adobe.com

Alimentación

Una alimentación demasiado proteica puede conducir a un crecimiento prematuro del perro. Las estructuras muscular y ósea se desequilibran y pueden favorecer enfermedades esqueléticas posteriormente. Así pues, elige un alimento que esté adaptado a las necesidades del cachorro. Después de comprárselo al criador, es aconsejable seguir dándole la comida que tomaba después de la lactancia. Pasadas unas semanas ya puedes empezar a darle comida para adultos. La composición del alimento siempre debe cubrir la demanda nutricional y energética del perro. Los perros jóvenes deben comer un alimento bajo en proteína con una proporción de calcio-fósforo saludable.

Prevención del sobrepeso

La comida de un coonhound adulto debe estar compuesta principalmente por carne (aprox. 70-80 por ciento). El arroz y las verduras aportan un complemento sano y variado. Aliméntalo en horarios fijos (dos veces al día) y no excedas la ración diaria con demasiados tentempiés o snacks. El coonhound es propenso al sobrepeso por naturaleza, lo que le puede suponer problemas de salud graves. Recoge el comedero cuando acabe para que no pueda comer cuando le apetezca. En cambio, siempre debe tener agua fresca a su disposición.

Cuidados

Los cuidados del black and tan coonhound son relativamente sencillos, gracias al pelo corto. Para mantener el brillo y la estructura basta con cepillárselo unas dos veces por semana. Además, deberás inspeccionarle y limpiarle las orejas caídas y los ojos periódicamente. Los coonhounds son propensos a las inflamaciones bajo las orejas y en los ojos. Unos buenos cuidados pueden prevenir estas enfermedades o, al menos, permitir detectarlas a tiempo.

¿Estás preparado/a para tenerlo?

El black and tan coonhound es un perro de trabajo grande y deportista que necesita mucho espacio, ejercicio y entretenimiento. La gente que vive en un piso de ciudad, que prefiere el sofá al campo y a la que solo le interesa al aspecto adorable de este perro debería adoptar otra raza. Si no lo vas a tener para cazar, sino como perro familiar, deberás proporcionarle una alternativa satisfactoria. Los deporte caninos y el rastreo en particular (p. ej., mantrailing) son ideales para su excelente olfato. También puede trabajar profesionalmente para la policía o la aduana.

Adiestramiento

Este perro solo mostrará su cara tranquila si se le encomienda una tarea adecuada. Así pues, el éxito de su adiestramiento también depende de lo desfogado que esté. Si lo dejas solo demasiado a menudo y se pasa el día tumbado en el sofá, desarrollará manías indeseadas. Por ejemplo, aullará constantemente, perseguirá al gato del vecino o destrozará tu sillón preferido. Nunca verá como líder de la manada a alguien que apenas tenga tiempo para él, que lo trate injustamente y no lo deje participar en la rutina. Por eso, muéstrale desde el principio que puede confiar en ti en todo momento. Dale el amor y las atenciones que necesita y ofrécele oportunidades de hacer ejercicio. Si, además, le propones una tarea con sentido, el adiestramiento de un black and tan coonhound que no trabaje en la caza será un éxito.

Descubre nuestra tienda de perros y cachorros, y lee nuestro artículo Adoptar un cachorro: consejos y equipamiento.

Nuestros artículos más útiles
7 min

Golden retriever

El golden retriever es una de las razas más populares, sobre todo para familias. Pero su capacidad de aprender no es la única cualidad que lo caracteriza. En este artículo aprenderás todo lo que hay que saber sobre el golden retriever.

9 min

Pinscher miniatura

¿Un pinscher en formato mini? No te dejes engañar. El pinscher miniatura es todo un hombrecito. Si estás buscando un perrito faldero dulce y tranquilo, el pinscher miniatura no es para ti. A pesar de su tamaño, tiene una gran necesidad de hacer deporte y moverse, y lleva a su cuidador siempre al trote.

11 min

Labrador retriever

Complaciente, amigo de los humanos y robusto: el labrador retriever es un popular perro familiar de tamaño mediano que, por sus orígenes como perro de trabajo, necesita estimular la mente y el cuerpo.