Bichón maltés

bichón maltés

Los malteses, blancos como la nieve, son perros de compañía inteligentes y vivaces que entusiasman a numerosos amantes de los animales. El bichón maltés es un buen compañero para aquellas personas que disfrutan teniendo a su cuadrúpedo siempre cerca y a los que les gusta cuidar de su pelaje, suave como la seda.

Aspecto

Con ojos pequeños, oscuros y brillantes, una nariz negra y un pelaje blanco reluciente, el bichón maltés conquista los corazones de muchos amantes de los perros tan solo con su aspecto. Además, es muy consciente de que atrae las miradas de quien esté cerca. A pesar de tener solo 21-25 cm de altura al hombro y de pesar como máximo 4 kilos, llama la atención. El pelaje sedoso no tiene subpelo y llega hasta el suelo. El buen aspecto del maltés requiere de elaborados cuidados por parte de su humano. Físicamente esta raza es muy similar a las otras razas de bichones. Sobre todo, suele ser confundida con el también blanco cotón de tulear. Sin embargo, el maltés es más pequeño y tiene un pelaje liso.

3000 años de historia

Los orígenes de esta raza se remontan a la antigüedad. Hay una teoría que dice que los bichones malteses provienen de Egipto, desde donde fueron distribuidos por comerciantes. Los arqueólogos encontraron pequeñas estatuas de perros parecidos a los malteses de hoy en la tumba del famoso faraón Ramsés II, que falleció en 1225 a. C. Las ilustraciones en vasijas, unos 700 años después, muestran un pequeño can junto a la palabra melitae. Sin embargo, el pasado de este peludo es tan poco claro como el origen de su nombre. Durante mucho tiempo se pensó que este hacía referencia a Malta, una isla frente a la costa de Sicilia, o a Mljet, una isla al sureste de Dalmacia. No obstante, en la actualidad se sospecha que proviene de la lengua semítica málat, que significa puerto. Además, es un término que se usó para nombrar a muchos lugares.

Lo que está claro es que los antepasados de este peludo ya eran populares perros de compañía en la antigüedad. A lo largo de los siglos, los bonitos canes miniatura fueron codiciados compañeros de distinguidas damas, nobles, emperadores y reyes. Por ejemplo, la reina Victoria de Inglaterra y las reinas de Francia, María Antonieta y Josefina Bonaparte formaron parte del afortunado círculo de los que tenían perros de la raza bichón maltés. En la actualidad, el maltés sigue siendo un perro popular que también en ciudad está como pez en el agua.

Carácter: buen humor a cuatro patas

Los malteses compensan su pequeño tamaño con su carisma positivo y vivacidad. Son inteligentes, bondadosos, juguetones y les gusta aprender trucos nuevos. A pesar de estar siempre alerta, no suelen ladrar. Enfocan todo su afecto a su cuidador, a quien prefieren tener siempre a su alrededor. Con los desconocidos se abren muy despacio. A esta raza, que ha sido criada para acompañar a los humanos, le resulta difícil estar sola. Por eso no deberías dejar a este afectuoso can solo durante demasiado tiempo. Es un compañero sencillo: disfruta jugando, saliendo de excursión o no haciendo nada, pero siempre con su humano. El bichón maltés siempre transmite buen humor, lo primordial es que esté junto a su adorado humano.

bichón maltés

Ávido de aprender

La educación de este dócil perrito no supone una dificultad, ni para los novatos en la tenencia de perros. El bichón maltés se considera ávido de aprender, pero también es muy sensible. Por ello debes evitar tratarlo con brusquedad, pues solo quiere hacer feliz a su humano. Sin embargo, no mimes demasiado a tu can cuando se trata de descubrir cosas nuevas. Este pequeño perro suele ser bastante valiente y abierto, mucho más que un simple perro de compañía. Está claro que el maltés también necesita una educación consecuente para aprender lo que está bien y lo que no. No te dejes ablandar ni hagas excepciones cuando, por ejemplo, se suba a la cama. Incluso cuando no puedes resistirte a esa dulce mirada. Si cedes tan solo una vez, tendrás que empezar otra vez desde cero.

Salud

Al igual que muchos perros pequeños, esta raza también es propensa a sufrir luxación de rótula. Lo mejor para prevenir esto es evitar el sobrepeso y hacer ejercicio con frecuencia. Esto hace que se fortalezcan los músculos estabilizadores alrededor de la rodilla. Además, tienen una disposición para la diabetes, así como problemas con los conductos lagrimales. Para evitar esto debes mantener los ojos de tu maltés libres de pelo, pues a menudo las puntas entran en el ojo, irritándolo. Límpiale los ojos con un limpiador ocular especial para perros. Para mantener una buena salud también hay que cepillarle a diario el cabello. Si este se enreda o apelmaza puede provocar infecciones u hongos en la piel. Un bichón maltés puede llegar a cumplir entre 14 y 16 años si está en buen estado de salud.

Alimentación para el maltese

Dado que, según el estándar de la raza, el peso máximo de este ligero can es de cuatro kilos, es muy importante evitar el sobrepeso. Ten en cuenta que dos kilos de más en un perro tan pequeño, ¡equivale a unos 30 kilos de más en una persona cuyo peso ideal es 70 kilos! El sobrepeso en un maltés aumenta el riesgo de padecer problemas articulares y del corazón, así como diabetes.

La información de los fabricantes sobre la cantidad diaria recomendada es un valor orientativo que debes adaptar a tu cuadrúpedo. Pesa a tu maltés adulto a diario para que, en caso de ser necesario, puedas compensar. Si tu peludo entra a vivir a tu casa es mejor que le alimentes con la comida de costumbre para facilitarle la adaptación. Los cambios de alimentación deben hacerse con mucho cuidado. Lo mejor es mezclar cada día un poco más de la nueva comida con la de costumbre. Así se evitan las reacciones de hipersensibilidad como diarrea y vómitos.

Independientemente de que sea pienso o comida húmeda, la alimentación debe tener un alto contenido de carne, para que tu cuadrúpedo pueda aprovechar al máximo los nutrientes que esta contiene. Una nutrición con un pienso de alta calidad, sin ingredientes de relleno baratos y de acuerdo con las necesidades nutricionales de tu peludo se refleja en un pelaje brillante, una piel saludable y una digestión fácil. Procura también que las golosinas y los snacks sean de buena calidad. Además de los snacks para el cuidado de la higiene dental, los snacks liofilizados sin cereales son ideales para recompensas entre horas. Y por supuesto que a tu maltés no le puede faltar agua fresca para beber a todas horas.

Cuidados

Un perro tan pequeñito puede tener gran cantidad de pelo, eso es algo que se ve con claridad en un bichón maltés. Sus cuidados son complejos y no deben ser subestimados por quienes sean nuevos en esto de tener un perro. Aquellos amantes de los perros para los que el cuidado del pelaje les supone un fastidio, es mejor que adquieran otra raza de perro. El cuidado del pelo debe ser agradable para ambos, pues requiere bastante tiempo en una convivencia con un perro. Después de cada paseo deberías palpar a tu bichón para eliminar las hojas o ramas que se hayan quedado atrapadas en el pelaje. El largo y sedoso cabello debe cepillarse a diario, de lo contrario tiende a enredarse.

Además, debes lavarle el pelo dos veces al mes. Acostumbra a tu peludo desde cachorro a este ritual y utiliza un champú para perros suave para un pelaje largo o blanco. Antes de bañarlo debes cepillar a conciencia el cabello de tu cuadrúpedo. Utiliza agua templada, distribuye el champú con cariño y enjuaga muy bien el pelaje. Un segundo lavado con un suavizante provee aún más cuidado al pelo. Por último, exprime con suavidad el agua del pelaje y seca a tu pequeño con un secador porque un maltés mojado puede resfriarse con rapidez.

Cuida los oídos con un limpiador especial si es necesario y mantén los ojos libres de pelo y límpialos con regularidad con un limpiador de ojos. Controla también las uñas de tu bichón maltés, sobre todo en cuando se vaya haciendo mayor, pues suelen crecer demasiado. Córtaselas con un cortatúñas.

Entretenimiento

Por mucho que le gusten los mimos, un maltés también es un pequeño aventurero al que le gusta salir a descubrir y a olfatear a diario. Disfruta mucho jugando. Eso sí, debes encontrar un equilibrio entre el esfuerzo físico y el mental. Demasiado deporte para perros puede desequilibrar al pequeño can, pues estará siempre a la espera de más acción. Por eso es importante que incluyas ratitos de mimos y de no hacer nada.

Le encanta tener muchos juguetes, para morder, pelotas y frisbees o juegos de inteligencia. El clicker también es un buen pasatiempo para el inteligente bichón maltés, al que le encanta aprender nuevos trucos. El dog dancing también es otra buena oportunidad para entrenar a la vez el cuerpo y la mente. ¿Crees que a tu pequeño torbellino le divertirá el agility? No hay problema, ya hay equipamiento de agility para entrenar con perros pequeños. Recuerda hacer siempre descanso entre medias para que el perrito no sobrecargue sus diminutas piernas. Los desafíos en los deportes para perros se deben asumir solo cuando el can ya está desarrollado para evitar dañar el sistema musculoesquelético.

bichón maltés

Equipamiento básico para el perro maltese

Antes de la llegada de tu cuadrúpedo puedes empezar a elegir el equipamiento básico. Esto te acortará la espera. Un maltés necesita un lugar cómodo para dormir y para retirarse, puedes elegir entre cestas, camas y mantas para perros. Además, es imprescindible tener al menos un collar o arnés y una correa, así como varios comederos y bebederos. Debes plantearte si quieres llevar a tu can en el coche: las posibilidades son múltiples, desde transportines de diferentes materiales a cinturones de seguridad. Un cubreasientos también es muy práctico cuando las salidas en coche son frecuentes.

Este bello cuadrúpedo también necesita unos cuantos productos para el cuidado: junto a un cepillo suave es ideal tener un peine grueso para desenredar el pelaje. Además, es conveniente que tengas a mano unas tijeras especiales para perros, para poder cortar el pelaje en algunas zonas. Hazte con un champú y un suavizante para perros suave. Si tu can aún es un cachorro debes usar un champú para cachorros, que más adelante puedes cambiar por un champú para pelo largo o blanco. Necesitarás un limpiador de orejas y un limpiador de ojos, dado que el bichón maltés tiende a tener problemas con los conductos lagrimales. Para completar el equipamiento básico de tu nuevo compañero debes hacerte con unas pinzas quitagarrapatas y un cortaúñas.

Tenencia

En cualquier caso, las personas interesadas deben disfrutar mimando, peinando y saliendo a pasear. A estos apegados cuadrúpedos no les gusta quedarse solos demasiado tiempo y necesitan estar rodeados de gente que se ocupe de ellos con frecuencia y dedicación. Esta raza es adecuada para gente mayor que pasa mucho tiempo en la naturaleza, pero también para profesionales que pueden llevar a sus perros al trabajo. Se apegan mucho a una persona vinculante y, gracias a su tamaño, son compañeros de viaje ideales. Un bichón maltés también se siente a gusto en un apartamento en la ciudad, siempre y cuando salga con frecuencia. A pesar de que disfruta mucho jugando, no necesita hacer deporte de manera exhaustiva. La raza también es adecuada para principiantes dispuestos a aprender.

Cómo encontrar un criador de la raza maltese

Si te has enamorado de esta raza debes adquirir un cachorro solo de un criador responsable que cría con conocimientos sobre el carácter, el tipo y la salud de la raza. Con perros de camadas fortuitas o de los multiplicadores de perros, que solo están interesados en el dinero y crían sin pedigrí y sin formar parte de una asociación de perros, no tienes ninguna garantía de que realmente se trate de un bichón maltés. La salud y el carácter también pueden estar afectados, pues a menudo están enfermos y no han recibido socialización alguna. Es decir, que la inversión de tiempo y dinero en encontrar a un buen criador vale la pena. Al fin y al cabo, no buscas una ganga, ¡sino un compañero para muchos años!

Lo ideal es que durante una visita a la casa del criador puedas conocer también a los progenitores del perrito y ver en qué condiciones se crían los cachorros. Deben tener un aspecto saludable y equilibrado. El criador está encantado de darte información sobre las revisiones médicas y de aconsejarte sobre el cachorro que mejor va contigo. También es una persona de contacto cuando tienes dudas sobre la alimentación y los cuidados del pelaje, además seguro que tiene muchos consejos para ti. Tu pequeño maltés llega a vivir contigo, comno mínimo, con ocho semanas. Además del pedigrí también debes recibir la cartilla de vacunación. Asegúrate de asistir a las citas de actualización para garantizar la inmunización.

Encontrar un bichón maltés adulto

Si estás buscando un perro ya adulto puedes acudir a la protectora de animales local donde seguro que, de vez en cuando, hay algún maltés u otros bichones. Además, en internet también puedes encontrar canes de esta raza que necesitan un nuevo hogar, ya sea porque sus cuidadores habían subestimado los cuidados del pelaje o por otros motivos como un divorcio o un fallecimiento. Los mimosos malteses sufren cuando no tienen contacto con humanos. ¡Estarán felices de encontrar un nuevo hogar!

Nuestros artículos más útiles
El inteligente y sofisticado border collie con su brillante pelaje es un perro de pastoreo...
La raza de perros más pequeña del mundo tiene una de las esperanzas de vida más largas y es adorada por muchos. El chihuahua es un perro de excesos, habita en los bolsos de Madonna, Britney Spears o Paris Hilton. Sin embargo, este perro de raza mexicano es mucho más que un perro faldero de lujo.